You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Partido Popular


Justicia y honor

Alfonso Guerra, diputado desde 1977 por el PSOE, el partido cuyos ex presidentes andaluces Chávez y Griñán son investigados por el Supremo por el fraude en la financiación de los ERE, anuncia que abandona la política. Jesús Posada, presidente del Congreso de los Diputados y miembro del PP, el partido que según la Audiencia Nacional es “partícipe a título lucrativo” de los negocios de la trama Gürtel, pide un aplauso para Guerra. “Ha sido un honor compartir escaño con su señoría”, dice un Posada que gana más de 167.000 euros al año y se niega a controlar los gastos de los diputados. Y los diputados, todos, se ponen de pie para ovacionar a Guerra.

Mientras los diputados se hacían unas pajillas en el órgano constitucional que representa al pueblo español, Interpol solicitaba en Madrid la detención preventiva con fines de extradición de los últimos 19 imputados por la justicia argentina en la causa por los crímenes del franquismo, entre los que figuran los ex ministros Rodolfo Martín Villa y José Utrera Molina. “En España pudo haber delitos de lesa humanidad”, asegura María Servini, la juez argentina que investiga los crímenes del franquismo, en la única causa abierta sobre el tema en el mundo. Baltasar Garzón, ex juez de la Audiencia Nacional acusado y, posteriormente, absuelto por tratar de investigar esos crímenes, lo tiene claro: “Hay que dar respuesta a las víctimas del franquismo”.

B2TiByDIMAAGnQE

El franquismo es algo superado, dicen en un PP que se niega a condenar la dictadura. Los socialistas callan y otorgan: cuando pudieron compensar a los familiares de las víctimas no lo hicieron. La justicia parece lejana. Ahí tienen a Martín Villa, quien lejos de ser inhabilitado para cargos públicos ha sido desde comisionado del Gobierno para el Prestige hasta flamante presidente de Endesa y Sogecable. Alguien podría pensar que somos un país sin memoria, que necesita la revisión urgente de una Transición no tan modélica como quieren hacernos creer los responsables de la misma.

Así las cosas, es la justicia universal quien tiene que llamar a nuestra puerta para recordarnos que el franquismo no está superado, ni psicológica ni sociológicamente. Parece que la presión internacional resulta imprescindible para conseguir justicia, para una regeneración política que pasa por hacer homenajes institucionales a las víctimas del franquismo, por abrir cientos de fosas y cunetas que documenten el dolor, por admitir que los crímenes contra la humanidad no prescriben, no son amnistiables. Y por recuperar el honor de la República.

P.D.1

Tras la imputación, el ex ministro Martín Villa ha dicho que no se piensa “esconder” y que no dudaría en declarar ante la juez argentina que investiga crímenes del franquismo. Me parece fabuloso. Es más, si el hombre que condecoró en 1977 a Billy el niño necesita dinero para comprar el billete a Buenos Aires, que cuente conmigo.

P.D.2

Alberto Ruiz Gallardón habla maravillas de José Utrera Molina, caballero de honor de la Fundación Francisco Franco al que Interpol busca para ser juzgado por su implicación en los crímenes del franquismo. Un vídeo tan interesante como la columna que Utrera Molina escribió en ABC, hace solo cuatro años, en contra de la Memoria Histórica y a favor de Millan Astray. ¡A mí la legión!

Un motivo para NO ver la televisión

Personal

Autor: Lee Child.

Editorial: RBA.

personal_300x456

“Personal” es la cuarta novela del escritor británico Lee Child editada en España con Jack Reacher, ex policía militar, como protagonista. Con ella ha ganado el VIII Premio RBA de novela negra, un galardón que le viene como anillo al dedo: “Personal” cuenta una historia intrigante de manera sencilla, con los personajes bien definidos y ajustándose a los cánones del género. Tiene todos los ingredientes para venderse como churros.

