You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Esperanza Aguirre


¿Qué es la corrupción?

En la medianoche del lunes al martes Bertín Osborne y Esperanza Aguirre analizaron los males de la corrupción, en un sonrojante alarde de hipocresía, mientras se zampaban un arrocito en el prime time de Telecinco. “Acabar totalmente (con la corrupción) no se puede, como tampoco con los violadores o los asesinos, pero poner medidas sí”, dijo la mujer que destapó la Gürtel con la boca llena. Llena de mierda: “Volví por miedo a Podemos. He vuelto a la política para evitar que lleguen al gobierno, eso sería un drama”. El cantante con cuentas en Panamá movía la copa de vino, servida con decantador, mientras la llamaba “mi vida” y le recordaba cuánto habían robado los Pujol. Es evidente que la pareja no tenía muy claro qué es la corrupción.

1331059893_435047_1331060698_noticia_normal

Sólo unas horas después, a las nueve de la mañana, Pepa Bueno entrevistaba en la Cadena SER al vicesecretario de Organización del Partido Popular Fernando Martínez-Maillo. Un tipo mediocre que sin embargo dejó una frase para la historia: “Tenemos que ponernos de acuerdo en qué es corrupción. Para mí, corrupción es robar”.

Acabáramos. Si el vicesecretario de Organización del Partido Popular, grupo político considerado por la Guardia Civil una “organización criminal”, todavía no sabe bien qué es corrupción, apaga y vámonos. Lástima que nada más terminar la entrevista se marchase, porque en la misma cadena en que Martínez-Maillo quedó como un cínico miserable los ciudadanos pudieron escuchar, solo unos minutos después, la respuesta a la pregunta del millón. El sumario de la Operación Púnica: “Mordidas en mano y pelotazos del 20%”.

¿Qué es corrupción? Y tú me lo preguntas, Maillo. Corrupción es el Partido Popular.

el-roto

P.D.

Los partidos políticos quieren gastar menos en esta nueva campaña electoral. O eso dicen. El que más fácil lo tiene es Podemos, qué duda cabe. La campaña se la está haciendo el enemigo. Recuerde las palabras de Aguirre: “Volví por miedo a Podemos. He vuelto a la política para evitar que lleguen al gobierno, eso sería un drama”. Una frase pronunciada en hora de máxima audiencia televisiva poco antes de que El Mundo abriese su web con este titular: “Marjaliza pagaba a Granados y a cada alcalde `entre 3.000 y 6.000 euros´ por vivienda”.

¡Da las gracias, Coletas! No hay dinero en Venezuela y en Irán para pagar la campaña que os está haciendo Aguirre.

0.  Granados, bailando con Aguirre al ser elegidos presidenta y diputado de la Comunidad de Madrid.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Ha muerto Guy Clark, uno de los más grandes cantautores norteamericanos, con permiso de John Prine y Townes Van Zandt. Poeta y guitarrista, el tejano no grabó discos malos, pero sí algunos memorables: el primero, “Old Nº 1″, del 75, es imprescindible. El último, “My Favorite Pictures of You”, resulta estremecedor.

700_Music

 

Dice la gente

Por un lado, el blog me exige comentar la entrevista morreo que Bertín Osborne hizo anoche a Esperanza Aguirre. La caspa de la caspa, con un Bertín inspirado capaz de superarse en cada programa. Pero por otro lado, el cuerpo me pide caricias. A las diez de la noche el de Panamá y la que descubrió la Gürtel estaban en Telecinco, y yo recordaba que a esa misma hora, sin ir más lejos, Siniestro Total descargaba en Vila-Real. El mundo es así de ancho y ajeno.

Con esto quiero decirle que la vida es muy corta para despediciarla con estupideces, con miserias, con impresentables. Osborne y Aguirre juntos es demasiado. La conductora a la fuga llega a casa del cantante de rancheras en bicicleta. “Yo no me callo”, dijo vendiendo libros la cazatalentos que describió a Granados. “Soy natural y espontánea, y políticamente incorrectísima, y…”.

Captura de pantalla 2016-05-16 a la(s) 18.44.08

Y yo me digo: por muy hijo de la gran puta que haya sido a lo largo de mi vida no merezco tener que ver algo así. Ya lo dijo Julio Anguita cuando le preguntaron en La Sexta por unas declaraciones de la deteriorada aristócrata del Partido Popular: “¿Cómo quiere que conteste con mi edad a un aullido del aquelarre franquista? A otra cosa…”.

