El peor periodismo deportivo, en TVE

El cubano nacionalizado español Orlando Ortega, medalla de plata en la carrera de 110 metros vallas, abre los deportes del Telediario (TVE) de mediodía llorando y envuelto en una bandera española. La presentadora da paso a Sergio Sauca: “Un Orlando Ortega que no olvida que esa medalla de plata que consiguió de madrugada se la debe a España, que le ha permitido participar en estos Juegos Olímpicos y que le ha permitido alcanzar su máximo rendimiento como deportista”.

Ya sabes, Orlando, nos debes la medalla. Te hemos permitido triunfar. Sí, tu has entrenado duro y todo esas minucias, pero no olvides nunca que sin nosotros serías un pelagatos. Nos debes la medalla. Cubre tu piel caribeña con la roja y gualda, y recuerda que eres lo que eres gracias a nuestra generosidad. “Cuando dejó la selección cubana no pasó de la primera ronda, en los mundiales de 2013. El salto a la primera línea del atletismo mundial se ha producido en este tiempo, aquí en España”, sentencia Sauca.

Captura de pantalla 2016-08-17 a la(s) 17.33.15

Una gran información que hizo que Sauca se viniera claramente arriba. Despidió la pieza sobre Orlando y presentó a la nadadora Mireia Belmonte, dos medallas en Río 2016, que se encontraba en el plató de TVE en Río. El periodista aprovechó la visita y le hizo una de esas entrevista que marcan época en el periodismo deportivo…

- Mireia ¿Te ha dado tiempo a digerir lo que ha pasado?

- Mireia, a tí te parece que el tema del bañador es fundamental, ¿no? es toda una liturgia. Mireia, ¿Cuánto tardas en ponértelo? Creo que llevas incluso un mensaje dentro, cuéntanos…

- Mireia, te voy a pedir un favor: me acabas de enseñar una cosa que me ha llamado mucho la atención, y te voy a pedir que nos lo enseñes. A ver, Mireia, cuéntanos lo de tus uñas…

La nadadora le enseña unos aros olímpicos dibujados sobre células muertas y Sauca flipa: “Qué chulo. Yo creo que las uñas de Mireia Belmonte en el telediario van a ser trending toppic. Un placer tenerte entre nosotros, Mireia”.

Toda esta basura en un solo día, en un solo informativo, en una sola sección, en apenas unos minutos. La información que está ofreciendo TVE de las Olimpiadas es, en general, lamentable. Salvo excepciones, forofos ignorantes en lugar periodistas rigurosos. Un drama.

PPopulismo

“Lo último que necesita España es populismo”. Pablo Casado, vicesecretario del Partido Popular.

La sangre nueva del Partido Popular da tanto asco como la sangre vieja del Partido Popular. Ahí tienen a Pablo Casado, el risitas de Ávila, disfrutando de sus vacaciones de manera discreta: arando, trillando, sembrando y segando, y lo que haga falta, con tal de salir en la portada del Diario Palentino

CpxiAunWAAQvNbv

No se lo pierda, está dándolo todo en el campo. Y no como gran terrateniente, sino como humilde jornalero. “Este Pablo Casado es de los nuestros”, pensarán a partir de ahora todos los campesinos de este país, tan ignorantes como para no darse cuenta de que el político popular está insultando su inteligencia, se está riendo de ellos en su puta cara. No olvide usted que el tipo que, sin perder la sonrisa, sin manchar con una gota de sudor la camisa Ralph  Lauren, se agarra para la foto al arado es colega del Rajoy de “Se fuerte, Luis“, y de Rita Barberá, de Fabra y de Ana Mato, y de tantos y tantos otros políticos manchados no de barro, sino de la mugre del dinero negro y la financiación ilegal.

Casado, el político que dijo aquello de “lo último que necesita España es populismo”, se despidió del labrador, dio la mano al fotógrafo, saludó al populacho, se limpió los mocasines de tierra y se subió al Audi. Misión cumplida. Y es que los nuevos valores del PP han entendido perfectamente que la política está cambiando.

Fraga y el embajador Angier Biddle Duke bañándose en Palomares

Presas fáciles

Un motivo para NO ver la televisión

Presas fáciles.

Autor: Miguelanxo Prado.

Editorial: Norma.

01205910601_g

¿Presas fáciles? Relativamente. En este cómic sorprendente, un tenso thriller social, el gran Miguelanxo Prado demuestra una vez más por qué es uno de los talentos más deslumbrantes de este país: consigue que las cebras muerdan a las hienas. De presas fáciles, nada de nada.

