You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: tve


El Caso

Tengo un recuerdo muy difuso de El Caso, el semanario especializado en sucesos que triunfó en la España de los 50 y los 60. No puedo olvidar el color rojo de los titulares y las fotografías de algunas de sus macabras portadas de décadas posteriores, ya en periodo de decadencia pero aun estremecedoras para un niño. Violencia, asesinatos, secuestros, accidentes… En esas páginas se agazapaba el alma de la España negra, y por supuesto la semilla de “Cuarto Milenio”. Cuando anunciaron la creación de una serie de televisión no las tenía todas conmigo: si realmente capturaba el espíritu de aquel periódico semanal tendría que ser… ¿Insoportablemente amarilla? ¿Un éxito acojonante? ¿Un sucedáneo desangelado?

“El Caso. Crónica de sucesos” (TVE) es un producto muy digno, que resulta no solo perfectamente soportable sino incluso recomendable. Y que está obteniendo un éxito aceptable de audiencia. He podido ver el capítulo 3, dedicado al caso del niño pintor y, salvo un pequeño bajón en el ritmo en el ecuador del programa, sólo puedo decir cosas buenas. ¡Me gusta incluso la web del programa, un ejemplo de imaginación y diseño contenido!.

Una ambientación creíble. Un guión que no sólo se sostiene, sino que incluso se permite golpes humorísticos. Un ritmo narrativo en general digno. Una música fantástica y, por encima de todo ello, un puñado de actores francamente brillantes, en el que destaca el decadente y sarcástico Fernando Guillén Cuervo (Jesús Expósito). Un periodista a la vieja usanza que tiene olfato, carece de pudor, está por encima del bien y del mal, y tiene claro que un buen titular es el comienzo de un éxito periodístico.

“El Caso” recupera el hedor a sangre del macabro semanal, pero sólo lo justo. Lo justo para resultar adictiva, para despertar nuestros instintos más negros, para hacernos temblar y reír en la misma secuencia, para recordarnos que hubo un tiempo gris que queda muy, muy atrás. O quizá no tanto. En cualquier programa de las reinas de la mañana encontraremos más morbo y casquería, y mucho menos talento, que en “El Caso”. Abramos la puerta a la nostalgia, recuperemos el viejo periodismo de sucesos y disfrutemos de una serie de calidad.

Charles Bradley

CD: Changes.

Captura de pantalla 2016-03-18 a la(s) 23.47.44

Charles Bradley nació en 1948 en Florida. Incomprensiblemente, en todos estos años solo ha grabado solo tres discos. “Changes”, versión del clásico del grupo de rock duro Black Sabbath, es la canción que da título al último de ellos. Toda una lección de soul, y rhythm and blues, a veces cálido y en ocasiones apabullante, con momentos para James Brown y otros para Isaac Hayes.

Bradley, a quien llaman The Screaming Eagle of Soul, ha grabado este trabajo con el productor Thomas Brenneck, un tipo que ha trabajado con, no se lo pierda, Bronx River Parkway, El Michels Affair, Menahan Street Band, Sharon Jones & The Dap-Kings, The Budos Band, The Business Intl o The Dap-Kings. Algunos de estos colaboran en el disco, un prodigio de fuerza y un ejemplo de respeto por el sonido clásico y de adaptación a los nuevos tiempos. Bradley es un soulman para el siglo XXI. Y estará en España defendiendo “Changes”: el 24 de julio en el Heineken Jazzaldia  de San Sebastián. Un cañón.

 

El milagro

El lunes me cruce con Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del Partido Popular, en Ávila. Me paré discretamente a unos metros del lugar en el que conversaba con unos vecinos, en la plaza que se levanta detrás de la iglesia de San Pedro. Abrí el periódico para disimular, estiré el cuello y acerqué la oreja. “Lo que tenemos que hacer es trabajar. Y olvidarnos de todos esos golfos que desde luego no representan al Partido Popular. Tenemos que ofrecer una mejor imagen”, dijo Casado, sangre fresca de los populares, antes de perderse entre una fina llovizna, camino del Mercado Grande.

Solo unas horas después escucho a Javier Maroto, vicesecretario general del PP, en la Cadena SER. Se queja amargamente de la corrupción en su partido, se enfada teatralmente, repite una de las frases que le han encumbrado como rejuvenecedor del partido (“Bárcenas me da un asco que no lo puedo ni ver”), y trata de convencer a los oyentes de que son honrados, que en realidad son víctimas de un puñado de maleantes y corruptos, que el Partido Popular es democracia en estado puro.

