You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Mercedes Milá


Gran Hermano, una basura de libro

Esta noche acaba la decimocuarta edición de “Gran Hermano”, seguramente el programa de televisión que más ha hecho por la telebasura y menos por la dignidad del ser humano. Catorce años sembrando las pantallas de ignorancia, de malos modos, de suciedad, de zafiedad y de sexo chungo. Catorce años reduciendo a las personas a la categoría de peleles.

Mercedes Milá y Jorge Javier Vázquez promocionan esa gala final en el programa de Telecinco “Sálvame De Luxe”. Son dos zoquetes orgullosos de su exitosa simpleza, dos cachos de carne forrados de euros, el orgulloso corazón y alma de la telebasura ibérica… Pero también tienen su corazoncito. Y sus ínfulas culturales, pese a su descomunal aportación diaria al embrutecimiento y la estupidez mundial: comentan la Feria del Libro de Madrid, como escritores que son ambos, e incluso se atreven a meterse con una Almudena Grandes que unos días antes había zarandeado a la cuadra de famosetes televisivos que se las da de escritores. Grandes habla de los verdaderos escritores, aquellos que “No salen en la televisión, no son famosos, no tienen más presencia pública que las fotos de las solapas de sus libros. Pero son los guardianes del tesoro, los depositarios de una herencia ancestral, los héroes de estos tiempos de chichinabo, donde cada día más necios confunden valor y precio. Y encima, tienen que aguantar que tantos famosos de medio pelo, periodistas, estrellas de la televisión, seudoaristócratas y demás aparezcan en los telediarios exhibiendo esos libros que, dicen ellos, son sus novelas”.

“Las palabras de Almudena Grandes son la razón por la que la gente no lee libros”, le dice Milá a su colega Jorge Javier, que la mira como si hablase de física cuántica. “Las personas se creen que son inferiores a los escritores que, como Almudena Grandes, asustan a la gente que entonces se va de los libros. Hay que hacer todo lo contrario. Decir: gracias a todos los famosos que aparecen en la feria del libro a firmar… Los escritores no valen para nada, lo que valen son los libros”, sentencia Milá, autora del sesudo ensayo “Lo que me sale del bolo”. Un… libro.

Tras presentar desde el año 2000 “Gran hermano”, la buena de Mercedes Milá carece del más mínimo pudor: “Desde hace muchos años quiero hacer un programa de libros, donde se contagie la pasión por lo que está escrito”, dice. “La literatura es lo más grande, donde están los mundos de verdad”, sentencia un tanto místicamente la mujer que para subir la audiencia de su programa grita y enseña las tetas y las bragas.

P.D.

Solidaridad total y absoluta con Mario Tascón, insultado por una alumna de religión obligatoria mientras firmaba ejemplares de su libro “La Biblia bastarda” en la Feria del Libro de Madrid

 

Un motivo para NO ver la televisión

Sturgil Simpson

Cd: Hightop Mountain.

Estamos ante el primer disco de un cantautor eléctrico que pasó su infancia en Kentucky, pero que se formó musicalmente en Nashville. Su música tiene algo del sonido de los forajidos clásicos, recuerda a Waylon Jennings, Merle Haggard o Billy Joe Shaver, pero está basado en un honky tonk tradicional con pinceladas bluegrass. Un tipo honesto que hace country de gran calidad.

 

 

¡Vea “Gran Hermano”!

No nos habíamos repuesto de la impresión que nos causó Angelina Jolie y su doble mastectomía voluntaria, cuando llega Mercedes Milá y nos enseña unas fotografías de su operación de un quiste en el morro. Las estrellas no dejan de sorprendernos. Y es que cuando creíamos haber visto lo mejor de estas dos grandes damas de la pantalla, como la interpretación de Jolie en “El intercambio” o las lorzas de Milá en la última edición de “Gran Hermano”, esta última da una nueva vuelta de tuerca a la solidaridad audiovisual. Bellezas comprometidas que derrochan desinterés, entrega, abnegación, altruismo, generosidad, filantropía…

Podríamos decir que Mercedes Milá se ha marcado un “Angelina Jolie”, pero yendo un paso más allá. Es decir, que ha hecho públicos sus problemas con una mancha supuestamente cancerígena y, para superar de alguna manera a la parienta del Brad Pitt, ha ilustrado la narración con unas fotos de la operación. “Porque me sale del bolo”, su blog personal, ha sido el lugar elegido para realizar tan sincera, a la par que emotiva, confesión.

