You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Impedimenta


Trivializar una violación

“Hoy comienza el juicio de La Manada en Pamplona. ¿Creéis que fue una violación o sexo consentido?, rezaba el tuit escrito por Nacho Abad,  copresentador de Espejo Público (Antena 3). No es la primera vez que se le va la mano al que fuera sepulturero de Ana Rosa en Telecinco, ahora forense a las órdenes de Susana Griso. Su trabajo consiste en escarbar en las miserias ajenas, y es normal que le sucedan estas cosas. No pasa nada: el sueldo compensa el disgusto.

Tuit-original-Nacho-Abad-Manada_1957614284_8893318_667x375

En cualquier caso, la culpa no es solo de Abad, último eslabón de una cadena macabra: la de la información televisiva, basada en el amarillismo más guarro. Sangre y semen son los ingredientes favoritos de unas cadenas, las hermanas mayores del duopolio televisivo, que basan sus telediarios en asesinatos, accidentes, violaciones, etc, etc. Un auténtico asco de ¿periodismo? Yo le daría una vuelta de tuerca a la frasecilla de Abad: ¿Creéis que trivilializar una violación es informar, que invitar a realizar juicios paralelos es periodismo?

Un motivo para NO ver la televisión

Kes

Autor: Barry Hines.

Editorial: Impedimenta.

fit-230x360

“Kes” es mucho más que un libro de iniciación. En una obra dolorosa y profunda sobre el maltrato y la marginalidad, cargada de dolor y tristeza, que afortunadamente guarda un margen para la esperanza en forma de pequeña rapaz. Billy Casper es un chaval inadaptado que intenta sobrevivir en una familia desestructurada y en un colegio donde le consideran un perdedor.

“Usted por lo menos trata de enseñarnos algo, pero la mayoría no lo hace. No les importamos, simplemente porque estamos en el 4C.Eso se nota…Nos hablan como si fuéramos mugre. Siempre nos tratan de idiotas y de descerebrados y de cretinos, y no dejan de mirar sus relojes para saber cuándo terminará la clase. Están hartos de nosotros y nosotros de ellos. Y después, cuando se presenta cualquier problema, siempre se meten conmigo porque soy el más pequeño”.

En su casa le utilizan, en el colegio le odian. No recibe cariño ni de su madre, ni de su hermanastro, ni de la mayoría de profesores y compañeros. Solo golpes y más golpes. Hasta que un cernícalo, el más pequeño de los halcones, se cruza en su vida. “Billy es un superviviente, pequeño pero rudo, más Artful Donger que Oliver Twist”, escribe Barry Hines en el epílogo. Billy es un chico triste y solitario que pertenece a la clase obrera británica de los 60. Su futuro está en el fondo de una mina. Y su presente es una absoluta basura… Hasta que aparece la naturaleza salvaje, siempre presente de alguna manera en el libro, en forma de ave de presa. El cernícalo, un animal libre que exige cuidados minuciosos y una dedicación absoluta, parece salvar al protagonista de esta obra acongojante.

Sería demasiado sencillo. Haines publicó este libro imprescindible, en 1968. E inmediatamente se convirtió en un clásico de la literatura británica moderna. Inédito hasta el momento en castellano, por increíble que parezca, “Kes” va mucho más allá de la cetrería o la utilización de los animales como terapia. “Kes” es una novela social sobre la maldad del sistema educativo, sobre la ausencia de conexión con la familia, sobre los abusos en los colegios y sobre la capacidad de redención de la naturaleza. Duro pero hermoso.

 

Lo primero es la salud

Anoche se cayó WhatsApp. Estremecedor, ¿verdad? Durante dos horas, los españoles no pudieron utilizar ese fascinante sistema de comunicación. Cundió el pánico, lógicamente. Muchos creyeron volverse locos al no poder contactar DE INMEDIATO con sus colegas, con sus familiares, con sus compañeros de curro. Solo les quedaba el teléfono, o el mail, por poner un par de ejemplos, para entrar en contacto. ¿Se imagina? ¡Qué agobio, qué desasosiego, qué sensación de indefensión! Afortunadamente, WhatsApp volvió, y se restableció el equilibrio social.

La noticia, no podía ser de otra manera, ocupó un lugar privilegiado en las portadas de los grandes medios de comunicación. Había estado en peligro la estabilidad emocional de millones de personas.

En los mismos medios, pero ya en lugares de menor importancia, se podía encontrar otra noticia más pequeña, peor valorada, que también afectaba a la salud de los españoles. O al menos de buena parte de ellos: ha dimitido Ángel Carrillo, jefe de la UCI pediátrica del Hospital Infantil Gregorio Marañón, por falta de medios. Es decir, por no poder atender a los pacientes «como se merecen» debido a la carencia de una unidad donde trasladar a los niños tras las operaciones quirúrgicas más graves. Carrillo ha dejado su puesto después de varios meses en los que “no ha podido desarrollar su trabajo en condiciones y ante la desesperación que viven cirujanos y anestesistas por los recortes del centro médico”.

