You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: PP


La palabra

Decía Blas de Otero que incluso cuando lo has perdido todo, la voz, el tiempo y hasta la vida, te queda la palabra. El poeta de Bilbao tuvo la suerte de no conocer a Pedro Antonio Sánchez, presidente de Murcia. Es un tipo al que no le queda nada. Ni la palabra. Sánchez, el político más importante de su región, dijo hace meses ante las cámaras de televisión que en caso de ser imputado en el llamado Caso Auditorio dimitiría sin dudarlo. Pues bien, el juez instructor Julián Pérez-Templado (TSJ de Murcia) ha citado a declarar el próximo día seis de marzo a Pedro Antonio Sánchez “en calidad  de  investigado”, el antiguo imputado, en el Caso Auditorio. ¿Ha dimitido de inmediato Sánchez? Para nada: dice que no está imputado, sino invitado a declarar. O algo parecido.

Captura de pantalla 2017-02-21 a la(s) 19.18.25

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy defiende a Sánchez apelando a, no se lo pierda, “los derechos humanos de que disponemos las personas”. El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, cree que “no es lo mismo meter la pata que meter la mano”: asegura que su compañero no cometió ningún delito de corrupción, que pudo ser una prevaricación administrativa. Y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró este martes que Sánchez debemos esperar a la apertura de juicio oral para exigirle responsabilidades políticas: “No es el momento de dimitir”.

Nunca es el momento de dimitir para un Pedro Antonio Sánchez que se aferra al poder con uñas y dientes. No le queda nada, ni la palabra. ¿Qué pensarán sus hijos, su familia, sus vecinos, sus compañeros, cuando le ven faltar a su propia palabra en televisión? A él parece no preocuparle. Parece que lo único que le importa en la vida es seguir siendo presidente de Murcia. Seguramente para poder seguir sirviendo a los ciudadanos como hizo con el Caso Auditorio: una obra pública que arrancó en 2008, se pagó con una subvención de la Comunidad autónoma de seis millones y, nueve años después, está sin terminar, abandonada. Es, según la fiscalía, “un esqueleto de hormigón vacío”. Como la dignidad de Sánchez y de la cúpula del PP. Gente a la que no le queda ni la palabra.

forges-dimision

Un motivo para NO ver la televisión

Vida indómita. Aventuras de un biólogo evolutivo.

Autor: Robert Trivers.

Editorial: Antoni Bosch.

Cubierta_web

Robert Trivers es todo un personaje. En primer lugar, porque es un prestigioso científico, profesor de antropología y Ciencias Biológicas, que ha realizado numerosos trabajos de campo por medio mundo. Una leyenda de las teorías evolutivas, un cerebro privilegiado capaz de realizar análisis majestuosos sobre los conflictos sociales, la solidaridad y la colaboración. Y en segundo lugar, porque su vida dista mucho de la del científico de manual, monótona y aburrida, encerrado en un laboratorio, rodeado de libros, microscopios y jaulas con monos.

“A finales de la década de los sesenta, había en East Kingston un club muy agradable, justo después del manicomio de Windward Road… Por una cantidad de dinero razonable (pongamos ochenta dólares norteamericanos), podías beber, bailar, alquilar una habitación y, lo más probable, pasar la noche con una mujer”.

Trivers ha participado en numerosas peleas, algunas de ellas con arma blanca. Ha estado en chirona (y no precisamente como estudioso del comportamiento de la población reclusa). Ha sobrevivido a la violencia de Jamaica, país en el que ha vivido intensamente, ha fumado ganja y ha creado grupos de defensa de colectivos homosexuales. Conducir el coche del lider de los Panteras Negras es uno de los hitos en la carrera de un individuo que, en los ratos libres, se ha convertido en uno de los grandes científicos de nuestro tiempo.

