You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Esperanza Aguirre


La insoportable liviandad de la corrupción

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está horrorizado con la entrada en prisión de su colega de partido Jaume Matas. No es que le espante la sinvergonzonería del ex presidente balear, esa forma de gestionar el dinero público que generó los escándalos de corrupción, algunos presuntos y otros probados, que han acabado con sus huesos en chirona. No. González, conocido en círculos lumpen como El Bolsas, se indigna con la entrada en el trullo de Matas “porque los ciudadanos perciben una corrupción generalizada, lo que no es verdad”. Se lo dice alguien sobre el que jamás ha existido la más mínima sospecha, excepto por unas bolsas de basura en Colombia y un ático Marbellí.

No existe una corrupción política generalizada. Es decir, son más los políticos honrados que los corruptos. Todavía. Perdón, que me llega un teletipo urgente… “Jordi Pujol reconoce que ocultó dinero en el extranjero sin regularizar”. Vaya, vaya, vaya… Son más los políticos honrados que los corruptos, insisto. Perdón, otro teletipo de rabiosa actualidad… El alcalde de Paterna (Valencia), el popular Lorenzo Agustí, imputado por dos delitos de prevaricación administrativa, ha anunciado “por sorpresa” su dimisión por motivos personales tras siete años en el cargo. Perdón, perdón, perdón, una noticia de última hora: El ex presidente de la Diputación de Ourense, José Luis Baltar, ex barón popular, condenado a nueve años de inhabilitación por prevadicación…  Y otra más: Esperanza Aguirre exonera al alcalde de la localidad madrileña de Brunete, y no ve motivo para exigirle responsabilidades políticas por el supuesto intento de compra de una concejala de UPyD. Dice que los hechos denunciados son “poco o directamente nada verosímiles” y se basan en una conversación que “admite interpretaciones”.

La corrupción, es cierto, admite interpretaciones. Algunas francamente repugnantes. Ahí tiene usted al bueno de Vicente Martínez Pujalte, portavoz del Partido Popular en el Congreso, justificando al recluso Matas: “Es un tema simplemente de tráfico de influencias, y además muy liviano”. ¿Simplemente tráfico de influencias? ¿Y además muy liviano? Poco que añadir a las palabras de Pujalte, ejemplo perfecto de la batalla que mantiene el PP con la corrupción. Tolerancia cero.

Es un error común entre tertulianos, charlatanes y blogueros, me incluyo entre los dos últimos, decir en momentos de calentón que todos los políticos son iguales. No es cierto. Son muy diferentes. Lo vemos todos los días, a todas horas, en las circunstancias más diversas, pero por si les queda alguna duda ahí tiene a dos partidos en las antípodas, el PP y el PSOE, la derecha y la izquierda, los conservadores y los progresistas, los liberales y los… otros. Dos mundos, dos formas diferentes de entender la política, el poder, la sociedad, el dinero, la vida. En un rincón está José Bono, socialista de pies a cabeza, hablando sobre Podemos. Bono acusa a Pablo Iglesias de alentar el “odio social” con un discurso que “da miedo”. En el rincón opuesto, en las antípodas, Esperanza Aguirre dice lo siguiente del partido de Pablo Iglesias: “Podemos aplica técnicas de propaganda de genios de la maldad como Goebbels”.

Todos los políticos no son iguales, faltaría más, pero mucho se empeñan en parecerlo. Será por la insoportable liviandad de la corrupción.

el-roto-corrupcion-el-pais

 

Deprisa, deprisa

En apenas tres horas, 180 minutos, Podemos ha conseguido con una campaña de crowfunding el dinero necesario para costear una demanda contra Esperanza Aguirre y el periodista de El Mundo Eduardo Inda, por difamaciones y acusaciones falsas. ¿Estará la justicia a la altura de semejante velocidad de reacción? Difícil lo veo. Y es una pena, porque este debería ser el ritmo para solucionar este tipo de problemas… digamos que de incontinencia verbal. Deprisa, deprisa. Unos segundos de calentura tertuliana o demagógico-política en los que se insulta y se miente. Tres cuartos de hora para redactar la demanda, tres horas para recaudar la pasta y tres días para tener una sentencia. ¿Ha faltado usted a la verdad, al respeto o a ambas cosas? Pues le vamos a crujir ya mismo, y de tal manera que a partir de ahora se lo pensará dos veces antes de difamar o acusar falsamente. El siguiente…

Crow Podemos

Dicen que una justicia lenta no es justicia. Por tanto, una justicia rápida debe ser la super justicia. La justicia perfecta, la madre de todas las justicias. En situaciones complejas, como pudiera ser el caso de los ERE andaluces o de la Gürtel, con decenas de implicados y tramas, es lógico y normal que la cosa se prolongue. Pero en un caso de difamaciones o falsedades en medios de comunicación, con el meollo de la cuestión recogido en vídeo y audio, los tribunales deberían ser una churrería. De la hemeroteca al juzgado un mensajero tarda veinte minutos.

