You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Peter Blauner


Rescates

¿Recuerda usted a Leticia Sabater? Sí, la Leticia con c, la del pueblo, esa actriz, cantante y bailarina de piel churruscada, voz de grajilla e impresionante currículo que fue figurante en “1, 2, 3 responda otra vez”, ejerció de chica Hermida y protagonizó reality shows tan prestigiosos como “Acorralados”, “La selva de los famosos” o “¡Mira quien baila!”… Sí, Leticia Sabater, la misma que hizo historia en nuestra televisión como presentadora de programas infantiles. Con sus camisetas ajustadas, sus shorts minúsculos, sus crines doradas, su moreno Zaplana y sus neumáticos pechos, Leticia es la responsable de las primeras erecciones de varias generaciones de adolescentes que pasaban de los planos Pitufos a la voluminosa versión ibérica de Xuxa.

Hoy esa Leticia con quien tan buenos ratos pasamos está en apuros. Tiene mal de amores. Y pide ayuda en un vídeo estremecedor. ¿Un rescate emocional?

Una televisión tan miserable, zafia y chabacana como la nuestra no puede permitirse el lujo de tener a Leticia Sabater en el paro, grabando vídeos chuscos que no excitarían ni a un monaguillo. Imagino que Telecinco es el hábitat natural de esta belleza recauchutada, pero lo cierto es que no desentonaría en ninguna cadena. Estamos hablando de un acto de justicia, no de un rescate humanitario. Servidor, como Mariano Rajoy, no va a entrar en debates nominalistas…

Rescate es lo de TVE con “El hombre y la tierra”, la legendaria serie documental de los años 70 de Rodríguez de la Fuente, que ha comenzado a emitirse de nuevo en La 2 (17:00). He crecido con estos documentales, y con ellos comencé a amar la naturaleza, pero creo que volver a emitirlos a las cinco de la tarde debe ser considerado, además de un ejercicio nostálgico, una auténtica intervención en los archivos del Ente. Dicen que la serie ha sido remasterizada, y que han mejorado la calidad de imagen y sonido. Pero lo cierto es que soporta de mala manera la comparación con los grandes documentales actuales, esos rodados en 2011 que pueden verse en las grandes cadenas públicas (BBC) o en cadenas de pago.

En cualquier caso, lo que resulta patético es no mantener un equipo de rodaje de documentales, uno de los auténticos sentidos de una televisión pública.

Y en poco tiempo, más rescates (o como quiera usted llamarlos): “Curro Jiménez”, “La huella del crimen”…¿Qué pensará Europa de esta España de bandoleros que le estamos mostrando? Porque no sé si usted lo sabe, pero la madre de Francisco Correa pagó ayer la fianza y el cabecilla de la Gürtel ya está en la calle. “Ay, mi Paquito, que esta noche lo voy a tener conmigo”, dijo la buena mujer tras depositar los 200.000 euros.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Luna de casino.

Autor: Peter Blauner.

Editorial: Es Pop Ediciones.

“Luna de casino” podría ser motivo de inspiración para el guión de una nueva temporada de Los Soprano. Tiene todos los ingredientes de aquella inolvidable serie: una familia mafiosa, protagonistas con dudas existenciales, muerte y redención, mujeres fatales y hombres letales… Y una ciudad del pecado: “el neón amarillo del casino era tan intenso que la luna parecía barata y chabacana en comparación. Así era Atlantic City”. La luna de casino.

Esta es la historia de otro Tony, de apellido Russo, hijo de un miembro del hampa de la Costa Este de Estados Unidos. Tony quiere vivir al margen de la mafia, con sus propios y honrados negocios de la construcción, y recuperar a su mujer. Pero todo se pone en su contra. Se le cruza una belleza y la oportunidad de hacerse rico con el boxeo. Negocios al margen de la familia. Justo lo que no debe hacer, justo lo que hace.

Peter Blauner, periodistas y guionista de series de televisión como “Ley y Orden”, ha escrito una novela criminal fascinante, por su dureza, su integridad y sus diálogos electrizantes. Una novela criminal sangrienta, pero irónica y por momentos incluso divertida, que muestra un catálogo de personajes absolutamente inolvidables.

“Sabréis porque le llaman Follacerdos, ¿verdad? –dijo Earl juntando las palmas con todos los dedos hacia arriba.

- Viene de las viejas campañas políticas de los republicanos – explicó FC, contento de tener la oportunidad de explicarse – Acusas al oponente de haberse follado a un cerdo y luego te sientas a esperara a que lo niegue. Es lo mismo que hacemos en comisaría. Metemos al sospechoso en una celda y le preguntamos cuando empezó a pegar a su esposa. Presunción de culpabilidad. La piedra basal de todo nuestro sistema legal”.

Pinchar para leer las primeras páginas