“En otra ocasión, Bill y yo estábamos hablando sobre los prejuicios raciales y sus posibles componentes biológicos, y él me dijo: ´Bob, tan pronto hayas aprendido a considerar una gaviota argéntea como un igual, lo demás es fácil`. Vaya enfoque más grato del problema, sobre todo desde dentro de la biología. Bill pensaba desde ese nivel en el que me pedía que me situara yo: todos somos organismos vivos… que hacemos comentarios discriminatorios sobre otros por nuestra cuenta y riesgo. En su opinión, siempre era mejor intentar ver el mundo desde la óptica de otra criatura”.

El título de este libro define perfectamente lo que el lector encontrará en el interior del mismo: La vida salvaje de un biólogo evolutivo de culo inquieto. Seguramente por eso, y por la forma directa e inteligente con que escribe Trivers, “Vida indómita” recuerda a alguno de los mejores momentos de “En movimiento”, la autobiografía del gran Oliver Sacks. Tipos enormemente dotados para la ciencia… y para la vida. Porque eso es este libro, una apología de la vida, tanto animal como humana, que resulta fascinante. Entusiasmará tanto a los lectores de literatura científica como a los adictos a las biografías extremas. Un soplo de aire tan fresco como este poema, escrito por el autor en un momento de inspiración etílica, para un colega especial, un largarto azul (Anolis grahami) que fue una vez su compañero de copas…

“Solo somos amigos, tío / un lagarto azul y yo / Nos vemos por la tarde / Tú en tu percha / yo en mi silla/ Solo somos amigos, tío / Amigos vespertinos / A tí te gustan las hormigas / A mí las sardinas / A tí te gustan las vaginas de las lagartas / A mí las humanas / Solo somos amigos / Amigos de distinta especie”.

I Master de Rock and Roll Matutino Sobre Ruedas.

Aretha Franklin

Respect

Best Aretha Songs main

Hace solo unos días conocimos la triste noticia: Aretha Franklin anunciaba su retirada. La gran dama del soul, la cantante todopoderosa, la camarera de los Blues Brothers… ¿La mejor cantante negra de los tiempos modernos? (Bessie SmithLady Day). Tiene decenas de grandes canciones, desde baladas desgarradoras a arrolladores rythm and blues, pero para conocerla en todo su esplendor ningún tema mejor que este “Respect”. Un torbellino grabado hace medio siglo en el que Aretha ofrece lo mejor de si misma a cambio de, “what you want”, lo que tú quieres… respeto. Un himno.

La gran familia… basura

“El tiempo desapacible que hay hoy en Madrid contrasta con la imagen de alegría que se vive en las filas populares. Esta mañana hemos visto al presidente del Partido Popular rodeado por los más de 3.000 compromisarios afiliados en un ambiente distendido. Ana Rosa Berraquero…

- Sí, hoy se ven por aquí pocas corbatas y se está trasladando al ambiente de un congreso que está resultando distendido, amable, como si se tratase de la reunión de una gran familia”.

Quien dice la primera frase, ese tiempo desapacible que contrasta con la alegría en las filas del PP, no es ni Pablo Casado, ni Maroto, ni Maillo. Ni siquiera un mamporrero externo disfrazado de periodista, como Francisco Marhuenda. No. Es Pedro Carreño, el presentador del informativo estrella, tres de la tarde, del fin de semana de la televisión pública española. Ya sabe, esa televisión que pagamos todos. TVE.

Pedro Carreño da paso al congreso del PP. Y quien desde allí habla, y dice aquello de “un congreso que está resultando distendido, amable, como si se tratase de la reunión de una gran familia”, no es Cospedal o Villalobos. Ni siquiera la simploncia de Andrea Levy. Se trata de Ana Rosa Berraquero, periodista del informativo estrella, tres de la tarde, del fin de semana de la televisión pública española. Ya sabe, esa televisión que pagamos todos. TVE.

