¡Hasta la victoria siempre!

Un poquito de humanidad

“Aquellos que la han abandonado le han roto el corazón”. Sobrina de Rita Barberá durante el funeral.

Dice Rafael Hernando, el portavoz del PP en el Congreso que quiso calzar una hostia a Rubalcaba, que su partido apartó a Rita Barberá para evitar su linchamiento. Pero que “las hienas siguieron mordiéndola”. Sí, Hernando ve hienas. Y no precisamente cuando se afeita, en el espejo, sino en esos medios de comunicación que convirtieron a la ex alcaldesa de Valencia “en un pimpampum al que golpear permanentemente porque daba audiencia… periodismo de acoso y escrache… La Sexta especialmente”.

¿La Sexta especialmente? ¿Una cadena anti-PP con Ferreras, Inda y Marhuenda? ¿Estás seguro, Hernando? “Humanidad”, pidió un blandengue Llamazares. Y humanidad pido también yo, pero para unos medios de comunicación que bastante tienen con lo que tienen como para cargar con la muerte de Barberá. ¿Quién la mató? ¿La pena de telediario? ¿O el tabaco, la obesidad, los gin tonics, el estrés que supone tener a todo tu grupo parlamentario imputado y, además, ser abandonada por el partido al que has dedicado toda tu vida?

“Hay que recuperar la presunción de inocencia”, sentenció en TVE todo digno un tertuliano que comparte mesa con Alfonso Rojo. “Barberá no ha cumplido con los requisitos de dignidad ni de ejemplaridad”, dijo hace poco un tal Javier Maroto. “Vea si aporta o no a este partido, porque, con todos los respetos… hay vida fuera de la política”, aconsejó a Barberá un tal Pablo Casado. ¿Periodistas antisistema de La Sexta? No, qué va: vicesecretario Sectorial y vicesecretario de Comunicación del PP, respectivamente.

Vocero de un partido podrido, macarra tabernario a las órdenes de Rajoy, Rafael Hernando quiere aprovechar las circunstancia para transmitir una idea: “Y todo esto por mil euros”.

¿Corrupción? ¿Corruptos? ¿Mil euros? Un poquito de humanidad, hienas.

P.D.

El informativo estrella de la televisión pública española del jueves, Telediario de las nueve de la noche de TVE, abre con unas imágenes de la “despedida a Rita Barberá”. ¿La bomba en Bagdad con más de cien muertos? Hienas, que sois unas hienas…

A la ceremonia íntima, sin políticos por deseo de la familia, asistieron Mariano Rajoy, Cospedal, Ana Mato, Ana Pastor, Celia Villalobos, Juan Cotino, José Manuel Soria, Francisco Camps“La alcaldesa del pueblo”, sentenció este último. Palabras que confirmaron un puñado de ancianos que asistieron al acto, y dejaron su opinión a las cámaras de TVE: “Ha sido la mejor alcaldesa de la historia”. Al publireportaje, de unos ¿siete minutos?, solo se le puede poner una pega: terminó sin decir ni una sola vez que Barberá se encontraba imputada en el momento de fallecer.

Captura de pantalla 2016-11-24 a la(s) 22.36.41

Un motivo para NO ver la televisión

¿Qué es el humor?

Autor: Orgullo y Satisfacción.

Editorial: ¡Caramba! / Astiberri.

queeselhumor

La pregunta tiene cojones. ¿Que qué es el humor? Pues depende… Depende de quién hace el chiste, de quién lo escucha, del momento, de las circunstancias, de la transigencia del individuo, del carácter del país, de la cultura, del sentido del ridículo, del miedo, del Gobierno, de la actitud, de la religión. De muchas cosas, todas ellas interesantes, abiertas, importantes. Le pese a quien le pese, el humor es imprescindible. Es una de las cosas por las que merece la pena vivir. ¿Morir? Coño…

queeselhumor_1

El equipo de “Orgullo y Satisfacción” ha elegido 100 chistes para tratar de responder a la pregunta del millón. Desde Fontdevilla y Ágreda a Chumy Chúmez o Vergara pasando por Guillermo, Paco Alcázar, Luis Bustos o González Vázquez. Todos ofreciendo lo mejor de sí mismos, a viñeta por página, con un punto de vista la mayoría de las veces irónico e inteligente, siempre tronchante.

queeselhumor_2

Vivimos en el país que ha enchironado a dos titiriteros por una obra de ficción, que ha puesto contra las cuerdas a un político por unos tuits negros, que rediseña cada poco una ley mordaza para silenciar al populacho crítico. Vivimos en una monarquía diseñada por un dictador. Vivimos en un estado aparentemente laico pero profundamente religioso. La corrupción política y las desigualdades sociales nos están comiendo las entrañas. Necesitamos más que nunca el humor, en todas sus formas, colores y dimensiones. Por eso éste es el mejor libro de autoayuda: se lee con una sonrisa de oreja a oreja, te invita a mirar el mundo con otros ojos y te deja cuerpo de jota. ¿Qué es el humor? El humor sois vosotros, jodíos. ¡Gracias!

queeselhumor_3

El sagrado tiempo de lectura

“Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros”. Cicerón, (106 AC – 43 AC).

