You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: PP


Muy preocupados

A las siete de la tarde del domingo, cuando aún no se habían cerrado las urnas, en la Cadena SER informaban de que en el Partido Popular estaban “muy preocupados” por el subidón de Podemos. Aproximadamente una hora más tarde el presidente del Gobierno Mariano Rajoy llegó a Génova 13. Ya sabe, la sede central del partido político que estaba “muy preocupado” por el subidón de Podemos. Una sede adquirida en 2006 por un 35% menos de su precio de mercado. Una sede cuya reforma fue pagada, según el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, con dinero negro. Una sede en la que Luis Bárcenas, gerente y tesorero del PP que asegura haber tenido una caja B y haber repartido sobres con dinero a los líderes del partido, tuvo despacho durante dos décadas. La sede que registró la policía durante 14 horas, la sede en la que destruyeron el contenido de los discos duros de los dos ordenadores portátiles de su ex tesorero.

Ni más ni menos que ese lugar, Génova 13, fue el escogido por Rajoy para pasar la noche electoral. Como para no estar preocupados. Con la subida de Podemos, digo. En la imágen, de Alberto Di Lolli (El Mundo), Rajoy llega a Génova…

CWsUofdWwAAYPKb

Una fotografía que resume a la perfección la noche electoral. El éxito de Podemos es una bomba en la línea de flotación de un partido en entredicho, que sobrevive gracias a insospechados mecanismos de promoción y ocultación, que se sostiene por el miedo, la desinformación y el apoyo del poder económico. La subida de Podemos supone una amenaza directa a la impunidad del PP, un partido que se refugia en su sede madrileña como hicieron Bruce Reynols y su banda en una granja de Leatherslade, cercana a Oakley (sur de Inglaterra), tras atracar el tren de Glasgow. En penumbra, entre sombras, con canguelo.

En el PP están muy preocupados. Tienen motivos. En el PSOE también, por supuesto. Se les acaba el chollo. La preocupación de populares (y socialistas) sólo puede ser motivo de alegría para la mayoría del resto de ciudadanos: la política vuelve a tener sentido, el Parlamento puede resucitar, la corrupción quizá deje de ser congénita, el poder debería volver al pueblo.

Están muy preocupados, el miedo cambia de bando, se avecinan tiempos interesantes. Sonrían.

Captura de pantalla 2015-12-20 a la(s) 22.30.45

Formación profesional torera

Yo de pequeño quería ser torero. Se lo juro. Tenía una plaza de toros de juguete, con tierra pegada en el albero, y un traje de luces con montera y todo. Cosas de mi tío Manolo, seguidor incondicional de Manolete. Lamentablemente tardé muy poco en cortarme la coleta y dedicarme con todas mis fuerzas al balón, terreno en el que hubiese llegado muy lejos si me hubiesen respetado las lesiones. Mi paso por el mundo de la tauromaquia fue breve, unas semanas entre los seis y los siete años, y un tanto frustrante al no poder contar con una dirección espiritual, con un proyecto pedagógico. Fui torero autodidacta y, maldita sea, fracasé: el único pelo que toque fue el del gato, al que traté de dar una estocada con la aguja de hacer punto de mi abuela. Planta y torería no me faltaban…

Captura de pantalla 2015-10-20 a la(s) 19.32.44

La tauromaquia perdió una gran figura por falta de medios, de planificación, de infraestructuras educativas. Por eso en estos momentos solo puedo dar gracias a dios y a Paquirri por la noticia del año: El Gobierno prepara un Real Decreto para incluir, dentro de la Formación Profesional, un nuevo título denominado Tauromaquia y Actividades Auxiliares Ganaderas. Se impartiría en institutos de toda españa, tendría solo 2.000 horas de duración y lo mejor de todo… ¡Para apuntarse no hace falta ni la ESO!

¿En qué consiste el curso? Se estarán preguntando ahora miles de jóvenes con inquietudes, sensibilidad y arte. Pues en lo que dicta el sentido común: aprender “a desempeñar las tareas propias de los matadores de novillos sin picadores aplicando las bases de la pureza en el toreo…. a mantener en perfecto estado de uso el traje de luces, el capote, la montera y estoque” y, por supuesto, “a mover el capote con soltura, realizar verónicas, pases de pecho o chicuelinas y, por supuesto, clavar las banderillas y el estoque al animal para matarlo”. Pero la cosa no termina ahí, que el curso es muy completo: criterios de adiestramiento de sementales para la recogida de semen, recolectar este jugo con las condiciones de higiene y temperatura adecuadas según la especie, realizar la suerte de matar teniendo en cuenta las características del animal, colocar banderillas teniendo en cuenta la correcta ejecución de la suerte y las características del bicho… Todo lo necesario, en resumen, para conseguir el título de FP básica de novillero. Torturador profesional.