La mala sangre que se les hace a muchos consumidores de información tertuliana, si es que puede considerarse información una tertulia, se acabaría de golpe. Los opinadores se lo pensarían dos veces antes de hablar. Las cadenas se lo pensarían tres antes de contratar a bocazas con antecedentes. Los partidos repudiarían a sus miembros conflictivos.

Podemos consigue en 3 horas el dinero para la demanda que interpondrá contra Aguirre e Inda, dos personajes que basan buena parte de su fuerza en la impunidad y en la pasta, que les cubre las espaldas. Aguirre dijo en un vídeo colgado en su blog que “Podemos está con el chavismo, el castrismo y ETA, lo demás es palabrería”. Inda asegura que Podemos tiene “su propia Filesita, en alusión directa al escándalo de financiación del PSOE en los 90. ¿Pruebas? Ninguna. Con una justicia rápida ambos medirían más sus palabras, el periodismo sería más riguroso y la política menos impresentable.

Sables y marcapáginas

Esperanza Aguirre, la presidenta del Partido Popular madrileño, ha agradecido la participación de interventores y apoderados en las elecciones europeas enviándoles una carta, una foto en la que se ha quitado veinte años y dos marcapáginas imantados con su firma. El Ministerio de Defensa repartirá entre los alumnos de la Academia General Militar de Zaragoza, durante la ceremonia de graduación que les distingue como oficiales, un lote de sables valorado en 200.000 euros.

regalo-Esperanza-Aguirre-interventores-apoderados-PP

Sables y marcapáginas, la autoridad militar y la supremacía cultural. Todo lo que necesita una sociedad como la nuestra en estos momentos de bonanza. Porque no lo olvide: el empleo ha subido en 56.622 personas en el mejor junio de toda la crisis. ¡Apenas quedan 4.449.701 desempleados! Es decir, que estamos saliendo del agujero pese a los sinvergüenzas a los que ha desenmascarado Juan Rosell, el presidente de la CEOE, ese “millón de amas y amos de casa” que se han apuntado en los últimos tiempos a las listas del paro en España para ver si pueden cobrar algún tipo de subsidio.

Superada definitivamente la crisis, espantada la miseria y la penuria, el pueblo solo necesita sables y marcapáginas. Los primeros para que no olvidemos de dónde venimos, los segundos para que recordemos quién está al frente del negocio. Militares y políticos manejan hoy día España con la misma soltura y talento que antaño, y si no me cree recuerde a los Tejero celebrando el Golpe con una paella y a Esperanza Aguirre asumiendo que fue ella quien desenmascaró la trama Gürtel.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Robert Gordon

Cd: I´ Coming Home.

81vXZvNwbqL._SL1500_

Catorce años después Robert Gordon, el último rocker de tupé y brillantina, regresa con un nuevo disco. Doce canciones de corte clásico, nada nuevo en cuanto a estilo, que suenan a rock and roll, a country de honky tonk y a viejas historias de callejones, bares y gatos descarriados. Acompañan a Gordon en su retorno al negocio de la música algunos buenos amigos, como el legendario Marshall Crenshaw, leyenda del pop que co escribe el tema “Walk Hard”. O como Rob Stoner, mano derecha de Bob Dylan sobre un escenario. ¿Nada nuevo? Efectivamente, simple y llanamente una dosis enorme de rock and roll clásico. Y es que Gordon, pese a no disponer de Link Wray o de Chris Speeding, sigue manteniendo la actitud y el feeling. Es un rocker incombustible.

Oligarcas versus ciudadanos

En un tren, un hombre lanza exabruptos de índole sexual contra una mujer, a la que después realiza tocamientos. El compañero del agresor es un guardia civil que, en lugar de socorrer a la víctima e impedir los abusos, graba la escena con su teléfono móvil mientras se ríe y se burla. El agente, condenado a una pena de seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por omisión del deber de perseguir delitos, ha sido indultado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que ha rebajado la sanción a una multa de 500 euros. El indulto faculta al guardia civil, hijo del concejal y secretario general del Partido Popular en Lena (Asturias), para seguir en el cuerpo.

