La carretera

El magistrado de Primera Instancia e Instrucción nº6 de Valdemoro, en Madrid, ha condenado a un conductor discapacitado (le faltaba una pierna) que había sido detenido por la Guardia Civil cuando circulaba por la autovía R-4 entre Madrid y Ocaña a 297 kilómetros por hora. Como Fernando Alonso en sus mejores tiempos. Tendrá que pagar 3.600 euros de multa. El discapacitado, no Alonso. 720 euros menos que lo que soltará Rita Maestre por el asalto a la capilla de una universidad.

“Vale, le faltaba una pierna, pero lo cierto es que no la necesitaba: el coche era automático”, puntualiza un colega en un tono serio que no acabo de comprender. Me temo que es la clásica permisividad española con los delitos al volante y con los conductores irresponsables. Ese “con una copita tengo más reflejos”, o ese “me pondré el cinturón si me sale de los cojones”, que no acabamos de superar. Le cuento todo esto porque justo al comienzo de Semana Santa, unos días antes del accidente en Freginals (13 muertos, todos sin el cinturón abrochado), viajé de Madrid a Talavera de la Reina en un camión de ganado. Le llamaban autobús, pero yo no creo que mereciese tal consideración: las plazas sin numerar, sucio como una cochiquera, con los asientos rotos (todo el viaje tumbado), y por supuesto, sin cinturones de seguridad. Este es el estado de la bandeja de la parte de atrás del asiento delantero…

la foto 2

El cinturón de seguridad es obligatorio en vehículos para viajeros, autobuses, desde 2007. Y que reduce en un 80% el riesgo de muerte en caso de accidente. Pero es difícil ponerse un cinturón que no existe. Tanto como convencer a la gente de que coches, motos y autobuses son armas. Esta Semana Santa han muerto en las carreteras españolas 41 personas, siete más que en 2015. “¿Podríamos imaginar los cadáveres de las 70 víctimas del atentado tumbados unos junto a otros, en una imagen dantesca? Quizá solo así comprenderíamos la magnitud de la tragedia”, dice un tertuliano en la radio. Se refiere al ataque suicida en un parque de Lahore, Pakistán, pero sin darme cuenta en mi cabeza se forma la misma imagen infernal con las víctimas de nuestras carreteras. Un sumidero que somos incapaces de controlar.

Un motivo para NO ver la televisión

Glanbeigh

Autor: Colin Barrett.

Editorial: Sajalín.

Captura de pantalla 2016-03-29 a la(s) 21.16.34

Colin Barrett nació en Canadá, pero creció como persona y como escritor en un pueblo irlandés. Precisamente de eso va este libro, con nombre de localidad imaginaria y una colección memorable de personajes agarrados al filo de sus vidas. Glanbeigh es su Yoknapatawapha. Barrett, como Faulkner, utiliza un escenario ficticio para contar las miserias y esperanzas de unos vecinos sumergidos en la irremediable soledad humana. El campo, el pueblo, el yermo. Héroes cotidianos de algo que muy bien podríamos definir como el sueño irlandés.

“Encorvado sobre la caja registradora, Dungan es el vivo retrato de su propio cadáver recien resucitado. Tiene la piel fláccida y pálida, la pigmentacióm despojada de cierta esencia vital, y lo que le queda de ralo pelo gris le cubre la cabeza en surcos débiles dibujados por el peine con pulcritud funeraria”.

Hay Faulker en Barrett. Y también algo del humor perro de Flann O´Brien, irlandés satírico a la sombra de Joyce y Beckett. Y por supuesto de los grandes norteamericanos desconocidos, cronistas de las grandes costaladas, como Tom Drury (su condado imaginario se llama Grouse y está en el Medio Oeste), o Willy Vlautin, Bobbie Ann Mason y Donald Ray Pollock.

“Al segundo o al tercer o al undécimo día conocí a una rubia con un diente negro, una funda mal colocada, que se le había infectado. En lugar de hablar de trivialidades , lanzó una larga diatriba contra un hombre al que se refería como La Araña. Dijo que era un cobarde y un egoista, y tal vez un sociópata; un matón insignificante y rencoroso, congénitamente incapaz de sentir empatía por los demás, aunque era un zalamero, claro. El tal Araña coleccionaba mujeres y las dejaba marcadas. Se apartó el pelo e inclinó la cabeza. Justo debajo de la oreja llevaba tatuada una araña azul muy real”.

Barrett pone rostros a la bebida y a la derrota. A la amargura de esos hombres y mujeres instalados en la fatalidad y la desidia, en la triste realidad de los lugares de los que no se puede huir. A los pequeños pueblos sin salida. Seis historias cortas, y una larga, que iluminan como relámpagos un paisaje gris que acumula retórica romántica, autocompasión y en ocasiones una pizca de orgullo. Tremendo.

Pincha para leer el primer relato.