Reacher es localizado en medio de su vida nómada, libre y hasta asilvestrada, por la CIA y el Departamento de Estado: necesitan los servicio del mejor. El problema es de talla internacional. Un francotirador ha disparado desde una distancia prodigiosa al presidente de Francia, que se ha salvado gracias a un cristal blindado. ¿Quién ha disparado? ¿Volverá a intentarlo en la cumbre del G8? Los candidatos para realizar semejante hazaña no son demasiados. Entre los sospechosos, un norteamericano llamado Kott que es un viejo conocido de Reacher: el ex investigador militar le metió en chirona, la friolera de dieciseis años, y ha salido cabreado y con ánimos de venganza.

Child se maneja con soltura en el hábitat que ha creado para este último Reacher. Bases militares secretas, reuniones en la cumbre, viajes en aviones privados a París y Londres, militares con faldas negras ajustadas como compañeras de correrías, francotiradores que rozan la perfección, cabezas rusas que explotan ante el impacto de un fusil del calibre 50… “Personal” es un thriller impecable, en su estructura, ritmo y desarrollo, que se lee con el liviano placer con que se saborea un sorbete de limón. Ligero y refrescante.

Todos los santos

El Ayuntamiento de El Escorial, en manos del Partido Popular, ha legalizado la tumba de la vidente Amparo Cuevas, situada en medio de un hermoso prado protegido. De esta manera los seguidores de la señora, una médium, insisto, podrán peregrinar hasta el lugar, una capilla de madera acristalada, rodeada de césped bien cortado y flores sembradas en corrillos. Los incondicionales de la adivina tendrán acceso al sarcófago, de piedra finamente trabajada, y podrán no solo rezar por el alma iluminada de la pitonisa, sino comprar alguno de los numerosos recuerdos que se encuentran a la venta. Y por supuesto hacer donativos: la clarividente mujer bien se merece un esfuerzo económico post mortem.

El Consistorio de El Escorial ha calificado el chiringuito mortuorio de una manera simpática: “Enterramiento singular”. Y tanto. Se trata de un monumento a una farsante, la prolongación de un esperpento más allá de la vida, de la legalidad, del sentido común. Una bufonada convertida en sacaperras con la complicidad municipal.

Jose-Guadalupe-Posada-Gran-Fandango-y-Francachela-de-todas-las-calaveras1

Mientras los despojos de una vidente reciben trato político premium, los restos de miles de víctimas del franquismo permanecen en el olvido, abandonados a su suerte. “114.226 padres y madres de la Democracia siguen en las cunetas de nuestro Estado”, dice el informe que acaba de publicar una Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica que celebra su 14 cumpleaños. En este tiempo han exhumado 1.334 cuerpos, han investigado 2.843 muertes y han contado con 892 investigadores acogidos. Ahora luchan por sobrevivir: llevan tres años trabajando sin subvenciones, con una situación económica tan complicada que están barajando cerrar el  laboratorio.

Unicef dice que las familias españolas han retrocedido diez años. No se refiere a sainetes como el del enterramiento de El Escorial, que podría. Ni a las víctimas del franquismo olvidadas en cunetas, que también podría. Habla de “la cada vez mayor alienación social y en el menor crecimiento demográfico” en España, el tercer país con mayor pobreza infantil en términos relativos, solo por detrás de Grecia y Letonia. Más de tres millones de niños españoles sufren carencias materiales graves (3.011.071) en el año 2012 frente a los 2.218.786 afectados cuatro años atrás. “La pobreza es un ciclo que se retroalimenta”, asegura el informe, titulado Los niños de la recesión. El impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos, “y cuanto más tiempo permanezca el niño atrapado en el ciclo, menores posibilidades tendrá de escapar”. En Cáritas advierten de que casi una cuarta parte de los españoles sufre exclusión y sólo el 34,35% vive con normalidad, sin padecer carencias esenciales: “En vez de reformar el capitalismo, como se prometió al comienzo de la crisis, lo que se está intentando es revitalizarlo”, afirma Sebastián Mora, secretario general de Cáritas.

¿Muertos de hambre? ¿Medidas contra la miseria? En Sevilla se están tomando las cosas muy en serio: “750€ de multa por “rebuscar” en la basura”.

newyork-basura--647x350

 

P.D.

