You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Partido Popular


Motivos para una moción de censura

En el Partido Popular siempre han presumido de una cosa: la economía. Decían que de eso es de lo que realmente sabían. De las perras. Ellos eran los adecuados para levantar este país, hundido por la crisis. Ellos crearían empleo y devolverían a los españoles la dignidad y el trabajo perdidos.

Pues bien, aquí estamos. En abril de 2017, con el paro aumentando en 17.200 personas en el primer trimestre del año y 69.800 empleos destruidos. Datos que suponen un incremento del 0,4% del paro, y un numero total de desempleados de 4.255.000 personas, con una tasa del 18,75%.

¿Poco empleo pero de calidad? Me temo que no. La temporalidad alcanza cifras de record: los trabajadores que encadenan más de 15 contratos anuales crece un 83% tras la reforma laboral.

“¿Quién habla hoy del rescate, la recesión o el paro?”, se preguntaba el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. “El PP sabe crear empleo”, dijo un día Cospedal. Exceso de triunfalismo o, simplemente, un desprecio soberano por la realidad de la calle. Una realidad trágica: Hoy hay más españoles en riesgo de pobreza que cuando Rajoy llegó al poder. La Encuesta de Condiciones de Vida demuestra que en 2016 el 27,9% de la población estaba en riesgo de pobreza, mientras que en 2011 era el 26,7%.

Pero no quiero abrumarle con datos, algunos realmente sonrojantes (España es, según UNICEF, el tercer país de la UE en pobreza infantil, detrás de Rumanía y Grecia). Porque lo cierto es que tambien hay motivos para la esperanza. ¡No a todo el mundo le va mal con el PP en el Gobierno! El BBVA ha ganado 1.199 millones hasta marzo, un 69% más. Y en ese mismo periodo Bankinter ha ganado 124,4 millones, un 18,7% más.

¿Quiere que hablemos de la corrupción? Ya no será de casos aislados, tendremos que hacerlo de una organización diseñada para delinquir. Mafia. “El PP está al frente de la lucha contra la corrupción”, dice un Rafael Hernando que se burla de los ciudadanos.

¿Y del estado de la justicia? Solo le recordaré que el Fiscal General Anticorrupción intentó apartar al fiscal principal de la ‘Operación Lezo’.

Moción de censura. Para el PP es “una charlotada”. Para el PSOE, “un numerito”. Y para Ciudadanos, “un circo”. Yo creo que todavía puede quedar algo de dignidad y honradez en la política. Ahora o nunca.

PD: Cuando cierro este post, esta es la noticia que abre El País: “Cinco regiones españolas están entre las diez con más paro de la UE”.

pp-eta_1216x782_cdcf8ab5

Un motivo para NO ver la televisión

Villa Wanda.

Autor: Eduardo Bravo.

Editorial: Autsaider (División Sesuda).

VW6

Vivimos en un país profundamente corrupto. Quizá usted se encuentre cansado de leer noticias sobre la podredumbre política y económica, sobre el saqueo de las administraciones públicas, sobre partidos políticos que en realidad son bandas criminales. Es posible que usted piense que con el Gobierno de este país tiene cubierta su dosis de mafia. No se precipite.

“Villa Wanda” es un delicioso libro, bellamente editado, que contiene cantidades ingentes de podredumbre: “Corrupción política, ambición, venganzas, secuestros, drogas, asesinatos, estupro, logias masónicas desviadas, algún que otro nazi y fraudes financieros urdidos por señores con delantal y sotana”. Pero cuidado, porque “Villa Wanda” no habla de la actualidad española. “Villa Wanda” habla de auténticos profesionales, de los maestros de nuestros corruptos, de la Italia del siglo pasado. Ya sabe de qué le hablo: la logia Propaganda Dos, el caso Moro, el Banco Ambrosiano, la Banda de la Magliana, las Brigadas Rojas…

