Érase un río

Un motivo para NO ver la televisión

Érase un río

Autora: Bonnie Jo Campbell.

Editorial: Dirty Works.

Portada_Erase-un-rio

Se han escrito grandes libros sobre ríos, lugares que invitan a la reflexión y al aprendizaje quizá porque tienen su orden y su dirección, su sonido y su olor, su fluir a la vida. Viene siendo así mucho antes incluso de que Mark Twain escribiera las aventuras de Huck Finn. Dos de mis libros favoritos siguen el curso del agua libre: “El río”, de Wade Davis, y “El río de la vida”, de Norman Maclean. Y una novedad que reseñaré en breve, “El río”, de Rick Bass, una espléndida defensa de lo salvaje. Quizá por eso me sentí como pez en el agua leyendo las correrías de Margo Crane (tambien conocida como Duende, Niña Lobo e incluso Ninfa del Río), una niña de dieciséis años que, tras la muerte de su padre, recorre el cauce del Stark en busca de su madre.

“Aquel año el río no se desbordó. Las lluvias del final de la primavera fueron regulares pero suaves. Hasta junio no llegaron por primeros días de veinte grados, acompañados de un viento del sur. El segundo día de calor, Brian volvió del bar con cortes en los dedos otra vez. Según él, un hombre le había quitado el abrigo.

- Si dejas que alguien te quite el abrigo, se piensa que es tu dueño. A partir de ahí, es imposible saber de lo que será capaz. Lo siguiente es que se tira a tu mujer.

Margi lo miró, sorprendida.

- Tú ya sabes cómo es vengarse. Se que lo entiendes. Se que algún días te vengarás de tu primo.

Margo asintió. Sabía de la inutilidad de la venganza, pero era incapaz de renunciar al deseo de vengarse. No le dijo a Brian otra cosa que también entendía perfectamente: no siempre era posible la venganza y, al intentar vengarte, corrías el riesgo de perderlo todo”.

Margo tiene a Annie Oakley, la tiradora que participaba en el show de Buffalo Bill, como modelo a seguir. Y a una escopeta Marlin, con una ardilla dibujada en la culata, como fiel compañera. La muerte violenta del padre la deja sola, con la dirección de su madre en una hoja y rodeada de ratas de río. Ratas de cuatro y de dos patas que la obligan a moverse, a dormir a la intemperie con un ojo abierto, a crecer de manera precipitada. El resultado es una historia de iniciación acelerada, de violencia no siempre contenida, de valentía y pureza, que cae sobre el lector como una catarata de agua helada.

“Inspiró varias veces, absorbió el movimiento del río a través de los pies y las piernas. Los peces, las tortugas y las aves acuáticas eran su familia, pensó, no los humanos; pese a apreciar algunas comodidades y lujos, como la comida fácil y las camas, las duchas calientes y hacer el amor. Hasta cuando vivían en la casa de su padre, cada mañana de verano e invierno, el río le había hablado con mayor claridad que él”. 

Bonnie Jo Campbell, a quien ya conocíamos gracias a los excelentes relatos incluidos en “Desguace americano” (Dirty Works), ha escrito un libro sobre la soledad y las malas compañías. Una hermosa historia sobre una chica fuerte rodeada de perdedores, una superviviente que disfruta disparando con precisión, acariciando perros ajenos y aprendiendo a desollar conejos. Unas correrías fascinantes, protagonizadas por unos personajes auténticos que bien merecen una película. ¿River Movie?

“-¿Los servicios sociales?- Margo le quitó a Junior el carné de su padre. Había oído que los niños de los que se ocupan los servicios sociales acaban viviendo en centros de acogida, con desconocidos que les hacían cosas raras. Y estaba segura de que eso supondría vivir lejos del río”. 