 

Que se joda

El tertuliano de ABC, vocecilla aflautada y aires de grandeza, dice en el debate de La Sexta que la confirmación por parte del Supremo de la condena a Carlos Fabra a cuatro años de cárcel por delitos fiscales, demuestra el compromiso del Partido Popular en la lucha contra la corrupción. Es decir, que la gran noticia, aquello por lo que debemos sentirnos orgullosos los españoles, es que a los delincuentes se les castiga. Incluso si son políticos. ¿No es como para sentirse felices de lo bien que funciona el sistema? Olvide los ordenadores destruidos por el partido que gobierna en su sede, reformada con dinero negro, y piense en todos aquellos mangantes que, con cuentagotas, van cayendo tras años de filigranas jurídicas. ¡Viva la democracia! ¡Fuera los telepredicadores con coleta!

images-1

Fabra, ex presidente del Partido Popular de Castellón y de la diputación provincial, huele a carne de chirona desde tiempos inmemoriales. Apesta. Y que tenga que entrar en la cárcel no debería sorprendernos. Lo que debería hacerlo es que haya tardado tanto, que no lleve años a la sombra, que la justicia sea tan lenta, que sea tan sencillo ponerle palos en las ruedas. Lo que debería sorprendernos es la opinión de Mariano Rajoy: “Fabra es un ciudadano y un político ejemplar para el PP”.

¿Debería explicar Rajoy estas declaraciones a día de hoy, con su ciudadano y político ejemplar condenado a cuatro años de cárcel? No. A Rajoy se le acumula la faena: tuvo frases parecidas para Bárcenas (“Nadie podrá probar que no es inocente”), para Matas (“Vamos a intentar hacer en España lo que Jaume hizo en Baleares”)… Si analizase cada caso, es decir, si explicase su sentido de la ejemplaridad, no tendría tiempo para gobernar. Y menos ahora, que el Tour está en lo mejor de los Pirineos.

“El tio va de rollo mafia. Hasta que no le vea entrar en la cárcel no me lo creeré”, dice del político que tuvo el poder absoluto en la región un vecino de Castellón, en Cuatro. ¿Indulto? Esperemos que no. Parece que se ha roto la buena racha de este cacique, que la fortuna le ha dado la espalda, que entrará en chirona. A sus 68 años el hombre que preguntaba a su nietos “¿te gusta el aeropuerto del abuelo?”, pese a no tener aviones y haber sido construido con dinero público, deberá cambiar el discurso. Uno más realista, “¿Te gusta la cárcel del abuelo?”, es lo que tendrá que decir a partir de ahora a los pequeños mientras acaricia el cristal blindado que le separa de sus cabecitas.

Abríamos el post con la cita de un tertuliano basura, y lo cerramos con otro. Alfonso Rojo advierte a su compañero Eduardo Inda sobre lo que le puede pasar si la denuncia de Pablo Iglesias le lleva a la trena: “Te ponen el culo como un bebedero de patos”. Como diría la hija del propio Fabra… ¡Que se joda!

1244034431826fabra2DETdn

Diferencias premium

Si usted es un ciudadano que vive en un barrio cutre, de esos abandonados a su suerte por el Ayuntamiento, con el asfalto levantado, la basura rebosando los contenedores, las aceras sembradas de mierda de perro, pobres durmiendo en los portales, putas en las esquinas y camellos vendiendo droga en la puerta de los colegios, no tiene por qué preocuparse. El Gobierno de España se ha propuesto cambiar el modelo de gestión de los  distritos de nuestras ciudades. De algunos distritos. Si todo sale como está previsto, y el Partido Popular consigue que en determinados barrios organizaciones privadas compartan la gestión de los mismos con la Administración, esas zonas se convertirán en exclusivas, y usted podrá visitarlas. Sin pasaporte ni nada. Para dejarse las perras, claro.

