El árbol caído

“-Tener un hijo, escribir un libro, recoger un árbol.

 -Será plantar.

-Es que vivo en Madrid”. Leído en Twitter.

Es bien sabido que en ocasiones los árboles no dejan ver el bosque. Pero no siempre es así… En Madrid, sin ir más lejos, las ramas podridas que caen sobre los ciudadanos ayudan a contemplar el verdadero problema: el Ayuntamiento cada vez invierte menos en conservación. De la ciudad en general y de la naturaleza urbana en particular.

Escribo a las seis de la tarde del miércoles 17 de septiembre, justo cuando un árbol se viene abajo en la calle San Millán, junto a la Plaza de Cascorro, en el barrio de la Latina. El corazón castizo de Madrid. No ha habido heridos: el sonido de las ramas quebrándose, un quejido, ha advertido a los vecinos que pasaban por el lugar. Operarios del Servicio de Limpieza Urgente (SELUR) limpian las ramas del enésimo accidente que, con las mismas características, tiene lugar en la ciudad en las últimas semanas.

Los árboles, como las aves o los insectos, son un indicador de la calidad de vida y del estado del entorno natural. Un termómetro que nos indica la salud ambiental. Los árboles urbanos nos ayudan a respirar, nos recuerdan de dónde venimos y que un mundo justo, sostenible y solidario está ahí fuera. Los árboles de las ciudades son islas vivas, oasis verdes, testigos de la soledad urbanita, cordones umbilicales que nos mantienen unidos a la Tierra. Los árboles son muy importantes.

Algunos incluso tienen su corazoncito. El quercus palustris que costó al ayuntamiento del pueblo de Pozuelo 104.000 euros se muere. Está mustio. Tiene las hojas amarillentas, medio secas, y buena parte del tronco luce marchito. Es como si estuviese deprimido o melancólico. Yo creo que se muere de vergüenza, quién sabe si de asco. Por lo sucio de su historia. Siete cargos municipales viajaron en 2007 a Bélgica para comprar este roble de los pantanos que ahora agoniza. Era un proyecto del entonces alcalde Jesús Sepúlveda, marido de Ana Mato e imputado por la Gürtel. Un proyecto de parque urbano que adjudicó en 4.570.814 euros y que acabó costando a los ciudadanos 9.610.052. Un 80% más. Normal cuando envías a siete personas a Bélgica a comprar un árbol que cuesta 27.600 euros, cuyo transporte asciende a 7.000 euros, y por el que el ayuntamiento paga un total de 104.000 euros.

Un árbol que nos ayuda a recordar cómo está de podrido el bosque.

1410896107_359910_1410896482_noticia_normal

 

P.D.

Pedro Sánchez, el futuro del nuevo socialismo, llama en directo a Jorge Javier Vázquez para hablar del Toro de Tordesillas (pueblo con alcalde socialista, por cierto). Y por la noche, está en El Hormiguero (Antena 3). No como otros populistas que acuden a tertulias…

Bxv05STIEAALpy_

P.D.2

Para compensar la imagen anterior, la fotografía de una mujer leyendo un libro.

marilyn_leyendo_9220_600x

 

Un motivo para NO ver la televisión

Monasterio

Autor: Eduardo Halfon.

Editorial: Libros del Asteroide.

arton1184-132f6

Una boda judía. Los dos hermanos mayores de la novia, guatemaltecos, viajan hasta Jerusalén para asistir al evento. El narrador, que es uno de ellos y se reconoce “judío a veces”, lucha contra las contradicciones constantes que le produce el país, la religión, la ceremonia, las costumbres…

La intolerancia le duele. El fanatismo que siente a su alrededor, y que le aplasta como una losa, le hace dudar de su propia identidad. ¿Está en el lugar correcto, en el culto adecuado, entre gente capaz de contemporizar, de vivir los tiempos modernos? La solemnidad le abruma, y la intransigencia le oprime el pecho. En medio de esta explosión de sensaciones y sentimientos se reencuentra con una vieja amiga, una guapa israelí que le obliga a replantearse su historia y desconfiar de sus prejuicios.

Un libro breve pero intenso que habla de las raíces de un hombre, y de cómo tiene que pisarlas, y amarlas, para descubrir su propia identidad, para crecer, para sobrevivir. Una lección de universalidad.

 

¿Ya es primavera?

