Hagámoslo

Hagámoslo.

Johnny Burning.

Diagonal Music.

BANNERDISCOROJO_CD

Por fin está en la calle el primer disco de Johnny Burning, el cantante de los Burning, el motor de la última banda legendaria del rock español. Tras meses de trabajo, y con la colaboración de algunos de los mejores músicos de nuestro país (Maikol, Nico Álvarez…), este superviviente del R&B cañí, responsable junto a tipos como Pepe Risi de canciones que marcaron un tiempo y varias generaciones (“Dieron las diez”, “Lujuria”, “Una noche sin ti”, “Es especial”, “Jim Dinamita”, “Esto es una atraco”, “Como un huracán” o “Qué hace una chica como tú en su sitio como éste”), regresa con un álbum de corte clásico. Excelente sonido, vinilo de calidad en presentación de lujo, y lo que es mejor, nueve canciones que nos transportan hasta los días en que la banda más macarra, más salvaje y más potente de Carabanchel salió de su barrio para reinar en la capital. Eran los setenta, tiempos salvajes que se cobraron su factura. Toño y Pepe se quedaron en el camino, pero Burning se convirtió en la alternativa Stone a la Movida.

“Hagámoslo” no rasca las tripas como “Madrid”, “El fin de una década” o “Bulevar”, discos que sonaban a billares y callejones, a muelles de navaja y a motor trucado, a rock urbano de primera categoría. Pero cuidado, porque de ninguna manera abandona ese espíritu rocanrolero, esas guitarras a lo Keith Richard, esos teclados y esos metales que podríamos escuchar en cualquier garito de Chicago o Nueva Orleans. El primer álbum como solista de Johnny tiene excelentes temas, ha sido grabado primorosamente y, por encima de todo, nos regala de nuevo la voz de un cantante que parece darlo todo en cada frase. Johnny ha vuelto para defender con uñas y dientes el espíritu de los viejos Burning, seguramente la banda más auténtica del rock and roll en castellano.

El día 15 de mayo Johnny presenta “Hagámoslo” en el madrileño Teatro Gran Vía, no muy lejos de donde movían las caderas las chicas del Drugstore.

Lucinda

Un motivo para NO ver la televisión

Lucinda Williams

Tiny Desk (Home) Concert

Oleg

Un motivo para NO ver la televisión

Oleg

Autor: Frederik Peeters.

Editorial: Astiberri.

oleg

Oleg es un dibujante de cómics que, tiene toda la pinta, se parece bastante al autor del libro que tenemos entre manos. Un libro divertido a rabiar, pero con sus momentos para reflexionar, e incluso amohinarse, que cuenta la vida de un tipo en el que muchos de los lectores de este blog se verán reflejados. Inseguro en su trabajo, con dificultades para relacionarse con imbéciles, lector de libros de papel, fumador habitual de hachís, padre de una hija que le ve como una pieza de museo antropológico…

Todo parece indicar que tomándoselos como referencia, Peeters juega con Oleg. Y se desnuda ante el lector de manera tierna y sensible. Aprovecha, además, para despotricar contra el mundo moderno. Un lugar despiadado y deshumanizado en el que reina lo superficial, lo tecnológico y el consumo enloquecido. Para reír un buen rato. Y para pensar, otro tanto.

Captura de pantalla 2021-05-02 a las 23.15.08

Letra torcida, letra torcida

Letra torcida, letra torcida.

Autor: Tom Franklin.

Editorial: Dirty Works.

Captura de pantalla 2021-04-04 a las 7.38.25

Esta es la historia de dos adolescentes, uno blanco y otro negro. Ambos desorientados, solos, tristes. Son víctimas del ambiente rural que se vive en Chabor, un pueblucho sin futuro del sur de Mississippi. Larry y Silas son diferentes al resto. A uno de ellos le llaman 32, al otro, Tenebroso. Uno se refugia en los libros de Stephen King, otro en cabañas de caza abandonadas. ¿Convicto exonerado, uno? ¿Autentico criminal el otro? Crecen en la marginalidad forjando vínculos eternos, basados en la amistad y la melancolía, en la soledad y la incomunicación. Vínculos que sobreviven al paso del tiempo, a la familia, a una sociedad que les observa con desprecio. Viajan en paralelo por una sociedad que les arrincona, que les niega las oportunidades, que les obstaculiza el crecimiento y les condena a la tristeza, el dolor y la tragedia. Disfrutan con los Jeeps destartalados, los rifles del 22 y los perritos calientes grasientos. Comprenden demasiado tarde que les han robado los mejore años de sus vidas.

“Larry se puso de rodillas, se sacudió la tierra de la cara y escupió. Las lágrimas caían de su barbilla, goteaban sobre la tierra de la camisa. Se puso de pie para hacer frente a Silas que, de pronto, parecía otro. Sus ojos mostraban ahora la misma furia que tenían los demás chicos negros del colegio, la misma de aquella chica, Carolyn. Ya estaba arrepentido, pero sabía que era demasiado tarde.

Porque en ese momento Silas avanzaba hacia él con intención de golpearlo, ese vez por iniciativa propia. Se le venía encima  con el uño izquierdo y Larry aguardó el golpe con los ojos cerrados, al momento la cabeza le estalló y el mundo retumbó con un ardiente ruido y manchas de luz. Cuando abrió los ojos estaba mirando en otra dirección. Se le habían doblado las rodillas, abrió y cerró la boca, identificó el sabor de la sangre, pero se sentía aún más afligido por lo que le había gritado a Silas y, a través de su visión anegada, vio El umbral de la noche tirado en el suelo. En algún lugar detrás de él oyó sus voces y se dio la vuelta para contemplar un mundo que ya no volvería a ser el mismo”.

“Letra torcida, letra torcida” es una novela policiaca, con una trama enrevesada que Tom Franklin crea, desarrolla y solventa de manera espectacular. Es un placer sumergirse en este viaje de ida y vuelta por la intimidad de dos adolescentes inolvidables, unidos por lazos asfixiantes, por desapariciones sin aclarar y acusaciones sin formular, por la necesidad imperiosa de recobrar una amistad forjada a golpes. Ambos buscan la redención, algo que inevitablemente pasa por recuperar la memoria, por admitir los errores del pasado, por intentar alguna forma de reconciliación. Franklin ha escrito un libro intenso y complejo, repleto de personajes especiales que derrochan humanidad, que emocionan y acongojan, que muestran algunas de las verdades que debemos tener en cuenta para comprender el mundo que nos rodea. Lo mejor que se ha publicado en los últimos mes.