You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: tve


La información peor valorada

La empresa Scopen, antiguo Grupo Consultores, elabora cada dos años un informe sobre televisión que incluye un apartado sobre la calidad de sus programas. No es una sorpresa que el espacio peor valorado sea “Sálvame” (Telecinco), auténtica bazofia audiovisual desde hace años. Y tampoco lo es que los cinco programas peor valorados pertenezcan a la cadena dirigida por Paolo Vasile, una mina de oro construida sobre guano: además de “Sálvame”, y en orden de peor a menos malo, “Hombres y mujeres”, “Sálvame De Luxe”, “Supervivientes” y “Gran Hermano”. ¿Dónde está la chicha de esta noticia? Se preguntará el lector impaciente. En el séptimo programa peor valorado, inmediatamente después de “Adán y Eva” (Cuatro): Los informativos de La 1 de TVE.

Captura de pantalla 2016-03-01 a la(s) 19.17.40

Otra mala noticia para la maltratada televisión pública que, con un poco de buena voluntad, podemos convertir en una gran noticia. Los telespectadores no son idiotas. Se dan cuenta de que son manipulados, son conscientes del deterioro de TVE, entienden que les están estafando, que utilizan su dinero para hacer propaganda partidista. Los telespectadores tienen criterio, aunque las audiencias parecen decir lo contrario sobre todo cuando hablamos de ocio y entretenimiento. Pero no es así cuando nos referimos a los informativos…

Según la web de televisión Bluper, a Antena 3 le ha salido cara una exclusiva chusca de sus informativos, en la que relacionaban a Podemos y la CUP con Venezuela y ETA: “Aquel día, Antena 3 fue trending topic con numerosos comentarios negativos que fueron avivados por el famoso vídeo de Periscope en el que se escuchaba a la presentadora Sandra Golpe diciendo “nos van a dar pero bien” durante la emisión del reportaje. Desde entonces, los resultados de Antena 3 Noticias han bajado de forma notable semana a semana. Una vez cerrado febrero se puede vislumbrar una pérdida de espectadores desde el pasado mes de enero. Según datos de Barlovento Comunicación, todas las ediciones de Antena 3 Noticias han perdido espectadores”.

P.D.1

¿El discurso de investidura de Pedro Sánchez? Un tanto decepcionante, por la vaguedad y ambigüedad de las propuestas. Es difícil contentar a todo el mundo, y sin embargo es muy fácil hablar, prometer, derogar en falso. No olvidemos que estamos donde estamos no solo por culpa de Mariano Rajoy, sino también por la torpeza de Zapatero. Destacaría en cualquier caso el griterío, las risas y burlas, los abucheos, de esos hooligans en que se han convertido los diputados del Partido Popular. Embrutecidos por la pérdida de la iniciativa, acosados por la posibilidad de la derrota, humillados por la pasividad de su líder, los miembros de la denominada por la policía “organización criminal” se comportaron como marineros borrachos en el burdel de un puerto caribeño. Lástima, estaban en el Congreso de los Diputados, el órgano constitucional que representa al pueblo español.

P.D.2

Las cifras del duopolio televisivo español.

Mediaset (Telecinco y Cuatro) obtuvo en 2015 unos beneficios de 166,2 millones de euros, triplicando sus beneficios del año anterior. Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) ganó 99,2 millones de euros en 2015, el doble que el año anterior.

Paolo Vasile (consejero delegado de Mediaset) ganó 2.554.000 euros en 2015, un 47% más que el ejercicio anterior, cuando se embolsó 1.737.000 euros. Silvio González (consejero delegado de Atresmedia) tuvo unas retribuciones en 2015 de 2.031.000 euros, un 34% más que en 2014, cuando recibió 1.515.000 euros.

El gran pacto

Al bloguero, el cuerpo le pide comentar el pacto entre izquierdas y derechas… Bueno, no sé si usted me entiende, me refiero al pacto entre el PSOE y Ciudadanos, que no es lo mismo. ¿Sería más correcto decir entre derecha y centro derecha? Seguramente. Podríamos hablar, para entendernos, del pacto entre Ciudadanos y… ¿el partido de José Bono? Así está mejor. Un amigo se quejaba tras conocer los amoríos teóricamente contra natura entre Sánchez y Rivera con una frase demoledora: “¡Qué difícil ser socialista y del PSOE a la vez!”.

