You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Orgullo y satisfacción


Héroes

Sábado noche. En la mesa del restaurante me acompañan mi mujer y unos callos con garbanzos. En la mesa de al lado, tres árbitros de fútbol. Mi mujer está encantadora, los callos necesitan algún día y algún recalentón más, los árbitros parecen exultantes: acaban de sobrevivir a algún partido de quién sabe qué división, y quiero imaginar que cenan con la dieta de la Federación antes de volver a casa con vida. No puedo evitar escuchar su conversación, parecida a la de tres niños felices tras jugar a la pelota.

Parecida, pero muy diferente. No hablan de goles, de regates, de pases en profundidad o de cabezazos a la red. Hablan de tarjetas merecidas, de ese fuera de juego que has visto de maravilla, de lo difícil que es marcar la distancia de la barrera, de sancionar “sí o sí” todos los codazos en los saltos… Hablan con entusiasmo de lo que el resto de futboleros consideramos un coñazo: esa parte del juego que, pese a ser imprescindible, nunca deja satisfecho a todo el mundo. El arbitraje.

El día anterior pude ver en un informativo de televisión la agresión a unos árbitros en Argentina. Les comienzan a pegar en la cancha y les corren a golpes hasta los vestuarios. Uno pierde el conocimiento. El periodista habla de dientes y costillas rotos. Nuestra sociedad sitúa a los árbitros en el último escalafón de la raza humana, junto a verdugos, inspectores de Hacienda, notarios y gentuza similar.

Sentía que estaba sentado junto a tres extraterrestres. ¿Cómo hablar de la distancia de la barrera en un lanzamiento de falta, cuando se puede estar haciéndolo de si lanzarla con el exterior o con el interior del pie, por encima de la barrera o por el lateral, con potencia o con colocación? Pues ahí estaban, con sus huevos rotos con jamón, de primero, y su entrecot de segundo, charlando sobre las diferencias entre carga legal y empujón.

Hay gente para todo. Insultados, señalados e incluso apedreados, los árbitros son héroes de nuestro tiempo. Gente capaz no solo de aguantar todo tipo de insultos y vejaciones, sino de jugarse el físico, para disfrute del resto de la población. Brindo por ellos.

 Un motivo para NO ver la televisión

Orgullo y satisfacción. Grande éxitos.

Editorial: Astiberri.

oysgrandesexitos

La abdicación de Juan Carlos I trajo menos cosas buenas que las previstas. Todo siguió más o menos igual. Salvo quizá por la censura editorial de una portada de El Jueves, que dio lugar a la rebeldía y dimisión de un grupo de peligrosos dibujantes y escritores antisistema. Los rebeldes dieron forma a una publicación satírica de carácter mensual que, para desgracia de los amantes del papel, solo tenía formato digital. Ahí estaba el talento de tipos tan peligrosos para el sistema como Fontdevilla, Isaac Rosa, Pacheco & Pacheco o Miguel Brieva.

Mucho ingenio, mucho humor, mucha crítica despiadada. Demasiado como para quedar perdido en las redes. Coincidiendo con el último número de “Orgullo y satisfacción”, el 40, editorial Astiberri ha tenido la gran idea de recopilar parte de lo mejor de ese material digital y llevarlo al papel, en una hermosa edición apaisada. Contundente como el ladrillo que revienta el escaparate de una sede bancaria, el libro recopila con excelente criterio y a lo largo de 312 páginas a todo color, viñetas y reflexiones de Ágreda, Albert Monteys, Alberto Gónzalez Vázquez, Asier y Javier, Bernardo Vergara, El Mundo Today, Flavita Banana, Guillermo, Isaac Rosa, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Manel Fontdevila, Manuel Bartual, Mel, Miguel Brieva, Morán, Oroz, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pacheco & Pacheco, Toni o Triz.

“Orgullo y satisfacción” quizá solo sea un pequeño paso hacia la República, pero supone una enorme zancada hacia el humor realmente crítico y libre. Los proyectos independientes, con dosis similares de inconsciencia y talento, de ironía y locura, de arte e insatisfacción, no solo son posibles, sino necesarios. Muy necesarios. El perfecto regalo navideño para ese cuñado plasta que soltará en nochebuena aquello de “pues diréis lo que queráis de Felipe, pero está muy preparado”.

Captura de pantalla 2017-12-03 a la(s) 11.20.07

Un poquito de humanidad

“Aquellos que la han abandonado le han roto el corazón”. Sobrina de Rita Barberá durante el funeral.

Dice Rafael Hernando, el portavoz del PP en el Congreso que quiso calzar una hostia a Rubalcaba, que su partido apartó a Rita Barberá para evitar su linchamiento. Pero que “las hienas siguieron mordiéndola”. Sí, Hernando ve hienas. Y no precisamente cuando se afeita, en el espejo, sino en esos medios de comunicación que convirtieron a la ex alcaldesa de Valencia “en un pimpampum al que golpear permanentemente porque daba audiencia… periodismo de acoso y escrache… La Sexta especialmente”.