Minutos después de escuchar a Maroto, horas después de oír a Casado, cuando ya estoy casi convencido de que deberíamos darle una nueva oportunidad al PP, confirmo el nombramiento de Eladio Jareño como nuevo director de TVE. ¿Cómo, que no sabe usted quién es Eladio Jareño? Pues ni más ni menos que el jefe de prensa del PP en Cataluña, es decir, la mano derecha de Alicia Sánchez-Camacho. Sí, la misma Alicia Sánchez Camacho que prometió retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares. La misma Alicia Sánchez-Camacho que, como presidenta del PP catalán, prometió llegar hasta el final en el caso de espionaje de la comida que tuvo con la ex novia de Jordi Pujol Ferrusola para luego pactar con los dueños de la agencia de detectives Método 3 la destrucción de las pruebas.

jarenorey

Me gustaría volver a creer en el PP, pero lo ponen muy difícil. Y no solo por su afición a la destrucción de pruebas. La obsesión por controlar los medios de comunicación públicos, sin importarles que eso les suponga desprestigio, la caída de la audiencia y la ruina económica, impide cualquier intento por confiar en sus buenas intenciones, en sus convicciones democráticas, en su honradez. Para volver a confiar en el PP no basta con las buenas palabras de esos jóvenes que llegan con las manos aparentemente limpias. Ni con la salida de Mariano Rajoy, y buena parte de los secuaces que le rodean y le han rodeado, por la puerta de atrás. Para volver a confiar en el PP hace falta un milagro. El milagro que el nuevo director de TVE intentará conseguir.

P.D.

Lo último de Rajoy…

Un motivo para NO ver la televisión

Quique González y los detectives.

Me mata si me necesitas.

fotonoticia_20160128162757_1280

No tiene discos malos Quique González. Tiene discos que nos gustan más y otros que nos gustan menos. Discos con canciones memorables, de esas que te cambian la vida, y discos que simplemente son mejores que los del resto de cantautores eléctricos de este país. Con excepción de José Antonio Lapido, por supuesto. “Me mata si me necesitas” pertenece a la categoría de los discos memorables de González, que para mí son el primero, “Personal”, “Pájaros mojados”, “La noche americana”…

En una estrofa de “Me matas si me necesitas” Quique González habla de una navaja que despliega todas sus hojas. Así se muestran las canciones de este disco, lustrosas y afiladas, certeras, incisivas, deslumbrantes. Diez temas que hablan de la familia y los amigos, de los miedos y las redenciones, del amor perdido y la nostalgia que nos devora las entrañas. La vida. Un disco con momentos optimistas y otros melancólicos que apuesta por el rock and roll y gira alrededor de los temas tres y cuatro, “Sangre en el marcador” y Charo”, la columna vertebral de un trabajo que ya se encuentra entre los mejores de su carrera. Y ahora, de gira… Imprescindible.

 

La información peor valorada

La empresa Scopen, antiguo Grupo Consultores, elabora cada dos años un informe sobre televisión que incluye un apartado sobre la calidad de sus programas. No es una sorpresa que el espacio peor valorado sea “Sálvame” (Telecinco), auténtica bazofia audiovisual desde hace años. Y tampoco lo es que los cinco programas peor valorados pertenezcan a la cadena dirigida por Paolo Vasile, una mina de oro construida sobre guano: además de “Sálvame”, y en orden de peor a menos malo, “Hombres y mujeres”, “Sálvame De Luxe”, “Supervivientes” y “Gran Hermano”. ¿Dónde está la chicha de esta noticia? Se preguntará el lector impaciente. En el séptimo programa peor valorado, inmediatamente después de “Adán y Eva” (Cuatro): Los informativos de La 1 de TVE.

Captura de pantalla 2016-03-01 a la(s) 19.17.40

Otra mala noticia para la maltratada televisión pública que, con un poco de buena voluntad, podemos convertir en una gran noticia. Los telespectadores no son idiotas. Se dan cuenta de que son manipulados, son conscientes del deterioro de TVE, entienden que les están estafando, que utilizan su dinero para hacer propaganda partidista. Los telespectadores tienen criterio, aunque las audiencias parecen decir lo contrario sobre todo cuando hablamos de ocio y entretenimiento. Pero no es así cuando nos referimos a los informativos…

Según la web de televisión Bluper, a Antena 3 le ha salido cara una exclusiva chusca de sus informativos, en la que relacionaban a Podemos y la CUP con Venezuela y ETA: “Aquel día, Antena 3 fue trending topic con numerosos comentarios negativos que fueron avivados por el famoso vídeo de Periscope en el que se escuchaba a la presentadora Sandra Golpe diciendo “nos van a dar pero bien” durante la emisión del reportaje. Desde entonces, los resultados de Antena 3 Noticias han bajado de forma notable semana a semana. Una vez cerrado febrero se puede vislumbrar una pérdida de espectadores desde el pasado mes de enero. Según datos de Barlovento Comunicación, todas las ediciones de Antena 3 Noticias han perdido espectadores”.

