You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: tve


TVE fuera de Gaza

Israel ha acusado a Yolanda Álvarez, corresponsal de TVE en Oriente Próximo (con sede en Jerusalén), de ser “activista de Hamás”, y de “actuar como correa de transmisión de los mensajes, cifras, imágenes y datos”. En el comunicado, firmado por el portavoz de la Embajada de Israel en España, Hamutal Rogel, y colgado en su página oficial de Facebook en nuestro país, se preguntaban: “¿Alguien puede creerse que no ha tenido oportunidad de hablar y tomar imágenes de los terroristas?”.

embaja-israel-537

Hubo un tiempo en que todos los periodistas del mundo soñaban con entrevistar y fotografiar a Bin Laden. Los periodistas pueden entrevistar a quien se les antoje, y tomar imágenes de aquello que crean que ayuda a contar una historia. Yolanda Álvarez cumple con su trabajo, y lo hace de una manera discreta y profesional: no es una periodista de guerra de tertulia televisiva, de presentación de libros, de salón. Es una periodista que cuenta lo que está pasando desde el lugar en que está pasando. No desde donde salen las bombas, sino desde donde caen. Donde la gente sufre y muere.

gaza

En un primer momento, el Consejo de Informativos de TVE no salió en defensa de la periodista “porque a la dirección no le parece importante”. Pudo entenderse como un ejemplo de madurez democrática y de seriedad periodística, era un tema que no admitía discusión, pero la realidad siempre es más miserable de lo que se puede imaginar en esta televisión pública de Mariano Rajoy: solo unos días después del comunicado TVE ha retirado a Yolanda Álvarez de Gaza y la ha enviado a Jerusalén.

Somos un país de medio pelo. Y tenemos a un Gobierno patético que se acojona con un simple comunicado en Facebook de una portavoz diplomática. Era demasiado para Rajoy y los suyos: Justo cuando el Gobierno español ha demostrado un ápice de dignidad, al “paralizar cautelarmente” las ventas de material militar a Israel, ceden a sus presiones y cierran la ventana que los españoles teníamos en Gaza. Esta es la transparencia de que hablan, que prometen.

Cumplimos

Buenas noticias. Tras empobrecerlo todo, desde la educación hasta la sanidad, desde la cultura a los derechos laborales, el Gobierno se muestra eufórico: “Llevo muchísimo tiempo, exactamente desde que soy presidente del Gobierno, esperando poder dar una noticia como ésta”, dice Mariano Rajoy leyendo fuera de plasma los datos de la última Encuesta de Población Activa. Los medios oficiales repiten sus mensajes: “España creó 4.400 empleos al día durante el segundo trimestre” (El País); “El paro baja en 310.400 personas y se crean 402.400 empleos, la mayor cifra en 9 años” (El Mundo); “España crea 402.400 empleos, la mayor subida en nueve años” (ABC); “España crea 402.400 empleos, la mayor cifra en nueve años” (La Razón).

“El mercado de trabajo ha dado un giro de 180 grados… Ha cambiado de ciclo… Las reformas están dando resultado…”, insiste Rajoy. Y sentencia: “El Gobierno ha conseguido frenar la sangría del paro en España”.

¿Seguro? La realidad se puede ver de otra manera: actualmente hay 800.000 empleos menos que cuando Rajoy llegó al Gobierno, y 335.000 parados más. Es decir, que tenemos 5.622.900 parados, el 53,1% de jóvenes sin trabajo, 1.834.000 familias sin recursos, con todos sus miembros en paro, 740.500 hogares donde no entra ningún ingreso…

BtS-6x0CEAAQJ9r

¡Euforia! Ya se ve la luz al final del túnel. Los que hablan de precariedad laboral son unos agoreros. Los que recuerdan los desahucios, unos cenizos. Los que invocan a los casi dos millones de familias con todos sus miembros en paro, unos derrotistas. ¡Los jóvenes ya no salen de España para buscar trabajo, sino que vienen a currar a nuestro país! ¡Y con buenos sueldos! Ahí tienen a James, un colombiano de 23 años que acaba de llegar a Madrid con un contrato de más de siete millones de euros por temporada.

Los brotes verdes son tan verdes, y la recuperación económica tan grande, que ya no es necesaria ni siquiera la misericordia televisiva. TVE prescinde de “Entre todos”, el polémico programa de caridad que presentaba Toñi Moreno.