Captura de pantalla 2016-02-25 a la(s) 14.54.26

El cuerpo del bloguero anda revuelto. Acaba de ver las respuestas de PSOE y Ciudadanos a la misma pregunta (¿El pacto que han firmado deroga la reforma laboral del PP?) y no sale de su asombro: Pedro Sánchez responde sin dudar con un contundente , mientras que el representante de Ciudadanos dice que NO, y habla de reformas y modificaciones. Inmediatamente después el portavoz socialista Antonio Hernando, muy serio y afectado, acusa a Podemos de mentir (“El acuerdo que hemos presentado esta mañana no abarata el despido, es mentira. Podemos miente y lo sabe. Hoy el señor Errejón ha venido aquí a decir mentiras”) y de querer que gobierne el PP: “Hoy, la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias”. Dos horas después el PSOE tuvo que rectificar: “Terminamos de leernos el documento de madrugada y se nos puede haber pasado al escribirlo o al hacer un corta y pega de distintos textos”.

El cuerpo me pide nuevas elecciones, la verdad, pero cuando me dispongo a razonar la reflexión, Rita Barberá ofrece una rueda de prensa, dimite el director de TVE, el duopolio televisivo anuncia que ha generado beneficios extraordinarios… Muchos temas jugosos se acumulan el último día de la semana. Lo de Rita se soluciona con un titular: la ex alcaldesa de Valencia dio las gracias, entre otros (Rajoy, Cospedal…), al Ministro de Justicia. ¿Se puede hablar más claro? El director de TVE hace de rata en el Titanic, y abandona el barco cuando el hundimiento es inevitable. No se podía esperar otra cosa. Lo del duopolio son palabras mayores: en 2015 los dos grupos que controlan el grueso del mercado audiovisual ganan 265 millones de euros, que se reparten como buenos hermanos. Mediaset (Telecinco y Cuatro) obtiene 166, 2 millones de beneficio y Atresmedia (Antena 3 y La Sexta) 99,2 millones. ¡Como para cambiar el organigrama televisivo español! ¡Como para apostar por cambios políticos reales, por una regeneración democrática, por otro orden económico!

Los políticos españoles son mediocres. Las televisiones en España son un asco. Están hechos los unos para los otros. El gran pacto con el que ganan todos.

Censura en TVE

Ya sé que el título de el post de hoy es una porquería: no tiene gancho, no llama la atención del lector, no resulta nada atractivo, ni siquiera una miaja novedoso. Es como decir leche blanca, prensa manipuladora o político corrupto. Una suerte de redundancia. Pero no se me han ocurrido mejores palabras para definir la no emisión por parte de TVE del documental francés “Yo, Juan Carlos I, Rey de España”.

Los responsables de la televisión pública han utilizado una excusa un tanto peregrina: al estar Juan Carlos retirado, el programa carece de actualidad. Excusa peregrina, digo, puesto que la actual TVE no solo es cada día como el puñetero NODO, sino que incluso apuesta por las series históricas: hace solo unos meses emitió Carlos V, rey emperador. El contenido del documental tampoco parece muy conflictivo, puesto que se limita a recoger de manera organizada cinco horas de entrevista grabada con el monarca. Nada comprometido, nada peligroso, nada escandaloso. ¿Cuál puede ser el motivo, entonces, de la no emisión del famoso documental?

Dicen que el problema es que no sale Mariano Rajoy. Ni nadie del PP. Y que sí salen Alfonso Guerra y Rubalcaba. El enemigo. Cuesta creer que semejante simpleza sea capaz de enviar un documental de calidad, respaldado por la productora francesa Cinétevé, emitido en el país vecino en prime time y visto por casi dos millones de espectadores, al cajón de los programas non gratos. O quizá no cueste tanto imaginarlo…

perich02

Con TVE pasa como con Telemadrid. Nos hemos acostumbrado a vivir en esa anormalidad audiovisual, en esa miseria antidemocrática. Es decir, que nos hemos acostumbrado a que nos chuleen, a que se rían en nuestra cara, a que utilicen nuestro dinero para sus fines, a que conviertan la televisión pública en un instrumento de manipulación política. Nos hemos acostumbrado a que los políticos destruyan lo que es nuestro. Y éstas son muy malas costumbres.

P.D.

TVE acusa a los periodistas de la cadena que hablan de “manipulación” de actuar como etarras…

Un motivo para NO ver la televisión

Los búfalos de Broken Heart.

Autor: Dan O´Brien.

Editorial: Errata Naturae.

Portada_Bufalos-web-350x536

Nada mas terminar de leer este libro, tercer título de la colección Libros Salvajes de la editorial Errata Naturae, me he preguntado cómo he podido soportarlo. Vivir sin Libros Salvajes, digo. Todo lo que necesito para ser feliz leyendo lo encuentro en estas páginas: espacios abiertos y valles cerrados, grandes nevadas y arroyos de montaña, tipos que dan la espalda a la sociedad y a la ciudad, huellas de grizzly y excrementos de berrendo, indios y filetes de búfalo de las praderas, caballos appaloosa y un sentido diferente del tiempo, de las distancias, de las necesidades, de los valores. Libros que te invitan a calzarte una viejas botas y a meterte en el bosque, a sumergirte en una noche helada cubierta de estrellas, a mirar al cielo y fijarte en la cola de una rapaz para saber si es un milano o un ratonero.

