You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: PP


El increíble hombre contradictorio

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy se queja amargamente, en privado, de lo que denomina “la gran contradicción de las empresas privadas de televisión en España”. Se refiere al espacio que el duopolio que maneja la televisión en este país, Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) y Mediaset (Telecinco y Cuatro), dedican a esos partidos emergentes que tanto están complicando el futuro del Partido Popular. Rajoy se queja de que Podemos y Ciudadanos tengan tanta presencia en televisión.

Tiene razón Mariano, el increíble hombre contradictorio, capaz de mandar SMS de apoyo a un sinvergüenza con 40 millones en Suiza y al tiempo encabezar la lucha contra la corrupción. A Mediaset y a Atresmedia les ha ido muy bien con el PP. Les ha ido tan bien como para formar un duopolio, como para repartirse entre dos únicos grupos el grueso de la tarta publicitaria, como para ganar dinero a cascoporro sin tener necesidad de hacer buena televisión, como para pasarse por el forro de la carta de ajuste los códigos de protección al menor o las multas por publicidad encubierta, vulnerar derechos a la intimidad y al honor, o saltarse las reglas de Competencia. ¿Y así es como se lo pagan a Mariano?

Mariano y los suyos no están acostumbrado a hacer favores gratis. Si yo te concedo esta obra pública tu me regalas un peluco, un bolso del Vuitton y me financias el partido. Mariano y los suyos están acostumbrados a otro tipo de sutilezas a la hora de comunicarse. Si yo incluyo publicidad estatal en tu periódico para que pueda sobrevivir con sus ridículas ventas, tú ignoras la Gürtel y hablas de los ERE y de Venezuela. Mariano y los suyos manejan unos códigos de honor, unas directrices morales, que son la base de la convivencia: si a nosotros nos van bien las cosas, a vosotras, televisiones privadas, os van bien las cosas. ¿A cuento de qué, entonces, esta traición?

1255033968_0

Cuando Silvio Berlusconi y Mauricio Carlotti, líderes intelectuales de Mediaset y Atresmedia, están profundamente dormidos tienen más claras las ideas que Mariano Rajoy el día en que está más despierto. Dando cancha a Pablo Iglesias y a Albert Rivera los señores Berlusconi y Carlotti recuerdan a Rajoy quién manda en este país. Son dos empresarios de éxito que trabajan mirando al futuro. Que ponen sus huevos en diferentes cestas. Simplemente. No es nada personal, Mariano, que eres un idealista. Solo son negocios.

El increíble hombre contradictorio, apesadumbrado, ha tomado cartas en el asunto de inmediato, y ha ordenado que supriman de los mandos a distancia de las televisiones de Moncloa los botones números 3, 4, 5 y 6. ¡Problema resuelto! “Viri, ven, corre, mira cómo se le saltan las lágrimas a la tertuliana de Canal Extremadura porque se marcha Monago… Y cuando se acabe pon La 1 o Telemadrid. ¿Ves como estamos haciendo bien las cosas, gordi?”.

Un motivo para NO ver la televisión

Danny And The Champions Of The World.

Cd: What Kind of Love.

Danny-And-The-Champions-Of-The-World-publican-What-Kind-Of-Love-1

Cinco discos de estudio en siete años como banda. Éste es el legado de Danny And The Champions Of The World, banda de Australianos residentes en Londres con un sonido descaradamente norteamericano. Rock and roll, soul, ritmo y blues… con referencias a los clásicos, desde los Stones a Springsteen pasando por Tom Petty o… Costello. Su nuevo álbum suena tan recio y vitamínico como los anteriores. Pero la mejor noticia no es ésta: habituales de las salas españolas, dentro de poco presentarán sus nuevas canciones en directo cerca de tu casa…

El martilleo

Dicen los portavoces del PP que, tras el duro varapalo sufrido en las urnas, su partido, lejos de buscar excusas, ha hecho autocrítica. Unas palabras que aún flotan en el aire cuando Mariano Rajoy, presidente del Gobierno y líder de los populares, ofrece enormes muestras de madurez y pericia al asumir su responsabilidad en el traspiés electoral durante una charla clausura de la XXXI Reunión del Círculo de Economía: “El martilleo continuado de todos los casos de corrupción sobre todo en las televisiones nos ha hecho daño, y también la forma de tratarlo”. Para confirmar tan sabio análisis, las televisiones martillean de nuevo: El juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional ha citado a declarar como imputados el próximo 26 de junio, dentro de la llamada Operación Púnica, a los consejeros de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria y Lucía Figar. Increíblemente, telediarios y tertulias políticas recogen esta insignificante noticia…