A otra cosa, entonces…

“Dice la gente que de algo hay que vivir / Que sólo se muere una vez / Yo creo que eso no es así / Se muere muchas veces “Yo siempre muero por ti”.

Un motivo para NO ver la televisión

El hielo del fin del mundo.

Autor: Mark Richard.

Editorial: Dirty Works.

hielo_mark-richard

Yo tenía una tía que lavaba a sus canarios con agua y jabón, cuando consideraba que estaban sucios y necesitaban un repaso, y para secarlos los metía en el horno. Lo calentaba solo un poquito, eso sí. Y luego les secaba las plumas en la dirección correcta, con una toalla rosa suave como un lamento. ¿Cómo no me voy a sentir fascinado, entusiamado, por un escritor que durante una marea baja ve a un perro cabezón apaleado y abandonado, y lo recoge en una red de almadraba?

“En casa, abrí el horno, bajé la portezuela y puse allí la cabeza del perro, bajo el grill, para que se calentara y se secara, y mira tú por dónde que lo primero que hizo al despertarse fue tirarse a arrancarme el brazo del hombro y a perseguirme en mi propia casa, y me tuve que subir a la mesa del merendero que tenía en el salón y él venga a ladrarme hecho una fiera desde abajo, que del calor del horno le salía humo del lomo como si fuera un demonio del infierno”.

Precisamente de eso habla este libro. De perros mojados. Y de los demonios que tenemos dentro, agazapados, esperando una oportunidad para agarrar un bate de béisbol, una navaja o una pistola y liarla gorda. De gente que vive en lugares espantosos con nombres muy hermosos: Donde el Rayo Da Paseos Largos. De cabañas ruinosas, serpientes negras, botellas de cerveza con el cuello largo, mapaches rabiosos, hermanos que tiemblan con su padre y padres que sobreviven a sus hijos. En resumen, historias de barcas ruinosas, ratones de marisma y hombres a la deriva.

Mark Richard nació en el mismo pueblo que Lucinda Williams. Lake Charles, Louisiana. Los dos son maestros en el arte de contar historias breves de profundo calado emocional. Ella en tres minutos, con una Telecaster y una banda de rock and roll. Él en media docena de páginas, con un estilo peculiar, lárgos párrafos con comas incrustadas que se arrastran por el papel como lo haría un caimán entre las raíces de los cipreses calvos de los pantanos. Frases que dejan exhausto al lector, y no solo por la longitud, también por la intensidad, por los cambios de ritmo, por la ida y venida de supervivientes, por el cruce de caminos que propone en cada cuento corto.

“Las gruesas lentes de gafas negras creaban la impresión de unos ojos acuosos, listos para llorar a la primera de cambio, y andaba algo encorvado, quizá por el dolor punzante de un pulmón extirpado, un pulmón perforado en el Pacífico por el que recibió una medalla, erguido en la popa de un barco que se hundía junto a una piña de chavales Doodlum como él, disparando con pistolas y carabinas a los japoneses que se arrojaban al agua, hasta que no quedó nada que disparar ni nadie a quien salvar salvo un primo y él, con su pulmón atravesado por una bala mientras el océano se tragaba su barco en un remolino, este hombre encorvado de ojos llorosos y manos temblorosas”.

“El hielo del fin del mundo”, quinto volumen que Dirty Woks dedica a la literatura de la Norteamerica profunda, mantiene el nivel de calidad, de potencia emocional y de músculo narrativo propuesto desde el primer día por esta editorial especial, única. Coherencia, grandes escritores, buenas historias y portadas negras con culebras. Un placer que no cesa.

Humor & Gore

“El humor es como el pajarito de la mina, el primero en morir por la censura”. Dario Adanti, mongol.