Torturemos, sí, pero con conocimiento. En un país como España, líder de la UE en abandono escolar prematuro, este tipo de iniciativas son recibidas como un soplo de aire fresco. Nos hacen volver a creer en la política, en las buenas intenciones de nuestros líderes, en su capacidad para mejorar esta sociedad convulsa y compleja. Porque vivimos en un país grande del que sentirnos orgullosos: no puedo ir con mi hija a un concierto de Lucinda Williams, tiene solo 14 años, pero puedo llevarla a una plaza de toros a ver cómo masacran a un herbívoro. 

Si en mi juventud hubiese existido el curso Tauromaquia y Actividades Auxiliares Ganaderas posiblemente yo no estaría aquí, escribiendo este blog de medio pelo. Seguramente estaría banderilleando novillos en fiestas populares. O de gira con el Bombero Torero y sus enanitos rejoneadores. Gracias, Gobierno de España, por pensar en nuestros jóvenes y en su futuro.

1257767732348_nino-torero10

 

Un motivo para NO ver la televisión

Corto Maltés. Bajo el sol de medianoche.

Autores: Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero.

Editorial: Norma.

Captura de pantalla 2015-10-20 a la(s) 11.22.59

Ha resucitado. Corto Maltés, el marinero misterioso que parecía haberse ido con Hugo Pratt el 20 de agosto de 1995, vuelve con una nueva y formidable historia en el Gran Norte. Canadá y Alaska son los escenarios elegidos por esta leyenda de la historieta para desafiar a la muerte y regresar al mundo de la aventura. Juan Díaz Canales (Blacksad) y Rubén Pellejero (Dieter Lumpen) toman el relevo a Pratt, respetando su espíritu de manera rigurosa, tanto en el guión como en el dibujo: el artista italiano de origen sefardí estaría orgulloso del trabajo de los dos españoles, responsables de un cómic continuista, que mantiene la personalidad de Corto, su carácter intrépido y místico, así como el tono de dibujo y color. Canales y Pellejero no se limitan a copiar, crean, y engrandecen la figura del personaje ideado por Pratt con una evolución respetuosa, moderna y creíble. “Respetamos el nombre y la herencia”, dicen.

“Apátrida quizás. Con tanto movimiento de fronteras es cada vez más difícil saber adonde pertenece cada uno. Aunque confieso que no es algo que me importe mucho…”, asegura este marino veneciano que es un ciudadano del mundo, sin bandera y sin patria. “Bajo el sol de medianoche” es una gozada que entusiasmará a todos los seguidores de Corto que, como yo, creíamos que había muerto junto a Pratt. Un libro en el que se suceden las aventuras a un ritmo frenético, y en el que aparecen personajes clásicos, como Rasputín, y otros tan sorprendentes como el mismísimo Jack London. Larga vida al héroe taciturno e irónico con un aro en la oreja izquierda.

1443161617805

 

 

La nieta del dictador, en TVE

Que Bertín Osborne entreviste el 7 de octubre de 2015, y en el prime time de la primera cadena de la televisión pública española, a Carmen Martínez-Bordiú, la nieta de Francisco Franco, sólo puede entenderse como una tomadura de pelo. Una burla al ciudadano que financia este medio de comunicación con sus impuestos. Un desprecio absoluto por el concepto mismo de televisión pública, entretenimiento de calidad y servicio público. Y un desprecio total por una historia, la nuestra, víctima de una transición basada en el olvido: aún no hemos superado la dictadura franquista. A las diez de la noche y cuarenta minutos del pasado miércoles los telespectadores que sintonizaron la primera cadena de TVE pudieron ver imágenes de un sanguinario dictador ilustrando, con total naturalidad, la charla entre dos seres de otro tiempo: la pareja profesional de Arévalo y una vendedora de exclusivas rosas conocida por su intervención en programas como “¡Sálvame!” o “Mira quién baila”. ¿Esta es la España que pretende ser, como dice el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, “el gran cosmos del emprendedor”?

3315120

“Éstas son las fotos que tenemos todos en casa”, dice la nieta de Franco. “Ahí está tu abuelo”, insiste Osborne señalando al tirano enmarcado sobre una mesa. “Ésta es la foto de un cachalote que pescó mi abuelo en el Azor… Y ésta es una foto muy curiosa que hizo mi abuelo”, dice Martínez-Bordiú señalando una imagen del rey Juan Carlos. “Hay gente a la que les cae bien mi familia, y gente que les cae mal… pero cada uno es como es”, sentencia la entrevistada.

Abundan las anécdotas tronchantes, como no podía ser de otra manera. La nietísima habla de su costumbre de “enseñar el culo a la luna”“Y la cara al sol”, redondea un chispeante Osborne con total naturalidad. Este es el nivel del programa, de la entrevista, de sus protagonistas. “¿Con quién aprendiste más en materia sexual?”, pregunta Osborne con su picardía paleta. “Hay mujeres que son muy promiscuas”, responde Martínez-Bordiú, absolutamente empeñada en decir estupideces sobre la homosexualidad: “dos tíos pueden dormir en la misma cama sin que ocurra nada”.

Osborne: ¿Tu eres bisexual?

Martínez-Bordiú: No, a mí me gustan los hombres.

Osborne: ¿Y crees que tu abuelo lo era?