Miembros del Gobierno del PP y periodistas de los informativos de TVE forman una gran familia. Una familia que tiene sus gastos, como es normal. Los habituales en congresos y redacciones, usted ya me entiende. Gastos que los ciudadanos pagamos sin rechistar, como hemos pagado la financiación ilegal del PP. El descaro es tan grande, la desfachatez de unos y otros tan descomunal, que los ciudadanos parecemos desbordados. No reaccionamos. Estamos atortolados, y vemos los telediarios, y leemos los periódicos, con los ojos como platos: “Rajoy: todavía puedo dar mucho más”, dice la portada del diario. “Los empresarios procesados confirman que el PP se financió ilegalmente”, cuentan en la página 2. “Trece años de cárcel para los cabecillas de la trama Gürtel, nueve para la ex consejera de turismo del PP”, sentencia la página 3. Una gran familia… basura.

FullSizeRender

Un motivo para NO ver la televisión

Antonio Hernandez Palacios.

Editorial: Ponent Mon.

ahp

Hay imágenes que te sorprenden siendo un niño y te acompañan toda tu vida. Una de ellas es la portada de un extraño TBO que colgaba en un quiosco de la calle Santa Engracia, muy cerca de la madrileña glorieta de Iglesias. Un hombre a caballo en un paisaje desértico. Un rifle cruzado sobre la montura, un extraño sombrero, una mula cargada detrás. Y el paisaje, un desierto en sofocantes amarillos y rojos. Yo quería esa revista, quería saber quién era ese tipo llamado Manos Kelly, quería saber qué hacía “un español en el oeste”. Me compraron la revista, el primer número de la legendaria Trinca, y después todos las demás. Había dejado de ser un lector de tebeos y me había convertido en un lector de cómics.

564-513-95

El culpable de ese hechizo, el dibujante responsable de ese western histórico, muy poético pero también muy documentado, era Antonio Hernández Palacios. Un clásico absoluto del cómic, de la ilustración, de la historia gráfica. Pues resulta que ahora, más de cuarenta años después, editorial Ponent Mont dedica al dibujante madrileño el primer volumen de una colección, Graphicomic, destinada “a profundizar en los grandes autores del 9º Arte en el siglo XX”.

No podían empezar con mejor pie, con un autor más importante e influyente, este recorrido por los clásicos del cómic. Primorosamente editado, este volumen de tapa dura y excelente impresión no solo recorre la vida de Hernández Palacios, sino que desvela su técnica artística, repasa sus trabajos más importantes e incluso recupera textos del dibujante explicando su obra: “Esto es lo que quiero contar en Manos Kelly”, dice en el párrafo que cierra las seis páginas dedicadas a “un hombre que ha visto demasiadas cosas que quiere olvidar”, un vaquero de madre española y padre irlandés, un superviviente. “Y hacerlo de forma sencilla, sin eruditismos, fuera de lugar, creo yo, en una historieta. El dato estará detrás, como fondo. En la superficie solo veremos un relato de buenos y malos”.

Tras Manos Kelly llegarían Mc Coy, Ely, La paga del soldado, Simón Bolivar, el Cid y hasta Nuri Eva. Desde el western europeo a la ciencia ficción, pasando por proyectos tan personales como contar la guerra civil española o episodios del descubrimiento y la colonización de América. Antonio Hernández Palacios sentía una curiosidad enorme por la historia, y todos sus proyectos disfrutan de una documentación rigurosa. La historieta maduraba en sus manos, convirtiéndose en una clase magistral de geografía, política, antropología…

Estamos ante una obra absolutamente imprescindible que nos ayuda a comprender la evolución de la historieta, nos muestra de manera sencilla algunos capítulos fundamentales de la historia y, sobre todo, nos invita a disfrutar de uno de los dibujantes más importantes e influyentes del cómic contemporáneo. Una gozada desde la primera a la última página.

CID HERNANDEZ PALACIOS

I Master de Rock and Roll Matutino Sobre Ruedas.

Voodoo Child (Slight Return)

Jimi Hendrix

¿El guitarrista más grande de todos los tiempos? Entre los eléctricos, sin duda alguna. Desconocemos su techo, puesto que murió con solo 27 años, pero sabemos que su técnica fue única, su energía descomunal y su influencia en generaciones posteriores absolutamente brutal. Existe un antes y un después de Jimi Hendrix en el mundo de las seis cuerdas.