La vida te lleva por caminos raros. Estuve en el entierro de Isidoro Álvarez en el corazón de Madrid. Y es que el que fuera presidente de El Corte Inglés reposa desde la noche del lunes en la cripta de la Real Iglesia de San Ginés, en la calle Arenal. Muy cerca de la Puerta del Sol, junto a la chocolatería más castiza (y cara) de la capital. A poco más de cien metros de Cortylandia, esa atracción infantil mecanizada que inicia a los más pequeños en el consumo navideño.

A las cuatro de la tarde, antes de que llegasen el cuerpo y las coronas, una brigada de limpieza retiró toda la basura de la calle. Incluso quitaron a Dori de la puerta de la iglesia. Dori es la indigente que pide limosna en ese lugar desde hace años. La trasladaron unos veinte metros en dirección al kilómetro cero, aparcándola junto al lugar donde se forman las colas para entrar en Joy Eslava. No causa buena imagen una anciana cubierta de harapos en el adiós a un tipo que vendía moda y complementos. Sobre todo en plena campaña de otoño: look casual combinando sin límites tartán, rayas o denim. Ya sabe usted, una chaqueta con flecos de estilo urban west o una parka militar reinventada por Ralph Lauren. O prendas preppy, quién sabe.

Dori no pintaba nada entre tanto traje barato. Escoltas y chóferes vestidos de Emiddio Tucci. Un escritor de novela negra con talento habría disfrutado como un niño describiendo ese desfile de uniformes de ínfima calidad, textil de gran superficie y fabricación asiática. Reservoir Dogs de provincias. Un escuadrón de esbirros, gafas de sol y humo de Winston, que paseaban sus tallas desencajadas, sus mangas arrugadas y sus pantalones pesqueros entre turistas despistados, carteristas avezados y vecinos alucinados. Donde habitualmente hay furgonetas de reparto y taxis brillaban audis oscuros de cristales tintados. Alberto Cortina, Ana Botella y su marido, Ágatha Ruiz de la Prada, María Dolores de Cospedal, Rita Barberá, la infanta Elena, el actor Arturo Fernández… Lo mejor de lo mejor. La Marca España.

La calle Arenal, que habitualmente huele a churro y a meadas de perro, apestaba a cementerio. Las coronas de flores se acumulaban en el atrio. ¿Ya es primavera en El Corte Inglés?

la foto

 

P.D.

El Toro de la Vega. En la televisión pública, un intelectual esgrime razones de peso para defender la barbarie…

Bxq9MR2CQAAfslA

 

Un motivo para NO ver la televisión

Dead Man´s Town: A tribute to Born in the USA.

91z4FEMZzVL._SL1500_

El disco que convirtió a Bruce Springsteen en una estrella internacional, y en un músico de grandes estadios, cumple treinta años. Comienzan los homenajes con este “Dead Man´ Town”, un álbum en el que músicos de diferentes pelajes hacen versiones del disco del que se han vendido más de 30 millones de copias en todo el mundo. Hay de todo. Desde el “No Surrender” lento y cadencioso de Holly Williams al campestre “My Hometown” de los North Mississippi All Stars pasando por el intimista “Glory Days” de Justin Townes Earle. Añada a estos nombres los de Jason Isbell & Amanda Shires, Low, Nicole Atkins, Blitzen Trapper, Joe Pug y Trampled by Turtles, entre otros. Curioso.

Yihad

El grupo yihadista Estado Islámico se ha convertido en la primera amenaza para Occidente. Pocos días después del aniversario de los ataques del 11-S, y con un tercer periodista decapitado, Barack Obama reconoce que la cifra de combatientes yihadistas en Irak y Siria es superior a 30.000, muchos de ellos con pasaporte occidental. El presidente norteamericano cree imprescindible una nueva ofensiva militar contra las bases del Estado Islámico, ataques preventivos “contra el terror”, para frenar el crecimiento de la organización y posibles atentados terroristas. Varios países árabes aceptan la intervención militar, circunstancia que legitima una coalición global contra los radicales. “Daremos todos los pasos necesarios para acabar con la amenaza del Estado Islámico”, asegura el primer ministro británico David Cameron. Francia tiene listos una decena de cazabombarderos preparados para arrasar el Estado Islámico en Irak. Los expertos creen que la campaña que tiene en marcha Estados Unidos costará a sus ciudadanos alrededor de 15.000 millones de dólares.

España formará parte de esta coalición global. Somos un gran país europeo, cuidado. Y es que pese a no haber sido invitados a la última reunión que celebraron los secretarios de Estado y Defensa de EEUU con sus homónimos de nueve países durante la pasada cumbre de la OTAN, para constituir el núcleo de la coalición, debemos sentirnos importantes, decisivos, insustituibles. A nivel económico, social y cultural, por supuesto, pero también cuando se trata de defender el orden y la paz mundiales. España está ahí. España se siente valorada, respetada. España es un aliado a tener en cuenta.