Tags: ,

{ 33 comentarios ... ¡haz el tuyo! }

  1. Solo en la carretera…

    Responder

    Selito Reply:

    Responder

  2. Callad por dios,
    Corporación dermoestetica
    ha chapado

    Responder

    Tom Reagan Reply:

    Nooooooooooooooo

    Responder

    Oghaio Reply:

    ¡Qué buenooo, Tom!
    Ahora sólo falta que pillen de una vez a los de Svenson, que llevan trincando una “jartá” de años con lo del pelo… (y sus usuarios quedando como bolas de billar)

    Responder

  3. La R4 es una autopista sin tráfico -creo que de pago, por eso digo autopista-. Además, va a ser rescatada. Hay que aprovecharla y disfrutarla, coño, que nos va a salir por un pastizal a cada uno :mrgreen:

    Responder

  4. La estrategia del radar camuflado y el multón coercitivo toca a su fin. Ha podido ser medio eficiente en las autopistas, donde es cierto que ahora la gente corre menos, y seguramente ha valido para reducir mucho las muertes estos últimos años, junto con esa ‘educación vial’ basada en anuncios macabros en plan ‘la letra con sangre entra’ (es triste que una cantidad apreciable de personas solo sea capaz de entender este mensaje; dice poco y malo de nosotros como sociedad, ya lo hemos comentado otras veces, pero es una cuestión fuera de este debate del tráfico).

    Sin embargo, los radares en rectas sospechosamente limitadas en velocidad no sirven de casi nada en las carreteras ordinarias, muy mal señalizadas y todavía peor mantenidas, y donde se mataba, y sigue matándose, la mayor cantidad de gente. Ya va siendo hora de invertir en una señalización sensata y coherente, y en mejorar la visibilidad, el firme, la anchura y el trazado de muchas carreteras infames. Eso, y dejar de considerar la obtención del carnet de conducir como un máquina de ganar dinero para las autoescuelas y la administración, y empezar a ser consciente de que conducir es muchísmo más que saber qué significan las señales y evitar que se te cale el coche, educando al personal en consecuencia.

    Responder

  5. Sobre los motivos que conducen a un individuo X a convertirse en terrorista se han escrito muchas tonterías y un libro interesante: Mi vida en Al Qaeda. El protagonista del libro es el danés Morten Storm. Storm vivió una primera epifanía que le llevó a convertirse al islam y a ingresar en Al Qaeda, donde militó durante diez años a las órdenes de Anwar al-Awlaki. Con el paso de los años, Storm vivió una segunda epifanía que le convirtió en un agente doble a las órdenes de la CIA. Su tercera epifanía le llevó a abandonar los dos mundos, el del yihadismo y el del espionaje. Ahora vive protegido.

    En Mi vida en Al Qaeda está todo. Storm no trabaja porque no tiene ningún interés en hacerlo. Nadie le discrimina porque a nadie le importa quién es o qué hace Storm. Storm tendría dificultades para situar su país en el mapa (no digamos ya Irak, Afganistán o Malí). Storm ha sido educado, medicado y mantenido por el Estado del bienestar de su país. Storm es poco más que un delincuente común con el cerebro de un mosquito. Un matón de poca monta sin talento ni autoestima cuya única manera de poner orden en ese vacío cósmico que es su vida es ingresar en la primera secta que le venda un simulacro de orden y pertenencia. Storm cayó en el yihadismo como podría haberse afiliado a un partido de ultraderecha o convertido en hooligan del equipo de su ciudad. En España andaría colgando galgos de un árbol, chuzándose a base de bien en una herriko taberna o moliendo a palos a los comerciantes que se niegan a hacer la huelga impuesta por el sindicato de turno.

    Y ahí andan cientos de miles de occidentales diciéndole a Storm y a los suyos que su angustia y su odio y su frustración no es culpa de ellos, sino de sus víctimas. Que deberíamos haber hecho más por ellos. Abrazarlos más y mejor. Y Storm, desgañitándose para decirnos que le importa un pimiento nuestra solidaridad y que no hay nada que le produzca más placer en este mundo que ver nuestros sesos desparramados por el suelo. Debe de pensar que somos tontos. Cualquier día se arrepiente de su arrepentimiento y vuelve a las andadas. Motivos, ahora sí, no le faltan.

    http://www.elespanol.com/opinion/20160329/113368666_13.html

    Responder

    elnene Reply:

    Huy, qué constructivo; Jajajá dando motivos para no ver la televisión! Le echaré un vistazo!

    Responder

  6. El discurso que insiste en las causas profundas del terrorismo para defender que no hay modo más sencillo de evitar un atentado que reconfigurar el orden global, acabar con la pobreza, el analfabetismo y el fanatismo y sustituir la maldad inscrita en el corazón de los hombres desde que Caín mató a Abel por el amor universal que la nueva izquierda trae bajo el brazo. El mismo discurso que cree que para evitar que un hombre pegue a una mujer hay que acabar con el heteropatriarcado, conseguir que los niños jueguen con muñecas y las niñas con camiones y cambiar las letras de las canciones infantiles pero que es incapaz de encontrar una sola medida eficaz contra la violencia de género. El discurso, en definitiva, que no encuentra solución a ningún problema, por pequeño y local que sea, que no pase por la total subversión de la naturaleza, el orden social y la historia entera de la humanidad.

    http://theobjective.com/elsubjetivo/ferran-caballero/todo-esta-perdonado/

    Responder

    Mr. Remo Reply:

    Qué bonito suena eso de “discurso”. Abstracto, opaco, preciso.

