You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: PSOE


Nunca caminarán solos

Insiste Pedro Sánchez una y otra vez en que si se tienen que repetir las elecciones la culpa será de Podemos. Y lo dice pese a que es público que tiene un pacto sagrado, que inclusó formalizó por escrito, con Ciudadanos, partido del que solo unas semanas antes dijo que “se trata de la misma derecha que el Partido Popular”.

Sánchez pudo elegir a Podemos como compañero de viaje. Pero eligió a Ciudadanos. Y lo hizo pese a decir, un día de finales de 2015, una frase para la historia del socialismo moderno: “No veo a alguien de izquierdas votando a Ciudadanos”. Es el mismo Sánchez que ayer se ha unido a Partido Popular y Ciudadanos para hacerle una jugarreta a Podemos: dejar a los de Iglesias fuera de la Diputación Permanente, el órgano que dirigirá el Congreso cuando el próximo mes de mayo se disuelvan las Cortes.

Ya los tiene usted de la mano, amigo Sánchez. PP, PSOE y Ciudadanos nunca caminarán solos.

Y todo esto cuando uno de los grandes ideólogos del nuevo socialismo, ese Felipe González que acusa a Iglesias y los suyos de bolivarianos, el mismo que advierte a Sánchez del “engaño” de Podemos, los “pseudorevolucionarios de Venezuela”, comienza a sonar cuando se habla de los papeles de Panamá.

Anteayer supimos que Jesús Barderas, amigo íntimo de Felipe González relacionado con los ERE, gestionó hasta 50 sociedades offshore a través del despacho panameño Mossack Fonseca. Y ayer mismo, que la actual mujer de González, Mar García Vaquero, gestionó una cuenta en Suiza a través de una sociedad creada en un paraíso fiscal.

Tiene razón Sánchez. Es difícil ver a alguien de izquierdas votando a Ciudadanos. Tanto como a sus socios del PSOE.

Un motivo para NO ver la televisión

Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado.

Autora: Maya Angelou.

Editorial: Libros del Asteroide.

arton1619-93dba

La primera novela autobiográfica de Maya Angelou se debate entre la vitalidad desbordante de la niña protagonista y la dureza desgarradora de algunos de los acontecimientos que padece. “A los quince años, la vida me había enseñado indiscutiblemente que el abandono, llegado un momento, era tan honorable como la resistencia, sobre todo si no tenías otra opción”.

“Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado” es mucho más que historia de iniciación. Es una novela de aventuras que se desarrolla en diferentes lugares de Estados Unidos, y que tiene el sabor sureño tanto de las correrías de Tom Sawyer como de clásicos abolicionistas. Leyendo a Angelou es posible recordar tanto la desgarradora “Vida de un esclavo americano” (Capitán Swing), de Frederick Douglas, como las descripciones sobre la marginación de la mujer negra de “Un millón de ruiseñores” (Malpaso), de Susan Straight.

Angelou es nómada debido a lo complejo de su estructura familiar, un caos que la lleva de un pueblo de Arkansas en el que los acontecimientos sobresalientes son negativos (“sequías, inundaciones, linchamientos y muertes”) a California pasando por San Louis. Viajes, familia, amigos, negocios, problemas… todo se sucede en una vertiginosa narración, con momentos de sublime belleza, melancolía y diversión alternándose con otros realmente terribles.

“Stamps (de Arkansas) podría haber sido un pueblo de Georgia, Alabama o Misisipí y haberse llamado ´Lárgate antes de la puesta de sol, negro` o cualquier otro nombre igualmente descriptivo. La gente de Stamps solía decir que en nuestro pueblo los blancos tenían tantos prejuicios, que un negro no podía comprarse un helado de vainilla excepto el día 4 de julio. Los demás días, tenía que conformarse con los de chocolate”.

En este libro encontraremos la lucha de una niña negra por entender el mundo blanco que le ha tocado vivir. Rodeada de personajes en ocasiones entrañables, muchas veces miserables, admira a su abuela, añora a sus padres y vive los miedos que le causa una sociedad racista, hipócrita y violenta.

“El señor Freeman me atrajo hacía si y me metió la mano entre las piernas. No me hizo daño, pero la Yaya me había metido en la cabeza este consejo: Manten las piernas cerradas y no dejes que nadie te vea el monedero”.