El mundo del cómic no puede permanecer al margen de la actualidad, del compromiso social, de la batalla por la supervivencia. “Presas fáciles” habla de lo que está sucediendo en nuestro país. Es decir, habla de corrupción, de bancos, de preferentes, de desahucios, de gente arrastrada al límite de su dignidad, de jubilaciones millonarias y jubilados estafados… de la más terrible actualidad. Y lo hace en blanco y negro, con una infinita gama de grises, los únicos tonos adecuados para contar una historia desoladora: la de una serie de asesinatos de altos cargos bancarios en la Galicia de 2014. La inspectora Tabares y su compañero Sotillo investigan estos crímenes, un trabajo complejo que poco a poco les lleva a sospechar de un asesino en serie que busca venganza por los abusos de la banca.

“Inspectora, ya habrá deducido que todo este penoso asunto está motivado por el execrable fraude de las preferentes y la repulsiva actitud depredadora de los desahucios… Alimañas, inspectora”.

Quizá nos conformemos con poco, pero este libro es una pequeña venganza, un acto de justicia, quién sabe si un sueño perverso que afortunadamente, o no, es difícil que se convierta en realidad. El miedo cambia de bando. La banca pierde. El cordero deguella al lobo en una ficción, advierte Miguelantxo, basada en hechos reales: “Cualquier semejanza con personas existentes será fruto del azar… Eso sí, allá cada cual si en el inviolable (por lo de ahora…) interior de su cabeza decide sustituirlos por otros más reales”.

PRESAS FÁCILES.3

Sobre los huesos de los muertos

Un motivo para NO ver la televisión

Sobre los huesos de los muertos

Autora: Olga Tokarczuk.

Editorial: Siruela.

9788416638802_L38_04_l

Si usted es de esos lectores de novela negra que busca nuevas sensaciones, que no se conforma con los detectives norteamericanos y las rubias platino, que disfrutó con la irrupción del tsunami criminal nórdico… ha encontrado su libro del verano. “Sobre los huesos de los muertos” es una novela negra animalista escrita por una polaca. ¿Novela negra animalista? Efectivamente: “Los animales tienen muy desarrollado el sentido de la justicia”, asegura una Olga Tokarczuk que defiende teorías ecologistas radicales. “Nosotros tenemos una forma de concebir el mundo y los animales tienen una forma de sentirlo, ¿sabes?”.

Tokarczuk es una novelista y ensayista nacida en Polonia que, tras recibir numerosos premios literarios, escribe este thriller extraño repleto de recovecos y sombras. La protagonista es Janina Duszejko, una ingeniera de caminos retirada que vive en un pequeño pueblo perdido del suroeste de Polonia. Tierra olvidada de bosques vírgenes, fauna salvaje, tipos duros y cazadores. A estos últimos Janina, astróloga contumaz y lectora de William Blake, los considera asesinos sicópatas.

“Qué tristeza, qué gran tristeza siento por los animales muertos, una tristeza que parece no terminar nunca. Mueren uno tras otro, de modo que estoy en duelo permanente. Me hinqué de rodillas en la nieve manchada de sangre y acaricié su pelo áspero, frío, tieso.

- Usted lamenta más la muerte de un animal que la de un ser humano.

- No es cierto. Me duele igual la muerte de unos y de otros. Pero nadie dispara a la gente indefensa”.

Comienzan a aparecer cadáveres humanos. Vecinos de Janina que mueren entre huellas de corzo, cubiertos por escarabajos, siempre en circunstancias relacionadas con la fauna local. La protagonista de nuestra historia vive estos sucesos de cerca, ocasión que aprovecha para enseñar al lector la región donde vive y la sociedad local. Los personajes, sus costumbres, sus miserias y grandezas, sus misterios insondables. Y critica en cada página la violencia irracional de la caza, de la muerte violenta de animales, del desprecio por la naturaleza.

“Ya no existe la naturaleza –dijo, y entonces vi quién era en realidad aquel guardabosques: un funcionario- Ya es demasiado tarde. Los mecanismos naturales han sido alterados y ahora hay que tener todo esto controlado para que no se produzca una catastrofe”.

“Sobre los huesos de los muertos” es una novela negra soprendente, escrita con pasión y compromiso, que apuesta por la conservación, analiza las contradicciones del ser humano, critica la violencia gratuita y juega con un lector que, anonadado por los hechos, se ve sacudido por el sorprendente final. Ideal para estos días de sofoco y campo. O playa.