¿La Sexta especialmente? ¿Una cadena anti-PP con Ferreras, Inda y Marhuenda? ¿Estás seguro, Hernando? “Humanidad”, pidió un blandengue Llamazares. Y humanidad pido también yo, pero para unos medios de comunicación que bastante tienen con lo que tienen como para cargar con la muerte de Barberá. ¿Quién la mató? ¿La pena de telediario? ¿O el tabaco, la obesidad, los gin tonics, el estrés que supone tener a todo tu grupo parlamentario imputado y, además, ser abandonada por el partido al que has dedicado toda tu vida?

“Hay que recuperar la presunción de inocencia”, sentenció en TVE todo digno un tertuliano que comparte mesa con Alfonso Rojo. “Barberá no ha cumplido con los requisitos de dignidad ni de ejemplaridad”, dijo hace poco un tal Javier Maroto. “Vea si aporta o no a este partido, porque, con todos los respetos… hay vida fuera de la política”, aconsejó a Barberá un tal Pablo Casado. ¿Periodistas antisistema de La Sexta? No, qué va: vicesecretario Sectorial y vicesecretario de Comunicación del PP, respectivamente.

Vocero de un partido podrido, macarra tabernario a las órdenes de Rajoy, Rafael Hernando quiere aprovechar las circunstancia para transmitir una idea: “Y todo esto por mil euros”.

¿Corrupción? ¿Corruptos? ¿Mil euros? Un poquito de humanidad, hienas.

P.D.

El informativo estrella de la televisión pública española del jueves, Telediario de las nueve de la noche de TVE, abre con unas imágenes de la “despedida a Rita Barberá”. ¿La bomba en Bagdad con más de cien muertos? Hienas, que sois unas hienas…

A la ceremonia íntima, sin políticos por deseo de la familia, asistieron Mariano Rajoy, Cospedal, Ana Mato, Ana Pastor, Celia Villalobos, Juan Cotino, José Manuel Soria, Francisco Camps“La alcaldesa del pueblo”, sentenció este último. Palabras que confirmaron un puñado de ancianos que asistieron al acto, y dejaron su opinión a las cámaras de TVE: “Ha sido la mejor alcaldesa de la historia”. Al publireportaje, de unos ¿siete minutos?, solo se le puede poner una pega: terminó sin decir ni una sola vez que Barberá se encontraba imputada en el momento de fallecer.

Captura de pantalla 2016-11-24 a la(s) 22.36.41

Un motivo para NO ver la televisión

¿Qué es el humor?

Autor: Orgullo y Satisfacción.

Editorial: ¡Caramba! / Astiberri.

queeselhumor

La pregunta tiene cojones. ¿Que qué es el humor? Pues depende… Depende de quién hace el chiste, de quién lo escucha, del momento, de las circunstancias, de la transigencia del individuo, del carácter del país, de la cultura, del sentido del ridículo, del miedo, del Gobierno, de la actitud, de la religión. De muchas cosas, todas ellas interesantes, abiertas, importantes. Le pese a quien le pese, el humor es imprescindible. Es una de las cosas por las que merece la pena vivir. ¿Morir? Coño…

queeselhumor_1

El equipo de “Orgullo y Satisfacción” ha elegido 100 chistes para tratar de responder a la pregunta del millón. Desde Fontdevilla y Ágreda a Chumy Chúmez o Vergara pasando por Guillermo, Paco Alcázar, Luis Bustos o González Vázquez. Todos ofreciendo lo mejor de sí mismos, a viñeta por página, con un punto de vista la mayoría de las veces irónico e inteligente, siempre tronchante.

queeselhumor_2

Vivimos en el país que ha enchironado a dos titiriteros por una obra de ficción, que ha puesto contra las cuerdas a un político por unos tuits negros, que rediseña cada poco una ley mordaza para silenciar al populacho crítico. Vivimos en una monarquía diseñada por un dictador. Vivimos en un estado aparentemente laico pero profundamente religioso. La corrupción política y las desigualdades sociales nos están comiendo las entrañas. Necesitamos más que nunca el humor, en todas sus formas, colores y dimensiones. Por eso éste es el mejor libro de autoayuda: se lee con una sonrisa de oreja a oreja, te invita a mirar el mundo con otros ojos y te deja cuerpo de jota. ¿Qué es el humor? El humor sois vosotros, jodíos. ¡Gracias!

queeselhumor_3

Oligarcas versus ciudadanos

En un tren, un hombre lanza exabruptos de índole sexual contra una mujer, a la que después realiza tocamientos. El compañero del agresor es un guardia civil que, en lugar de socorrer a la víctima e impedir los abusos, graba la escena con su teléfono móvil mientras se ríe y se burla. El agente, condenado a una pena de seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por omisión del deber de perseguir delitos, ha sido indultado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que ha rebajado la sanción a una multa de 500 euros. El indulto faculta al guardia civil, hijo del concejal y secretario general del Partido Popular en Lena (Asturias), para seguir en el cuerpo.