Eduardo Bravo recopila historias negras, recupera nombres de criminales, entrevista a personajes que vivieron en la primera fila del estercolero. Y con todo ello construye una obra que se lee como si fuera una novela negra, capítulos breves e intensos de gran carga emocional, y se disfruta como si se tratase de un brillante ensayo histórico-periodístico. Buena parte de culpa la tiene el autor, y su derroche de ingenio, conocimientos y, sobre todo, ironía. Solo por los pies de foto merece la pena hacerse con este libro, un trabajo sorprendente sobre la villa del corazón de Italia en que nació la corrupción. Una corrupción de la que solo nos separa algún pequeño detalle: “En Italia, todo está contaminado y el elemento clave allí, a diferencia de España, es la violencia: están dispuestos a matar”.

P.D.

Si puede, consiga un diagrama desplegable que se convierte en compañero perfecto del libro: ayuda a “saber qué senderos transitar y conocer un poco mejor al vecindario”. Simplemente delicioso.

Se fuerte, Nacho

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, envió un mensaje de apoyo a Ignacio González en 2016, cuando el expresidente de la Comunidad de Madrid ya estaba imputado por el caso del ático de Estepona. “Gracias, Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos”. El ministro de Justicia enviaba de esta manera su particular “Se fuerte” a Nacho, su colega.

Cuando escribo este post Nacho sigue en chirona, y el ministro en el ministerio. La primera parte de la frase es comprensible, la segunda resulta insoportable. Catalá debería marcharse de inmediato: es intolerable que un ministro de justicia se dirija en esos términos a un imputado. Pero el listón de la decencia está no bajo, sino a ras de suelo: cuando Mariano Rajoy no se fue tras apoyar a Bárcenas, sabiendo que tenía 22 millones en Suiza, abrió la barra libre de la indecencia política, de la desverguenza judicial, de la corrupción institucionalizada. De la justicia dependiente.

“Se fuerte, Nacho”, le dice el ministro de Justicia al sapo número uno de la charca de Esperanza Aguirre. Y no pasa nada. Este país se está convirtiendo en un estercolero, si no lo es ya, y buena parte de la culpa la tiene el Partido Popular, una organización diseñada para delinquir.

14931195910094

Un motivo para NO ver la televisión

Sabina. Sol y sombra.

Editorial: Efe Eme.

julio-valdeon-sabina-sol-y-sombra

Si usted va a leer este año un solo libro de música, no lo dude: “Joaquín Sabina. Sol y sombra” es lo que está buscando. Si usted va a leer este año un solo libro, en general, quizá también debierá sumergirse en “Joaquín Sabina. Sol y sombra”: disfrutará tanto que quizá se enganche al virus de la lectura y de un giro a su triste existencia. Y es que estamos ante una obra amplia y concienzuda, entretenida y brillante, educativa y literaria, profundamente musical y poética, intensamente literaria. En este libro encontrará todo lo que necesita para disfrutar de uno de los grandes artistas españoles contemporáneos, para entender un país y un tiempo a través de sus canciones, de sus discos, de sus conciertos.

Sabina es un cantante con voz de serrucho, un poeta ingenioso y un compositor apañado, un ángel y un crápula, una leyenda y una promesa, un atlético hasta la médula. Sabina quizá sea el músico que necesita este país. Con una profunda carga de ironía y un regusto a melencolía, derrocha picardía ibérica y amor de contrabando. Quizá se le podría pedir un compromiso político más intenso, canciones de lucha y sangre, discos redondos sin rellenos, producciones más musicales y conciertos a la americana. De todo eso, de lo que se le puede pedir a Sabina y de lo que debemos agradecerle y disfrutarle, trata este libro mágico escrito por un vallisoletano que reina en la Gran Manzana.

Julio Valdeón es uno de los secretos mejor guardados del periodismo y la literatura de nuestro país. Tras analizar un disco y una época de Springsteen en un trabajo memorable, “American Madness”, regresa tras meses de duro trabajo con uno de esos libros que tienen como destino la gloria. Un libro sin fisuras, en el que no se han escatimado esfuerzos, donde se analiza la vida, la carrera y la obra de uno de los grandes cantautores españoles. Valdeón ha escrito en castellano una obra “a la inglesa”, es decir, una obra total para una sociedad exigente con cultura musical, con tradición sonora, con respeto por los artistas y los creadores.