Pero cuidado, porque en contra de lo que pudieran pensar algunos malvados, Mercedes Milá no ha montado  todo este numerito para darse publicidad, para que su decadente y miserable “Gran Hermano” salga de las horas bajas que vive. Ni muchísimo menos. Mercedes Milá no es de esas. Mercedes Milá exhibe su enfermedad, y su operación, y su recuperación, porque considera que “el mayor favor que podía hacer a la lucha contra el melanoma, ese cáncer que se lleva a tanta gente por delante cada año, era compartir mi realidad”.

¡Pero qué buena es Mercedes Milá!

Yo le recomiendo, ya poniéndonos prácticos, que no se pierda usted cada noche “Gran Hermano”. Más que recomendárselo, se lo suplico: ¡vea cada noche “Gran Hermano”, por lo que más quiera! Y hable con su familia, con sus amigos, con sus compañeros de trabajo, de Mercedes Milá. Comente con ellos lo valiente que es esta mujer, el desparpajo que tiene, su enorme humanidad. Conviértala cuanto antes en trending toppic, en líder de audiencia y, si hace falta, en presidenta del Gobierno. Y sobre todo que, por favor, que no se pierdan “Gran Hermano”. Porque en caso de que el programa de Telecinco continúe perdiendo audiencia, no sé qué otra cosa podría llegar a hacer esta señora.

Le recuerdo que antes de enseñarnos su quiste en el hocico, Milá ya nos había enseñado las bragas, las tetas, los michelines… ¿Hasta dónde podría llegar esta buena mujer en su desespero exhibicionista? ¿Qué podría llegar a mostrarnos en caso de necesitar subir unas decimillas el share? ¿Los juanetes? ¿Los pliegues de pellejo que rodean los golondrinos? ¿Las inglés brasileñas recién podadas? ¿Un piercing en el capuchón del clítoris? ¿El saneamiento de una hemorroide?

Por dios bendito, ¡no se pierda ni un solo “Gran Hermano”!

 

P.D.

La imágen del día: varios universitarios niegan el saludo al ministro Wert durante la entrega de los Premios Fin de Carrera

Comprometidos Champagne

En Telecinco han expulsado a una concursante de “Gran Hermano” por “bromear” con ETA. Se trata de una medida disciplinaria sin precedentes: “Mediaset no pasa por alto este tipo de humor”, asegura toda digna, en un comunicado, la empresa que más dinero ha ganado en España con la telebasura, la maledicencia, el esperpento… y el humor más cutre conocido. “Respeto la postura de Paolo Vasile, habrá sido complicado para él”, asegura Mercedes Milá. Sin necesidad de enseñar las tetas, la presentadora del programa ha dicho una frase conmovedora: “Las víctimas de ETA, lo único importante”.

No sabía yo que las víctimas de ETA eran lo único importante para Telecinco. Vamos, que no podía ni imaginármelo. Yo creía que para esta cadena de televisión lo único importante era la audiencia. Es decir, la pasta. Cuesta creer otra cosa tras ver su mugrienta programación y escuchar cosas como la del pasado viernes en “Sálvame”, cuando María Patiño aseguraba que Asdrúbal y Olvido Hormigos estuvieron “juntos” en un baño público. ¿Víctimas? No se me ocurre ninguna, aparte de los hijos de la ex concejala de Los Yébenes, de 8 y 11 años.

Telecinco está con las víctimas. Pero no con las víctimas de su frivolidad enfermiza, de sus calumnias barriobajeras o de su inagotable capacidad para sembrar el país de estupidez, ignorancia y entretenimiento de la peor calidad. Telecinco está con las víctimas importantes, las del terrorismo… A su debido tiempo: la cadena esperó hasta las diez de la noche para expulsar en riguroso directo a la concursante “chistosa”, que había metido la pata a primera hora de la mañana. Solidarios con las víctimas, sí, pero haciendo caja. El domingo por la tarde, María Teresa Campos y su grupo de tertulianos seguían rellenando horas y horas de televisión de saldo hablando de la concursante de “Gran Hermano” expulsada…

Telecinco está con las víctimas. Pero con las víctimas de la ausencia de publicidad. Como sucedio con el boicot a “La Noria”, es posible que la presión de algunos anunciantes (o expulsaban a la concursante o retiraban su publicidad) haya sido una de las principales razones para que la cadena realizase la pantomima de poner a en la calle a la concursante chistosa. Y es que segun la web Vertele.com, “la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo ha confirmado que diversas empresas que se anunciaban en el reality show amenazaron a la cadena con retirar su publicidad del programa”.