He vivido un fin de semana televisivo absolutamente gore. Muy interesante, bien es cierto, pero muy sangriento y brutal, cargado de violencia y furia, repleto de imágenes absolutamente estremecedoras. El viernes por la tarde disfruté como un niño con el estreno en National Geographic (Canal +) de uno de esos documentales que invitan a soñar, que devuelven la ilusión por la televisión, que te recuerdan las infinitas posibilidades del electrodoméstico: “Autopsia a un dinosaurio” ofreció 90 minutos de ciencia e imaginación, con el cadáver de un T-Rex en manos de cuatro expertos dispuestos a abrirlo en canal y descubrir sus secretos. La causa de la muerte, detalles de su alimentación (¿cazador o carroñero?), la presencia de proto plumas, la grandeza de su pequeño corazón y sus pulmones hiper eficaces, su edad, su sofisticado sistema de visión… Una auténtica maravilla, con litros de sangre fresca y toneladas de vísceras apestosas. Nadie debería perderse este show palentológico.

Por cierto, el rey de los dinosaurios era reina: la autopsia permite incluso abrir uno de los huevos que llevaba en las entrañas. Una chica de armas tomar, como las protagonistas de las otras escenas gore del fin de semana. Visiblemente desencajadas, Ana Botella y Esperanza Aguirre han dejado imágenes para la posteridad en el momento en que han visto cómo el poder se les escapaba entre los dedos. Son dos fotografías para la historia de la política de medio pelo, de la soberbia y la mamandurria, de la bilis y el mal perder. Auténtico repelús.

CHX_EdFVAAEDCCe

CHZq8MFWwAAKO9c

Pero no sería justo acabar el post de hoy sin recordar el nuevo asidero de Esperanza Aguirre y su tropa de desheredados para desprestigiar a la flamante alcaldesa de Madrid: unos tuits de Guillermo Zapata, concejal de Ahora Madrid. Unos tuits desafortunados y estúpidos de 2011 con chistes sobre el Holocausto e Irene Villa. Esta última les ha quitado importancia respondiendo con más humor negro: “Mi chiste favorito es el que me define como la mujer explosiva”. No así Aguirre, que ha puesto en marcha una campaña contra Zapata y su “cómpliceManuela Carmena. “Reitero mi condena al terrorismo de ETA y al antisemitismo y a cualquier otra forma de represión y violencia. Y considero que no es incompatible con el humor negro, siempre y cuando éste sea reconocible como humor”, escribe Zapata tras cerrar su cuenta de Twitter. Y sentencia: “No quiero hacer una política de redes sociales, de hipervelocidad y ansiedad.  La política que he aprendido con Manuela Carmena estos meses es la de la pausa y la escucha y es la que creo que necesitamos ahora todos los madrileños y las madrileñas. Reitero mis disculpas a todas aquellas personas que se hayan podido sentir ofendidas por estos tuits”.

Yo acepto sus razonadas disculpas. Sería un miserable si no lo hiciera, sobre todo viviendo en el país corrupto, mafioso e hipócrita en que vivo. Pero no me gustaría despedirme sin recordar que el humor negro, un humor tan digno y necesario como cualquier otro, solo está al alcance de unos pocos. Cuestión de talento, imagino. Y de subjetividad. No es fácil medir los tiempos y las circunstancias cuando bromeas con temas tan peliagudos como el racismo, el holocausto o el terrorismo. Por eso recomiendo que, en caso de duda, permanezca en silencio, no tuitee, sea prudente y deje el asunto en manos de profesionales.

CHa0UYdWIAAELAJ

Un motivo para NO ver la televisión

Los Texmaniacs

CD: American Groove.

1434110522_cover

Los Texmaniacs es la banda creada por Max Baca en 1997. Max toca el bajo sexto, escribe canciones fronterizas y dirige un grupo que suena, como no podía ser de otra manera, a puro tex mex. “El nuevo disco de Los Texmaniacs nos lleva al concepto original del grupo”, ha dicho Baca sobre el álbum que grabó con su sobrino Josh Baca en el acordeón y el batería Lorenzo Martínez. “Un conjunto más progresivo, alternativo. Para que tengas una idea, es una mezcla de Texas Tornados, Los Lonely Boys y Los Lobos. Éste es el disco de los Texmaniacs, el que todos nuestros fans esperaban”.

El trabajo más sólido hasta la fecha de Los Texmaniacs, que cuentan con la ayuda de estrellas del calibre de Alejandro Escovedo, Augie Meyers (Sir Douglas Quintet, Texas Tornados) o David Hidalgo (Los Lobos), entre otros. El gran Steve Berlin, de Los Lobos, se ha encargado de la producción.