¿Necesita el mercado editorial español una biografía del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, escrita por su hijo de 22 años? Por si le queda alguna duda sobre la respuesta correcta le diré que el libro se llama “Guillermo Fernández Vara, el desafío del cambio”, y que el prólogo es obra de Alfredo Pérez Rubalcaba.

976230_1

Luego dicen que en España se lee poco. Escucho en el prime time matinal de Antena 3 cómo presentan este libro, con el dicharachero hijo del líder socialista charlando muy suelto con Susanna Griso, como si él fuera Gay Talese y su padre Winston Churchill. Encontraríamos mayor parecido, qué duda cabe, entre Griso y Oprah Winfrey.

El hijo del barón socialista cree que su libro es único porque es la primera biografía realizada a un político desde dentro. Desde su propia casa, contando su vida privada, para que usted me entienda. Yo creo que una biografía profesional de Fernández Vara no puede tener, de ninguna manera, bajo ningún punto de vista, el menor interés: se trata de una de las momias socialistas que destacan por su soberbia y su mediocridad, que piensan que el partido es suyo, que se creen dioses de la izquierda. Imagine una biografía íntima, privada y detallada. Puag!

Nos falta tiempo para leer. Las librerías están llenas de títulos sugerentes, de biografías excitantes, de historias alucinantes protagonizadas por seres ingeniosos, brillantes, hilarantes… Pero algunos se empeñan en robarnos la ilusión, el futuro, en ocasiones incluso la pasta… no consintamos que también nos sisen el sagrado tiempo de lectura.

psoe HUNDIDO

Un motivo para NO ver la televisión

El eterno intermedio de Billy Lynn.

Autor: Ben Fountain.

Editorial: Contra.

Billy_sin_faja_med

Son ocho tipos más o menos tarados que han sobrevivido a una guerra, Irak, y regresan a casa. Héroes de cartón en los que se reflejan las miserias de su país. Un recorrido espeluznante por el país de Trump con los miembros del Escuadrón Bravo como perfectos anfitriones. Uno de ellos es Billy Lynn, soldado raso que, tras vivir el dolor, la pérdida, el miedo y la nostalgia, regresa al hogar convertido en un héroe. No está seguro de serlo, pero su país es una máquina perfecta de triturar ciudadanos: “América, con sus millones de hectáreas de maíz y trigo, sus lagos de leche, su manar inacabable de frutas y verduras, y la carne, esa extraordinaria parada de terneras, aves de corral, mariscos y cerdos cebados, vitaminados e hipodérmicamente inmunizados en ruidosas factorías de rauda producción proteínica que, tras varias generaciones de nutrición épica, halla su culminación en esta raza de humanos de tamaño industrial”.

Ben Fountain utiliza a estos desubicados militares para ironizar sobre Estados Unidos, para burlarse del sistema, criticar el puritanismo y la impostura, reírse de la ignorancia y, sobre todo, denunciar el ombliguismo de una sociedad profundamente hipócrita. Abogado de Carolina del Norte, Fountain conoce bien los resortes de un país que se divide en ganadores y perdedores.

“Lo que quiero decir, chicos, es que todo el mundo os ama, negros, blancos, ricos, pobres, gays, heteros, todo el mundo. Sois los paladines de la igualdad de oportunidades del siglo veintiuno. Yo soy tan cínico como el que más, pero vuestra historia le ha tocado el corazón al país. Lo que hicisteis en Irak: os las visteis cara a cara con unos malos muy malos y les pateasteis el culo. Hasta un papanatas pacifista como yo se siente agradecido”.

Ang Lee ha rodado la versión cinematográfica de esta novela. Y no puedo imaginar si el resultado será una película bélica, una comedia tronchante o un drama demoledor. O quizá las tres cosas. De todo hay en “El eterno intermedio de Billy Lynn”, uno de esos libros que describen un país con precisión de cirujano. Y con enorme solvencia literaria, navegando entre obuses y culos de cheerleader, en el lejano desierto o en un estadio de fútbol, acompañado de héroes o de villanos. Sorprendente.

“Billy siente frío allí donde debiera sentir más calor, como si de buenas a primeras el significado de lo que lo rodea se alojase de forma natural en el más delicado de los instrumentos a su disposición: sus pelotas. Tiene miedo. Sabe que está en mal sitio. Ellos disfrutan hablando de Dios y de la patria, pero lo que proponen es el demonio, todos esos atareados demonios bioquímicos del sexo, la muerte y la guerra que fermentan en la base del cráneo y hacen aumentar la temperatura unos grados hasta que hierven y se derraman por los bordes”.