La violación resume la brutalidad de la sociedad del sur de Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XX. Pero en este libro no faltan momentos divertidos, entrañables y por supuesto emocionantes, como ese que muestra las dificultades que tienen las protagonistas para encontrar un dentista que no prefiera “meter las manos en la boca de un perro antes que en la de un negro”. Una obra emotiva que rompió con la marginación de las escritoras negras, y que debe ser leída mientras se escuchan primitivos blues rurales. El alma del viejo y profundo sur.

 

El gran pacto

Al bloguero, el cuerpo le pide comentar el pacto entre izquierdas y derechas… Bueno, no sé si usted me entiende, me refiero al pacto entre el PSOE y Ciudadanos, que no es lo mismo. ¿Sería más correcto decir entre derecha y centro derecha? Seguramente. Podríamos hablar, para entendernos, del pacto entre Ciudadanos y… ¿el partido de José Bono? Así está mejor. Un amigo se quejaba tras conocer los amoríos teóricamente contra natura entre Sánchez y Rivera con una frase demoledora: “¡Qué difícil ser socialista y del PSOE a la vez!”.

Captura de pantalla 2016-02-25 a la(s) 14.54.26

El cuerpo del bloguero anda revuelto. Acaba de ver las respuestas de PSOE y Ciudadanos a la misma pregunta (¿El pacto que han firmado deroga la reforma laboral del PP?) y no sale de su asombro: Pedro Sánchez responde sin dudar con un contundente , mientras que el representante de Ciudadanos dice que NO, y habla de reformas y modificaciones. Inmediatamente después el portavoz socialista Antonio Hernando, muy serio y afectado, acusa a Podemos de mentir (“El acuerdo que hemos presentado esta mañana no abarata el despido, es mentira. Podemos miente y lo sabe. Hoy el señor Errejón ha venido aquí a decir mentiras”) y de querer que gobierne el PP: “Hoy, la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias”. Dos horas después el PSOE tuvo que rectificar: “Terminamos de leernos el documento de madrugada y se nos puede haber pasado al escribirlo o al hacer un corta y pega de distintos textos”.

El cuerpo me pide nuevas elecciones, la verdad, pero cuando me dispongo a razonar la reflexión, Rita Barberá ofrece una rueda de prensa, dimite el director de TVE, el duopolio televisivo anuncia que ha generado beneficios extraordinarios… Muchos temas jugosos se acumulan el último día de la semana. Lo de Rita se soluciona con un titular: la ex alcaldesa de Valencia dio las gracias, entre otros (Rajoy, Cospedal…), al Ministro de Justicia. ¿Se puede hablar más claro? El director de TVE hace de rata en el Titanic, y abandona el barco cuando el hundimiento es inevitable. No se podía esperar otra cosa. Lo del duopolio son palabras mayores: en 2015 los dos grupos que controlan el grueso del mercado audiovisual ganan 265 millones de euros, que se reparten como buenos hermanos. Mediaset (Telecinco y Cuatro) obtiene 166, 2 millones de beneficio y Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) 99,2 millones. ¡Como para cambiar el organigrama televisivo español! ¡Como para apostar por cambios políticos reales, por una regeneración democrática, por otro orden económico!

Los políticos españoles son mediocres. Las televisiones en España son un asco. Están hechos los unos para los otros. El gran pacto con el que ganan todos.

El principio del fin

Siento profundamente tener que colgar el post de hoy. La razón es sencilla: viene a sustituir al post de ayer. Y es un drama, porque mientras que el post anterior hablábamos del talento, la ironía y el humor satírico, en el de hoy lo hacemos sobre la continuidad de la mediocridad como valor político. Moncho Alpuente ya es historia, lo que nos deja un poco más desamparados, mientras que la victoria del PSOE en Andalucía es presente y futuro, lo que nos recuerda que vivimos en un bucle político de corrupción, mezquindad e ineptitud.

trio-andaluz

Y es que el PSOE, pese al escándalo mayúsculo de los EREs, pese a los miles y miles de ciudadanos a los que ha engañado y defraudado, aguanta el tirón y gana en Andalucía sin perder un solo escaño. El PP se hunde. Se confirma el ascenso de Podemos, la aparición explosiva de Ciudadanos y el descalabro de IU. La pluralidad política que asoma, el principio del fin del bipartidismo, sería la buena noticia. Y el fracaso del PP. La mala, seguramente la nula erosión que sufren los socialistas. Estoy seguro de que Susana Díaz fallará a los andaluces. Solo me queda confirmar cuándo y cómo. Es una sensación que no puedo evitar: desconfío profundamente de quien miente, de quien dice medias verdades, de quien desde el populismo más absoluto acusa al resto de populismo.