Martínez-Bordiú: No tenía tiempo de pensar en sexo: El poder es ya una droga.

Osborne: ¿Con cuántos hombres has estado tú?

Martínez-Bordiú: No te lo voy a decir, pero una vez hice una lista por años…

Osborne: ¿Qué tiene que tener un tío para que no te canses de él?

Martínez-Bordiú: No sé.

Ignoro los méritos de Martínez-Bordiú para ser entrevistada en el prime time de la primera cadena de la televisión pública española. “¿De qué vivo? De una cosita que hago en Hola!, un poquito aquí, otro allí..”, dice mientras Osborne mastica un aperitivo. ¿Imagina usted a un nieta de Hitler o de Mussolini sin oficio ni beneficio siendo entrevistada en el prime time de la televisión pública alemana o italiana? ¿No le resulta repugnante ver imágenes de Franco en TVE cuando todavía miles de personas luchan por la verdad, la justicia, la reparación y la memoria frente a las desapariciones forzadas cometidas durante la Guerra Civil y la dictadura? Un despropósito pagado, insisto, con dinero público, con sus impuestos y los míos. Un escándalo.

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 13.10.46

P.D.

El PP pide al PSOE que dejen de “ser cansinos y dar la murga” con la Memoria Histórica: “Ya no hay más fosas que descubrir, salvo que se empeñen en buscar a Federico García Lorca en los cuatro puntos cardinales de España”.

La asociación Jueces para la Democracia recuerda que España, con más de 114.000 desaparecidos, es “el segundo país del mundo, tras Camboya, con mayor número de personas víctimas de desapariciones forzadas cuyos restos no han sido recuperados ni identificados”.

Piel gay

“El matrimonio homosexual no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos, porque no garantiza la pervivencia de la especie”. Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior.

Seguro que usted recuerda el famoso vídeo promocional del Partido Popular en el que Carlos Floriano reconocía que les había “faltado piel”. “Seguro”, contestaba Cospedal moviendo la cabeza como uno de esos perritos que se llevaban en la bandeja trasera de los coches en los 80. O en los 70. Piel, decían en el PP, y se conjuraban para bajarse de sus coches oficiales, para abandonar sus sedes reformadas con dinero negro y pisar las calles, para quitarse el Rolex y el bolso de Loewe y calzarse un Casio y una riñonera, para humanizar el político altivo y soberbio que hierve en sus entrañas. Para, resumiendo, acercarse al populacho, a esos desagradecidos que, al enterarse de que son una banda de corruptos organizados para delinquir, amenazan con no votarles. ¿Será posible tamaña ingratitud?

Pues desde el famoso vídeo, el presidente Rajoy ha dado un cambio increíble. Parece otro. No porque haya perdido el escaso brillo que tenía y parezca un ser efímero, un político diminuto con fecha de caducidad. Que también. Rajoy es otro porque ahora tiene piel a cascoporro. Hectáreas de piel. Es uno de los nuestros. ¿Por su sensibilidad con los parados, los desahuciados, los marginados y los asilados? No, por como cada mañana se pelea, como un padre más, con su hijo por la posesión del diario Marca: el presidente del Gobierno confiesa a Ana Rosa Quintana la debilidad de su familia por la prensa deportiva, y cámo se enfrenta durante el desayuno con Marianin por ojear el diario líder en ventas de este país.  ¿No es enternecedor?

homer-choking-bart-simpson

Piel. Tener el Marca como referencia confirma que Rajoy es un tipo sin una actividad neuronal arrolladora, que seguramente estamos ante un estadista gris con el cerebro de un grillo, que no estamos en las mejores manos. Pero eso no importa, porque las elecciones se ganan con piel. Y el Marca es una fábrica de piel.

Lástima que toda la piel que Mariano, el padre, gana leyendo el Marca la pierda a las primeras de cambio: El Gobierno y el PP andan a la greña, divididos, sobre si su todopoderoso líder debería asistir a la boda gay de Javier Maroto, vicesecretario de Acción Sectorial de su partido. El silencio de Mariano, siempre presto a enfrentarse a los problemas y chismorreos, es muy significativo: está invitado, pero no ha confirmado su asistencia. ¿Qué dirán los meapilas del partido? ¿Con qué cara le disputa mañana el Marca a Marianito? Rajoy irá o no a la boda de Maroto, aún no lo sabemos. Lo que que sí sabemos, y no deberíamos olvidar nunca, es que el presidente ha dicho, entre otras muchas sandeces, éstas:

- “Es una manía del Gobierno de parecer moderno y no una reclamación de los homosexuales”.

- “El matrimonio siempre ha sido una institución entre un hombre y una mujer”.

- “Yo hubiera hecho la misma ley sin llamarle ‘matrimonio’, porque la palabra matrimonio, creo yo que es un poco meter el dedo en el ojo a los católicos, y sin embargo los mismos derechos y libertades se hubieran podido dar con otro nombre”.

Y es que una cosa es tener piel, y otra muy distinta tener piel gay. Hasta ahí podíamos llegar.