You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: PP


Tele Gobierno

Se acercan las elecciones municipales, la prueba del algodón para un Gobierno que se tambalea. En la Junta Directiva Nacional del PP celebrada el pasado lunes, el presidente Mariano Rajoy quiso acabar con las disputas internas y los cruces de declaraciones, con el mal rollo, y recordó al órgano del partido que tienen “credibilidad y relato”, que “están unidos”, y que “volverán a ganar las elecciones”. No hubo risas, solo silencio.

Ya en Moncloa el presidente se puso serio, se quitó la nariz de goma, dobló el Marca y lo tiró al sofá, y le preguntó a Soraya Sáenz de Santamaría si se le ocurría algo para no hacer el ridículo en las municipales. La vicepresidenta le respondió, sin mirarle a los ojos, que este mismo mes el Ejecutivo saca a subasta entre cinco y seis canales de televisión. ¿Eso es todo? Eso y que el Tribunal Supremo resolverá en breve el futuro, la continuidad, de ocho canales con los que compensar a Mediaset y Atresmedia por las nueve licencias de TDT que perdieron cuando se anuló el reparto del espectro diseñado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Captura de pantalla 2015-04-09 a la(s) 11.07.52

Sáenz de Santamaría sabe muy bien cómo funciona este negocio: Yo te doy unos cuantos canales de televisión, fábricas de dinero, y tú dejas de tocarme las pelotas. Esas pelotas que tengo en carne viva, esas pelotas que Mediaset y Atresmedia acarician con sus grandes cadenas, Telecinco y Antena 3, y patean con las pequeñas, Cuatro y La Sexta. Para que no te olvides de quien manda realmente aquí…

Una vez doblegada la televisión pública, para controlar todo el espectro televisivo a Sáenz de Santamaría solo le queda firmar la paz con las privadas. Poco antes de la muerte de Lara la vicepresidenta se reunió con el presidente del Grupo Planeta para cerrar un pacto de no agresión, que pasaba por rebajar la presencia de Podemos en las cadenas de Atresmedia. Tu vas quitando al coletas y yo miro qué puedo hacer por esos canales que están en el alero. El coletas deja de salir en La Sexta, y Podemos comienza a sufrir, dicen, el desgaste de Monedero, Venezuela, Ciudadanos

ob_7650c8_medios2

Soraya Sáenz de Santamaría le dice a Rajoy que sí, que en el PP están unidos, que tienen “credibilidad y relato” y todo lo que quiera, pero que si de verdad pretenden volver a ganar unas elecciones tienen que poner las televisiones, todas, a su servicio. Y en eso estamos. A fin de cuentas solo son tres: TVE, Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) y Mediaset (Telecinco y Cuatro).

Y a todo esto le llaman democracia.

Un motivo para NO ver la televisión

Querida Diablilla: la historia de Violette Nozière.

Autores: Eddy Simon y Camille Benyamina.

Editorial: Norma.

Querida-Diablilla_Cover_Preview

Esta es la historia de “el ángel negro”, una hermosa joven que llevaba una doble vida en el París de 1933. Hija cariñosa en casa, irresistible seductora en las terrazas más elegantes de la ciudad. Adora el dinero, el lujo y la vida elegante que le proporcionan algunos hombres. Para conseguir sus fines es capaz de todo, de mentir, de robar y hasta de envenenar lentamente a sus padres.

Se llama Violette Nozière, tiene solo 18 años, y debe solucionar sus problemas económicos, esas necesidades que se ha creado viviendo en un mundo irreal. El caso, que acaba de manera trágica, conmocionó a la sociedad francesa de la época. Eddy Simon y Camille Benyamina hacen un gran trabajo, narrando de forma escalofriante una historia que produce una enorme desazón. Sensación incómoda que se incrementa con las fotografías finales, en las que se puede ver a la acusada durante el juicio. Francamente estremecedora.

Querida-Diablilla-3

 

Españolitos

“Cuando se nombra a la gente por su lealtad y no por su talento… llega el colapso”. Jorge Wagensberg, físico, escritor y museólogo.

“Toni Cantó ha convocado una rueda de prensa en Valencia para aclarar su futuro político”, dijo toda circunspecta la presentadora de Antena 3. Y dió paso al lugar donde estaba la noticia. ¿La noticia? Así lo entendieron muchos: No fue la única cadena de televisión que retransmitió en directo un  acontecimiento histórico, en el que decenas de micrófonos rodeaban a un político que anunciaba que abandonaba la política. ¿Era noticia que Toni Cantó aclarase su futuro político? Y de las gordas, por lo que parece.