En “Los búfalos de Broken Heart” el escritor, biólogo, profesor de literatura y cetrero Dan O´Brian cuenta la historia de su rancho, que es la historia de las Grandes Llanuras norteamericanas. O´Brian sueña con recuperar ese ecosistema, arrasado por unos pioneros que en muy poco tiempo mataron sesenta millones de búfalos: “En sólo unos años, alrededor de un millón de toneladas de huesos fue recogido de las praderas. Era como una conspiración en masa para limpiar la escena de un crimen. Diez años después de que el último búfalo salvaje cayese abatido, las Grandes Llanuras eran un lugar distinto, sin duda espeluznante”.

Los búfalos resultan imprescindibles para el equilibrio de la naturaleza en unas Grandes Llanuras en las que reinan unas vacas, y unos ganaderos, que arrasan con el principal tesoro de la región: La hierba. “Las plantas de las Grandes Llanuras evolucionaban y se volvían más saludables cuando las manadas las pisoteaban y pastaban intensivamente, antes de seguir avanzando… Y cuando las hierbas prosperan, todo prospera”, escribe un O´Brian que se reconoce muy preocupado “por todo lo que contribuye al impacto negativo del ser humano sobre las tierras salvajes”.

¿Y si volviesen los búfalos a las praderas? Sería el proceso ecológico perfecto, puesto que con ellos volvería el equilibrio medioambiental a la región. Dicho y hecho: O´Brian decide transformar su rancho en Carolina del Norte y compra un pequeño grupo de búfalos jóvenes. Y luego otro con unos ejemplares adultos. Comienza a fabricar nuevos vallados, a analizar el comportamiento de estos animales, a estudiar su comida y a hacer cuentas: se endeuda para poner en práctica un proyecto suspendido entre las leyes de la naturaleza y la economía. “Crío y trato a los búfalos con honor y respeto hacia los animales y la tierra”, asegura. “En consecuencia, este rancho produce la esencia condensada de las Grandes Llanuras septentrionales en forma de carne de búfalo pura, y me enorgullezco de ello”.

O´Brian es un ganadero ecologista. Y ésta es la historia de cómo transforma su rancho convencional en un rancho de carne comprometida con el medio ambiente. Viendo su web de venta por correo (Wild Idea Buffalo Company) lo cierto es que no me importaría nada probar cualquiera de sus muchas especialidades. Por ejemplo esos steaks rojos, bajos en grasa, que recomienda hacer a la parrilla muy poco tiempo, para que resulten jugosos. “Los búfalos de Broken Heart” habla de animales que transforman la hierba en carne, y de un tipo que quiere convertir ese proceso mágico en un acto respetuoso con la vida.

Lea “Los búfalos de Broken Heart”, una inyección de esperanza y energía. Comprenderá que las cosas se pueden hacer bien, que hay que salirse del carril, que solo se vive una vez, y que la verdad está ahí fuera, en la naturaleza. “Siempre he creído que hay dos grandes fuerzas que impulsan la existencia, desde el mundo de los insectos al de los seres humanos”, escribe O´Brian. “La primera es la fuerza que nos hace vivir, resistir, procrear y luchar por todas las cosas que nos mantienen vivos. La segunda fuerza es la que nos conecta con el resto de animales y plantas del planeta”.

 

 

Cowboys de medianoche

¿Recuerda usted “Midnight Cowboy”, la película clásica de John Schlesinger? Dustin Hoffman y Jon Voight son dos perdedores que tratan de sobrevivir en Nueva York. Uno de ellos es un gigoló alto, engreído e ignorante, el otro un estafador bajito y enfermizo. Dos tipos marginados que sueñan con escapar de la miseria y la derrota. Suena “Everybody´s Talking“, de Harry Nilsson

Captura de pantalla 2016-02-02 a la(s) 13.55.15

Una cosa hay que reconocerle a Bertín Osborne: tiene una endemoniada capacidad de superación. Cuando crees que nada puede ser más sórdido y cutre que sus entrevistas con Ana Obregón, Carmen Martínez-Bordiú, los Morancos o Jesulín de Ubrique, el muy puñetero se viene arriba, sube de nuevo el listón otro medio metro, y dedica una hora del prime time de la televisión pública a Arévalo, el humorista de las casetes con chistes de gangosos, tartamudos y mariquitas. El de Jerez de la Frontera se marca un programa que en realidad es una cuña promocional, financiada por todos los españoles, del espectáculo teatral que ambos, Osborne y Arévalo, realizan por nuestros escenarios bajo el nombre de “Mellizos”. Un espectáculo que han denominado, muy acertadamente, “2 caraduras en crisis”.