Nacido en Seattle (Washington), Johnny Allen Hendrix, más conocido como Jimi Hendrix, fue un músico de directo que curtió su estilo, un cruce de blues y rock and roll, en los escenarios de medio mundo. Y en los grandes festivales, como Woodstock o Monterrey, donde ofreció conciertos inolvidables. Sus mejores discos los grabó a finales de los 60. Del tercero, el doble “Electric Ladyland” cuya portada fue censurada en España, escogemos este clásico absoluto llamado “Voodoo Child”, un tema largo e intenso, un heavy-blues con la guitarra desbocada, lleno de efectos de sonido, de pedales wah wah y riff asesinos, en el que Jimi lo da absolutamente todo. Uno de los solos más grandes de la historia, sin duda alguna.

Un poquito de humanidad

“Aquellos que la han abandonado le han roto el corazón”. Sobrina de Rita Barberá durante el funeral.

Dice Rafael Hernando, el portavoz del PP en el Congreso que quiso calzar una hostia a Rubalcaba, que su partido apartó a Rita Barberá para evitar su linchamiento. Pero que “las hienas siguieron mordiéndola”. Sí, Hernando ve hienas. Y no precisamente cuando se afeita, en el espejo, sino en esos medios de comunicación que convirtieron a la ex alcaldesa de Valencia “en un pimpampum al que golpear permanentemente porque daba audiencia… periodismo de acoso y escrache… La Sexta especialmente”.

¿La Sexta especialmente? ¿Una cadena anti-PP con Ferreras, Inda y Marhuenda? ¿Estás seguro, Hernando? “Humanidad”, pidió un blandengue Llamazares. Y humanidad pido también yo, pero para unos medios de comunicación que bastante tienen con lo que tienen como para cargar con la muerte de Barberá. ¿Quién la mató? ¿La pena de telediario? ¿O el tabaco, la obesidad, los gin tonics, el estrés que supone tener a todo tu grupo parlamentario imputado y, además, ser abandonada por el partido al que has dedicado toda tu vida?

“Hay que recuperar la presunción de inocencia”, sentenció en TVE todo digno un tertuliano que comparte mesa con Alfonso Rojo. “Barberá no ha cumplido con los requisitos de dignidad ni de ejemplaridad”, dijo hace poco un tal Javier Maroto. “Vea si aporta o no a este partido, porque, con todos los respetos… hay vida fuera de la política”, aconsejó a Barberá un tal Pablo Casado. ¿Periodistas antisistema de La Sexta? No, qué va: vicesecretario Sectorial y vicesecretario de Comunicación del PP, respectivamente.

Vocero de un partido podrido, macarra tabernario a las órdenes de Rajoy, Rafael Hernando quiere aprovechar las circunstancia para transmitir una idea: “Y todo esto por mil euros”.

¿Corrupción? ¿Corruptos? ¿Mil euros? Un poquito de humanidad, hienas.

P.D.

El informativo estrella de la televisión pública española del jueves, Telediario de las nueve de la noche de TVE, abre con unas imágenes de la “despedida a Rita Barberá”. ¿La bomba en Bagdad con más de cien muertos? Hienas, que sois unas hienas…

A la ceremonia íntima, sin políticos por deseo de la familia, asistieron Mariano Rajoy, Cospedal, Ana Mato, Ana Pastor, Celia Villalobos, Juan Cotino, José Manuel Soria, Francisco Camps“La alcaldesa del pueblo”, sentenció este último. Palabras que confirmaron un puñado de ancianos que asistieron al acto, y dejaron su opinión a las cámaras de TVE: “Ha sido la mejor alcaldesa de la historia”. Al publireportaje, de unos ¿siete minutos?, solo se le puede poner una pega: terminó sin decir ni una sola vez que Barberá se encontraba imputada en el momento de fallecer.

Captura de pantalla 2016-11-24 a la(s) 22.36.41

Un motivo para NO ver la televisión

¿Qué es el humor?