“Joaquín Sabina. Sol y sombra” no es un ensayo para pusilánimes. Son 500 páginas repletas de información y pasión, de datos y análisis, de declaraciones y opiniones. Es la biografía definitiva de un genio escrita por el más brillante de nuestros periodistas musicales. Un placer inmenso.

 

Una estafa renovable

Si usted lee la portada de El País del domingo corre el riesgo de pensar que, urgido por cumplir los compromisos con el cambio climático, el Gobierno del PP apuesta de nuevo por las energías renovables: “Las causas (del parón de las renovables) hay que buscarlas en la profusión desordenada de este tipo de fuentes de energía en los años anteriores y en la crisis que frenó bruscamente la demanda de electricidad”. Yo creo que no fue así, y que la verdadera razón por la que el Gobierno del Partido Popular hundió las energías renovables mediante la regulación del autoconsumo, el famoso impuesto al sol del ministro José Manuel Soria, fue mantener los privilegios de las grandes compañías electricas, uno de los habituales retiros dorados de los líderes políticos.

“El Gobierno español ha matado a la energía solar. El caso de España sigue causando estupor”, aseguró a finales de 2015 el director ejecutivo de SolarPower Europe, James Watson. “¿Cómo puede un país que ha sido líder mundial pasar del todo a la nada en tan poco tiempo? ¿Cómo puede tirar por tierra su ventaja tecnológica y su gran potencial? ¿Cómo se puede destruir así una de las industrias del futuro cuando tanta falta hace generar empleo?”. En el reportaje de El País solucionan la implicación del Gobierno en este atraso energético, en este desbarajuste ecologico y económico, en poco más de un párrafo: “el sector fotovoltaico lleva cinco años en guerra con el Gobierno del PP por este asunto; le acusan de poner trabas, como el impuesto al sol”.

Vivo con mi familia, desde hace doce años, en una casa con una instalación fotovoltaica aislada. Es decir, que no tengo nada que ver con las compañías electricas, que no pago factura de la luz, que soy autónomo y me alimento con energía solar. Placas, baterías y un generador de apoyo. Dos neveras, un congelador, dos televisores, ordenadores, etc, etc. Nunca nada ha funcionado tan bien en la casa, nunca trabajó con nosotros una empresa más seria y eficaz que la que nos montó y mantuvo a punto la instalación. Alternativas Energéticas Vaquero. Hablo ellos en pasado porque tuvieron que cerrar hace dos años: les habían hundido. El sector perdió 35.000 puestos de trabajo.

Nos estafan todos los días. Con la energía, de manera renovable. Desde el poder, desde los medios. Desenchufémonos y busquemos nuevas vías de alimentación, nuevos enchufes en los que recargar las baterías.

4. 7. El Roto

Un motivo para NO ver la televisión

La guardia

Autor: Joydeep Roy-Bhattacharya.

Editorial: Sexto Piso.

_visd_0000JPG01VGV

Una de las grandezas de la literatura es que no pierde la capacidad de soprender al lector. Cuando menos te lo esperas abres un libro aparentemente menor, comienzas a leer, te sumerjes en una gran historia, disfrutas de la pericia del narrador, y no puedes parar hasta llegar, con la boca abierta, al final. Pues eso mismo me ha sucedido con este “La guardia”, una obra maestra de la literatura bélica. O quizá mejor, antibelicista.

