¡Volquetes de putas!

CFs_t7OWEAAQ-J7

Vota decencia

“Ojalá este domingo regrese la decencia”, ha dicho el filósofo, profesor y académico Emilio Lledó, premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Y se ha referido a la ignorancia como principal causa de todo lo malo que nos sucede, desde la violencia al miedo pasando por la pobreza o la infelicidad.

Ignorancia es creer a Esperanza Aguirre cuando asegura que la publicación de su renta por el diario Infolibre “pone en riesgo la recuperación económica”. O cuando dice que “Si Podemos gana será la última vez que votemos libremente”. O cuando afirma que Pablo Iglesias acabaría con los medios de comunicación plurales. O cuando abraza a un inmigrante, besa a un niño, baila un chotis, monta en bicicleta o gana 369.000 euros en un año como “cazatalentos”.

Votar a alguien así sería indecente.

Ignorancia es aplaudir a Mariano Rajoy y a Rita Barberá en la Plaza de Toros de Valencia el mismo día que sabemos que Anticorrupción investiga los gastos de representación de la alcaldesa entre 2011 y septiembre de 2014. Ritaleaks: 685 euros la noche en la suite del hotel Palace madrileño, casi 5.000 euros por el alquiler de un coche con chófer en Londres, ostras, jamón de Jabugo…

Votar a alguien así sería indecente.

Ignorancia es aceptar que el PP, partido cuya financiación irregular ha sido acreditada por el juez Ruz, se haya gastado en esta última campaña más de 20 millones de euros. Ignorancia es tolerar que Cospedal publique su programa electoral el último día de campaña. Ignorancia es aplaudir a este tipo…

Votar a alguien así sería indecente.

“Ojalá este domingo regrese la decencia”, insiste Emilio Lledó.

P.D.

Yo no voto en Madrid, pero me gustaría…

fotonoticia_20150518141817_800

Flamenco

“La noche llegó / Porque la montaña se ha tragado al sol”. Nuevo día. Lole y Manuel.

En un país como el nuestro, pero civilizado, los informativos de televisión hubiesen abierto el pasado martes con la noticia de la muerte de Manuel Molina, uno de los grandes genios del flamenco moderno. Cantaor, guitarrista y compositor. Un visionario, un revolucionario, un profeta. En el informativo de mediodía de la televisión pública española (TVE) del día en que falleció el músico que formó pareja con Dolores Montoya, le dedicaron apenas un minuto y cincuenta segundos. Al descenso de las temperaturas, cuatro minutos y doce segundos. Al comienzo de la peregrinación al Rocío, dos minutos. “Que el flamenco sea Patrimonio de la Humanidad es solo una etiqueta. No hacen nada por la música flamenca”, reconoce de manera muy oportuna el cantaor Miguel Poveda en una entrevista que acaba de publicar Jot Down.

Los patriotas de pulserita con la bandera, abono de barrera en Las Ventas y cuenta en Suiza (real o soñada) no se emocionan con el flamenco. No es un sonido fácil, no siempre resulta festivo. Es música de gitanos. Los patriotas de mamandurria, evasión de impuestos y luto en Semana Santa son más de rebujito que de quejío, más de Los del Río que de Rancapino. Ese 21% de IVA cultural. Esa caseta en la Feria de Abril con sevillanas y rumbitas sonando a todo trapo. Ese lucir palmito camino de Almonte, raya va raya viene, reventando caballos mientras escuchan un viejo pelotazo de Isabel Pantoja: “Virgen Milagrosa, Virgen del Rocío / La de los ojos mas hermosos de mi España / Que es el país mío”.

El flamenco es Patrimonio de la Humanidad, de acuerdo, pero donde esté una canción de Bertín Osborne

.

Al rincón de forrarse

Risto Mejide es lo que llaman “un fenómeno audiovisual”. Con su semblante malencarado, sus gafas negras y sus comentarios jactanciosos, el tipo se ha convertido en un personaje televisivo. Como Belén Esteban, sin ir más lejos. Así es la televisión, un medio en el que importa poco que no tengas absolutamente nada que decir, siempre que resultes original, descarado y deslenguado. Mejide es un publicista serio y altivo que se pone aún más serio y altivo cuando se dirige a cámara. Y poco más. Pues ahí le tienen, convertido en protagonista de una enconada rivalidad entre Atresmedia y Mediaset, el duopolio televisivo de este país. Se lo rifan. Se rifan la insignificancia disfrazada de humo.

0e4f617163175b6d18eebb2ed1cf888b

Mejide ha tenido un desencuentro, imagino que económico, con Telecinco, y se ha marchado a Antena 3. “No soy un pesetero”, ha dicho el publicista-presentador a modo de justificación. Le he resumido el conflicto para que ni usted ni yo perdamos el tiempo. Como consecuencia del enfrentamiento, el tal Mejide dejó de presentar “Chester” en la primera cadena de Mediaset, y pasó a formar parte de la primera cadena de Atresmedia, donde anoche estrenó “Al rincón de pensar”. Se trata de un programa de entrevistas, quién lo hubiera imaginado, que arrancó con dos invitados no demasiado excitantes: Borja Sémper y Hombres G. Abrumado por la campaña electoral, el blandengue presidente del PP de Guipúzcoa me importa un pimiento. Y sobre los creadores de “Devuélveme a mi chica” o “Marta tiene un marcapasos” lo único que puedo decir es que seguro que están en el iPod de Sémper.

¿El programa? “Una conversación abierta en canal”, dice un Mejide con un gran concepto de sí mismo. No se lo crea. Solo es un presentador sobrevalorado que hace preguntas con las que pretende resultar ingenioso a gente que tiene pocas cosas interesantes que decir. La “conversación abierta en canal” se convierte en una entrevista minuciosamente editada a favor del entrevistador. “El talento se cultiva en soledad”, reza la cita inicial, nada menos que de Johann Wolfgang von Goethe. Ahí es nada… Pues todo el talento de “El rincón de pensar” acaba en esa frase. Bueno, en la respuesta a la pregunta “¿Si fueras Rajoy dimitirías?”. El popular vasco calló, vaciló y finalmente soltó un lacónico “no lo sé”. ¿El resto? Engolamiento, arrogancia, gestos ensayados, afectación… y toneladas de soberbia. Todo aquello que da forma a un entrevistador que tiene una misión: quedar por encima de los entrevistados.

Para colmo de males el programa comienza a medianoche, un horario criminal capaz de convertir una hora de televisión minúscula en sesenta minutos de televisión insoportable. Una auténtica tortura. Una triste pérdida de tiempo. Pero cuidado, que incluye un bombazo: ¡Mejide se ha quitado las gafas de sol! Acojonante momento mediático, televisión en estado puro.

P.D.2

Una portada para la historia de la infamia periodística…

Captura de pantalla 2015-05-19 a la(s) 17.46.26

Un director que no se ha estrenado y se desmarca del tema…

CFYScUvWgAILHJN

Y los lectores, siempre por delante…

portada-el-mundo-5

P.D.2

César Strawberry, cantante del grupo Def Con Dos, detenido por enaltecer el terrorismo. Un abrazo fuerte, amigo.