.

A estrenar

En una estremecedora entrevista concedida a Vanitatis la cantante, actriz y presentadora Leticia Sabater confiesa que se ha operado para volver a ser “virgen”. A sus 48 años, la musa de Luis María Ansón tiene un himen más y 6.000 euros menos: ha pasado por el quirófano para “darse un capricho”, y de paso solucionar unos “problemillas sexuales” consecuencia de una operación previa de ensanchamiento vaginal. “Me siento a estrenar”, ha confesado la talentosa show woman.

CF7sbTjWAAALi4E

¿Ve usted qué fácil? Se pagan 6.000 euros y se reinicia la partida. Aquí no ha pasado nada. Un puñado de billetes pueden convertir a la más desorejada pelandusca en angelical doncella. A estrenar. Porque como muy bien saben en el PP todos los problemas se reducen a eso que Floriano llama “piel”. Bueno, en este caso membrana, telilla o puede que pellejo.

Si todo fuese tan fácil… Esperanza Aguirre, Monago, Cospedal, Rosa Díez… Todos ellos restaurarían su himen político, los 6.000 euros mejor invertidos de sus vidas, y volverían a empezar. ¿A aparcar en carril bus, asesorar al pueblo canario, cambiar la ley electoral y negarse a escuchar a Ciudadanos? No, por supuesto que no. Si pudieran cambiarían su forma de hacer política: serían más humildes y menos soberbios, escucharían a la gente, pondrían en marcha políticas sociales, pararían de inmediato los desahucios, pondrían en su sitio a los bancos, lucharían contra la desigualdad, dejarían de cobrar comisiones y sobresueldos… Seguro que lo harían. Pero, maldita sea, no pueden: en política no es posible recuperar la virginidad perdida.

Y si no me cree, piense en Esperanza Aguirre y en la inaudita rueda de prensa que ofreció ayer. “Carmena quiere utilizar la alcaldía para romper el sistema democrático occidental tal y como lo conocemos”, llegó a decir en un discurso delirante, un insulto para la inteligencia de los ciudadanos. Aguirre, malicia senil, reparte carnés de demócrata, invoca a la izquierda radical, rezuma bilis y advierte de los peligros de su derrota, la derrota de quien llegó para salvarnos de Podemos (un partido anticonstitucional, cuidado). Aguirre se aferra al poder con uñas y prótesis dental. Lástima que perdiera la virginidad democrática con Tamayo y compañía.

Si pudieran, todos cambiarían. Todos menos uno. “No tengo previsto ningún cambio”, ha dicho Mariano Rajoy tras la debacle del PP. En los últimos meses a este hombre le han penetrado tanto, y de forma tan desgarradora y cruel, que tiene el himen hecho flecos. Ni el más fino de los cirujanos sería capaz de recomponer la intimidad de un tipo que reside en un edificio reformado con dinero negro, que aplaudió a Rato y a Rita, que habló en plasma, que pidió a Bárcenas que fuese fuerte, que consintió la corrupción y cobró en negro. No hay vuelta atrás para un presidente que consiente que Esperanza Aguirre le trate como a un pelele, nos trate como a idiotas.

Un motivo para NO ver la televisión

Eilen Jewel

Cd: Sundown over Ghost Town.

1431950869_folder

Es imposible no querer a Eilen Jewel. Primero por sus grandes discos, algunos tan brillantes como el inolvidable “Queen of the Minor Key” o el que hoy nos ocupa. Y segundo por sus directos, una mezcla perfectamente equilibrada de energía, buen humor, grandes músicos y géneros eternos. La cantante y compositora de Ohio domina el country, el blues, el rockabilly, el surf… Y tiene una banda de lujo: Jason Beek (batería y voz), Jerry Miller (guitarra) y Johnny Sciascia (contrabajo).

“Sundown over Ghost Town” es su séptimo disco de estudio. Editado poco después de tener su primer hijo y de lanzar el doble en directo “Live at The Narrows”, una perfecta introducción al mundo de Jewel, este nuevo álbum incluye doce canciones que no desentonan lo más mínimo con el resto de su discografía. Las enciclopedias dicen que se encuentra a medio camino entre Gillian Welch y Lucinda Williams, y no seré yo quien les lleve la contraria. Un gran disco de música de raíces.

.