El tratamiento mediático de la imputación de Victoria y Figar, los han sacado en la tele, nos permite ver todo claro: el problema no es la corrupción, sino la forma de tratar esa corrupción en los medios. El problema no son Bárcenas, Granados, Rato, Rita Barberá, los payasos de Ana Mato y la interminable lista de personajes que se suma cada día a la fiesta popular. No. El problema son Escolar, Ferreras y Gabilondo. Es decir, que si todos los medios hubiesen tratado la corrupción popular con educación y templanza, como lo ha hecho TVE, Telemadrid, ABC o La Razón, no hubiese descendido de manera tan dramática el número de votantes del PP. Pero, maldita sea, algunos medios bolcheviques han “martilleado” con la corrupción. Resumiendo: la culpa del fracaso del PP en las últimas elecciones es de La Sexta. Sin esta cadena bolivariana, a las órdenes de izquierdistas tan peligrosos como la familia Lara, Rajoy y los suyos seguirían siendo el gran partido que un día fueron.

Tras consumir telebasura a espuertas durante décadas, no podemos considerar a los telespectadores como ejemplo de espíritu crítico. Pero algunos detalles advierten de que su deterioro podría no ser total e irreversible: no son absolutamente imbéciles. Por ejemplo, se niegan a ver “Así de claro”, el lamentable programa de un Buruaga que sigue haciendo el ridículo por partida doble: con los tertulianos (Alfonso Rojo, Pérez Henares…) y con las audiencias: el lunes un ridículo 5,7% de share en La 1, apenas 806.000 espectadores, muy por detrás de Telecinco, Antena 3, Cuatro y La Sexta.

Tras las elecciones, sabemos que la audiencia de La 1 ha descendido hasta mínimos históricos: 9,9% de media en mayo (Telecinco un 15,4%, Antena 3 un 13 %). TVE ya no compite por el liderato con los cabecillas del duopolio audiovisual, sino por la tercera, cuarta o quinta posición con sus hermanas pequeñas, Cuatro y La Sexta. Esta última cadena es, no lo olviden, la responsable del “martilleo” que está acabando con la paciencia, y con las aspiraciones, del presidente. Normal. Tenga usted en cuenta que dan voz a líderes de opinión tan brillantes e independientes como Francisco Marhuenda, Eduardo Inda, Pérez Henares o un señor muy triste de ABC que ahora mismo no recuerdo como se llama.

Las palabras de Mariano Rajoy, asumiendo la culpa del fracaso electoral, rezuman responsabilidad. Poco más se le puede pedir a un presidente del Gobierno. Estamos en manos de un gran hombre.

P.D.

Joseph Blatter dimite al frente de la FIFA tras el escándalo de corrupción

CGgqDkTVAAEMsdY

Un motivo para NO ver la televisión.

Chris Stamey.

Cd: Euphoria.

1433236960_folder

Chris Stamey es una leyenda del pop. Líder de los inolvidables dB´s, banda de Carolina del Norte con la que en los años 80 grabó algunos discos memorables (el primero, “Stands for Decibels”, del 81, es todo un clásico), se ha convertido en un genio de la producción. Y ha editado una docena de discos como solista. Este “Euphoria” incluye una colección de canciones perfectas, power pop con clase fabricado en la madurez. E interpretado con la ayuda de grandes amigos: Norman Blake (Teenage Fanclub), Pat Sansone (Wilco), Django Haskins (Antiguo Ceremonia), y por supuesto Mitch Easter.

.

Vota decencia

“Ojalá este domingo regrese la decencia”, ha dicho el filósofo, profesor y académico Emilio Lledó, premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Y se ha referido a la ignorancia como principal causa de todo lo malo que nos sucede, desde la violencia al miedo pasando por la pobreza o la infelicidad.

Ignorancia es creer a Esperanza Aguirre cuando asegura que la publicación de su renta por el diario Infolibre “pone en riesgo la recuperación económica”. O cuando dice que “Si Podemos gana será la última vez que votemos libremente”. O cuando afirma que Pablo Iglesias acabaría con los medios de comunicación plurales. O cuando abraza a un inmigrante, besa a un niño, baila un chotis, monta en bicicleta o gana 369.000 euros en un año como “cazatalentos”.

Votar a alguien así sería indecente.

Ignorancia es aplaudir a Mariano Rajoy y a Rita Barberá en la Plaza de Toros de Valencia el mismo día que sabemos que Anticorrupción investiga los gastos de representación de la alcaldesa entre 2011 y septiembre de 2014. Ritaleaks: 685 euros la noche en la suite del hotel Palace madrileño, casi 5.000 euros por el alquiler de un coche con chófer en Londres, ostras, jamón de Jabugo…

Votar a alguien así sería indecente.

Ignorancia es aceptar que el PP, partido cuya financiación irregular ha sido acreditada por el juez Ruz, se haya gastado en esta última campaña más de 20 millones de euros. Ignorancia es tolerar que Cospedal publique su programa electoral el último día de campaña. Ignorancia es aplaudir a este tipo…

Votar a alguien así sería indecente.

