You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: J.Teixi Band


Letra y música

Un motivo para NO ver la televisión.

J. Teixi Band.

Cd: Letra y música (2.000/2018).

61MQ+-oGzuL._SS500

La J. Teixi Band es el secreto mejor guardado del rock and roll español. Un grupo grande, maduro, con clase, con raíces y con repertorio. Una banda histórica que ha sido capaz de renacer sin necesidad de reciclarse, manteniéndose fiel a sus principios, que son los del buen ritmo y el mejor blues. Una formación de leyenda, con buenos discos, pero sobre todo con un directo grandioso. Resumiendo: no se puede comprender el rock ibérico sin Javier Teixidor, Daniel Montemayor, Charly y compañía.

Por todo esto el disco doble del que hoy hablamos es fundamental. Treinta y cuatro canciones (cinco nuevas, algunos directos y tomas alternativas) que resumen dieciocho años de rock and roll sin concesiones, sin derivas, sin vacilaciones. Teixi y compañía saben lo que quieren. Y te lo ofrecen en un álbum que es una fiesta. Escucha “Rosas Rojas”, “Psychedelic Sally”, “Tengo la noche”, “Jole Blon”, “Tengo la noche” o la descomunal versión de “I Don´t Wanna Go Home” y comprenderá que se trata de un disco absolutamente imprescindible.

Siempre Trueba

Las redes sociales, por medio de intelectuales del calibre de un hermano de Paquirrín, han puesto en marcha una campaña de boicot a “La reina de España”, la nueva película del gran Fernando Trueba. No quieren que la gente vaya a verla “para que se joda”, “para que se arruine”, y muchas otras miserias más. Y todo al parecer por las declaraciones del director al recoger el Premio Nacional de Cinematografía en septiembre del año pasado: “Nunca me he sentido español, ni cinco minutos de mi vida”, dijo Trueba.

“Boicoteemos esta película… No vayas a verla al cine…Sólo quiere a España por las subvenciones… ¡Pásalo!”, se puede leer en las redes sociales. El hermano de Paquirrín ha insultado a Trueba (“hipócrita”) y le ha pedido que “devuelva las subvenciones sin vergüenza”. No tengo muy claro si también le llama “sinvergüenza”, si le sugiere que no se abochorne en el momento de devolver las perras, o si es a las subvenciones a las que acusa de no tener vergüenza.

Captura de pantalla 2016-11-28 a la(s) 20.31.44

Nivelazo, ¿verdad? Pues eso no es nada. No se pierda el brillante análisis del compañero conductor. Seguro que hace las delicias de un Trueba que “si tuviera que señalar un rasgo nacional, y positivo, sería el humor”.

El pecado de Fernando Trueba es no haberse sentido nunca español. Ni cinco minutos. Le entiendo perfectamente: a mí me pasa lo mismo. Bueno, a lo mejor me sentí una miaja español cuando lo de Iniesta en Sudáfrica. Pero poco más. Lo de no sentirme español yo creía que era porque, debido a mi trabajo, había tenido que viajar mucho por esos mundos y había conocido gentes y cosas y asuntos, usted ya me entiende. Y claro, porque había visto cosas espeluznantes en España, tanto en los grandes despachos como en las humildes cunetas. Pero ahora resulta que es por las subvenciones. Bueno es saberlo.

Desde este modesto blog, un abrazo fuerte para Fernando. Y termino el post porque si no llego tarde al cine. Ya se puede imaginar qué peli voy a ver…

Un motivo para NO ver la televisión

Teixi Blues Band.

Cd: Desde el tren.

j-teixi-band-20-09-16

Más de lo mismo. Ni más ni menos. Eso es lo que ofrecen Javier Teixidor y su banda en su nuevo disco. Y lo cierto es que no puede haber mejores noticias para los seguidores de estos perros viejos del rock and roll, el soul y el rhythm and blues. Más de lo mismo, de lo mejor de sí mismos, que es lo que venimos pidiendo a los clásicos, desde Chuck Berry a los Stones, a lo largo del tiempo. Más de un sonido que no pide innovación, ni sorpresas, ni alternativas. Más de un sonido basado en la tradición, en la energía y en la credibilidad. Tres cosas de las que anda sobrada la J. Teixi Blues Band.

“Desde el tren” descansa ya, después de atronar en casa y en el coche durante días, junto a los viejos vinilos de Mermelada y los últimos cds de la J Teixi Band. Pequeñas obras maestras del ritmo y el blues español como “Hazme una seña”, “Showtime”, “Grandes Huesos Negros” o “Big Times”. Son diez canciones nuevas más dos en directo que se añaden a la sección “lo mejor del rock en castellano”, y que vienen a engrandecer la leyenda de Teixi y sus compinches, a saber: Daniel Montemayor (bajo y acordeón), Emilio L. Galiacho (piano y órgano) y Charly Hens (batería, percusión y coros).