Telecinco es terrorismo intelectual y moral. Y no solo es la cumbre de la telebasura: en el ranking de la hipocresía también lidera con amplia ventaja. Por eso solo queda felicitar a Vasile, Milá y el resto de “comprometidos champagne” por la tan sonada y publicitada expulsión de “Gran Hermano”, un programa en franca decadencia que sin duda necesita este tipo de estímulos para sobrevivir.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Kelly Joe Phelps.

Cd: Roll Away the Blues: The Very Best of Kelly Joe Phelps.

Estamos ante uno de mis guitarristas favoritos. Nacido hace 54 años en Sumner (Washington), pero afincado en Vancouver (Canadá), Kelly Joe Phelps toca la guitarra como los grandes del jazz, el folk y el blues. Y es adicto a los escenarios: ofrece más de 200 conciertos al año.

Este doble álbum es perfecto para entrar en el mundo de Joe Phelps, puesto que recopila lo mejor de su discografía, diez discos espléndidos, sin fisuras. Ritmo y melodía al mismo tiempo, con una sofisticada técnica que nació en el sur de los Estados Unidos allá por 1920. Fingerpicking, ragtime, country rural, blues de Piedmont, sonidos del Delta… ¡Uno de los grandes!

http://www.youtube.com/watch?v=dvNsXtOy1rk

 

Lorza yerma

No había pasado ni veinticuatro horas del striptease de Mercedes Milá en la gala de “Gran Hermano”. Muchos telespectadores aún trataban de controlar las arcadas, las consultas psiquiátricas estaban colapsadas, cientos de bebés se negaban a continuar con sus habituales hábitos de lactancia… Cuando llegó Paz Padilla y se levantó la blusa y enseñó el sujetador. También en Telecinco, por supuesto innecesariamente, y como no, en un programa de categoría: “Sálvame”.

En la misma cadena en que la supuesta humorista enseña sus ubres, cuentan las penurias de los  vecinos de Salou: dicen que su ciudad parece “el cagadero de Europa”. En la localidad de la Costa Dorada se celebra el llamado Salou Fest, y más de 10.000 jóvenes, la mayoría británicos, llegan al municipio para correrse la gran juega. Bailan, beben y se pasean por las calles semi desnudos haciendo pis en las esquinas. El beneficio que dejan en Salou ronda los cinco millones de euros.

Cinco millones de euros es no es moco de pavo: con las urgencias nocturnas que nos quería quitar Cospedal a los castellano-manchegos la Junta pretendía ahorrar precisamente eso, cinco millones de euros.

Con esto no quiero decir que los ingleses jaraneros tengan que venirse a orinar a Castilla La Mancha. Con esto lo que quiero decir es que los vecinos de Salou deberían ver Telecinco para comprobar dónde está el verdadero y auténtico “cagadero de Europa”.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Karl y Anna

Autor: Leonhard Frank.

Editorial: Errata Naturae.

Karl y Richard sobreviven a duras penas en un campo de prisioneros siberiano. El primero escucha absorto cómo el segundo le habla de Anna, su mujer, que le espera en Alemania. Presta gran atención a los detalles sobre su carácter, su familia, su casa, su forma de hablar, sus tres lunares…Llega un momento en que los dos la añoran. Los dos están enamorados.

La pareja de trabajadores se deshace, y Karl inicia una larga caminata hasta Alemania para conocer a Anna. Bueno, para conocerla y algo más: se hace pasar por su marido. Los desajustes que provoca la guerra facilitan el enredo. Los protagonistas de este libro viven en un mundo habitado por individuos desencuadernados que en un momento dado se olvidan de pensar, se resisten a razonar, y se dejan llevar por las sensaciones, los sentimientos y las relaciones afectivas. Creen en aquello que sienten. Una forma tan lícita como cualquier otra de liberarse del miedo y la soledad.

En los días grises de la Primera Guerra Mundial el mundo estaba patas arriba en Europa. Tanto como para que fuese natural que mujeres que tenían a sus maridos en el frente viviesen con otros hombres. Para no estar solas, para sentirse protegidas, para poder comer…

Pero incluso en medio de la confusión, la miseria y las necesidades más atroces hay momentos para la belleza. Una chica se viste en la cama en las páginas 54 y 55, media docena de párrafos redondos. Hasta del caos es capaz de surgir el amor más inesperado y puro: “Lo que distinguía a aquellos dos seres de todos sus semejantes y los elevaba sobre ellos era que habían llegado a poseer la conciencia de su felicidad, y con ella el presente, el momento, la profundidad y la ternura interior, que puede revelarse en cualquier instante con una mirada”. Simplemente espléndido.