Aprovechando una tormenta de arena, un grupo de talibanes ataca una pequeña base norteamericana cerca de Kandahar. Al día siguiente, tras el sangriento enfrentamiento, una mujer tapada con un burka se acerca para reclamar el cadáver de su hermano, líder de los atacantes. Quiere enterrar el cuerpo según las constumbres de su fe. Los soldados sospechan que pueda tratarse de una trampa, o incluso de una terrorista suicida. No puedo contarle más, salvo que son diferentes los personajes que van narrando la historia, utilizando distintos lenguajes y perspectivas. En el vídeo final el autor le desvela algunos detalles más…

“- Era un terrorista, un talibán y un mal saray.

- ¡Eso no es verdad! Mi hermano era un héroe pastún, un muyahidín que luchaba por la libertad. Combatió a los talibanes. Y murió luchando contra los invasores amrikâyi. ¡Era un valiente!”.

Joydeep Roy-Bhattacharya es un escritor nacido en Jamshedpur, este de la India, que me ha dejado enormemente impresionado con este libro de brillante planteamiento, ingenioso desarrollo y final demoledor. Todo en “La guardia” arrastra a la tensión y la emoción, desde la presentación del personaje protagonista a las intervenciones de los actores aparentemente secundarios. Se habla de la guerra de Afganistan, y de unas víctimas concretas, pero en realidad se está hablando de todas las guerras y de todas las víctimas. Es un libro del que se disfruta cada página, cada diálogo. Una obra ágil y profunda que nos ayuda a recordar la situación de la gente en el otro lado del mundo, que nos invita a reflexionar sobre las formas de vida y las creencias diferentes, que nos obliga a mirar a las guerras modernas como lo que son: enfrentamientos desiguales entre seres humanos parecidos y economías distintas. Una patada, necesaria, en el estómago.

 

 

Sé fuerte, Bigotes

Cuando la Mafia quiere negociar con un delincuente, para evitar que cante y delate a la organización, lo primero que hace es averiguar dónde se encuentra en ese momento. ¿Dentro o fuera? No es lo mismo un hombre libre, que reposa en la paz del hogar, rodeado por su mujer y sus hijos, comiendo gambas de Huelva y bebiendo Vega Sicilia, que un preso con traje a rayas y bandeja de chapa con gachas. No lo es. Se negocia mucho mejor con un hombre bien comido, bien bebido, bien dormido e incluso bien follado, que con uno que se ducha mirando para atrás, con el agua templada y el ojete encogido.

Bárcenas ha sido fuerte, y es de los primeros. A ver de que pasta salen Correa, Crespo y El Bigotes. El día de San Valentín pasaron los tres por el módulo de ingreso de Picassent, residencia pública donde les esperan trece años a la sombra y decenas de reclusos en celo. Mucho tiempo cuando tienes 60 años y un pastón escondido en el exterior. Si te descuidas sales con más de 70 tacos, un viejo, carne de residencia, el dinero robado para dentaduras postizas y operaciones de próstata.

Mariano tiene que negociar, y rápido. Sé fuerte, Correa. Sé fuerte, Crespo. Sé fuerte, Bigotes. Sed fuertes y callad. ¿Acaso no visteis en TVE nuestro 18º Congreso? Hemos demostrado a toda España que en el Partido Popular la corrupción es historia. Sois historia, Correa, Crespo y Bigotes. Concretamente nuestra historia, la historia reciente del PP, de un Mariano Rajoy que fue la estrella de actos electorales organizados por la Gürtel.

Llegó el momento de ver en acción al mejor Mariano. Olviden al pusilánime que lee el Marca, fuma puros y deja que los problemas se solucionen solos. Ahora podremos disfrutar del negociador despiadado, del sofisticaso estratega, del auténtico político.

1331059893_435047_1331060698_noticia_normal

Un motivo para NO ver la televisión

América.

Autor: Manuel Vilas.