Mediocridad también la de los medios de comunicación. Dos horas antes del Barcelona-Real Madrid era imposible encontrar una emisora de radio que informase de las elecciones andaluzas. Ni la SER, ni la COPE, ni Onda Cero, ni siquiera RNE. Todas enfrascadas en unos previos al clásico de, por cierto, nefasta calidad. En televisión, lo mejor estuvo en el largo programa que ofreció La Sexta. El Especial Elecciones de TVE estuvo durante mucho tiempo arrinconado, quizá porque se olían la derrota, en el Canal 24 Horas. La lucidez, como siempre de la mano de El Roto…

El Roto Elecciones

En busca del tiempo perdido

“La ambición embriaga más que la gloria”. Marcel Proust.

Tras el primer debate televisivo, en Canal Sur, entre los candidatos con representación en el Parlamento Andaluz, se pueden sacar dos conclusiones: que tanto PP como PSOE son incapaces de librarse del lastre del “y tú más”, y que las cadenas tienen que revisar el formato de estos programas. IU, de miranda.

Debate-juntos-Susana-Maíllo-Moreno

¿Ideas? Pocas. ¿Propuestas? Las mínimas. ¿Perdón por la corrupción? Nunca. El grueso del debate se centró precisamente en la corrupción, en dar por bueno que el tamaño importa (la tuya es más grande que la mía), en que tus imputados son más imputados que mis imputados, en esa sucesión de acusaciones y miserias que vemos cada día en los medios de comunicación. No es extraño, por tanto, que la noticia del día sobre el debate sea un detalle técnico: “árbitros de baloncesto controlaron los tiempos para igualar las oportunidades de los candidatos”, dice la radio en un intento por explicar el caos que se produjo en algunos momentos. Constantes interrupciones, una realización compleja y áspera, un formato muy encorsetado, unos contendientes que se pisan y unos árbitros, que no son árbitros, obsesionados por pitar y parar el ritmo del juego…

Los árbitros son en realidad oficiales de mesa, y tratan de controlar el tiempo, de equilibrar las intervenciones. Es bien sabido, como escribió el francés La Bruyère, que quienes utilizan mal su tiempo son los primeros en quejarse de su brevedad. Susana Díaz y Moreno Bonilla dilapidan cada día horas y horas en mítines populacheros, en alocuciones demagógicas, en homilías repetitivas, en disertaciones que son un insulto para la inteligencia, y para la política. El debate les viene grande: no convencen a nadie, es un pim pam pum sin chicha alguna, los candidatos solo son bien vistos y apoyados por los suyos. ¿Qué pueden hacer unos oficiales de mesa ante tanta mediocridad?

Pedir un tiempo muerto. Candidatos, salgan del terreno de juego. Al rincón de pensar… Reúnan a su equipo técnico, analicen sus viejunas tácticas, revisen sus decrépitas estrategias, y regresen a la cancha pensando en el público. Intenten recuperar el tiempo perdido. Traten a los ciudadanos como si fuesen seres pensantes. Invítenles a criticar, a exigir, a reflexionar, a votar.

Un motivo para NO ver la televisión

Haarmann.

Autores: Peer Meter & Isabel Kreitz.

Editorial: La Cúpula.

p-haarmann-rustica

Esta es la historia de las últimas barrabasadas de un asesino en serie, el peor de la historia de Alemania, que, con sus crímenes despiadados, provocó el pánico en la ciudad de Hannover. Se llamaba Fritz Haarmann, colaboraba con la policía, tenía tendencias homosexuales, troceaba a sus víctimas y vendía su carne a los vecinos como si fuese de vaca. Una historia terrible, en una novela gráfica que, pese a lo morboso de la historia, no se regodea en el detalle sangriento. No siempre…

El guión de Peter Meter, como los dibujos y entintados de Isabel Kreitz, resultan perfectos para narrar las fechorías de este monstruo. El resultado es una novela gráfica absolutamente siniestra que engancha desde la primera página, se lee de un tirón, y deja con el cuerpo revuelto. Como tiene que ser cuando se habla de individuos sombríos, de épocas siniestras, de ciudades grises y de acontecimientos macabros.

harmannpg1haarman151