Tags: ,

{ 20 comentarios ... ¡haz el tuyo! }

  1. Por los viejos tiempos

    Responder

  2. Una sub-sub no está mal.

    Responder

    Neo Reply:

    Si, es un buen premio para los conformistas … jajaja

    Responder

    Selito Reply:

    ¿Te has hecho un Más País? :evil:

    Responder

  3. qq_nomóstoles

    Menudo sainete el que se trae el PsoE en Móstoles con su alcaldesa experta en enchufar a amigos y familiares. Incomprensible cómo el partido sigue mareando la perdiz con supuestas comisiones de garantías y ética, en vez de largarla de forma fulminante. Evidentemente, no pueden obligarla a dimitir y, visto el rostro que se gasta el personaje, parece complicado que lo haga. Pero al menos que dejen claro que se desvinculan de ella y que a partir de ahora gobernará como independiente, no como miembro del partido. También me pregunto qué espera la oposición para presentar una moción de censura que la quite de en medio, o al menos, para amenzar con hacerlo para presionarla a largarse. De momento, los únicos medianamente coherentes parecen los de Más Madrid, que han abandonado el gobierno municipal. Tampoco entiendo por qué Podemos no hace lo mismo.

    Vaya credibilidad y ética democrática las del PsoE-M, y la ejecutiva nacional callada como una sinvergüenza. Y recordemos que Móstoles no es precisamente un pueblucho, sino una ciudad de casi doscientosmil habitantes, más poblada que la mayoría de capitales de provincia.

    Responder

    Neo Reply:

    Cada vez tengo más claro que la intención de esta gente es aprovechar lo poco que quede y sacar tajada, que la política ha entrado en un momento tan inestable que si se pilla poder hay que aprovecharlo ya que no se sabe cuánto durará. Sus políticas no tienen ideología, sino intereses personales y poder para hacerlos realidad.

    Responder

    qq Reply:

    Y sigue el sainete: la alcaldesa supuestamente pide la suspensión de militancia, pero se niega a dimitir. Y el PsoE no la suspende de militancia, pero le pide que dimita.

    En medio, la gente. La burla infinita.

    Responder

  4. Cuando despertó tras la llamada a nuevas elecciones, el hedor de las cloacas seguía allí.

    https://elpais.com/politica/2019/10/08/actualidad/1570529703_019883.html.

    Responder

    qq Reply:

    También seguía el presidente eternamemente en funciones que, a fuerza de serlo, es ya incapaz de disociar su cargo de su rol de candidato, y utiliza el gobierno para hacer electoralismo: https://www.eldiario.es/politica/Pedro-Sanchez-aprovecha-precampana-Gobierno_0_950505665.html.

    No es nada nuevo, pero sigue siendo igual de impresentable desde el punto de vista de la ética más básica.

    Responder

  5. La dimisión fulminante de Pablo Soto momentos antes de que le destituyan por acoso sexual: https://www.eldiario.es/madrid/Dimite-Madrid-Pablo-Soto-companera_0_950505948.html.

    Los comentarios en el hilo de Twitter donde Soto publica su comunicado son muy interesantes. En modo cuñado sumo, parece que todos queremos juzgar sin conocer los hechos. Y la cosa es tan delicada y tan peliaguda que lo me parece que mejor intentar no juzgar. Eso sí, llama la atención la forma en la que se ha manejado este caso desde Más Madrid en comparación con cómo se han llevado asuntos similares en otros partidos o ámbitos fuera de la política.

    Responder

  6. Y cuál es la batalla que se gana o se pierde y que enfrenta a la salida de un juzgado a católicos y feministas dibujando una estampa de sociedad enloquecida. Cuál es este absurdo siglo XXI que nos está tocando contemplar. Qué guerra es esta de lugar privilegiado. Ahora que una vagina gigante es una ofensa.

    Una columna muy necesaria y además bellamente escrita: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2019/10/09/corazon_coraza_cono_insumiso_99640_1023.html

    Responder

  7. ¡Qué bonito Talavera, jefe! ¿Alguna recomendación para comer? :-D

    Responder

    elboss Reply:

    ¿Bonito? Algunas zonas, el río… Otras menos…
    ¿Comer?
    Tres lugares fundamentales. A saber…
    1.- Para abrir boca, una birra artesana en Beer Garden, cervecería con una selección exquisita de IPAS, Stouds y demás. Con un poco de suerte pillas un conciertazo de rock and roll, en petit comité.
    2.- De lujo, a precio de risa: Raíces, de Carlos Maldonado, ganador de Master Chef. Tres menús de diferente longitud y precio. Cocina muy elaborada, todo riquísimo, presentación muy cuidada y a precio, insisto, de risa (50 euros por barba con un vino de lujo, seis platos, por ejemplo). Imprescindible reservar con tiempo.
    3.- Mingote.Taberna de toda la vida, con cabeza de toro disecada y excelente servicio. Comida rica, callos y croquetas, asados, etc. Garantía de calidad. No falla jamás.