Editorial: Circulo de Tiza.

americaa-1

Arranca de maravilla este “América”, una recopilación de crónicas periodísticas escritas por un poeta sobre diferentes localidades de Estados Unidos. Sorprende por su prosa sencilla y eficaz, por su ritmo endiablado, por un encantador tono irónico que se desliza entre líneas, por una capacidad de observación privilegiada… Y por supuesto por su capacidad para adivinar el futuro: “Tal vez cuando este libro se publique ya haya llegado, sí, es muy posible que al final gane Trump, porque la gente ha elegido el caos, la aniquilación, la enfermedad, el rencor, la melancolía pesada, porque los basements le están ganando la partida a Abraham Lincoln. Porque quien vota ya no es un ser humanao sino un zombi. Es posible, sí, muy posible que gane Trump. Porque si el pueblo judío esperaba un Mesías, el pueblo zombi espera la llegada de un Terminator”.

Decía que arranca de maravilla este “América”. Y luego se va viniendo ligeramente abajo. Demasiados hoteles y lecturas en público de poemas. A medida que se suceden las ciudades, los aeropuertos y las universidades se echa en falta más contacto humano, o zombi si usted lo prefiere. Más calles y bares, más ciudadanos de a pie y menos tumbas de escritores. Pero puede ser deformación profesional: como lector, me hubiese gustado algo más de periodismo. De antropología, tal vez. Saber qué piensa un tipo tan interesante como Manuel Vilas de una familia de dibujos animados está muy bien, pero prefiero su opinión de los norteamericanos vivos.

“Ya no hace falta ser Errol Flynn para ser americano, basta con ser Homer Simpson. El éxito en la vida sigue siendo tener una familia, aunque sea una familia de majaras. Por eso Los Simpsons es una serie universal y global y sigue exhibiendo los valores políticos americanos más primordiales, porque no ataca a la familia, y transmite este razonamiento especial: somos nada y nadie, somos repulsivos y cómicos, pero somos una familia, somos americanos y nos amamos”.

Un libro, en cualquier caso, interesantísmo. Tanto como su autor, un escritor reposado y analítico que se marca algunas páginas, algunas descripciones, algunos análisis, simplemente espléndidos. Como por ejemplo éste, del que comparto hasta la última coma, del país que nos ha tocado vivir, que no es América: “Estados Unidos me hizo ver que mi desafección por España podría tener un fondo de nobleza, de dignidad, de necesidad, o de legítima defensa; que podría ser una desafección razonable, ineludible. No a causa de los españoles, que los pobres nada tienen que ver con España, y a quienes siempre quise y amé, sino de las élites españolas y de la fabricación de su cultura canónica y de su mitología literaria, en donde nunca me sentí cómodo. He dicho élites y debería haber dicho castas. Castas convencionales que acabaron produciendo un país previsible o anestesiado, un país con más pasado que futuro, pero con un pasado imprecisable y oligarca, siempre huyendo de la imaginación carnavalesca y de la celebración de la vida…”.

I Master de Rock and Roll Matutino Sobre Ruedas.

Born To Run

Bruce Springsteen

Bruce_driving

Samuel, uno de los tres únicos alumnos presenciales del curso de rock and roll sobre ruedas, se ha sacado el carné de conducir. Homenaje. ¿Cuál es la mejor canción de la historia sobre coches y carreteras? Difícil elección, sin duda. Born To Be Wild, de Steppenwolf. King Of The Road, de Roger Miller. Higway To Hell, de AC/DC. Roadrunner, de los Modern Lovers de Jonathan Richman. Running on Empty, de Jackson Browne. Route 66, de Chuck Berry. Y los temas dedicados a coches concretos, entre ellos dos de mis favoritos de todos los tiempos: Mustang Sally, de Wilson Pickett, y Little Red Corvette, de Prince.

Pero hay una que está por encima de todas ellas. Una canción que te invita a pisar el acelerador, bajar la ventanilla y dejar que el viento te sople en la cara. La escribió Bruce Springsteen en 1974, y la incluyó en su tercer disco de estudio. Se llama Born To Run, y es un glorioso y desesperado canto a la libertad.

Esta ciudad te arranca los huesos de la espalda 
Es una trampa mortal, es una invitación al suicidio 
Tenemos que salir mientras seamos jóvenes 
Porque vagabundos como nosotros, nena, nacimos para correr.