You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: José Luis Rodríguez Zapatero


El día de la dominación

José Luis Rodríguez Zapatero fue un líder  impresentable, un presidente de paja al frente de un Gobierno colorista, efectista y profundamente  incapaz: estamos donde estamos gracias a su nefasta gestión. Aclarado esto, con lo que pretendo evitar comentarios del tipo “pues anda que Zapatero”, deberíamos ser conscientes de que Mariano Rajoy está rematando la faena aniquilando el estado de bienestar. La sanidad, la educación, la ciencia y, de momento en último lugar pero no por ello menos importante, la televisión pública, es decir, la información. El Gobierno del PP ha roto el consenso sobre TVE, y ha aprobado un decreto ley mediante el cual puede imponer al presidente del Ente sin necesidad de pactos. Se acabó la televisión pública independiente, regresamos a los viejos y oscuros tiempos…

http://www.youtube.com/watch?v=d3i3YTV_obw

No debería sorprendernos: ningún gobierno totalitario prescinde del control de los medios de comunicación. Y el de Rajoy es un gobierno muy, pero que muy, totalitario: ¡quieren tipificar como atentado a la autoridad la resistencia pasiva!.

Una de las pocas cosas buenas de Zapatero, algo que no fueran fuegos artificiales y brindis al sol, fue conseguir que la televisión pública se gestionase desde el consenso. Los ideólogos socialistas eligieron las pelas, y decidieron beneficiar a determinadas empresas amigas en lugar de controlar informativamente TVE. Creían que con Público y La Sexta tendrían las dos cosas, la pasta y la propaganda. Error. Fracaso económico y vía libre para los medios de derechas, que camparon a sus anchas.

Quizá los ciudadanos no merezcamos recibir información independiente y libre. ¿Por qué vamos a tener una televisión pública digna si hemos elegido deteriorar la sanidad y empobrecer la educación y la ciencia? ¿Acaso es más importante un telediario o un debate que una lista de espera, una beca universitaria o una investigación sobre Parkinson? Cuando TVE sea como Telemadrid (o Canal Sur) al menos no sabremos que la gente se muere por no poderse pagar la medicinas, que en los hospitales no atienden a los inmigrantes, que los científicos abandonan España o que aumenta el fracaso escolar.

Con el anuncio del PP de acabar con la independencia de la televisión pública se cierra el círculo estratégico de Rajoy: quiere acabar con el estado de bienestar, y no quiere que nos enteremos de los detalles. Ojos que no ven…ciudadano dócil.

En cualquier caso, lo grave no es que estos maleantes intenten eliminar la información  independiente. Insisto: es una característica fundamental de los gobiernos totalitarios. Lo realmente grave, lo terrible, lo dramático, es que se lo consintamos.

P.D.

Pero no me gustaría terminar el post de hoy con ese tono triste y melodramático… ¿Pueden Mongolia y El Jueves competir con la realidad? “Desaparece por fin la manipulación socialista de Televisión Española”, titulaba el pasado sábado La Gaceta en portada y a todo trapo. ¿Cómo pagará el PP las nóminas de estos sicarios de la desinformación? ¿Camiones de seis ejes repletos de jamones Joselito? ¿Cargos en los medios de comunicación públicos? ¿O simplemente con publicidad estatal?

 

Un motivo para NO ver la televisión

En estos tiempos difíciles, con los medios de comunicación en proceso de putrefacción, el individuo tiene la necesidad, y la obligación, de formarse a sí mismo. Hoy es el día del libro. El día de la independencia.

se paró hasta el aliento

“No recortaré los derechos de los trabajadores”. José Luis Rodríguez Zapatero en Público, 8 de febrero de 2009.

“No recortaré el gasto social”. José Luis Rodríguez Zapatero en la XXIX fiesta minera de Rodiezmo (León).

“Podemos estar tranquilos. Vamos a tener por delante cuatro años de crecimiento, de empleo, de más políticas sociales y de apoyo a quien pueda tener dificultades. Apoyo, no recortes ni decretazos. Apoyo social, familiar, en el empleo…”. José Luis Rodríguez Zapatero en un mitin socialista, el 10 de febrero de 2008.

El cuarto estado (1901), Giuseppe Pellizza da Volpedo.