“Ojalá este domingo regrese la decencia”, insiste Emilio Lledó.

P.D.

Yo no voto en Madrid, pero me gustaría…

fotonoticia_20150518141817_800

La política omnipresente

Por ahí va Esperanza Aguirre, chulapa de paso firme y decidido, camino del Ayuntamiento de Madrid. Sube seis puntos desde que fue nombrada aspirante, según la última encuesta de El País, y se afianza como el valor más sólido de un Partido Popular consumido por la corrupción. ¿Cuáles son los valores de esta supermujer, cuáles sus méritos? Pues no son pocos: ha destapado la trama Gürtel, ha huido de la policía tras aparcar en el carril bus de la Gran Vía, ha colocado un sillón hinchable entre bambalinas a la salida de sus mítines, ha reivindicado su papel como cazatalentos (Granados, Ignacio González…), ha abrazado a una inmigrante negra, ha negado a Mariano Rajoy, ha bailado un chotis con Pablo Motos y ha dicho verdades tan grandes como que “el populismo no ha traído más que miseria y opresión”. Y eso sí, ha hecho promesas. Muchas promesas, todas las promesas del mundo.

Por si le quedaban dudas sobre el talento de la cazatalentos, Aguirre ofrece a su público, de manera completamente altruista, un master en gestión de la televisión pública. “Aguirre ´fuerza` a Telemadrid a cuatro días de debates”, titula el poco dudoso diario ABC. La información no tiene desperdicio: Esperanza Aguirre, candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid, no quiere un debate televisivo a seis bandas. Telemadrid se ha visto obligada a innovar y programar tres días consecutivos de enfrentamientos «cara a cara» entre los aspirantes a la alcaldía –los días 18, 19 y 20– tras la presión ejercida en las negociaciones por los populares madrileños. Las fechas de los encuentros entre Aguirre, Antonio Miguel Carmona (PSOE), Begoña Villacís (Ciudadanos), David Ortega (UPyD), Raquel López (IU) y Manuela Carmena (Podemos) –quince rondas, según ha podido saber ABC– se cerraron ayer mismo. Un formato novedoso que, sin embargo, no se repetirá en el caso de los seis candidatos a la Comunidad”.

Dicho de otra manera: Esperanza Aguirre hace lo que quiere con Telemadrid, una televisión pública, pero a su servicio, dirigida por peleles a sus órdenes. ¿Cómo no votar a un político así?

Aguirre quiere quince debates porque necesita estar en la pomada mañana, tarde y noche. Poco importa el motivo de su omnipresencia mediática. Puesto que no hay discurso, que el programa es un papel en blanco y que las promesas se hacen para romperse, aturullemos al ciudadano a golpe de presencia. Puede haber madrileños que no sepan quién es Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, pero ni uno solo debe ir a las urnas el próximo día 24 de mayo sin haber visto a Aguirre huir con el coche, bailar chotis, destapar tramas corruptas, besas yonquis, comer churros o, por qué no, mentir como una bellaca.

Mientras escribo estas líneas Aguirre es noticia porque ha dicho que Carmena no había aprobado las oposiciones a juez, y había entrado “por el cuarto turno”. La asociación Jueces para la Democracia ha acusado a Aguirre de mentir: “La realidad es que cualquier persona mínimamente informada sabe que Manuela Carmena accedió al poder judicial través de oposición, porque en aquella época ni siquiera estaba regulado el acceso por concurso a través del cuarto turno”. Aguirre ha dado marcha atrás, “a mí no me duelen prendas en rectificar cuando me equivoco”, de la manera más peregrina: diciendo que “había metido la pata por fiarse de una noticia de ABC.

Solo un día antes Aguirre había cometido otro “error”: acusó a La Sexta de manipular sus declaraciones, de mentir. En el debate “La Sexta Noche” el tertuliano Eduardo Inda afirmó que “hay dos personas que no cobraron sobresueldos en el PP: Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón”. La lideresa corroboró la frase diciendo “exactamente”. En La Sexta rotularon más tarde “Todos en el PP han cobrado sobresueldos menos Gallardón y yo”, frase no textual que sin embargo recoge el contenido de la idea de Inda y de, exactamente, Aguirre. La candidata se enfadó muchísimo: “Que lo sepan todos ustedes: laSexta miente. La frase que dijo Eduardo Inda me la ponen a mí entrecomillada. Ustedes han mentido. Yo no he dicho eso. Lo dijo Eduardo Inda. Y espero que ustedes lo corrijan porque eso es total y absolutamente falso”.

o-AGUIRRE-facebook

Ni un día sin Aguirre. Si es posible, ni un minuto sin Aguirre. Así de sencilla es la estrategia de esta política sin escrúpulos, sin límites, sin moral, sin vergüenza. La lideresa que necesita un partido como el PP, corrupto desde antes incluso de llamarse PP, como única manera de conservar el Ayuntamiento de Madrid.