    Que aproveche!

    Responder

    elnene Reply:

    Sí, bonito, como Murcia por lo menos. Me habría gustado visitar alguna de tus recomendaciones, pero solo estuvimos de paso un par de horas al mediodía, y el único que abre a esa hora –Mingote– cierra el míercoles ¡mecagüen!. Hicimos lo típico, paseo por el río, las murallas, la plaza del ayuntamiento y comer en una terraza. La visita no estaba planeada, fue una parada espontánea para de nuestro viaje de vuelta desde Candeleda, a los pies de la Sierra de Gredos, hacia Madrid. Un sitio precioso con un par de excursiones a la montaña, baños en los ríos, atardecer en el embalse de Rosarito, sol y comida casera. ¡Otra vez será!

    Responder

  8. Olga Tokarczuk recibe hoy el Nobel diferido de 2018. En su momento, el Jefe recomendó uno de sus libros (http://www.eldescodificador.com/2016/08/11/sobre-los-huesos-de-los-muertos/). Entonces dije que me lo iba a regalar y así fue. No sé si luego comenté algo, pero el libro me pareció que estaba escrito de forma primorosa, aunque la historia no me acabó de enganchar y el desenlace fue un poco decepcionante (no hago spoilers). En cualquier caso, una escritora que merece la pena seguir, aunque solo sea por su estilo.

    Por cierto, hace un par de días me acabé el libro con el que he estado la mitad del verano: un tocho-clásico de los güenos: “Los miserables”, nada menos. No hay mucho de descubrir de una obra así, solo comentar que lo que más me ha llamado la atención es que Hugo no solo escribe una fábula atemporal, sino que encima da una clase gratis de historia del XVIII y XIX en Francia y Europa. Al tipo no le importa lo más mínimo decidar decenas de páginas a describirnos con detalle la vida monástica de entonces, la batalla de Waterloo o la red de alcantarillado del París de la época, aunque esto suponga interrrumpir totalmente la trama de la novela. En fin, ya digo, un clásico de los que hay que leer, aunque sean más de mil páginas y a veces se haga un poco cuesta arriba.

    Y ahora, cambio total de tercio, aunque sea a otro clásico, este contemporáneo y muy cortito: “El hombre en busca de sentido”. Y desde las primeras páginas ya se intuye que es una obra imprescindible.

    Responder

    Nando Reply:

    Yo leí a handke en su día, voz propia, original y tal, pero al tercero ya te entra la sospecha, otra vez?, Luego tuvo sus cosillas con los serbios, no sé qué pensaría de leerlo ahora. De Olga no encontré nada cerca, habrá que ver. Siguen por ahí los kundera, murakamis y tal. Al menos no se lo dieron a Marías que además de chapas me parece bastante mal escritor, pero imagino que cuando toque escritor hispano aparte de darse cuenta del erial le tocará a el u otro peor.

    Responder

    qq Reply:

    De merecerlo alguien actualmente, por calidad literaria, sería Muñoz Molina. A Marías se lo come con patatas, menudo truño pretencioso, qué de acuerdo estoy contigo.

    Y que Kundera no lo tenga es otra de las legendarias injusticias que le dan fama al premio. Yo creo que los de la Academia sueca lo hacen aposta para crear polémica y que se hable de ellos :lol: .

    Responder

    Selito Reply:

    Los Miserables es una gozada y a mi me gustan los tochos, así que no tengo problemas…
    Normalmente odio que el autor corte la acción para describir cosas (Edgar Alan Poe es terrible para eso), pero con V. Hugo no me pasó eso, a pesar de todas esas paradas que hace en el desarrollo de la trama.
    Antes de leerla la habia visto en teatro en Madrid (musical, estuvo años en cartelera) y me encantó por todos lados, fue lo que me animó a leerla.

    Responder

{ 0 Pingbacks/Trackbacks }

Responder a qq Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>