Entre el instrumental que abre el disco y los dos directos que lo cierran, el habitual master de sonidos norteamericanos profundos. Grandes los metales, comprometidas las letras, salvajes las guitarras… Y la voz de un Teixi que compone con el corazón y canta con las tripas. Lo han vuelto a hacer. Un disco honesto, de sonido recio (su sonido definitivo) y canciones vitaminadas, que promete grandes momentos sobre el escenario. Porque no olvidemos que la J. Teixi Band es aún mejor en directo.

Isabel

“Portazo de Barcelona a la serie “Isabel”. Con este sonoro titular abría el diario El País su web la mañana del domingo. El lector que superase el titular y se sumergiese en la noticia obtendría algo de información: la productora Diagonal TV pidió permiso al Museo de Historia de Barcelona para rodar en la plaza del Rey algunas escenas de la serie de TVE “Isabel”, tras decorarla con estandartes y banderas de la corte castellana y aragonesa, pero el director del museo se ha negado. ¿Estamos ante un independentista radical que no soportaría ver símbolos castellano-aragoneses de nuevo sobre edificios catalanes? Me temo que el problema es otro: “No tengo nada en contra de que se rueden escenas en la plaza, lo que no se puede hacer es cubrir o redecorar los elementos de un bien protegido, como pueden ser los muros o los balcones”, afirma Joan Roca, director del Museo Histórico de la Ciudad.

El titular de la noticia resulta exagerado, sensacionalista y engañoso, como sucede con muchas de las informaciones y comentarios que estos días se vierten sobre Cataluña. “Portazo de Barcelona a la serie “Isabel”. Es decir, que la ciudad entera de Barcelona se niega de manera violenta y radical, portazo, a que se ruede en su ciudad una serie españolista. ¿Se niega Barcelona? ¿Toda Barcelona o solo el director de su Museo Histórico? ¿También se niega la mayoría silenciosa, esa que según Sáenz de Santamaría no salió a la calle en la Diada? Resultado: la noticia más vista ayer en El País, con casi 1.900 comentarios.

El debate sobre Cataluña ha convertido las redacciones de los medios de comunicación en mesas de póquer que solo admiten tahúres. Faroleros y fanfarrones hacen desplantes y apuestas, cuentan medias verdades y proclaman medias mentiras, planifican comisiones y calculan beneficios… Son una horda de ludópatas territoriales en busca de beneficios fronterizos. Contrabandistas de emociones, traficantes de sentimientos, mercaderes de banderas. Poco de lo que dicen y escriben es desapasionado, imparcial o ecuánime.

“Pertenecer a una nación no puede ser un valor porque ello deriva en xenofobia y racismo”, escribe Vargas Llosa en el cierre de su artículo de ayer en El País. Y tiene razón. Como la tenía cuando recibió el premio Nobel y leyó un discurso, titulado “Elogio de la lectura y la ficción”, en el que recordaba que “no hay que confundir patriotismo con nacionalismo”.

Está claro, ¿verdad? Pues yo a veces me confundo. Por ejemplo cuando un grupo de individuos entró en el centro cultural Blanquerna de la Generalitat de Cataluña en Madrid, durante el acto de celebración de la Diada, y boicoteó el acto de manera violenta. Los violentos se autoproclamaron patriotas. Tampoco tengo claro por qué algunos políticos se autoproclaman “nacionalistas españoles”, siendo hermanos de sangre, cómplices, de aquellos que desde el poder roban y mienten a los ciudadanos… españoles.

España es su país, su religión, pero sobre todo su negocio. Y con Cataluña pasa otro tanto. Tanto monta…

 

Un motivo para NO ver la televisión

J. Teixi Band

Cd: Grandes Huesos Negros.

La banda de Javier Teixidor es la joya escondida del rock and roll español. Y viene siendo así desde 1978, cuando se llamaban Mermelada y publicaron su primer disco, “Mermelada de lentejas”. Una banda de rhythm and blues feroz, de soul salvaje, de rock contundente, que tiene como columna vertebral a Javier Teixidor (guitarra y voz) y a Daniel Montemayor (Bajo y acordeón). A estas dos leyendas se unieron Carlos Hens (batería) y Emilio Galiacho (teclados). El grupo perfecto, al que solo se pueden añadir detalles que engrandezcan aún más el resultado final: sección de metales, armónica…

“Grandes Huesos Negros” es su primera grabación en cuatro años, trece canciones potentes que no harán cambiar nuestra opinión sobre Teixi y sus colegas. Ritmo, blues y soul. Buenas canciones propias interpretadas como si el mundo fuese a estallar nada más abandonar el estudio. Y grandes versiones, entre las que destaca la de un tema eterno: Jole Blom.

Solo hay una cosa mejor que los discos de la J. Teixi Band. Sus directos… Estas son las primeras fechas de la gira de presentación de “Grandes huesos negros”…

1 de noviembre – Sala Arena Rock (Zaragoza).

2 de noviembre – Sala Babylon (Cuenca).

8 de noviembre – Sala La Cueva del Jazz (Zamora)

9 de noviembre – Sala el Sol (Madrid).

29 de noviembre – Sala El Loco (Valencia).

