You are currently browsing the archives for the Uncategorized category


Playboy rey

¿Se atrevería La Vanguardia a titular un reportaje sobre Juan Carlos como tituló el pasado sábado uno sobre Donald Trump? ¿Y a desvelar, como hace The New Yorker, el mecanismo para ocultar sus infidelidades?

FullSizeRender

Un motivo para NO ver la televisión

James Hunter Six

CD: Whatever It Takes.

Daptone/PromOla!

whatever-it-takes-350-album-art

Cada nuevo disco de James Hunter sirve para reafirmar su clase, para engrandecer su categoría, para aumentar la importancia de su legado, para incrementar la leyenda. Nacido hace 55 años en Reino Unido, Hunter es un cantante y guitarrista blanco que suda tinta negra. Su música, soul y ritmo y blues, no hace concesiones a los nuevos tiempos: intensidad emocional, potencia instrumental, voces cuidadas de carácter atemporal y, finalmente, una colección de grandes canciones.

Hunter ha grabado siente discos con distintas formaciones, y seguramente éste es el mejor de todos. Un trabajo compacto, sin una sola fisura, sin el mínimo relleno, brillante desde el primer al último acorde. “Whatever It Takes” es un álbum formidable que respeta a los clásicos e insiste en una fórmula eterna: buenos temas interpretados desde lo más profundo de las entrañas. En las diez canciones del disco está, presidiéndolo todo, el mejor Sam Cooke. Y flotando a su alrededor todas las estrellas de Motown, de Stax, de esa América negra que dejó para la historia la mejor música popular.

El sello Daptone ha recogido ese legado, ha apostado por músicos de la categoría de Sharon Jones, Charles Bradley o James Hunter, y se está convirtiendo en la referencia obligada para el rithm and blues fuera de Estados Unidos. “Whatever It Takes”, un futuro clásico, es prueba evidente de ello.

Descuido generalizado

El expresidente del Gobierno Felipe González no cree que exista en la política española “un fenómeno de corrupción”. Piensa que solo se trata de “un descuido generalizado”.

Las declaraciones de González, ese ser superior al que debemos todo, resultan especialmente tronchantes cuando se disfrutan en el entorno que se merecen: el de eldiario.es, medio de comunicación que ha publicado la noticia. Y es que las palabras del que fuera líder socialista aparecen rodeadas de podredumbre: la corrupción popular no parece el trabajo de unos descuideros, sino más bien el de toda una organización criminal.

Captura de pantalla 2018-02-13 a la(s) 16.46.07

Bárcenas, Granados, campañas en B, Valencia, Cifuentes, tribunales, Costa, financiación ilegal, Esperanza Aguirre… Y a un lado, como para no molestar, González y su defensa del “descuido generalizado”. ¿Tendría razón Aznar con aquello del “Váyase señor González”? O si no, por lo menos cállese.

Un motivo para NO ver la televisión

Refugio

Autora: Terry Tempest Williams.

Editorial: Errata Naturae.

Portada_Refugio_web-350x538

“Refugio” es una gran historia de amor con transfondo conservacionista. De amor a la naturaleza, en forma de lago y de las aves que lo habitan. Y de amor a la familia, sacudida sin piedad por el cáncer. Dos fuerzas de la naturaleza absolutamente ingobernables, la crecida del lago y el desarrollo de la enfermedad, alteran la vida de la protagonista, una activista medioambiental que sabe mezclar con gran ingenio, con enorme sensibilidad, las descripciones del medio natural y sus propios sentimientos. El resultado es un libro estremecedor que engrandece el catálogo de “Libros salvajes”, pero que también encajaría a la perfección en cualquier colección de gran literatura.

“Formo parte de un clan de mujeres con un solo pecho. Mi madre, mis abuelas y seis tías: todas se han sometido a mastectomías. Siete de ellas han muerto. Las dos que aún viven acaban de terminar sendas fases de quimioterapia y radiación.

Yo no me he librado: dos biopsias por temor a un cáncer de mama y un pequeño tumor entre las costillas diagnosticado como “de bajo poder maligno”.

He aquí la historia de mi familia”.