¿Le parecen poco ofensivos los chistes de Arévalo? ¿Y no le resulta suficientemente decadente un cara a cara con Bertín? Pues no se preocupe, porque para garantizar la avalancha de caspa también pudimos ver en TVE a Fernando Esteso, invitado de lujo a la paella que prepararon los dos primeros. Todo aliñado con toques melodramáticos, puesto que la vida de estos humoristas está repleta de momentos trágicos que invitan a la melancolía. La vida triste del payaso. Intimidades familiares que dichas en televisión suenan obscenas: que si no ve a su padre “de noventa y tantos años” porque no se habla con su hermana, que ha superado la muerte “de un hijo… no, de dos”, que ha estado desahuciado, que le ayudaban “las chiquitas de alterne” de los clubes donde actuaba… “Pero… ¿a qué te ayudaban?”, pregunta el siempre socarrón Bertín.

“En los último 25 años se ha perdido el sentido del humor en este país, y ya está”, dice el gemelo alto cuando el bajito intenta justificar sus chistes de gangosos. Y continúan con los chascarrillos más o menos cutres, el colorante en el arroz, la Ramona, la interminable anécdota del esquí “con una gorda” y las habituales referencias “a tías que estaban muy buenas”“¡Hay que ver la pareja que hacemos! Yo entiendo que la gente venga a vernos…”, sentencia Osborne cerca de la medianoche.

Le llaman televisión pública, pero es promoción personal camuflada como entretenimiento de baja calidad. No nos quedemos con tan mal sabor de boca…

P.D.

“En general, la cultura está huérfana”, dice Mónica Naranjo en El Mundo solo unas horas después de dejar que Pablo Motos le besara el culo en prime time de Antena 3.

Captura de pantalla 2016-02-03 a la(s) 19.56.17

Un motivo para NO ver la televisión

La niña Bois-Caïman.

Autor: Francois Bourgeon.

Editorial: Astiberri.

laninaboiscaiman

El libro que hoy nos ocupa, “La niña Bois-Caïman”, cuenta una historia que arranca en el lugar en el que terminó “Los pasajeros del viento”. Ni más ni menos. “Los pasajeros del viento” es un cómic legendario que comenzó a publicarse en España en forma de serie a finales de los años 80, en la inolvidable colección Vértigo de Tótem. Narraba las aventuras de Isa, una mujer de armas tomar, en la época napoleónica, concretamente durante el conflicto naval que enfrentó a Francia e Inglaterra. Fue la consagración de Francois Bourgeon, dibujante parisino que considera de enorme importancia en su obra tanto la fidelidad de los detalles históricos de sus narraciones como la reivindicación del papel de la mujer.

“Los pasajeros del viento” es un clásico absoluto, reeditado hace poco en un solo volumen por Astiberri, que sitúa el cómic en un plano superior. En ese lugar, entre la literatura, la ilustración y la historia, arranca “La niña de Bois-Caïman”, conclusión de aquella saga de culto. La acción comienza en los Estados Unidos de la guerra de Secesión, 1862. Zabo, hija mayor de un médico sudista asesinado por el ejército rival, emprende un peligroso viaje para reunirse con su hermano pequeño en casa de su bisabuela… Isa. “Aunque despiadada con los débiles, Luisiana es capaz de producir un puñado de centenarios ásperos e irreductibles”. Isa, la anciana que  le muestra su legado: “Son los borradores de mis memorias ahogadas, que abarcan desde mi nacimiento hasta 1782…”.

Los seguidores de “Los pasajeros del tiempo” disfrutarán esta cuidada edición integral de “La niña de Bois-Caïman” desde la portada a la abolición final. Son 146 páginas de una intensidad inusual: se suceden los paisajes salvajes, y no dejan de pasar cosas, de aparecer personajes fascinantes, de vivirse aventuras de enorme intensidad. Es Bourgeon en estado puro: una mezcla perfecta de acción intensa y crónica realista, de equilibrio en la estructura, el guión y los diálogos, de semblanza cronológica y desbordante imaginación, de color apabullante y narración crepuscular.

“Allí uno muere de mil fiebres, rodeado de mosquitos, de serpientes y de caimanes. ¡Acuclillarse para orinar puede ser letal! Por no hablar de los indios emplumados, los acadianos retrasados y los negros fugados”. El sur tumultuoso y violento, sumido en conflictos raciales y sociales, contado en unas viñetas de ecos faulknerianos, que huelen a pantano y a sudor, a un país de sombras. Simplemente brillante.

Captura de pantalla 2016-02-03 a la(s) 19.26.01