Franco liderando

Y si no me cree, si usted es de esos anarquistas que piensan que somos un país mediocre, cuando no directamente bananero, fíjese en nuestra aportación a la defensa, por la fuerza, de los valores occidentales frente a la barbarie yihadista: 25.000 CETME. Efectivamente. Queremos participar en esta gran coalición contra la amenaza yihadista donando 25.000 de nuestros legendarios fusiles de asalto CETME, aquellos diseñados por Ludwig Vorgrimler en 1952 con los que usted, o su padre o incluso su abuelo, hicieron el servicio militar. 25.000 ejemplares de ese arma de precisión que tiene en stock nuestro ejército desde hace una década. Fusiles vintage que entregaríamos a los opositores al Estado Islámico para que defiendan la libertad. Nuestra libertad.

Yo disparé uno de esos fusiles CETME. En la mili. Pocas veces, porque el que me correspondió se atascaba constantemente. Mientras mis compañeros gastaban un cargador tras otro, yo tenía que parar, arrancar los casquillos de las entrañas calientes del arma, y volver a empezar. ¡Temblad, radicales islámicos! Los CETME españoles impedirán que Al Andalus regrese a  manos moras.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Caminando entre tumbas.

Autor: Lawrence Block.

Editorial: RBA.

caminando-entre-tumbas_lawrence-block_libro-OAFI979

Una de las mayores alegrías de los últimos tiempos la tuve hace algunos meses, no muchos, en un pueblo de Ávila llamado Arenas de San Pedro. Husmeando en una papelería de material escolar encontré dos estanterias giratorias con libros de bolsillo descatalogados. En su mayoría basura. Excepto por dos títulos: “El ladrón que leía a Spinoza” y “Los ladrones no pueden elegir”, ambos firmados por Lawrence Block, en una edición barata de Plaza & Janés. Pagué tres euros por cada uno y me sentí el tío más feliz del mundo. Me esperaban horas de lectura policiaca de gran nivel. Block es uno de los grandes.

Norteamericano de Buffalo, comenzó escribiendo textos para revistas pornográficas. Con cerca de 80 años ya ha firmado más de sesenta libros de ficción, entre los que destacan dos series negras que se desarrollan en Nueva York: la protagonizada por un ladrón cultivado llamado Bernie Rhodenbarr, aquellos libros de Arenas de San Pedro, y la que hoy nos ocupa, con el ex policía Matthew Scudder como estrella. Había mucho material de Block traducido al castellano, pero la mayoría estaba descatalogado. RBA está reeditando su obra, alguna a precios tan atractivos como este “Caminando entre tumbas”: 12 euros en una edición y traducción dignas.

“Caminando entre tumbas” coincide con el estreno de su versión cinematográfica, protagonizada por Liam Neeson. Un detective privado ex poli y ex alcohólico, llamado Scudder, acepta trabajar para un narco en un intento por salvar a su mujer, secuestrada. Acaba muerta, troceada y en paquetes plastificados. Es el trabajo de unos depravados, unos enfermos, unos maníacos sexuales. Otra mujer, la hija de un colega del narco, cae en la misma trampa. Scudder se pone en marcha…

Block en su mejor momento. Escribiendo de crímenes espeluznantes, de mentes retorcidas, de situaciones límite… con un protagonista de corte clásico, y su novia prostituta, poniendo orden en esa orgía de maldad. Perfecto.

 

La red rosa

Cuatro ha puesto en marcha un programa de política y actualidad a imagen y semejanza de los creados en los últimos tiempos por La Sexta. Es la estrategia empresarial que siguen Mediaset y Atremedia: sus cadenas comerciales son TelecincoAntena 3, aquellas con las que se forran, mientras que con Cuatro y La Sexta buscan la influencia política, para poder forrarse de otras maneras. El estreno de Cuatro se llama “La otra red”, se emite la noche de los viernes y no ofrece la más mínima novedad televisiva reseñable: comienza con un resumen de la noticia de la semana, la Diada, con las habituales entrevistas en la calle, continúa con una mesa con tertulianos vocingleros, y tiene como clímax una invitada con morbo. El estreno tuvo lugar en un plató de lujo, grandes balcones y hermosas columnas iluminadas como un burdel de carretera: la cúpula del Museo Nacional de Arte de Catalunya. El presentador, Javier Ruiz, encantando como siempre de haberse conocido, prometió “mucha información, muchas novedades, muchas sorpresas”.