Pero volvamos al fútbol, el mejor ejemplo de la bonanza de la economía española, por encima incluso de los datos de la EPA. ¿El club europeo que más dinero ha gastado en fichajes? El Barcelona, 147 millones de euros. ¿El segundo club europeo que más ha fundido en fichajes? El Real Madrid, 105 millones. ¿Deudas a la Seguridad Social del fútbol español? Alrededor de 6,6 millones de euros. ¿Quién dijo crisis?

Por fin levantamos cabeza. Gracias a una reforma laboral asesina, que ha dividido a la sociedad en dos, una de ellas vieja, inútil, precarizada, sin futuro. Gracias a los minijobs, a los recortes, a un programa electoral incumplido… “Pese a la incomprensión de la mayoría”, dice el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, “siempre queda la tranquilidad de concienciay saber que uno ha hecho lo que tenía que hacer”.

¿Cumplimos?

BtU0Ol_CAAA5E0P

P.D.1

BtS_0kDCAAAx9kB

P.D.2

Telemadrid informa sobre Gaza.

P.D.3

La calidad de la información deportiva…

BtTuyILIYAADstW

P.D.4

Y de la otra información…

BtUOdZUCQAA6AVh.png-large

El País: “Sin embargo, contra las informaciones que EL PAÍS ofreció en un primer momento, el avión empleado por el Real Madrid tenía por matrícula…”.

 

La chica de los 13.000 euros

Gracias al Sindicato Independiente de Comunicación y Difusión (SI) de RTVE los ciudadanos podemos saber lo que cobra Mariló Montero, la polémica presentadora, por cada gala (un día a la semana) de “El pueblo más divertido”: 13.000 euros. Una cifra que la mujer que piensa que el alma se puede trasplantar añade a los 600 euros que percibe por cada entrega (de lunes a viernes) de “Las mañanas de La 1”.

Mariló Montero, la mujer que pensaba en voz alta que si la niña Asumpta acababa de ser asesinada “tenía que estar blandita”, cobra una pasta gansa, qué duda cabe. Lo cual no tendría mucha importancia si trabajase en una cadena privada: cada uno tira el dinero como quiere. O si lo hiciese en una televisión pública saneada: cada político tira el dinero de los ciudadanos como quiere. Lo triste, lo preocupante, lo insoportable, es que Mariló Montero, la mujer que cree que el Toro de la Vega es “una fiesta maravillosa”, cobra 13.000 euros a la semana, más 600 al día, en una televisión en quiebra técnica. Y es que las pérdidas de 113 millones en el pasado ejercicio dejan a TVE en el umbral de los 800 millones, la mitad del capital social, es decir, de la quiebra, de la necesidad de reducir o inyectar capital.

Cada día es más difícil defender la televisión pública en España. Las autonómicas han sido y son burdeles en manos de los políticos locales, caciques que han hecho y desecho lo que han querido tanto a nivel económico como propagandístico. Las televisiones autonómicas son un escándalo, y una ruina, y están condenadas al cierre. TVE es su hermana mayor. Una gran fulana de la que todos se aprovechan: partidos políticos, productoras externas, cadenas privadas… Todos chupan de la teta de una televisión escuálida que, pese a que agoniza desde hace años, no dejan morir: esa gota de leche sigue siendo deliciosa, esos 13.000 euros son una bendición.

P.D.

Acaban el curso escolar. Los estudiantes se graduan. Les espera un futuro lleno de ilusiones y grandes proyectos…

graduado-gorro-macdonalds

El pueblo más triste de España

TVE estrenó el pasado lunes un concurso entre aquellos pueblos de la geografía española que pretenden obtener el curioso título de pueblo más divertido de España. Sí, un pueblo de cachondos, de gente tronchante, siempre con ganas de juerga. En el ring proporcionado por la televisión pública se enfrentan municipios murcianos contra aldeas gallegas, villas riojanas contra poblados extremeños. Algunos de los humoristas habituales de la pequeña pantalla, desde Edu Soto a Miki Nadal pasando por Las Virtudes o Leo Harlem, ayudarán a los vecinos a parecer aún más graciosos de lo que en realidad son. “El pueblo más divertido” huele al viejo “Gran Prix”, el del verano y  la vaquilla, e incluye pruebas de habilidad e ingenio, y los inevitables chascarrillos con tradiciones, anécdotas, leyendas, canciones populares y demás zarandajas rústicas. Visto el primer programa, presentado por Mariló Montero y Millán Salcedo, podemos decir que se trata de una bazofia, y que más que divertir entristece al telespectador: ¿Este es el humor de nuestros pueblos? Igual es que la cosa no está para bromas.