30 de noviembre – Sala La Gramola (Orihuela, Alicante).

5 de diciembre – Sala Clavicembalo (Lugo).

6 de diciembre – Sala Tarari (Ponferrada, León).

13 de diciembre – Sala Crazy Horse (Bilbao)

autoayuda y animalismo

Salvador Boix, apoderado del torero José Tomás, se está convirtiendo en un personaje más popular que el matador a quién representa. Y es que mientras Tomás tiene fobia a los medios, Boix los está utilizando con absoluta naturalidad para promocionar “Toros sí, una defensa razonada”, el libro con el que ha ganado el último premio Temas de hoy. Esta editorial se está especializando, de manera más o menos sutil, en los textos de autoayuda. En el caso de Boix de manera descarada: el representante de Tomás defiende sus habichuelas. Y debo confesar que, en ocasiones, de manera muy cabal: ¿Por qué unos políticos que prohíben las corridas de toros al día siguiente votan a favor de los correbous? ¿Por qué unos políticos que prohíben la actuación de animales en el circo permiten shows diarios de los delfines en el zoo? Por hipocresía, que no me hablen de moral o ética”.

No solo se puede, sino que se debe, estar en contra tanto de las corridas de toros como del resto de torturas a animales. Torturar no es sólo clavar banderillas a un novillo, poner bolas de brea ardiendo en los cuernos de una vaquilla, ahogar un gato o partir los huesos a un cachorro y colgar las imágenes en la red. Los delfinarios son centros de tortura, como la inmensa mayoría de las instalaciones zoológicas, lucrativas prisiones para fauna camufladas bajo ínfulas conservacionistas.


El último show con animales amaestrados ha tenido lugar en el zoo de Madrid, que ha reunido para un espectáculo propagandístico (autoayuda) a una pareja de crías de osos pandas y a una reina de España. PO, DE DE y Sofía han formado un sorprendente trío de bestias que sin duda ha disparado las fantasías de los más depravados zoófilos, puesto que humana y úrsidos se han convertido un uno, refrotadandose de diferentes maneras, en diversas zonas y con distintos grados de intensidad. ¿Una reina conservacionista? De ninguna manera: una reina cómplice de tráfico y maltrato de especies protegidas. Le recuerdo que el oso panda no es ni un juguete ni un objeto promocional, sino una especie salvaje en grave peligro de extinción que vive en las regiones centrales elevadas y húmedas de China (3.500 metros). Retozar con la monarquía humana en las tórridas primaveras madrileñas, en un cercado de cemento, va en contra de su naturaleza. Aquello que quieren vendernos como amor por los animales es un simple negocio: el gobierno Chino “alquila” estos pandas por grandes sumas a zoológicos privados, que anuncian a bombo y platillo su exhibición para aumentar la taquilla. Ninguna de las partes implicadas quiere dar cifras, pero la cotización de estos animales puede ascender al millón de euros por año de cesión.

El científico, conservacionista y escritor George B. Schaller advierte en su imprescindible obra maestra “El último panda” (editorial Acento): “La política y la codicia, unidas a la vergonzosa indiferencia por el bienestar de los pandas que ha caracterizado en gran parte el negocio de los alquileres, no van a desaparecer. Pero espero fervientemente que puedan ser controladas. No hay pandas suficientes, ni los habrá nunca, como para surtir de animales a todos los que claman por ellos, ya sean alquilados, regalados o vendidos. Me parece muy bien que carguemos al panda de símbolos, reverencia y adulación. Pero, además, tenemos la obligación moral de conservar la especie en libertad. El panda no ha nacido para divertir a la humanidad”.

“El animalismo no tiene futuro” asegura Salvador Boix. Espero sinceramente que el apoderado de José Tomás esté confundido, y que nuestra empatía con la naturaleza aumente hasta acabar con el maltrato a los animales en todas su formas y especies.

.

P.D.

Esta noche Antena 3 estrena (en abierto) la serie “The Pacific”. Palabras mayores. Podría contarles lo magnífica que es esta producción de HBO, pero sería repetirme (una vez más). Se lo conté hace un año….

.

Un motivo para NO ver la televisión

J.Teixi Band.

Cd: Big Times.

Ya no quedan bandas en España como la de Javier Teixidor y Daniel Montemayor, un par de geniales supervivientes capaces de mantener viva durante décadas la llama del rock, el soul y el blues más auténticos. Ya no quedan bandas tan creíbles como la J Teixi, que atrapen las emociones al vuelo, que escriban canciones sin fecha de caducidad, que consideren el blue tono dominante, que continúen despertando viejas emociones con nuevas canciones, que engarcen a la perfección los metales con las voces y las guitarras, que tengan teclistas como los de la E Street Band, que mantengan las amistades, los acordes y las creencias por los siglos de los siglos.

“Big Times” incluye canciones que resumen los tres discos grabados en la etapa de la J Teixi Band con Warner Music. Añadámosle temas nuevos y rarezas en directo, y tendremos un disco de los de toda la vida. Una lección de estilo, de carácter, de rock and roll. Y en directo son aún mejores…