Un cariacontecido Cantó dijo que renunciaba a su acta de diputado, algo que demuestra coherencia, y a ser candidato de UPyD por Valencia: “Quiero volver al teatro”, dijo. ¿Cómo, pero acaso teatro y política no son la misma cosa? Quizá con ánimo de aclarar la paradoja, sentenció: “quiero pasar a ser un españolito más”. ¿Españolito? Claro. Los políticos no son españolitos, son españolazos. Quizá por eso se despidió de la política dejando una puerta abierta a su futuro político: seguirá como afiliado de la formación al menos hasta el Congreso Extraordinario convocado para después de las elecciones municipales y autonómicas de mayo, y entonces estudiará sus posibles aspiraciones a concurrir a las próximas elecciones generales. “Todo dependerá de ese congreso extraordinario”, dijo entre contenidos sollozos.

1428394330_547241_1428398825_noticia_fotograma

Cantó es uno de esos nuevos políticos que, tras presumir de hacer “otra política”, se despide como una estrella de la política tradicional, entre flashes y focos… hasta “ese congreso extraordinario”. O hasta la llamada de Ciudadanos. Y es que, como reconoció en La Sexta, “la política tiene un punto de droga”.

Pero si resultó triste, por excesiva, la rueda de prensa de Cantó, qué decir de la que solo unos minutos después ofreció Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno nos regaló la ya habitual “comparecencia plasma”, con la señal para televisión creada por el propio Partido Popular y una puesta en escena teatral: el núcleo duro del partido rodeaba al presidente en una mesa que simulaba unidad. ¿A quién pretenden engañar? Pues muy fácil: a los españolitos.

“Este partido nos ha dado mucho. A mí, desde luego, me ha dado muchísimo”, dijo Rajoy en un emotivo arranque de sinceridad. Y tanto que le ha dado. En blanco y en negro, mediante nómina y en sobres. Quizá ahí se encuentre la respuesta a los problemas de su partido, esos que hablan de pérdida de seguidores, de crisis interna. ¿Un problema de comunicación? ¿Los medios son los responsables? ¿O nosotros o el caos? ¿Todo es cuestión de economía? ¿Falta piel, falta empatía?

La respuesta, insisto, está en la anterior frase del presidente: el partido les ha dado mucho. Seguramente demasiado. A todos, incluido por supuesto Rajoy. Y se lo ha dado Bárcenas. Mientras tanto en el plasma, el propio Rajoy presumía de que el PP ha respondido a la corrupción “con más rigor que nadie”.

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL DEL PP

Un motivo para NO ver la televisión

La balada del norte.

Autor: Alfonso Zapico.

Editorial: Astiberri.

labaladadelnorte

En la España de 1933 se cruzan las vidas de dos hombres muy diferentes. Tristán es un jóven periodista bohemio y fracasado, hijo de un terrateniente del norte, de todo un marqués, del dueño de la Compañía Minera del Noroeste. Apolonio es un minero, un tipo íntegro, rudo, solidario y formal al que todos los que trabajan rascando carbón respetan. Apolonio trabaja para el padre de Tristán. De un Tristán que, desmoralizado y enfermo, llega al norte, se instala en casa de su padre, en la cuenca minera, y se enamora de Isolina, una sirvienta, la hija de Apolonio.

“La balada del norte” habla de las personas, de sus pasiones, sus miserias y sus sueños. Pero también de la España de los años 30, un país derrotado, desigual, en el que se cuece la revolución asturiana. Habla de mineros y de opresión, de hastío obrero y de apatía aristocrática, de cómo se genera una revuelta popular.

Este es el tomo primero de una novela gráfica descomunal, por el tamaño del volumen inaugural, 226 páginas, por la belleza de la edición, un placer sensorial, y por los maravillosos dibujos de Alfonso Zapico, un artista que ha cogido la medida a estas historias de largo recorrido. Imprescindible.

7546_1

Captura-de-pantalla-2014-01-20-a-las-12.03.111

El PP, a por todas

“Van a por todas con las televisiones. Con todos los medios, pero con las teles más. Están convencidos de que sin las teles pierden seguro”. Los que van a por todas son, como seguro que usted ya sabe, los del Partido Popular. Y el que me lo cuenta es un buen amigo periodista que sigue de cerca a los populares. Solo unos minutos después de la conversación era destituido Jesús Cintora, presentador de “Las mañanas de Cuatro” (Cuatro). “Hay gente que está hasta el gorro porque usted se encarga de que estén hasta el gorro porque está diciendo que este es un país corrupto, de gente miserable”, le había advertido días antes, con un tono ciertamente mafioso, el portavoz del PP en el Congreso Rafael Hernando. “Se encarga usted todas las mañanas de incentivar esa línea, de decir que todos los políticos son corruptos, que son unos sinvergüenzas”, siguió diciendo. “Esto es su línea de comunicación y yo me alegro. Usted sabe lo que hace, usted es responsable. Usted le llama… No sé cómo le llama a lo que hace…”.

