You are currently browsing the archives for the Uncategorized category


The last rock star

Un motivo para NO ver la televisión

The last rock star

Autor: Elliott Murphy.

Editorial: Varasek.

Captura-300x380

Elliott Murphy es uno de los secretos mejor guardados del rock norteamericano. Los franceses vieron muy pronto su descomunal talento, y le adoptaron como el hijo pródigo que regresa a Europa, la tierra de sus abuelos, para quedarse. Murphy es neoyorkino sobre todas las cosas, pero el París bohemio le venía como anillo al dedo a sus canciones sobre hermosos perdedores. ¿El Scott Fitzgerald del rock and roll? Muchos lo han pensado, incluso los cazatalentos de las grandes compañías de discos que en los setenta quisieron lanzarle a todo trapo como “el nuevo Dylan”. Springsteen se hizo con el premio gordo, mientras que su amigo Murphy debió conformarse con el título de outsider.

“Recuerdo haber tomado una gran limusina blanca al aeropuerto JFK, Geraldine y yo acurrucados en el asiento trasero, y a la altura de Brooklyn estar apurando un vial de cocaína antes de meternos unos valiums al ocupar nuestros asientos de primera clase. No fue ésta la manera en que lo había hecho mi abuelo Murphy cuando viajó en dirección opuesta sesenta y cuatro años antes, seguramente en tercera clase de un barco a rebosar, ´lleno de vuestros rendidos, vuestros pobres, vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad`. Todo esto me avergüenza, pero, a la vez, así era como viajaban todos los artistas de aquella época que he conocido: en primera clase y demasiado colocados como para disfrutarla”.

De todo eso, de la vida intensa del más culto, refinado y estiloso de los rockers callejeros (“Si quieres saber qué pinta tienen los hijos del Sueño Americano, mírame a mí”), habla este libro dividido en tres partes. Una novela, “Tramps”, abre el volumen exquisitamente editada por la editorial Vasarek. “Just a story from America” es la autobiografía que ocupa el centro de la obra, la columna vertebral de la misma. Y una selección de poemas, y dos canciones, cierran el libro a modo de guinda. Me quedo con el relleno del sándwich, una narración brillante de la vida de un músico que escribe de maravilla, y que ha conocido la gloria, muy pronto, y el olvido, durante demasiado tiempo. Páginas repletas de anécdotas maravillosas, de personajes reconocibles e inolvidables, y de una capacidad de análisis y reflexión que le convierten en alguien irrepetible en la escena rocanrolera.

“El principio de los ochenta no sólo fue duro para mi cuenta bancaria, también debilitó mi alma y a menudo desaprovechaba las tardes paseando por los cañones de Manhattan, sintiéndome como un condenado, bebiendo cerveza a escondidas en una bolsa de papel marrón. Mi vida había ido de lo sublime a lo ridículo. Recuerdo estar sentado en el despacho de Jimmy Poulis, JP lo llamábamos, después de un concierto en su club del west side TRAX, con Willie Deville y John Belushi y el presidente de Rolling Stones Records Earl MacGrath, bebiendo y esnifando coca. Puede que yo fuese un hombre olvidado, pero Belushi, que estaba en el cénit de su carrera, parecía alguien cuya única misión fuese destruirse a sí mismo. Estaba en mucha peor forma que yo, mientras que Willie había elegido el camino más largo, iba puesto de heroína, vestía un traje brillante. Ahora todos ellos han muerto, sólo quedo yo en pie. Tiene que haber algún motivo…”.

“The last rock star” cuenta la vida de alguien destinado a ser una gran estrella del rock que se quedó a medio camino. Pese a que tiene una visión diferente del asunto: “Por si todavía no lo he dicho, lo repito: el éxito en el negocio de la música se mide por la supervivencia. Y yo he sobrevivido”. Pero es mucho más que una autobiografía. También es la crónica de una época y un lugar, aquel Nueva York mágico en el que coincidieron Ramones, Talking Heads, Lou Reed, New York Doll, Springsteen, los Modern Lovers de Jonathan Richman, Patti Smith y tantos y tantos otros. Sin desperdicio.