Autor: Orgullo y Satisfacción.

Editorial: ¡Caramba! / Astiberri.

queeselhumor

La pregunta tiene cojones. ¿Que qué es el humor? Pues depende… Depende de quién hace el chiste, de quién lo escucha, del momento, de las circunstancias, de la transigencia del individuo, del carácter del país, de la cultura, del sentido del ridículo, del miedo, del Gobierno, de la actitud, de la religión. De muchas cosas, todas ellas interesantes, abiertas, importantes. Le pese a quien le pese, el humor es imprescindible. Es una de las cosas por las que merece la pena vivir. ¿Morir? Coño…

queeselhumor_1

El equipo de “Orgullo y Satisfacción” ha elegido 100 chistes para tratar de responder a la pregunta del millón. Desde Fontdevilla y Ágreda a Chumy Chúmez o Vergara pasando por Guillermo, Paco Alcázar, Luis Bustos o González Vázquez. Todos ofreciendo lo mejor de sí mismos, a viñeta por página, con un punto de vista la mayoría de las veces irónico e inteligente, siempre tronchante.

queeselhumor_2

Vivimos en el país que ha enchironado a dos titiriteros por una obra de ficción, que ha puesto contra las cuerdas a un político por unos tuits negros, que rediseña cada poco una ley mordaza para silenciar al populacho crítico. Vivimos en una monarquía diseñada por un dictador. Vivimos en un estado aparentemente laico pero profundamente religioso. La corrupción política y las desigualdades sociales nos están comiendo las entrañas. Necesitamos más que nunca el humor, en todas sus formas, colores y dimensiones. Por eso éste es el mejor libro de autoayuda: se lee con una sonrisa de oreja a oreja, te invita a mirar el mundo con otros ojos y te deja cuerpo de jota. ¿Qué es el humor? El humor sois vosotros, jodíos. ¡Gracias!

queeselhumor_3

Sábado sabadete

El sábado fue un gran día para Mariano Rajoy. Uno de esos días que no se olvidan fácilmente. El Real Madrid ganó 1-4 al Alavés en Mendizorroza. Inmediatamente después, la traición histórica de un partido político a su líder, y a sus votantes y simpatizantes, le convirtió de nuevo en presidente del Gobierno.

No dejarse puntos en un campo difícil como Vitoria, y ante un equipo en forma como el que dirige Mauricio Pellegrino, resulta fundamental si aspiras a ganar la Liga. Convertirse de nuevo en presidente tras 315 días de angustia supone un gran éxito, y una tranquilizadora garantía de futuro. ¿Para los españoles? No, coño, para Rajoy y el Partido Popular.

Captura de pantalla 2016-10-30 a la(s) 11.15.08

No hay mejor manera de afrontar lo que queda del juicio de la Gürtel, por poner un ejemplo, que desde Moncloa. Por eso todas las prisas que tenía Rajoy hace unos días, cuando aseguraba que “España necesita de manera urgente un Gobierno”, ya no son tales: hasta el próximo jueves no desvelará el nuevo Gobierno. Tranquis, que martes y miércoles se juega la Champion.

Desde Moncloa se mira a Bárcenas, a Correa y al Bigotes con otros ojos. Desde Moncloa se habla de los jueces, y con los jueces, utilizando otro tono. Desde Moncloa se afrontan los problemas con mejor ánimo, se destruyen pruebas con más contundencia, se dirigen los medios con mayor descaro. Desde Moncloa los informativos de TVE, y los editoriales de ABC, La Razón, El País y El Mundo se leen cada mañana con otro ánimo. Desde Moncloa el futuro vuelve a ser radiante. Bendito sábado, sabadete.