Cintora no es santo de mi devoción. No le cojo el punto. Me parece excesivamente agresivo, y bastante tendencioso. En “Las mañanas…” resultaba claramente más incisivo con la derecha que con la supuesta izquierda, para que usted me entienda. Pero no es un descerebrado, ni un extremista peligroso. Es un periodista que tiene sus opiniones y que trata de hacer su trabajo. ¿Su delito? Ser crítico con el partido en el Gobierno.

Como son un peligro, por una u otra razón, los corresponsales incómodos. Un ejemplo: Hace solo unos días se ha producido la destitución de Yolanda Álvarez como corresponsal en Jerusalén por parte de TVE. Agustín Conde Bajés, diputado nacional del PP por Toledo y portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, ha mostrado su opinión en Twitter: “Por fin TVE cesa a su corresponsal en Jerusalén, que parecía una activista de Hamas en contra de Israel”.

Esto es lo que nos espera de aquí en adelante. Un Gobierno a la deriva y un PP contra las cuerdas que teme perder las elecciones, el poder, y se suelta la melena. Desesperados, van a por todas. Es decir, van a por los medios. A por los públicos por derecho, puesto que piensan que son de su propiedad. A por los privados mediante amenazas, o chantajes, o presiones económicas. Me temo que Jesús Cintora y Yolanda Álvarez no van a ser las últimas víctimas de esta democracia de medio pelo que nos toca vivir.

censura640

Venezuela, tierra hostil

Lo están consiguiendo. Poco a poco, al comienzo de manera sutil y más tarde a brochazos, lo están consiguiendo. Me refiero a que en España se hable más de Venezuela que de, por poner un ejemplo, que la sanidad pública española cuente con 10.000 millones de euros menos desde que comenzó la crisis, o que el presupuesto para sostener hospitales haya caído en ese tiempo un 14%. En Madrid un 19%.

En el debate de La Sexta del sábado noche tres hienas, una joven del PP y dos talluditas de la peor prensa que pueda usted imaginar, acorralaron y trataron de despedazar a un miembro de Podemos. Utilizaron Venezuela como machete. Y desde su podredumbre infinita acusaron al nuevo partido de bolivariano y de financiarse ilegalmente. Miembros de PSOE y UPyD asistieron indiferentes al linchamiento.

Pablo Casado, ex asistente de Aznar y aguirrista hasta la médula, es el cachorro del PP elegido para modernizar y dinamitar las tertulias. Es decir, para evitar que se hable de que en España gobierna un partido que remodeló su sede madrileña con dinero negro, el mismo con el que financió campañas electorales. Para evitar que se hable de la Gürtel, de las miserias de Aguirre, de los tesoreros del PP, de los payasos de Ana Mato, del ático de González, de la sonrisa de Granados, de… El trabajo de Casado consiste en salir en la tele y evitar que se hable de los 5.000 médicos y enfermeros que ha perdido el Sistema Nacional de Sanidad español entre 2010 y 2013. Para realizar ese cometido Casado levanta la voz, interrumpe, grita e insiste en que Venezuela financia a Podemos, pero sin llegar a decir que Venezuela financia a Podemos. Casado insulta al lector inteligente, y desenmascara a una cadena que presume de progresista. Nadie debería invitar a hablar en una televisión a un tipo que ha dicho frases como esta: “Los de izquierdas son unos carcas, todo el día con la fosa de no sé quién”.

Camaron-duerme-Roto_EDIIMA20121130_0312_1

Mientras Casado conducía la lapidación venezolana del miembro de Podemos, en la parte inferior de la pantalla de La Sexta un rótulo adelantaba el siguiente contenido de la cadena: “En unos minutos hablaremos del programa “En tierra hostil” dedicado a Venezuela”. Habló la reportera del espacio: “Nuestro reportaje iba a estar enfocado en la industria del secuestro, pero la realidad de las peleas por conseguir alimentos había que contarla”.

Alguien puede pensar que los espectadores españoles prefieren informarse sobre la industria del secuestro en Caracas que, por ejemplo, sobre los 5.000 médicos y enfermeros que ha perdido el Sistema Nacional de Sanidad español entre 2010 y 2013. Lógico. Vivir en un estado podrido, descompuesto por la corrupción, gobernado por políticos mafiosos, es lo que tiene: que te invita a alejarte de la realidad, a poner distancia, a prestar más atención a lo que pasa a 7.000 kilómetros que a lo que sucede en el salón de tu casa. Mentira. Los ciudadanos, que ya han sentenciado a unos grandes diarios rendidos a intereses económicos, también desconfían del duopolio televisivo, de progresistas de salón y conservadores de manual, de esos leopardos a los que no se les puede quitar las manchas.

Repito lo de siempre, lo único: Apague la tele. Navegue. Lea. Piense.

brieva-03