    ¿A quién va dirigida hoy tu soflama de cuarto de pelo, cari? ¿A los que creen, a los que no creen, a los que quieren creer pero no lo consiguen?

    Responder

    Whelan Quarrelsome Reply:

    No Remo, intuyo que está dirigido a todos aquellos transeúntes de por estos lares cuyas opiniones de revolucionario de salón esconden en realidad a un vividor frustrado. El orden social está muy bien si te permite comer habitualmente en restaurantes caros o muy caros. En tal caso sería de imbéciles intentar cambiarlo, resulta más lógico intentar convencer a propios y extraños de sus infinitas bondades, por más que la realidad se empeñe en demostrarte día tras día lo contrario…

    Responder

    Tom Reagan Reply:

    La cuestión es que las medidas bélicas (el malismo), sean preventivas o vengativas, no parecen funcionar (excepto para los que hacen de la guerra su negocio) más allá del placer primario de devolver el golpe… Las medidas buenistas de reconfigurar el orden global para intentar acabar con la pobreza, el analfabetismo y el fanatismo no se han llegado a probar, se han descartado siempre con la excusa de ser utópicas y presuponiendo que llevarán al fracaso, cuando en el fracaso ya estamos instalados hace tiempo…

    Responder

  7. A mi la unica solucion plausible que se me ocurre es seguir tirando petardos, alli donde lo ha dejado Rusia o anda Francia. Ha sido muy util, desde que comenzaron solo hemos tenido un atentado, pero no muy gordo, solo palmaron 32 personas, un numero muy inferior al de francia. Me parece que es una medida que no causa ningun quebranto, nosotros ni nos enteramos de hecho, ademas sirve para mantener el siempre maltrecho negocio del armamento, y bueno, quien nos pide cuentas de que o a quien bombardeamos?, si a todo el mundo le importa un pito, son moros malos.

    Asi que dejemos de buscarle tres pies al gato y sigamos enviando pepinos explosivos. Es el lenguaje que entiende esta gente.

    Responder

  8. Lo primero que abro y me encuentro con 17 mentiras de la fulana:

    http://www.eldiario.es/escolar/Esperanza-Aguirre-encuentren-mentira-politica_6_499810042.html

    Si es que no se puede leer la prensa.

    También dijo que López Viejo no era una persona de su entera confianza; que había fichado a Lacalle; que mandó al Senado a Granados por haber perdido en él su confianza “política”; que “Podemos” estaba con el chavismo, el castrismo y ETA; se desmarcó de Salvador Victoria como si no le conociera; que se retiraba de la política; que no aspiraba a la alcaldia…

    Ya empiezo con arcadas el día…

    Responder

  9. Selección de personal:

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/seleccion_de_personal1

    Está la cosa como para cambiarse de trabajo.

    Responder

    Leg Reply:

    Joder, me pasa eso y no sé a quien mato. Dicho esto, no es representativo de la crisis del mercado laboral porque hijosputa te los vas a encontrar con el paro al 20% al 10% y al 5%. Lo terrible es que a la pobre chavala le va a costar encontrar otro curro dios y ayuda.

    Responder

  10. Elecciones generales.

    Responder

    Spectator Reply:

    ¿cómo vamos?

    Yo estoy en el punto de que se ponga quien quiera de presidente pero que acaben ya, mira a donde han conseguido llevarme.
    Y Rajoy con su táctica de no gestionar los tiempos sino de agotarlos, al final volverá a ser presidente por esa gestión de la desidia que tan bien se le da.
    Que cruz de país

    Responder

    CHATA Reply:

    Pues sí, chica.
    Estamos cansados.
    Mi impresión es que hoy sí creo que nos vamos a las Generales otra vez.
    Ahora, este Pablo… más listo que el hambre.

    Responder

    Spectator Reply:

    Eso dicen, pero es que si vamos a generales, vamos a Mariano. Mira que Pdr tampoco, pero otra vez Mariano…. en este punto de análisis político estoy

    Responder

    CHATA Reply:

    No creo que salga Mariano otra vez.

    Responder

    Selito Reply:

    Muy señora pantera mía: Haga uste era favor de control sus fauces, que hay niños leyendo ;)

    Responder

    CHATA Reply:

    ¿No se puede decir Elecciones? :)

    Responder

    Selito Reply:

    No es por el post de hoy….

    Responder

    Selito Reply:

    … Y lo sabes… ;)

    Responder

    Selito Reply:

    Caperuzote, el Rojo, azote de las bestias… ;)

    CHATA Reply:

    Sabía que te iba a gustar. :D

    CHATA Reply:

    ¿De qué convento has sacado este vídeo?
    Dice el Joseca que le parece suave, pero aún sí, que a muerte contigo. :)

    Responder

    Selito Reply:

    Hombre, suave….
    De Youtube, por cierto ;)

{ 0 Pingbacks/Trackbacks }

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>