La sorpresa era Victoria Álvarez, la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola. Se sentó Ruiz junto a la despechada chivata después de contarnos aquello que ya sabíamos. Que si las mochilas con dinero. Que si ella no tenía ni idea de nada. Que como son los Pujol de puñeteros. “Moragas (actual jefe de Gabinete del presidente del Gobierno) me envió un SMS animándome a que denunciara”, dijo ya en la entrevista, insinuando que el Gobierno quería desprestigiar a los Pujol y frenar el soberanismo.

la foto

Se quejó la buena mujer de haber sido utilizada, “por todos”, pero lo hizo sin interrumpir su gira por los platós de España. “No me considero víctima. Ahora, que me utilicen para una serie de cosas…”. ¿Utilizada? Contó, imagino que por dinero, intimidades de su relación con el hijo de los Pujol francamente espeluznantes: “Jordi (hijo) decía que prefería a un yihadista que a un madrileño”; “No podíamos pedir jamón en ningún sitio, porque no era catalán”. Qué fuerte, ¿no? No poder pedir jamón… Detalles personales, muchos triviales, que acercaron la política a la crónica rosa. Tan vergonzoso como ver a Belén Esteban hablar de su hija o de su ex.

Entre los tertulianos, sorpresa. No se puede usted ni imaginar quién estaba: Pilar Rahola. En un alarde de lucidez dijo que, con esas cosas que hacía y decía Pujol no entendía cómo la chivata en cuestión pudo estar dos años con él. “Solo te falta el Interviú”, aseguró Rahola con visión de futuro. Y el programa se tiñó, la 1:23 de la mañana, de un tono amarillo que daba asco. ¿Recuerda “Tómbola” o “Crónicas marcianas”? Pues en ese plan.

P.D.1

Tenemos una televisión pública sin publicidad, ¿recuerda usted? Pues recuerda mal. El sábado, durante la retransmisión de la Vuelta Ciclista a España, en La 1, me tomé la molestia de apuntar los anuncios: Skoda, Danacol, Cofidis, Hispasat, Pinarello, aceitunas La Fragata, Vodafon, Afflelou… incluso melones de Villaconejos. Si nos engañan con esto, ¿Qué no harán con los informativos?

P.D.2

El PP mete la pata en Twitter. Intentan escurrir el bulto echando las culpas a Hootsuite. Y estos responden diciéndoles que mienten. País bananero, una vez más.

BxewDXRCYAA3emy

BxfEbWuCEAAA-DM

P.D.3

Una portada de La Razón para la historia. ¿Del periodismo? No, de la fritanga.

BxXaGrECAAA7IS8

P.D.4

Muere Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés.

Salvador Sostres en Twitter: “Que muera un pobre es importante para sus familiares pero que muera un rico es trágico para España”.

Pedro J en Twitter: “Con Isidoro Alvárez desaparece otro grande de España (y un gran amigo que ayudó mucho a Agatha). Un mundo de certezas se desvanece”. “Recuerdo a Aznar en febrero de 1996 hablando con él en mi casa: “Isidoro, cuando ganemos te vas a hinchar a vender calcetines”. Y así fue”.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Sid Griffin

Cd: The Trick Is To Breathe.

SID026-Sid-Griffin-Trick-Is-To-Breathe

Sid Griffin es un viejo amigo. Líder de los legendarios Long Ryders, conoce como nadie las entrañas de las músicas campestres norteamericanas. Y adora a Gram Parsons. Su biografía sobre el genio de los Byrds y los Flying Burrito Brothers, publicada en 1985 con el título de “A music biography”, es sencillamente insuperable. Y sus conciertos en España al frente de los Long Ryders, inolvidables.

Tras disolver los Ryders, Griffin formó The Cole Porters, con los que grabó una docena de discos en los que destacan las guitarras acústicas y las mandolinas. Podríamos decir que estamos ante un estudioso de los años mágicos del country rock. Este “The Trick Is To Breathe” es su tercer disco en solitario. Doce canciones, algunas intimistas y otras festivas e incluso irónicas (Elvis Presley Call His Mama After Ed Sullivan Show), que recuerdan al mejor Griffin: un tipo que escribe canciones brillantes, que tiene una voz madura, que conoce como nadie el Nuevo Rock Americano, y que adora los instrumentos acústicos. Un genio escondido.