 

Franco Vive

“A ver si dejamos a Franco en paz”, decía Francisco Marhuenda hace un par de años en el prime time de La Sexta. Sabias palabras del periodista (¿periodista?), a las que añadía “que ya hay bastante en este país” y “hay que cerrar una etapa pasada”.

el-roto-franco

Recordé estas jugosas reflexiones del mamporrero número uno de Mariano Rajoy mientras veía unos vídeos, 20N, grabados unas horas antes en Madrid. Apenas unos centenares de personas entonaban, con el brazo levantado, el “Cara al sol”. En pleno centro, en 2016, ante la indiferencia de una ciudad que mira para otro lado.

Un día antes el diario El Mundo entrevistó a Alonso García, vicepresidente de la Fundación Francisco Franco. “De las 36.000 condenas a muerte sólo se fusiló a 23.000, y no fue por capricho. Y es una cifra, entre comillas y salvando las distancias, ridícula comparando con lo que pasó en Italia, Francia o cualquier país afín al Eje”, dijo García sin inmutarse.

Ese mismo día supimos, gracias a una grabación inédita, que Adolfo Suárez no permitió un referéndum sobre la monarquía “porque se perdía”. Y forzó la inclusión de la monarquía en la ley, tal y como tenía previsto el dictador, para evitar una vuelta a la república.

¿A ver si dejamos en paz a Franco? Es muy difícil. Franco se niega a dejarnos en paz. Vive, y habita entre nosotros en las formas más diversas. Ese ángel que acompaña en el coche a un ministro. Esa Iglesia. Esos medios de comunicación. Ese tipo que odia a los diferentes, a los gays, a los extranjeros. Ese machista violento. Ese partido franquista. Ese ayuntamiento de Salamanca que protege el medallón del dictador en la Plaza Mayor con una vitrina. Esos ultras del fútbol.

¿He dicho fútbol? Hasta mañana…

roto-franquismo-1-1329752891_804525_1329753033_noticia_normal1

Un motivo para NO ver la televisión

Gran Hotel Abismo

Autores: Marcos Prior y David Rubin.

Editorial: Astiberri.

granhotelabismo

“Gran Hotel Abismo” es un cómic apocalíptico que habla de tiempos futuros… no tan futuros. Por eso, por la rabiosa actualidad de su denuncia, el sistema es una mierda al servicio de los poderosos, causa una profunda incomodidad, en ocasiones, y unas ganas irrefrenables de quemar un cajero automático o hacer un scratching, casi siempre. Estamos ante una obra de ciencia ficción, pero en demasiadas ocasiones parece que nos enfrentamos a la prensa diaria, a un informativo televisivo, a la sucesión de acontecimientos hiper realistas que conforman la miseria cotidiana.

“Lo que está claro es que el clásico estado del bienestar de la segunda mitad del siglo XX no sólo no es sostenible en la actualidad, sino que no está adaptado a los nuevos retos de la fluidez y la volatilidad de la sociedad contemporánea, y ni mil manifestaciones violentas van a cambiar esto… Necesitamos un pueblo fuerte y maduro, capaz de adaptarse a los cambios… un pueblo alejado de aquelarres radicales”.

Edición de lujo, un hermoso apaisado, para una obra que es una explosión horizontal de ideas, de imágenes y de golpes. “Gran Hotel Abismo” arde en rojos infernales, propone ideas peregrinas sobre el fin del mundo o la existencia (¿Dónde se puede uno apuntar a la Asociación Internacional de Supervivencia y Senderismo?) y se sumerge en un mar de mamporros, explosiones y gases lacrimógenos. El hábitat que nos espera.

“Nadie estaría hablando de violencia si se tratase de una pseudorrevolución bendecida por la Comisión Europea, el BCE y el FMI… El problema es que estamos girando siempre alrededor de una violencia espectacular, de espectáculo, casi de entretenimiento, si se me permite la boutade… al mismo tiempo que queda velada, oculta, una violencia institucional, mucho más dañina y con una onda expansiva infinitamente superior a la violencia espectacular”.

Marcos Prior y David Rubin nos hablan de economía, de tecnología, de neoliberalismo, de violencia y de manipulación. De una evolucionada Ley Mordaza, de la violencia de Estados, de desorden moral y miseria social. Pero sobre todo, nos hablan de indignación y rebeldía. Y nos invitan a pensar, a reflexionar y a luchar. Y lo hacen con gran ironía y un sentido del humor absolutamente macabro. “Gran Hotel Abismo” es una ventana abierta a ese futuro que nos espera a la vuelta de la esquina. Lo estamos viendo dibujado, ¿consentiremos que se convierta en realidad?

granhotelabismo_03