marilo-montero-y-millan-salcedo-en-el-pueblo-mas-divertido-tve

Es bien sabido que Andalucía es una tierra con enorme salero y descomunal gracejo. Por eso sorprende que en el mapa de localidades que participan en “El pueblo más divertido” sólo aparezcan dos andaluces, uno de Sevilla y otro de Cádiz. Insisto, igual es que la cosa no está para bromas. Quizá TVE, la televisión pública española, debería ofrecer en sus telediarios un titular estremecedor que equilibre su tronchante concurso: “El pueblo más triste de España”. Para encontrarlo quizá deberían enviar un equipo de reporteros a Huelva y Campo de Gibraltar, la zona sureña donde la Sociedad Española de Epidemiología alerta de que existe una tasa de mortalidad entre las clases más bajas demasiado alta con respecto al resto del país.

El pueblo más divertido de España podría ser también el más triste. Semejante contradicción se daría en Andalucía, no podía ser de otra manera. La tierra de la saeta y el rebujito, de los nazarenos y las chirigotas, de la economía en b y la estafa de los ERE. El lugar donde cada año se celebra El Rocío, fiestorro por excelencia. Y es que en una aldea de 2.000 habitantes se reúne un millón de peregrinos que, durante una semana, beben como esponjas, comen como limas y bailan como posesos. Y más cosas, que yo lo he visto… Cuando están hasta arriba, se pegan empujones para tocar una estatua. Durante todo este proceso festivo recorren un parque nacional, Doñana, dejándolo lleno de rodadas de coche, de ruido, de mierda y de cadáveres de caballos. Un basurero. El parque más sucio de Europa.

Almonte.-El-Roc+¡o

 

Un motivo para NO ver la televisión

Tú tienes que vivir.

Autor: Sally Perel.

Editorial: Ediciones Xorki.

big_32512658_0_150-238

Pocas veces he invertido mejor siete euros. Porque eso es lo que cuesta este pequeño gran libro, perfectamente editado y traducido pese a lo ajustado del precio. “Tú tienes que vivir” cuenta la alucinante historia del autor, Salomón Perel, un judío nacido en Peine que finge una nueva identidad para sobrevivir en la alemania nazi. ¿Nombre? Josef Perjell, dice adaptando el verdadero. Y con esa identidad es asignado a la 12ª división de tanques del Wehrmacht. Mientras, su familia se pudría en el gueto y en campos de concentración.

“Era un luchador solitario en un mar de cruces gamadas, con el único objetivo de aplazar al máximo la ejecución de la sentencia de muerte, dictada contra mí por el mero hecho de ser judío”, escribe Sally en estas emocionantes memorias. “Si, a fecha de hoy, sigo vivo y puedo contar esa historia, es porque aprendí a comportarme como ellos y a interpretar, sin vacilar, el papel de joven nazi”.

Convertido en Josef, Sally sobrevive durante años entre los verdugos de los suyos. Levanta el brazo y saluda gritando “Heil Hitler!”, esconde su pene circuncidado en las duchas, y solo cuenta su secreto a un médico homesexual nazi que intenta abusar de él. Una vida en el filo, temiendo ser descubierto, que le permite conocer las entrañas de “la teoría de la raza”. Una teoría terrible que se desmonta cuando su profesor le elige como “descendiente típico de la raza báltico-oriental”. “En ese momento se acababan de declarar absurdos miles de trabajos de investigación de los llamados científicos de la raza nazi”, escribe en uno de los pocos momentos divertidos que le depara su tensa situación. “De repente, me consideraba como un ario puro… Te doy las gracias, mensajero del reino de Satanás. Me acabas de devolver la esperanza”.

El 21 de abril de 1945 cumplió veinte años. La pesadilla había durado seis años, “cuatro de los cuales había sido privado de mi auténtica identidad y obligado a ser otro”. Unas memorias emocionantes, que vienen a sumarse a la enorme colección de literatura del Holocausto.

“No soy religioso porque Dios y Auschwitz son incompatibles”, dice Sally Perel en una interesante entrevista.