El 14 de diciembre de 1988 una huelga general paralizó el país y obligó al gobierno de Felipe González a negociar su reforma laboral con los sindicatos. “Se paró hasta el aliento”, recordaba González. El 20 de junio de 2002 una huelga general supuso el principio del fin de José María Aznar: veinte días después cambió el Gobierno, y el nuevo ministro de Trabajo negoció inmediatamente con los sindicatos la reforma laboral que pretendían imponer. En estos momentos en España hay más de 3.900.000  parados… y 16.000 ricos más que en 2009 con un patrimonio superior a los 800.000 euros. Para superar la crisis, el Gobierno ha inyectado decenas de millones de euros al sistema financiero… y el Banco de Santander ha finalizado los tres primeros meses del ejercicio con un beneficio neto de 2.215 millones de euros, lo que supuso un incremento del 5,7% con respecto a los 2.096 millones logrados un año antes. Normal que, mientras pretenden retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años, un Emilio Botín eufórico se pasee cada domingo por el box de Ferrari.

La huelga es el derecho legítimo y fundamental de los trabajadores a la interrupción colectiva de la actividad laboral con el fin de reivindicar mejoras en las condiciones de trabajo o manifestarse contra recortes en los derechos sociales. Mañana los trabajadores protestarán contra quienes pretenden imponer una reforma laboral que acaba con derechos históricos adquiridos a lo largo de más de un siglo de lucha obrera. Contra aquellos que están aprovechando una crisis económica, creada por ellos mismos, para debilitar la fuerza social de las clases populares. Contra un gobierno de izquierdas con políticas de derechas: reducir los impuestos, recortar la protección social y el gasto público, privatizar los servicios del Estado del bienestar, desregularizar los mercados laborales… El Gabinete de Estudios Jurídicos de CCOO ha realizado un analisis de la Reforma Laboral y su efecto sobre los trabajadores. Se resume en 16 puntos, y no creo que sea necesario añadir nada más…

1.-Se amplían las causas para despedir.

2.- Se limita la tutela administrativa y judicial de los despidos.

3.- Se facilita el despido express por causas objetivas, para eliminar los
salarios de tramitación.

4.- Estos despidos pasan a estar subvencionados con recursos públicos.

5.- En el despido objetivo, se rebaja el plazo de preaviso y la indemnización en caso de incumplirse.

6.- Al legalizarse los despidos, se pierde el derecho a la estabilidad en el empleo, y se produce una reducción sustancial de la indemnización por cese.

7.-La reforma del despido afecta sobre todo a los actuales trabajadores fijos con mayor antigüedad.

8.-Ante la misma situación en la empresa, ha convertido en más barato despedir a los trabajadores que, simplemente, cambiarles el horario o los días de trabajo, o un traslado a otra localidad.

9.- En la práctica, la aportación del Fogasa supone que despedir a los trabajadores fijos cuesta lo mismo que despedir a los temporales.

10- Se facilita la utilización del despido express, sin causa y con indemnización rebajada, y sin abono de salarios de tramitación.

11.- Se subvenciona el cese de estos trabajadores a cargo del FoGAsA.El ministerio admitirá expresamente que la subvención se abone aunque la empresa reconozca que no tiene razones para el cese y el despido sea improcedente.

12.- La financiación pública supondrá que el despido sin causa tendrá un coste para la empresa de 25 días de salario por año de servicio, en lugar de los 45 días por año del despido improcedente

13.-La empresa tendrá capacidad para suprimir los derechos establecidos en los convenios colectivos sectoriales

14.- Se amplía la capacidad del acuerdo de empresa para fijar un régimen salarial inferior al establecido en el convenio del sector

15.- Se reconoce el poder del empresario para incumplir los derechos establecidos en los pactos y acuerdos de empresa

16.-Se podrán tramitar despidos colectivos y objetivos en las Administraciones Públicas (los que creen que serán más felices si otros trabajadores pierden derechos están de enhorabuena)

¿Todavía sigue pensando en no hacer huelga? Pues lea a George Orwell en su imprescindible “Homenaje a Cataluña”: “Había muchas cosas que no comprendía, en ciertos aspectos que ni siquiera me gustaban, pero inmediatamente me di cuenta de que era algo por lo que merecía la pena luchar”.

.

Mañana estamos en huelga. Nos vemos el jueves…

.

Quilapayun canción final Santa María de Iquique

Canto popular anarquista.

.