Ya, es tremendo, dira algún lector sin hijos, pero lo de WhatsApp… eso es la hostia…

Yo voy más lejos: ¿Cuántas camas de UCI infantil se hubiesen podido instalar con lo que han robado en la Comunidad de Madrid?. “La corrupción es cosa del pasado”, respondería Cristina Cifuentes, ajena a que son los suyos quienes han saqueado, están saqueando, las arcas públicas.

sssanidad-operador-15

Un motivo para NO ver la televisión

La Familia Carter.

Autores: Frank M. Young y David Lasky.

Editorial: Impedimenta.

9788416542901_HQ

Hoy les voy a hablar de la Familia Carter. Ya sabe, de los Carter de toda la vida. Las raices de la música country, una leyenda popular norteamericana, responsables de cientos de canciones, muchas de ellas memorables: “En 1927, la Familia Carter se convirtió en la protagonista de un acontecimiento que los historiadores denominan ´el big bang de la música country`: una serie de sesiones de grabación que se celebraron en el curso de una semana en la localidad de Briston, en la frontera entre Tennesse y Virginia, por la discográfica Victor Records, bajo la dirección del sagaz Ralph Peer, encargado de descubrir nuevos talentos”.

Busco en la letra C de la sección “Country viejuno”. Ahí estan los nuevos discos, editados en 1993 por Rounder Records en formato CD, de esas grabaciones históricas. Suenan a campiña en otoño, a pastel de carne y mesa de madera recien encerada, a bosta fresca de choto y a grasa de eje de carreta, a cristianos rurales y a sentimientos frescos. Son las bases del country moderno, lo que es decir tanto como las bases del rock and roll. Elvis, Woody Guthrie y Bob Dylan así lo entendieron, y así nos lo enseñaron.

Este maravilloso libro habla de esta familia, los Carter, y surge de las entrañas profundas de Virginia con destino a la gloria. Maybelle, Sara y A.P. Carter recopilaron toda la sabiduría sonora del sur de Estados Unidos, canciones de vagabundos y melodías circenses, acordes imposibles de presidiarios. Y las adaptaron a sus necesidades, amenizar bodas y fiestas, sembrar la semilla sonora de un país.

El escritor y músico Frank M. Young y el dibujante David Lasky cuentan la historia de los Carter con gran lujo de detalles, e Impedimenta nos la ofrece en un volumen primorosamente editado. Un gran guión, serio y bien documentado, que encaja a la perfección con unos dibujos de tono vintage que recuerdan en algunos momentos a las barajas (country y blues) que realizó Robert Crumb. Imprescindible para todos los interesados en la música popular del último siglo: nos ayuda a entender cómo empezó todo.

d84595022d1626b71f45d579b81337c68a629c46-at1600

Hasta nunca, Rojo

Telemadrid ha despedido a Alfonso Rojo. O si usted lo prefiere, no le ha renovado el contrato. La noticia es que después de todo un año presentando el programa “Más Madrid”, un periodista tendencioso aficionado al insulto y la maledicencia dejará de aparecer en la televisión pública de los madrileños. ¿Una buena noticia? A medias…

Telemadrid se libra de un personaje nefasto. Esta es la buena noticia. La mala, que todos los directivos de Telemadrid que, lejos de prohibir el paso de individuos como Rojo a las instalaciones de la cadena, le abrieron las puertas de la misma, le pusieron al frente de un programa y le pagaron (dinero público) por ello, siguen en sus despachos, aferrados a sus cargos y sus nóminas.

La tan cacareada transición en Telemadrid sugerida por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de momento solo es una broma de mal gusto. Los problemas de la cadena pública madrileña van mucho más allá de Rojo, un simple grano en el culo de una cadena consumida por las hemorroides ideológicas: Telemadrid no es una televisión, es un instrumento de propaganda del PP madrileño. Echar a Rojo es una anécdota dermatológica, cuando lo que Telemadrid necesita es despiadada cirugía.

Mientras no se desmonte de raíz la infraestructura propagandística montada por Esperanza Aguirre y sus secuaces, Telemadrid seguirá siendo una vergüenza para todos: madrileños, periodistas y hasta los miembros honrados y cabales del PP, que imagino existen.

Un motivo para NO ver la televisión

Un buen hijo.

Autor: Pascal Bruckner.