Horas después, un hijo de Alberto Ruiz Gallardón, recuerde, el ministro de Justicia que indultó al guardia civil que grabó una agresión sexual en lugar de impedirla, huyó tras chocar con dos turismos y casi atropellar a una mujer. En lugar de detenerse a rellenar el parte del seguro se refugió en el domicilio paterno. Según testigos, “por la forma de andar y de actuar iba en evidente estado de embriaguez”. Un suceso que recuerda otra fuga ilustre, la protagonizada recientemente por la presidenta del PP madrileño Esperanza Aguirre en plena Gran Vía.

caganers_560x280

Pasa la vida, pasan los años, pasan los dictadores y los caciques, pasa esta democracia de medio pelo, y todo sigue igual. En España mandan los de siempre, abusan los de siempre, dan doctrina los de siempre. Aquellos que extienden los carnés de patriota. Gallardón, ese hombre que disfruta casi tanto dando clases de valores y de moral como escuchando el sonido de su propia voz, ahora calla. Su hijo Alberto da por aclarado el suceso con un críptico desmentido en El País: “1. Ni la noche del viernes 13 de junio al sábado de junio, ni la noche del sábado 14 de junio de 2014 al domingo 15 de junio de 2014, tuvo (ni estuvo implicado en) ningún accidente de tráfico; es más, dicha noche no condujo ningún vehículo. 2. En consecuencia con lo anterior, y en cualquier caso, no es cierto que ninguna de las referidas noches se diese a la fuga de un accidente de tráfico”.

Lástima de ministro mudito, porque, como dijo el escritor francés Émile Zola, “si silencias la verdad y la ocultas bajo tierra, ésta no hará otra cosa que crecer”. Aguirre sin embargo no calla ni debajo del agua: “Es hora de que las plazas dejen de ser trincheras para albergar la fiesta de la continuidad y de la esperanza. Es la hora del Rey, es la hora del pueblo, es la hora de España”. Y continúa este demencial discurso añadiendo algunas de esas frases que me avergonzarían profundamente, en caso de no producirme auténtico asco: “protagonizar la historia, abolir las sombras, de avivar el letargo y de demostrar al mundo entero que somos un gran país, que mira hacia el futuro tras haber sorteado mil y una tempestades… Si el jueves, como es deseable y muchos deseamos, Madrid es un clamor, un feliz rompeolas de todas las Españas sabremos con certeza que aquello que nos une es mucho más profundo de lo que nos separa”.

Aquello que nos separa es mucho más profundo de lo que nos une. Y Esperanza Aguirre lo sabe. Lo sabe cuando se para en un cajero de la plaza de Callao, cuando se da a la fuga golpeando una moto de la policía, cuando nombra a dedo a su sucesor, cuando dice que ella destapó la trama Gürtel, cuando se ríe al leer la noticia del hijo de Gallardón…

Aquello que nos separa de Aguirre y de Gallardón es mucho más profundo de lo que nos une. Afortunadamente. Infinitamente más profundo. Somos casi dos especies diferentes. Oligarcas, el gobierno de ricos del que hablaba Aristóteles, contra ciudadanos. Así de fácil, así de diferente, así de terrible.

alberto

 

P.D.

Los dibujantes que abandonaron la revista El Jueves tras ser censurada su portada sobre el rey lanzan hoy mismo un cómic de 75 páginas (digital) con el que pretenden dar el adiós a Juan Carlos I y la bienvenida a Felipe VI. La cosa tiene muy buena pinta, y cuesta solo (un mínimo) de 1,5 euros.  Se puede conseguir pinchando aquí: Orgullo y satisfacción.

oysprev

 

Un motivo para NO ver la televisión

Natural Child.

Cd: Dancin´ With Wolves.

MI0003710830

Natural Child es un trío de Nashville que amarga la vida a los aficionados a colgar etiquetas. Rock sureño, blues, country, boogie, una miaja de heavy… todo esto y mucho más es lo que encontramos en esta original banda que, con solo cuatro discos editados, deja un excelente sabor de boca.

El batería Zack Martin y el bajista Wez Traylor crearon la banda en 2009, a la que posteriormente se añadió el guitarrista Seth Murray. Más tarde se sumarían un teclista y un guitarrista de pedal steel. Con esta formación han grabado las diez canciones de este “Dancin´ With Wolves”, un disco imposible de describir en una sola palabra. Se trata de un trabajo amplio, que navega entre los aires campestres de Commander Cody y el boogie trotón de los Little Feat de Lowell George, pasando incluso por las madres de Frank Zappa. Así de abiertos, de sorprendentes, de libres.

Natural Child estarán tocando en España el próximo mes de septiembre. Día 3 en Barcelona, 4 en Madrid y 5 en San Sebastían.