Quizá la culpa sea de la genética, pero también podría ser causa de los ensayos nucleares que se realizaron en Nevada entre el 27 de enero de 1952 y el 11 de julio de 1962. Ensayos que cubrieron “segmentos de población de utilidad relativa” con lluvias radioactivas. La tragedia está en muchas de las páginas de este conmovedor libro, pero también la esperanza y la belleza. Las aves iluminan cada momento, cada trayecto al hospital, cada paseo junto a la madre moribunda. Son la vida: “Las aves y yo compartimos una historia natural. Se trata de una cuestión de arraigo, de vivir en el corazón de un lugar durante tanto tiempo que la mente y la imaginación se fusionen”. Las aves y por supuesto el lago, siempre presente como lugar sagrado, como centro de amparo y acogida: “El refugio para aves siempre ha sido una constante en mi vida. Tan conocido es su paisaje para mi que ha habido veces en las que he presentido una especie mucho antes de verla. Los zarapitos americanos que buscaban alimento en los pastizales a algo más de diez kilómetros del refugio eran aves de fiar. Podía contar con ellos año tras año. Y cuando seis zarapitos trinadores se les unieron, se me metió en la cabeza el concepto de zarapito trinador. Antes de verlos mezclarse con los zarapitos americanos los reconocí como un pensamiento nuevo en territorio conocido”.

“Refugio” es un libro inolvidable, que no solo dejará huella en ornitólogos más o menos avezados, que disfrutarán con cada acertada descripción de las especies, sus características y sus hábitats. Porque “Refugio” es mucho más, es un hermoso canto a la vida sencilla, a la lucha por la supervivencia y a la buena muerte.

 

La portavoza

No se habla de otra cosa. La portavoza. ¿Será posible semejante despimporre, tamaña ignorancia, tan brutal muestra de ausencia de estudios? Todos los intelectuales del país, las élites culturales y sociales, se descojonan de la diputada (que por cierto, un día fue “la diputado”) capaz de semejante torpeza. “Hay que mejorar el sistema educativo”, se mofa el ministro de Educación y Cultura. Una zoquete, sin duda. Pobrecilla, y pretende dirigir junto a su banda de desarrapados sin preparación una democracia consolidada como la nuestra, un gran país como es ESPAÑA!

Mientras tanto, se celebra el sexto aniversario de la reforma laboral. La tasa de paro ha pasado del 26,02% en 2012 al 16,55% en 2017, dicen en el Gobierno de M punto Rajoy. Los aguafiestas, esos que odian España, hablan de un 26% de temporalidad y un 32% de asalariados cobrando el salario mínimo. Temporalidad, precariedad, fraude y abuso empresarial.

Minucias. No me diga que no es de coña lo de la portavoza

Un motivo para NO ver la televisión

Grandville Fuerza Mayor.

Autor: Bryan Talbot.

Editorial: Astiberri.

grandville5

Termino de leer “Grandville Fuerza Mayor” y, todavía sobresaltado por las andanzas del inspector LeBrock, recuerdo unas palabras de Alex de la Iglesia: “¿Cuál es el Santo Grial, la impávida y redonda Verdad, aquello que no puede ser negado ni desmentido? Amigos, no es otra cosa que la Emoción, el torbellino imparable de ilusión que te envuelve cuando lees un tebeo y te lo crees”.

Me lo creo. El inspector LeBrock es un tejón, su enemigo mortal un lagarto con aspecto de T.Rex, sus colegas de comisaría ratas y perros, su maestro un águila… Con todo este zoológico el bueno de Bryan Talbot monta una historieta policíaca digna del mismísimo Conan Doyle. “Thriller científico-romántico”, dice la editorial. Monumental aventura de buenos y malos, con todos los ingredientes del género negro clásico: policías y bandas mafiosas, matones y prostitutas, redadas y tugurios de mala muerte, trafico de drogas y de carne, traiciones y heroicidades. Y todo protagonizado por animales.

Quizá le suene a John Blacksad, el genial gato detective de Canales. “Los relatos con personajes antropomorfos no tienen nada de nuevo”, asegura Talbot en el texto de despedida. Hay una evidente relación entre ambos: se trata de dos mamíferos carnívoros de tamaño medio dedicados a la investigación policial. Pero las historias del tejón LeBrock son bien diferentes, tanto por la extensión como por el dibujo y, sobre todo, por la complejidad del guión. “Blacksad” es un espectáculo visual. “Grandville” es un homenaje a las tramas complejas, a los enredos inteligentes, a los desenlaces sorprendentes.

