You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Astiberri


Essex County

Un motivo para NO ver la televisión

Essex County.

Autor: Jeff Lemire.

Editorial: Astiberri.

EssexCountyintegral

No estamos ante una obra nueva, un estreno. Se trata de la reedición integral, en un solo volumen, de tres tomos que hace ya más de una década se publicaron en nuestro país: “Historias de la granja”, “Historias de fantasmas” y “La enfermera rural” (Astiberri). Lamentablemente la recuperación de estas joyas, en forma de robusto libro de cuidada impresión y bella portada, con más de 50 páginas nuevas y un prólogo del también dibujante Darwyn Cooke, ha coincidido con el confinamiento. De ahí esta reseña: No podía consentir que esta obra maestra del cómic canadiense pasase desapercibida.

Jeff Lemire, autor galardonado con decenas de grandes premios, firma una novela gráfica rural que habla del Canadá profundo. Sitúa la acción en un pueblo imaginario, y crea una comunidad inolvidable de personajes marcados por la importancia de la familia, el trabajo y la mentira, la soledad y el dolor, el pasado y sus secretos… Los elementos de que está construida la vida. No la deje pasar otra vez. Es una delicia.

Captura de pantalla 2020-05-22 a las 15.04.09

Lecturas a domicilio

Un motivo para NO ver la televisión: Lecturas a domicilio.

TomoVerde

Editorial Astiberri nos regala, a todos los amantes del cómic, tres libros digitales que cuentan con numerosas historias de diferentes autores. Más de quinientas páginas con relatos cortos, en algunos casos ya publicados y en otros inéditos, que se pueden conseguir con un simple clic. ¿La mejor forma de luchar contra el puñetero confinamiento? Quizá. ¡Sin duda la mejor relación calidad-precio de la librería digital!

DESCARGAR AQUI

tomomorado_news

El vecino

Un motivo para NO ver la televisión

El vecino. Origen.

Autores: Santiago García y Pepo Pérez.

Editorial: Astiberri.

elvecinoorigenelvecinohistorias

Javier es un tipo desordenado y superficial que sueña con ser escritor… pero que solo es un vulgar periodista. Casi lo olvido: también es un superhéroe de corte clásico, traje ajustado de colores chillones con antifaz y capa. Su vecino y amigo José Ramón es todo lo contrario, un tipo sencillo y aburrido que estudia oposiciones y huye de los sobresaltos. El primero se esfuerza por mantener en secreto su identidad, por ganar sus combates con enemigos malísimos y por conservar el trabajo y las pastillas que le dan superpoderes. José Ramón estudia y estudia y estudia, y mira de reojo a la cajera del supermercado. Aparecen dos chicas, la novia de Javier y la vecina de José Ramón. Todo se complica: no es fácil vivir junto a un superhéroe en horas bajas.

Netflix no ha dejado escapar la ocasión y ha convertido “El vecino”, considerada una comedia urbana costumbrista, en una serie, dirigida por Nacho Vigalondo y protagonizada por Clara Lago y Quim Gutiérrez. Los acertados dibujos en color o blanco y negro, y sobre todo los brillantes guiones, estaban pidiendo a gritos pasar a la pantalla: la equilibrada mezcla de locura y cordura, de problemas cotidianos y desvaríos de superhéroe, de drama y comedia, hacen de este trabajo un cómic muy original… y seguramente una serie tronchante. Vigalondo parece el hombre ideal para adaptar a televisión el ordenado desorden de identidades, amistades y enfrentamientos, euforias y depresiones, que ofrecen García y Pérez en este libro, magníficamente presentado por Astiberri. “Origen” recopila los tres primeros tomos del cómic, y añade textos y bocetos explicativos del proceso creativo.

También se han reeditado dieciséis historietas protagonizadas por los super anti héroes de “El vecino”, algunas ya publicadas en distintas revistas y otras inéditas, en un volumen especial subtitulado “Historias”. Incluye numerosos e imprescindibles extras en forma, como no, de textos y bocetos. Muy recomendables los dos tomos.

ElVecinoOrigen_1

La sangre de las cerezas

Un motivo para NO ver la televisión

La sangre de las cerezas

Autor: Francois Bourgeon.

Editorial: Astiberri.

lasangredelascerezas_baja

Finaliza la legendaria serie histórica “Los pasajeros del viento”, todo un clásico del cómic francés. Y lo hace a lo grande. Tras publicar impecables ediciones integrales de “Los pasajeros del viento” y “La niña de Bois-Caiman”, Astiberri cierra con “La sangre de las cerezas” una saga que ha marcado una época con sus personajes complejos, sus comprometidos enfoques sociales y políticos de una época y, por supuesto, unas ilustraciones absolutamente inconfundibles.

“¡La semana sangrienta! ¡Coincidió el lindo mes de mayo, el cálido tiempo de las cerezas, con las últimas barricadas y la exterminación! ¡Iban calle a calle, piso a piso, registrando y matando! ¡ Te llevaban al paredón por un quítame allá estas pajas: una denuncia, un cinturón de la guardia, un hiván con hilo rojo en la costura de un pantalón, un casquillo recogido por un chaval!… ¡Y los burgueses aplaudiendo!”.

Bourgeon es un dibujante concienciado con su tiempo, con la historia y, sobre todo, con la inteligencia. Detrás de cada frase, de cada sombra, de esas ilustraciones a toda página que dan vida a un momento del desarrollo humano, encontramos una vocación pedagógica. El artista parisino apuesta por la reflexión y exige concentración: sus sagas no son para pusilánimes o superficiales. “La sangre de las cerezas”, como sus anteriores trabajos, respeta la fidelidad histórica (París, 1885), no escatima en diálogos y textos (densos y ricos) y, finalmente, crea personajes potentes, generalmente femeninos, capaces de vivir situaciones límite.

“¡Los adoquines ennegrecidos por la pólvora rezumaban sangre escarlata! ¡Hombres, mujeres y niños se amontonaban en cunetas, canteras, desagües!… ¡Santo Dios! ¡Aquellos hermosos bandidos! ¡Aquella canalla heroica!”.

El resultado es grandioso: Bourgeon firma libros de historia ilustrados que se leen con la voracidad con que se devoran cómics de acción. El conocimiento y el entretenimiento son compatibles. Divertirse aprendiendo es un placer. Las sagas de este artesano de la historieta son un buen ejemplo, así como  “La sangre de las cerezas” se convierte en la guinda perfecta a medio siglo de trabajo duro. Un clásico en plena forma.

la-sangre-de-las-cerezas-avance-6