 

Agnese va a morir

Un motivo para NO ver la televisión

Agnese va a morir

Autora: Renata Viganò.

Editorial: Errata Naturae.

Portada_Agnese-va-a-morir_web_DEF-350x538

Imposible dejar de leer este libro, las aventuras de una partisana llamada Agnese, tan trepidante como emocionante. Porque la protagonista del mismo no es la partisana que nos suelen contar los libros y películas sobre el género. Agnese es la anti heroína: una mujer mayor, hogareña, discreta, aparentemente vulgar… pero que resulta valiente, decidida, humilde, generosa y, sobre todo, luchadora infatigable. Desde la mesura más absoluta Agnese se enfrenta a los nazis y a los fascistas con una constancia y una energía conmovedoras. Es la compañera ideal, la que nunca falla, la que jamás traicionaría, la que siempre está ahí, dispuesta a darlo todo por los demás a cambio de nada. Una gran mujer, una historia conmovedora.

“Pero el alemán no me preocupa, y tampoco que me hayan quemado la casa; ni haberme ido con lo puesto. Cuando vinieron a llevarse a mi marido, quería matarlos porque sabía que iban a asesinarlo, pero fui incapaz de moverme. Anoche, en cambio, llegó el momento”.

Todo tiene lugar en la Italia rural, durante la Segunda Guerra Mundial. Los nazis se sienten acosados por la inminente llegada de las tropas aliadas. Los fascistas italianos colaboran con los alemanes delatando a sus compatriotas. Y luchando contra ellos, desde la clandestinidad, los partisanos. Cuando los nazis deportan al marido de Agnese, comunista, ella sabe que le van a matar. Y se incorpora a la resistencia. De eso trata este inolvidable libro, de las aventuras de una mujer recia que lucha contra el ejército alemán con todas sus fuerzas, pero desde un segundo plano.

“Tenían una bonita finca de la que habrían vivido holgadamente, con un huerto de verduras, hortalizas y frutas, vacas y un gallinero; no necesitaban nada ni a nadie, habrían podido seguir con su vida sin correr peligro en ese rincón apartado, ocuparse de sus asuntos, velar por sus intereses y hacer dinero en el mercado negro. Y, sin embargo, se jugaban el pellejo a diario: trabajaban para la Resistencia”.

Editado a finales de los años 40, “Agnese va a morir” es un clásico de las letras italianas. Y lo es desde la sencillez de una prosa directa, sin aspavientos, que utiliza las palabras justas y dramatiza lo mínimo. Renata Viganò escribió una obra emocionante desde la moderación, desde la certeza y la verdad, sin necesidad de recurrir a la violencia desenfrenada o la sangre fácil.  Y podía haberlo hecho: lo brutal e inhumano del nazismo y el fascismo se agazapa en cada línea de este libro, solo superado por la esperanza, el valor y la solidaridad partisana. Una pequeña y entrañable maravilla.

“En la vida partisana, que se rige por sus propias leyes, dictadas por un anhelo personal de honor, fe, pulcritud moral y orden íntimo, ay, si no existiera ese tipo de justicia voluntaria, incluso en aquellos que parecían revestir escasa importancia. Los traidores se ejecutaban de inmediato, y hasta un pequeño error se castigaba con severidad: así pues, era necesario que la fidelidad, el coraje y el amor por la resistencia se reconocieran, se valorasen. No había recompensas, ni premios, ni promesas futuras, ni rimbombantes frases retóricas. Bastaba una palabra, un gesto, para demostrar que el compañero comandante, el compañero dirigente, o los compañeros de lucha habían reconocido el valor, la altura del individuo, la medida de su sacrificio, de su voluntad, de su capacidad”.

Cinco motivos para NO ver la televisión

Estas navidades he leído cinco libros nuevos (y a Galdós). Todos magníficos, todos reseñables. Para evitar acumular material, y retrasar el ritmo de las recomendaciones nada más comenzar el año, los reúno en esta reseña común. Todos ellos merecen ser leídos y disfrutados, no deberían ser arrinconados por la avalancha de novedades que nos espera.