Lamentablemente, este cuarto volumen es el último de la serie. Se trata, asegura el autor, de un trabajo agotador: entre tres y cuatro jornadas de diez horas cada página, sin contar el guión. Y estamos hablando de un cómic de 166 paginas. La buena noticia es que una gran productora acaba de adquirir los derechos televisivos y cinematográficos de la obra. Hasta entonces, no lo dude y sumérjase en los callejones portuarios de esta maravillosa historia de tejones justicieros, lagartos sicópatas y delincuentes emplumados, escamados o de cuatro patas. Se lo creerá y, como dijo Alex de la Iglesia, vivirá el torbellino imparable de ilusión que te envuelve cuando lees un buen tebeo.

m_grandville_2013_astiberri_1_-clon-_448991

Prehistoria

El Comité de los Derechos del Niño, que evalúa el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aconseja a España que no permita que los niños, niñas y adolescentes participen y asistan a eventos taurinos. Poco más que añadir.

2_toros_

¿Poco más que añadir? No estoy tan seguro: vivimos en un país en muchos aspectos prehistórico, donde se multa con 480 euros a un joven que ha realizado un fotomontaje poniendo su cara al Cristo de la Amargura. Sí, al ser engendrado por una paloma. Al hombre que resucitó y habitó entre nosotros. Pero este ataque a la libertad de expresión no debería sorprendernos: vivimos en un país viejuno donde se encarcela a titiriteros y se persigue a cantantes de rap. Los toreros, mientras, salen a hombros.

El cambio es imparable, pero el recorrido resulta de una lentitud insoportable. En las redes, la gente se está solidarizando con el fotomontador sancionado subiendo sus propias caras empotradas en un Cristo. En el mismo instante en que termine el curso de Photoshop colgaré la tele con cuernos en la cabeza del hijo de Dios. Hasta entonces…

FullSizeRender

Un motivo para NO ver la televisión

El día 3.

Autores: Cristina Durán, Miguel A. Gener Bou y Laura Ballester.

Editorial: Astiberri.

Eldia3

Este es un cómic emocionante, una historieta gráfica para la memoria, un trabajo a medio camino entre el reportaje y la historia de amor. Un amor profundo a la verdad. Y por supuesto a las víctimas, los muertos, heridos y familiares y amigos del peor accidente de metro de la historia de nuestro país. Fue el 3 de julio de 2006 en Valencia, cuando apenas faltaban seis días para la visita del papa Benedicto XVI. Los políticos al frente del gobierno valenciano no quisieron empañar tan importante acontecimiento con la verdad sobre los hechos que costaron la vida a 43 personas y heridas de consideración a otras 47. Trataron de ocultan la verdad, pero gracias a los familiares de las víctimas, incansables en su lucha contra el olvido, no pudieron.

“El día 3” es la crónica de una tragedia. Y también una lección de esperanza, de dignidad y de constancia. Ganador del Premi Ciutat de Palma de Cómic 2016, estre estremecedor libro cuenta de manera minuciosa y emotiva el trágico accidente, las miserias políticas de una comunidad corrupta, y la movilización de un puñado de familiares en busca de la verdad. Una tarea dura que despertó la solidaridad de cientos de personas. Poco a poco la concentración en la plaza de la Virgen, pidiendo justicia y memoria, fue ganando participantes, hasta convertirse en un ejemplo de lucha.

Estamos ante una de esas historias gráficas que se devoran de una sentada: una vez que descendemos por las escaleras de la estación “Jesús”, y vemos salir a los heridos de la oscuridad del túnel, no podemos dejar de leer. Se trata de una historia compleja que, basada en hechos reales, se presenta repleta de recovecos técnicos y políticos. Los autores del cómic solucionan este problema, información y manipulación a partes iguales, de manera magistral. Cada página es un paso adelante en el duro y escabroso camino seguido por las víctimas, cada viñeta un gesto de apoyo a su Asociación.

Un trabajo excelente que demuestra lo útil que puede ser la historieta como medio no solo de entretenimiento, sino de información, compromiso y solidaridad. “El día 3” es un ejemplo de lucha contra algunos de los males de nuestra sociedad: la corrupción, la manipulación, la mala política, la mentira y la desigualdad. Tan hermoso como necesario. Gracias.

comic-accidente-metro-valencia-interior