You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: antena 3


Mar de plastico

“Entre la nula calidad del guión, la mala fe y el sensacionalismo calumniador, la serie (Mar de Plástico) no es que sea mala, es peor”. La dura reseña sobre la nueva serie de Antena 3, que ha supuesto un éxito de audiencia con un gran 23,6% de share, no es de un crítico de televisión despiadado. Es de Francisco Góngora, alcalde de El Ejido. Evidentemente Góngora se ha sentido aludido por el ambiente de la ficción televisiva, entre polvoriento y opresivo, entre racista y violento, y no ha dudado en hacer su propia reseña del programa: “demuestra un profundo desconocimiento de Almería y su gente”.

“Mar de plástico” en una ficción, un thriller en el que todo surge de la imaginación de los guionistas: la trama, los personajes y, por supuesto, Campoamargo, la localidad ficticia donde tienen lugar los hechos. También es cierto que nada más ver los primeros planos el telespectador se sitúa en Almería, con sus invernaderos, sus caminos de tierra, sus secarrales, sus jornaleros… El alcalde de El Ejido tiene un problema, y no es precisamente una serie de televisión: su pueblo se ha convertido en un mar de plástico, con todo lo que eso supone.

image

¿La serie? Un producto digno en el que chirrían los actores, algunos francamente nefastos: Jesús Castro parece que en cualquier momento se subirá a una moto de agua y se marchará a ver a la novia a Marruecos. ¡Cuando aparece en pantalla parece que estamos viendo “El niño II”! Los mismos gestos, la misma mirada, la misma interpretación… El resto se deja ver, puesto que se trata de un hábil mix de productos de calidad: el guión abierto de carácter interminable, con personajes que esconden secretos, lo hemos visto en mil series muelle, que igual pueden resolverse en una temporada que en cinco. Los protagonistas atormentados y eternamente insatisfechos, versión cañí de los de “True Detective”. Y la atmósfera creada, misteriosa y polvorienta, agobiante y sudorosa, planos que parecen no decir nada, sombras y reflejos, luces cálidas y nubes. “La isla mínima” está presente en muchos planos.

Nada realmente nuevo, salvo quizá el intento por crear una ambientación propia y por abordar el problema de la inmigración. Un intento este último que pierde algo de credibilidad, y bastante fuerza, cuando se construye sobre tópicos: ese macarra que pide a la policía que le den un plátano al africano de la celda de al lado. En cualquier caso, un trabajo digno, serio y creíble, que supera con creces el nivel medio de la ficción española.

P.D.

Interesados en el tema: existen otros mares de plástico…

 

La sombra del asesino

La nueva estrella de la televisión generalista española tiene nombre: Istvan Horvath. Es el amigo rumano del presunto asesino de las dos jóvenes de Cuenca. Solo han pasado unos días desde que se descubrieron los cadáveres de las mujeres y ya apunta como protagonista mediático del verano. ‘El y su mujer acaparan, de momento de manera gratuita, los programas matinales con sus jugosas declaraciones: “yo no sabía nada, soy inocente, a mi mujer se le ha cortado la leche, me dijo que las había matado pero no le creí…”. El amigo Horvath habla en la calle, al abandonar el juzgado, en el salón de su casa… Y su mujer, también. Las dos grandes cadenas, Antena 3 y Telecinco, están encantadas y dan voz a este hombre, supuesto cómplice y encubridor del presunto asesino.

Con el crimen de Cuenca, una mina de oro, los asesinatos machistas y los muertos en los encierros, las televisiones rellenan la mitad de sus informativos. El resto, los torneos de verano y los ahogados en las playas. Esta es la tele del 2015, donde se agazapa el talento, el entretenimiento de calidad y el servicio público.

Captura de pantalla 2015-08-17 a la(s) 12.47.55

 

Respeten a Los Simpson

Antena 3, dos de la tarde. Finaliza la publicidad y comienza la cabecera de la grandiosa serie de animación Los Simpson. Tras solo catorce segundos la mundialmente famosa cabecera, un ejercicio de imaginación desbordante que cambia la historia en cada capítulo, se interrumpe de golpe. A capón. Y entra de nuevo publicidad: un bloque de ocho minutos y 53 segundos. Cuando finalizan los asunción regresan Los Simpson… durante apenas un minuto y 53 segundos. Nueva interrupción violenta para dar paso a un nuevo bloque de otros seis minutos de publicidad.