Es decir, que usted podrá abandonar por unas horas su Vallecas o su Rabal y, cogiendo el metro o el autobús, acercarse a, por ponerle un ejemplo, Juan Bravo o a Pedralbes, los barrios elegidos para la gloria, y disfrutar durante unas horas de sus calles limpias, sus papeleras impolutas, sus agentes de seguridad privados, sus escaparates resplandecientes, etc. En ese agradable ambiente podrá tomarse un capuchino en una terraza inmaculada, si es que puede pagar los cinco euros que intentarán cobrarle, o visitar las tiendas más cool que pueda imaginar. Si ahorra, igual un día no muy lejano incluso puede comprarse un bolso o unos zapatos en tan chulos comercios. Pero recuerde que antes de que anochezca deberá abandonar ese paraíso y, como una Cenicienta urbana, tomar el metro y regresar a su miserable barrio: recuerde que al caer el sol las posibilidades de que le atraquen al entrar en su portal se multiplican por cien.

o_muro

Todos los españoles somos iguales, es evidente, pero los que vivan en barrios premium, más. Porque tendrán más seguridad, más limpieza, más y mejores servicios. Lo que les convierte en ciudadanos premium. La gestión privada de determinados barrios, para mejorar su aspecto y su funcionamiento, es la guinda a la lectura que hace el Gobierno de Mariano Rajoy de una Constitución que niega las diferencias entre ciudadanos por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Ceder la gestión de los barrios a entidades privadas es la democracia en estado puro, la libertad llevada al extremo, la igualdad como forma de entender la convivencia. Premium.

P.D.

¿Funcionará BiciMAD, el servicio público de bicicletas de Madrid? Ana Botella lo inauguró a bombo y platillo, con paseito para la prensa incluido, pero “un problema informático” ha chafado el primer día de servicio. Quizá solo funcione en los barrios premium

Botella-bici-Madrid_MDSVID20140623_0077_17

Un motivo para NO ver la televisión

Chema Conesa

Exposición fotográfica “Retratos de papel”.

images

Como reportero, he tenido la suerte de viajar en muchas ocasiones con Chema Conesa, un fotógrafo de otro tiempo. De cuando el periodismo era texto y fotografía, días en los que se contaba lo que se veía, y se veía lo que tenías delante de los ojos. Con Chema he ido desde Laponia hasta la Patagonia, desde Coruña hasta Sudáfrica. Juntos hemos cruzando las dunas de Doñana y recorrido 11.000 kilómetros de pistas africanas, desde el Cabo de Buena Esperanza hasta los Grandes Lagos. Con Chema crecí como periodista y como persona, y vi agonizar los buenos tiempos, aquellos en los que escribías desde el lugar donde pasaban las cosas. Hemos viajado mucho pero, el tiempo que estábamos en casa, Chema lo aprovechaba para hacer retratos, para poner luz y color a entrevistas publicadas en El País y El Mundo. Con estos “Retratos de papel” Chema ha montado una exposición absolutamente imprescindible, más de cien imágenes, que se puede visitar hasta el próximo 27 de julio en la madrileña sala Alcalá 31 (Calle Alcalá 31). Que se debe visitar. Porque en las paredes de ese emblemático edificio están algunos de los mejores retratos de la fotografía española.

En copias formidables, en formatos diferentes pero siempre impresionantes, Chema ofrece su visión de la sociedad española de los últimos 40 años. Deportistas y escritores, científicos y empresarios, políticos y ciudadanos de la calle. Los protagonistas de unos años decisivos, los nuestros, capturados con un estilo personal e inconfundible que, con enorme profundidad y fuerza, escarba en el interior de los personajes. Y es que Chema tiene un don: ilumina la humanidad de la gente, retiene esa luz y la convierte en metáfora gráfica. Observe detenidamente la fotografía de Miguel Delibes, portada del magnífico catálogo, y verá cómo tras la niebla se esconden todos los protagonistas de la obra del escritor vallisoletano. Desde Daniel el Mochuelo a esa codorniz que apeona con la ligereza de una bola de billar. Cada foto es un resumen, de triunfadores y de seres averiados, de momentos de gloria y de decrepitud física, de vidas que se acumulan en la piel y quedan para siempre en un negativo. Imprescindible, insisto. Delibes.-Valladolid-1993 C-J-Cela.-Palma-de-Mallorca-1987 Ketama.-Madrid-1997