El estado del periodismo en TV

la foto

Retorno al pasado

Como es bien sabido, TVE le tiene cogido el gusto a lo vintage. Después del retorno de los toros, carnicerías en horario infantil en la televisión pública, ha vuelto el fútbol. Como en los viejos tiempos, cuando se ataban los perros con longanizas, TVE emitió el domingo a las diez de la noche un partido de la Liga BBVA: Levante-Celta. No es un partidazo, para qué vamos a engañarnos, y me temo que nunca lo será: el partido contratado por TVE para emitir en abierto no será ninguno del Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid ni el resto de equipos que juegan competiciones europeas. ¿Esto es lo que entienden por servicio público? Bueno, más o menos: “Hacer accesible el fútbol a todos los ciudadanos a lo largo del territorio nacional. Y que los equipos estén presentes de manera exclusiva y en abierto en la sociedad española, poniendo en valor su contribución, no sólo al deporte sino también al crecimiento económico y a la internacionalización de nuestra economía”.

Está clarísimo, ¿verdad?. Toros y fútbol en TVE. Poner en valor su contribución, no sólo a los negocios del pelotazo y la tortura, sino también al crecimiento económico y a la internacionalización de nuestra economía. ¿Falta algo para cerrar el círculo viejuno, para volver al pasado glorioso, para mantener a los telespectadores tan entretenidos y alejados de la realidad como antaño? El Caso. Eso es, una buena selección de crímenes brutales, de esos que gustan al populacho, contados con pelos y señales…

Que ningún seguidor de la tele pública pase hambre: TVE ha encargado a la productora Plano a Plano una serie que, según dicen, transcurre a finales de los sesenta y cuenta el día a día de un diario de sucesos llamado… ¡El Caso!

Propongo a TVE tres detalles innovadores, pero no tanto, para enriquecer la programación que está a punto de arrancar. Tres guindas para una nueva temporada de ensueño en la tele pública: recuperar la Carta de Ajuste, volver a programar los mejores momentos del NODO y, por último pero no menos importante, quitar todos esos colores que no hacen más que distraer al telespectador. Con semejante programación, emitir en blanco y negro sería lo suyo.

port-gitana-Caso

 

Mi rincón favorito de Madrid (II)

Cuando piensas que las cosas no pueden ir peor (ver post “Mi rincón favorito de Madrid”), pasa esto…

la foto

La sombra del asesino

La nueva estrella de la televisión generalista española tiene nombre: Istvan Horvath. Es el amigo rumano del presunto asesino de las dos jóvenes de Cuenca. Solo han pasado unos días desde que se descubrieron los cadáveres de las mujeres y ya apunta como protagonista mediático del verano. ‘El y su mujer acaparan, de momento de manera gratuita, los programas matinales con sus jugosas declaraciones: “yo no sabía nada, soy inocente, a mi mujer se le ha cortado la leche, me dijo que las había matado pero no le creí…”. El amigo Horvath habla en la calle, al abandonar el juzgado, en el salón de su casa… Y su mujer, también. Las dos grandes cadenas, Antena 3 y Telecinco, están encantadas y dan voz a este hombre, supuesto cómplice y encubridor del presunto asesino.

Con el crimen de Cuenca, una mina de oro, los asesinatos machistas y los muertos en los encierros, las televisiones rellenan la mitad de sus informativos. El resto, los torneos de verano y los ahogados en las playas. Esta es la tele del 2015, donde se agazapa el talento, el entretenimiento de calidad y el servicio público.

Captura de pantalla 2015-08-17 a la(s) 12.47.55