Poco más de dos minutos de Los Simpson, salvajemente mutilados, envueltos en casi 15 minutos de anuncios. Anuncios en su mayoría prescindibles, puesto que se trata de promociones de películas que emitirá en los próximos días la propia cadena. Pues así es como Antena 3 trata uno de sus programas estrella. Así es como trata la cadena de Atresmedia a sus telespectadores. Con enorme desprecio. Con intolerable desconsideración. ¿Ninguna comisión audiovisual, o de defensa del telespectador, puede hacer algo con semejante exceso? ¿Qué pensarán los autores de esta cruel amputación?

Y esto por no hablar de los cambios de formato, de cómo han cortado y reducido la imagen de la serie cuando han tenido que jugar con los tamaños de pantalla, pasando de 4:3 original hasta el panorámico 16: 9. Una vergüenza. Una auténtica humillación para la serie creada por Matt Groening, que ha cumplido 25 años en antena. Los Simpson se emite en Antena 3 desde hace 20 años, forma parte de la historia de la mejor televisión, y desde luego no merece el maltrato al que le somete la cadena privada.

Los simpson

Al rincón de forrarse

Risto Mejide es lo que llaman “un fenómeno audiovisual”. Con su semblante malencarado, sus gafas negras y sus comentarios jactanciosos, el tipo se ha convertido en un personaje televisivo. Como Belén Esteban, sin ir más lejos. Así es la televisión, un medio en el que importa poco que no tengas absolutamente nada que decir, siempre que resultes original, descarado y deslenguado. Mejide es un publicista serio y altivo que se pone aún más serio y altivo cuando se dirige a cámara. Y poco más. Pues ahí le tienen, convertido en protagonista de una enconada rivalidad entre Atresmedia y Mediaset, el duopolio televisivo de este país. Se lo rifan. Se rifan la insignificancia disfrazada de humo.

0e4f617163175b6d18eebb2ed1cf888b

Mejide ha tenido un desencuentro, imagino que económico, con Telecinco, y se ha marchado a Antena 3. “No soy un pesetero”, ha dicho el publicista-presentador a modo de justificación. Le he resumido el conflicto para que ni usted ni yo perdamos el tiempo. Como consecuencia del enfrentamiento, el tal Mejide dejó de presentar “Chester” en la primera cadena de Mediaset, y pasó a formar parte de la primera cadena de Atresmedia, donde anoche estrenó “Al rincón de pensar”. Se trata de un programa de entrevistas, quién lo hubiera imaginado, que arrancó con dos invitados no demasiado excitantes: Borja Sémper y Hombres G. Abrumado por la campaña electoral, el blandengue presidente del PP de Guipúzcoa me importa un pimiento. Y sobre los creadores de “Devuélveme a mi chica” o “Marta tiene un marcapasos” lo único que puedo decir es que seguro que están en el iPod de Sémper.

¿El programa? “Una conversación abierta en canal”, dice un Mejide con un gran concepto de sí mismo. No se lo crea. Solo es un presentador sobrevalorado que hace preguntas con las que pretende resultar ingenioso a gente que tiene pocas cosas interesantes que decir. La “conversación abierta en canal” se convierte en una entrevista minuciosamente editada a favor del entrevistador. “El talento se cultiva en soledad”, reza la cita inicial, nada menos que de Johann Wolfgang von Goethe. Ahí es nada… Pues todo el talento de “El rincón de pensar” acaba en esa frase. Bueno, en la respuesta a la pregunta “¿Si fueras Rajoy dimitirías?”. El popular vasco calló, vaciló y finalmente soltó un lacónico “no lo sé”. ¿El resto? Engolamiento, arrogancia, gestos ensayados, afectación… y toneladas de soberbia. Todo aquello que da forma a un entrevistador que tiene una misión: quedar por encima de los entrevistados.

Para colmo de males el programa comienza a medianoche, un horario criminal capaz de convertir una hora de televisión minúscula en sesenta minutos de televisión insoportable. Una auténtica tortura. Una triste pérdida de tiempo. Pero cuidado, que incluye un bombazo: ¡Mejide se ha quitado las gafas de sol! Acojonante momento mediático, televisión en estado puro.

P.D.2

Una portada para la historia de la infamia periodística…

Captura de pantalla 2015-05-19 a la(s) 17.46.26

Un director que no se ha estrenado y se desmarca del tema…

CFYScUvWgAILHJN

Y los lectores, siempre por delante…

portada-el-mundo-5

P.D.2

César Strawberry, cantante del grupo Def Con Dos, detenido por enaltecer el terrorismo. Un abrazo fuerte, amigo.