Horas después, un hijo de Alberto Ruiz Gallardón, recuerde, el ministro de Justicia que indultó al guardia civil que grabó una agresión sexual en lugar de impedirla, huyó tras chocar con dos turismos y casi atropellar a una mujer. En lugar de detenerse a rellenar el parte del seguro se refugió en el domicilio paterno. Según testigos, “por la forma de andar y de actuar iba en evidente estado de embriaguez”. Un suceso que recuerda otra fuga ilustre, la protagonizada recientemente por la presidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre en plena Gran Vía.

caganers_560x280

Pasa la vida, pasan los años, pasan los dictadores y los caciques, pasa esta democracia de medio pelo, y todo sigue igual. En España mandan los de siempre, abusan los de siempre, dan doctrina los de siempre. Aquellos que extienden los carnés de patriota. Gallardón, ese hombre que disfruta casi tanto dando clases de valores y de moral como escuchando el sonido de su propia voz, ahora calla. Su hijo Alberto da por aclarado el suceso con un críptico desmentido en El País: “1. Ni la noche del viernes 13 de junio al sábado de junio, ni la noche del sábado 14 de junio de 2014 al domingo 15 de junio de 2014, tuvo (ni estuvo implicado en) ningún accidente de tráfico; es más, dicha noche no condujo ningún vehículo. 2. En consecuencia con lo anterior, y en cualquier caso, no es cierto que ninguna de las referidas noches se diese a la fuga de un accidente de tráfico”.

Lástima de ministro mudito, porque, como dijo el escritor francés Émile Zola, “si silencias la verdad y la ocultas bajo tierra, ésta no hará otra cosa que crecer”. Aguirre sin embargo no calla ni debajo del agua: “Es hora de que las plazas dejen de ser trincheras para albergar la fiesta de la continuidad y de la esperanza. Es la hora del Rey, es la hora del pueblo, es la hora de España”. Y continúa este demencial discurso añadiendo algunas de esas frases que me avergonzarían profundamente, en caso de no producirme auténtico asco: “protagonizar la historia, abolir las sombras, de avivar el letargo y de demostrar al mundo entero que somos un gran país, que mira hacia el futuro tras haber sorteado mil y una tempestades… Si el jueves, como es deseable y muchos deseamos, Madrid es un clamor, un feliz rompeolas de todas las Españas sabremos con certeza que aquello que nos une es mucho más profundo de lo que nos separa”.

Aquello que nos separa es mucho más profundo de lo que nos une. Y Esperanza Aguirre lo sabe. Lo sabe cuando se para en un cajero de la plaza de Callao, cuando se da a la fuga golpeando una moto de la policía, cuando nombra a dedo a su sucesor, cuando dice que ella destapó la trama Gürtel, cuando se ríe al leer la noticia del hijo de Gallardón…

Aquello que nos separa de Aguirre y de Gallardón es mucho más profundo de lo que nos une. Afortunadamente. Infinitamente más profundo. Somos casi dos especies diferentes. Oligarcas, el gobierno de ricos del que hablaba Aristóteles, contra ciudadanos. Así de fácil, así de diferente, así de terrible.

alberto

 

P.D.

Los dibujantes que abandonaron la revista El Jueves tras ser censurada su portada sobre el rey lanzan hoy mismo un cómic de 75 páginas (digital) con el que pretenden dar el adiós a Juan Carlos I y la bienvenida a Felipe VI. La cosa tiene muy buena pinta, y cuesta solo (un mínimo) de 1,5 euros.  Se puede conseguir pinchando aquí: Orgullo y satisfacción.

oysprev

 

Un motivo para NO ver la televisión

Natural Child.

Cd: Dancin´ With Wolves.

MI0003710830

Natural Child es un trío de Nashville que amarga la vida a los aficionados a colgar etiquetas. Rock sureño, blues, country, boogie, una miaja de heavy… todo esto y mucho más es lo que encontramos en esta original banda que, con solo cuatro discos editados, deja un excelente sabor de boca.

El batería Zack Martin y el bajista Wez Traylor crearon la banda en 2009, a la que posteriormente se añadió el guitarrista Seth Murray. Más tarde se sumarían un teclista y un guitarrista de pedal steel. Con esta formación han grabado las diez canciones de este “Dancin´ With Wolves”, un disco imposible de describir en una sola palabra. Se trata de un trabajo amplio, que navega entre los aires campestres de Commander Cody y el boogie trotón de los Little Feat de Lowell George, pasando incluso por las madres de Frank Zappa. Así de abiertos, de sorprendentes, de libres.

Natural Child estarán tocando en España el próximo mes de septiembre. Día 3 en Barcelona, 4 en Madrid y 5 en San Sebastían.