P.D.1

¿El discurso de investidura de Pedro Sánchez? Un tanto decepcionante, por la vaguedad y ambigüedad de las propuestas. Es difícil contentar a todo el mundo, y sin embargo es muy fácil hablar, prometer, derogar en falso. No olvidemos que estamos donde estamos no solo por culpa de Mariano Rajoy, sino también por la torpeza de Zapatero. Destacaría en cualquier caso el griterío, las risas y burlas, los abucheos, de esos hooligans en que se han convertido los diputados del Partido Popular. Embrutecidos por la pérdida de la iniciativa, acosados por la posibilidad de la derrota, humillados por la pasividad de su líder, los miembros de la denominada por la policía “organización criminal” se comportaron como marineros borrachos en el burdel de un puerto caribeño. Lástima, estaban en el Congreso de los Diputados, el órgano constitucional que representa al pueblo español.

P.D.2

Las cifras del duopolio televisivo español.

Mediaset (Telecinco y Cuatro) obtuvo en 2015 unos beneficios de 166,2 millones de euros, triplicando sus beneficios del año anterior. Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) ganó 99,2 millones de euros en 2015, el doble que el año anterior.

Paolo Vasile (consejero delegado de Mediaset) ganó 2.554.000 euros en 2015, un 47% más que el ejercicio anterior, cuando se embolsó 1.737.000 euros. Silvio González (consejero delegado de Atresmedia) tuvo unas retribuciones en 2015 de 2.031.000 euros, un 34% más que en 2014, cuando recibió 1.515.000 euros.

El gran pacto

Al bloguero, el cuerpo le pide comentar el pacto entre izquierdas y derechas… Bueno, no sé si usted me entiende, me refiero al pacto entre el PSOE y Ciudadanos, que no es lo mismo. ¿Sería más correcto decir entre derecha y centro derecha? Seguramente. Podríamos hablar, para entendernos, del pacto entre Ciudadanos y… ¿el partido de José Bono? Así está mejor. Un amigo se quejaba tras conocer los amoríos teóricamente contra natura entre Sánchez y Rivera con una frase demoledora: “¡Qué difícil ser socialista y del PSOE a la vez!”.

Captura de pantalla 2016-02-25 a la(s) 14.54.26

El cuerpo del bloguero anda revuelto. Acaba de ver las respuestas de PSOE y Ciudadanos a la misma pregunta (¿El pacto que han firmado deroga la reforma laboral del PP?) y no sale de su asombro: Pedro Sánchez responde sin dudar con un contundente , mientras que el representante de Ciudadanos dice que NO, y habla de reformas y modificaciones. Inmediatamente después el portavoz socialista Antonio Hernando, muy serio y afectado, acusa a Podemos de mentir (“El acuerdo que hemos presentado esta mañana no abarata el despido, es mentira. Podemos miente y lo sabe. Hoy el señor Errejón ha venido aquí a decir mentiras”) y de querer que gobierne el PP: “Hoy, la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias”. Dos horas después el PSOE tuvo que rectificar: “Terminamos de leernos el documento de madrugada y se nos puede haber pasado al escribirlo o al hacer un corta y pega de distintos textos”.

El cuerpo me pide nuevas elecciones, la verdad, pero cuando me dispongo a razonar la reflexión, Rita Barberá ofrece una rueda de prensa, dimite el director de TVE, el duopolio televisivo anuncia que ha generado beneficios extraordinarios… Muchos temas jugosos se acumulan el último día de la semana. Lo de Rita se soluciona con un titular: la ex alcaldesa de Valencia dio las gracias, entre otros (Rajoy, Cospedal…), al Ministro de Justicia. ¿Se puede hablar más claro? El director de TVE hace de rata en el Titanic, y abandona el barco cuando el hundimiento es inevitable. No se podía esperar otra cosa. Lo del duopolio son palabras mayores: en 2015 los dos grupos que controlan el grueso del mercado audiovisual ganan 265 millones de euros, que se reparten como buenos hermanos. Mediaset (Telecinco y Cuatro) obtiene 166, 2 millones de beneficio y Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) 99,2 millones. ¡Como para cambiar el organigrama televisivo español! ¡Como para apostar por cambios políticos reales, por una regeneración democrática, por otro orden económico!

Los políticos españoles son mediocres. Las televisiones en España son un asco. Están hechos los unos para los otros. El gran pacto con el que ganan todos.