P.D.1

La culpa de todo lo que pasa en el PSOE, de TODO, la tiene Gabriel Rufián. Será canalla este Rufián…

P.D.2

La entrevista de Jordi Évole a Pedro Sánchez me pareció interesante, pero fuera de tiempo. Todo lo que contó, y sonó duro, y sonó impresentable… ya lo sabíamos. O lo sospechábamos. Que González no pinta nada, que Susana Díaz es un peligro, que manda el Ibex. Y criticar la manipulación que ejerce un gran medio de comunicación como El País, desde un grupo mediático como Atresmedia, es para descojonarse de risa. ¡Qué terribles son los poderes fácticos, qué malos son Alierta y Cebrián! ¡Qué grandes periodistas son los de La Sexta! Por favor…

Lo que hace semanas hubiese sonado valiente, hoy sonaba a pataleo, a venganza y a último y desesperado recurso. Es decir, que para contar que Telefónica y Prisa no le dejaron ser presidente del Gobierno ya es un poco tarde.

366439-620-282

Un motivo para NO ver la televisión

Pesadilla en rosa.

Autor: John D. MacDonald.

Editorial: Libros del Asteroide.

arton1866-85895

John D. MacDonald es un clásico de la novela negra por dos razones: escribe como los ángeles y ha dado vida a un detective inolvidable. Travis McGee vive en un barco en Florida, y sigue sus propios códigos de conducta. Bien plantado, fuerte y formal, este John Wayne del mundo del crimen nos cuenta en “Pesadilla en rosa” la segunda aventura de una saga espléndida. Lo mejor que se puede decir es que es igual de buena que “Adiós en azul” (Libros del Asteroide), la primera.

“Nina, si te sientes insegura sobre nuestro encuentro sexual, es que das por hecho que somos un par de personas vulgares que se han dado un vulgar revolcón. Dos personas que después se suben los pantalones y se largan cada uno por su lado, añadiendo una nueva muesca a su lista de conquistas. Yo creo que sentimos aprecio y curiosidad el uno por el otro. Esto ha tenido mucho de exploración y aprendizaje. Cuando la cosa funciona, uno aprende cosas sobre sí mismo. Si se pone en juego el alma, si hay respeto, ternura y conciencia de lo que se hace, esa es toda la moralidad que me preocupa al respecto. Haz lo que quieras, cariño. Tú eliges. Puedes vernos desde la intimidad, y entonces seremos Nina Gibson y Travis McGee, felices, resplandecientes y relajados después de una experiencia íntima, excepcional y adorable. O puedes observarnos desde la distancia, y entonces te verás convertida en una estúpida fulana a la que he echado un polvo estando de paso por Nueva York. Y eso me convierte en el playboy McGee, que sonríe activo y guiña el ojo. Convierte algo bonito en algo asqueroso”.

McGee y la chica son los principales protagonistas de una novela sobre “un robo de tal magnitud que más que un robo será una leyenda”. Una estafa de guante blanco en la que entran y salen un sinfín de personajes. Algunos maravillosamente definidos, con precisos detalles sobre su aspecto, su vestuario, su carácter o su pasado. Otros son simples flashes que iluminan la lectura de un párrafo para desaparecer discretamente. Estos son los invitados a una fiesta: “El Maricón Petulante, la danzarina Orgiástica, el Negro Simbólico, Las Parejas Lanzadas, la Bollera Celosa, el Dramaturgo a punto de triunfar, la Chica que Vomitará Dentro de un Rato, el Comunista Simbólico, la Ninfómana Tradicional, el Turista Empedernido y el Viejo Escultor Sabio con Halitosis”.

John D. MacDonald escribe de maravilla, insisto. Y lo hago porque es la base de esta novela, construida sobre una trama sólida y sobre un par de personajes entrañables, pero cimentada con las palabras adecuadas, con frases redondas y párrafos perfectos.

“El amor es un regalo, no un regateo. Supongo que es algo que una debe aprender. Pero ¿qué puedes haber aprendido tú de mí?

- Que una cintura de cuarenta y ocho centímetros es una delicia”.

Lea a MacDonald. Recuperen a esta leyenda. En el mundo actual de la novela negra, saturado de mediocridades y repleto de impostores, no es fácil disfrutar de un espíritu puro capaz de escribir con el talento de Hammett, la originalidad de Chandler o la fuerza de Thompson. Imprescindible.