Unknown

Sobre el fuego

Larry Brown. Editorial Dirty Works.

El gran Larry Brown fue bombero. Como lo oye. Durante diecisiete años sirvió en el Cuerpo de Bomberos de Oxford, Mississippi, justo antes de dedicarse por completo a la literatura. Este libro ofrece las crónicas de aquellos días, tiempos duros de fuego y dramas, pero también de solidaridad y camaradería. Brown es un currante que se enfrenta cada día a nuevos problemas, que pone en peligro su vida para salvar la de otros, que escribe de manera recia y directa. Y que sorprende a quienes le adoramos por sus ásperos libros posteriores: “No hay nada como un buen policía cuando uno lo necesita”, escribe el autor de “Trabajo sucio”. Un libro que se devora.

Unknown-1

Instrucciones para un funeral.

David Means. Sexto Piso.

Si le gustan los cuentos, las narraciones breves, los puñetazos rápidos directos al hígado… David Means es uno de los suyos. En este conjunto de narraciones breves el escritor de Michigan analiza de manera brillante algunas de las circunstancias que conforman, para bien y para mal, la condición humana. La envidia, el engaño, la rabia, la deslealtad, la tristeza, la soledad… Los personajes creados para protagonizar estas historias intentan sobrevivir con heridas, y Means les concede una oportunidad. Un libro que encoge las tripas, sacude la melancolía y nos recuerda que siempre merece la pena intentarlo. Aunque sepamos que no siempre hay segundas oportunidades.

Portada_Felicidad-y-otros-relatos_web_DEF-350x538

Felicidad.

Mary Lavin. Errata Naturae.

¿Una colección más de narraciones breves? No, una colección de GRANDES narraciones breves, cinco cuentos que son un prodigio de delicadeza, de deslumbrante belleza, de color y de luz. Cuentos ciertamente optimistas, incluso cuando rozan la tragedia, en los que se explora la intimidad del ser humano de manera sensible, con ánimo positivo, que tratan de comprender y explicar que lo pequeño es grande, que la sutileza es poderosa, que en los detalles está la esencia. Norteamericana de raíces irlandesas, Lavin escribe para lectores sin fronteras, basando su literatura en asuntos tan universales como la familia, los atardeceres, la religión o la comprensión. Una delicia.

Unknown-2

Contra el capitalismo salvaje.

Bernie Sanders. Editorial Clave Intelectual.

Sanders podría ser presidente de Estados Unidos. Ya se que actualmente esto no parece complicado: viendo a Trump incluso un chimpancé no desentonaría en la Casa Blanca. Pero Sanders es diferente, es un tipo didáctico y luminoso que sueña con transformar el mundo. Y trabaja explicando cómo hacerlo: enseñando a luchar contra el capitalismo depredador, escribiendo libros que despiertan conciencias. El subtítulo del que hoy nos ocupa define a la perfección su contenido: “Las miserias del sistema y cómo los jóvenes pueden transformarlo”. Ni más ni menos. Un maestro impartiendo una lección no ya necesaria, sino imprescindible.

Unknown-3

Salto.

Judit Vanistendael y Mark Bellido. Editorial Astiberri.

Esta es una historia dura que nos recuerda de dónde venimos, cuál es ese pasado de sangre reciente que algunos políticos parecen olvidar. Años de plomo en colores grises, tiempos de mediocridad y miedo en un guión absorbente que explota en las manos. “Salto” cuenta cómo Miguel, un repartidor que quiere ser escritor, se convierte en escolta de Interior. Todo con ETA en activo, y con un primer servicio en Navarra. La vida familiar tranquila, sin sobresaltos, incapaz de inspirar el talento de un literato, da paso a un torbellino de sensaciones excitantes. ¿Es todo lo que necesita el protagonista de este cómic para escribir? Luces y sombras en un cómic intenso como pocas.

salto_cas1

Feliz Navidad!

Ds3Q_kjW0AEaTbs.jpg-large