Editorial: Impedimenta.

fit-230x360

Demoledora autobiografía del filósofo y novelista francés Pascal Bruckner, en la que presta especial atención a la influencia de su padre, un tipo instruido pero despiadado, un fascista de tomo y lomo, que marcará su vida. “En casa, la muerte reinaba como dueña y señora, todos éramos cadáveres diferidos, obligados a vivir protegidos como un burlete”.

Bruckner escribe de maravilla, cruzando en este libro fascinante anécdotas personales con reflexiones vitales y filosóficas. Es una cruda novela de formación, como bien reza la contra portada, pero también la espeluznante descripción de un individuo brutal, de un padre violento, despiadado, malvado. El hijo sobrevive a duras penas a la crueldad de un tipo que parece indestructible, y que resulta destructivo y perverso hasta el final de sus días. “Crecer es inventar la propia vida: envejecer es reducirla a algunos elementos anteriores. Si las decisiones han sido erróneas, la vejez será la imagen de esos errores”.

Destaca, por encima de las miserias familiares, el amor de Bruckner por la reflexión, por la cultura, por la literatura: “Los libros me han salvado. De la desesperación, de la estupidez, de la cobardía, del tedio. Los grandes textos nos izan por encima de nosotros mismos, nos ensanchan el alma hasta que alcanzamos las dimensiones de una república del espíritu”. Este es uno de esos grandes textos.

 

.

Rekarte, La Sexta, Planeta…

¿Recuerda usted que hace unos días hablábamos de la entrevista que realizó Jordi Évole en La Sexta al que fuera miembro de ETA Iñaki Rekarte? Me sorprendió el gran apoyo de Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) al espacio en cuestión. En un post comenté que “La maquinaria promocional de La Sexta se empleó a fondo con un programa, “ETA desde dentro”, que se convirtió en el más visto del domingo, por encima incluso de la Fórmula 1”. Una entrevista que se anunció hasta en la sopa, brutal campaña de autopromoción, y consiguió “Éxito de audiencia, trending topic, periodismo en estado puro, minutos en todos los programas de Atresmedia…”.

“Una entrevista para la historia”, dijeron algunos, valorando sin duda las dificultades que hubo de superar el equipo del programa para conseguir que un sanguinario ex terrorista hablase, diese la cara, desnudase su negra alma ante un medio de comunicación. Fue el pasado diez de mayo. Otro puntazo para La Sexta, cadena que como bien dice su director Antonio García Ferreras, hace del periodismo su religión.

Su religión… y su negocio. Solo unos días después de la famosa entrevista con el ex etarra Iñaki Rekarte se ha puesto a la venta “Lo difícil es perdonarse a uno mismo”, la autobiografía de, no se lo pierda, ¡el ex etarra Iñaki Rekarte! Pero como la realidad siempre supera a la imaginación, cerremos la historia con una guinda: ¿Imagina qué editorial publica el libro? ¡Bingo! Planeta, la empresa propietaria de Atresmedia (Antena 3 y La Sexta).

CD7KZT4VIAEycFN

Una entrevista para la historia, sin duda. Concretamente para la historia del periodismo entendido como un gran negocio, como un excelente instrumento de manipulación, como una forma de ejercer poder, de rentabilizar la concentración de grupos, de hacer dinero.

Le llaman periodismo, pero solo es marketing.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Oso

Autor: Marian Engel.

Editorial: Impedimenta.

9788415979562

Lou es una joven bibliotecaria, de vida ordenada y rutinaria, que un buen día recibe órdenes de su jefe: tiene que viajar a una perdida isla canadiense, instalarse en una vieja mansión, y hacer inventario de su biblioteca, donada por el fallecido coronel Jocelyn Cary. Lou hace las maletas, llega al fin del mundo, conoce a los pocos habitantes de la zona y se instala en la casa. Un lugar salvaje, en medio de la nada, donde deberá realizar su trabajo en plena naturaleza. Es la única habitante del lugar. Si exceptuamos al oso. “Es un buen oso”, le aseguran.

“Lo que él le había transmitido, Lou lo desconocía. No era la simiente de los héroes, ni magia, ni ninguna virtud asombrosa, porque ella seguía siendo la misma; pero por un momento intenso y singular había notado en los poros de su piel y en el sabor de su boca que sabía para qué servía el mundo. No se sentía por fin humana, sino por fin limpia. Limpia, sencilla y orgullosa”.

“Oso” es mucho más que un libro que escandalizó a la sociedad canadiense de los años setenta. Un libro con múltiples premios, eso sí. Y la historia que cuenta va más allá de la relación, en ocasiones íntima, entre un oso y una mujer. “Oso” habla de la naturaleza salvaje, de la soledad y los miedos, de la autosuficiencia en todos los sentidos. Sorprendente.