You are currently browsing the El Descodificador posts tagged: Ana Pastor


Anita

Ana Pastor entrevista a Rafael Correa, presidente de Ecuador, en “Los desayunos de TVE”. Ella le llama a él “presidente”, y él le llama a ella “Anita”. ¿Amiguetes? No, es que los políticos campechanos son así: se pasan a la prensa por los aledaños del perineo. Los nuestros evitan a los periodistas, les ignoran, no admiten sus preguntas, les ocultan sus verdaderas intenciones. Correa habla por los codos, sonríe en exceso, interrumpe y suelta grandes verdades junto a tremendas perogrulladas y toneladas de populismo. Pero lo peor es la soberbia, característica inseparable de un político de éxito, unida a esos posos paternalistas, e incluso machistas, que arrastra el diminutivo. “Anita”.

“Demasiados negocios privados dedicados a la comunicación social. Debería haber más medios públicos, sin ánimo de lucro”, dice un Correa convencido de que existen “conflictos de intereses. No hay crítica, hay manipulación”.

¿Se arrepiente de cómo ha manejado el tema (del diario El Universo), que ha llegado al indulto?, pregunta Ana Pastor. Y Correa inicia un monólogo por momentos muy interesante, a veces demagógico, siempre sobrado, que termina con una duda: asegura desconocer la ley de prensa que está a punto de aprobar en su país. Estas son algunas de sus reflexiones:

- Más que hospitales y colegios y carreteras, hay que construir la verdad. Es necesario. En América latina se miente demasiado.

- Si algo he aprendido en este oficio es responder a la gente, no a los medios de comunicación.

- Rescatemos la política.

- En un estado de derecho, mi querida Anita, no se persiguen periodistas, se persiguen infracciones, se persiguen delitos.

- En la política, el pecado capital es decir la verdad.

- Derriben el mito de los políticos malvados persiguiendo a pobres periodistas. Desmitifiquen eso, es al revés…

- Ustedes (los medios de comunicación) se creen propietarios de la opinión pública… No, ustedes son propietarios de la opinión publicada.

¿Suena coherente Correa? Sin duda, excepto cuando acusa a Human Rights Watch de estar financiada por el cártel de Sinaloa o cuando llama “Anita” a una periodista que se dirige a él como “presidente”.

P.D.

La muerte en directo (II)

Hace solo seis días nos horrorizábamos con un programa de la televisión China en la que una presentadora entrevistaba a condenados a muerte a punto de ser ejecutados. “La muerte en directo”, se titulaba el post. La muerte en directo es lo que ofreció Telecinco solo unas horas después, cuando María Teresa Campos tuvo que anunciar en la muerte de Paco Valladares, su amigo íntimo.

Mientras Campos estaba hablando, pusieron un rótulo con la frase “ha muerto Paco Valladares”. Televisión en estado puro. Eso debieron pensar quienes comunicaron la noticia a la veterana presentadora mientras realizaba su trabajo. Campos se derrumbó, lloró y tuvo que abandonar el plató. Uno de esos momentos de gran intensidad emocional que tanto gustan a los analistas de audiencias.

A nivel moral la cosa no está tan clara. Podemos recuperar, por última vez, la frase de un productor de televisión con algo de corazón: “La perversión social a través de los medios y la deshumanización frente a un mundo ávido de una nueva pornografía”.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Shooter Jennings

Cd: Family Man.

El hijo del gran Waylon Jennings y Jessie Colter grabó en 2005 un disco magistral, “Put The O Back In Country”, y desde entonces su carrera no había dejado de empeorar. Se rompieron todas las promesas, y los siguientes tres discos resultaron decepcionantes. Shooter parecía haber perdido el norte, quizá superado por las excelentes críticas obtenidas o el acelerado ritmo de vida.

Con “Family Man” regresa al sendero correcto, que no es otro que el del country fogoso, sin prejuicios, con un pie en los clásicos vaqueros y otro en el rock sureño/duro. Cuentan que la culpa de este gran disco es de la estabilidad alcanzada por nuestro hombre, convertido en padre de familia tras años de excesos. ¿Domado? No, solo apaciguado. El regreso del hijo pródigo, de la mano de canciones como “The Deer And The Dollar” o “The Long Road Ahead”.

En estado de guerra

En una ocasión, cuando la “investigación periodística” del 11-M estaba en su momento cumbre, un directivo de Telemadrid me confesó el porqué de la actitud tan partidista, chusca y manipuladora de los informativos de su cadena: “vivimos en estado de guerra”, aseguró, “y tienes que elegir en qué bando estás”. Me sorprendió, y me causó inquietud, el lenguaje melodramático que utilizó, pero al tiempo me provocó una enorme ternura: estaba ante un idealista. Un tipo fiel a unos principios, que podía estar confundido, de acuerdo, pero se movía por impulsos morales.

Pinchar para seguir leyendo (Cuarto Poder).

Retorno a la propaganda

El PP insinúa que, en caso de ganar las próximas elecciones, prescindirá de Ana Pastor como presentadora de “Los desayunos de TVE”. ¿Acaso alguien dudaba de las intenciones de Rajoy y compañía? No lo creo, sobre todo después de que en su búsqueda de la neutralidad informativa Dolores de Cospedal nombrase a Nacho Villa, ex de la Cope Nacho Villa y manipulador profesional, director de la televisión de Castilla-La Mancha. Son curiosas, sin embargo, las razones que esgrime los populares para justificar la posible decapitación de Pastor: la presentadora, dicen, “carece de espíritu crítico”. Todo un ejemplo de amor a la libertad de expresión, y sin duda una declaración de principios: si el PP gobierna no hará prisioneros. Desmantelará de nuevo la televisión pública, recuperará su cuadra de periodistas-basura (Alfredo Urdaci ya está ensayando telediarios con un Cinexin) y pondrá los informativos a trabajar para el partido. Así de sencillo.

Pinchar para seguir leyendo (Telematón, en Cuarto Poder)

la televisión pública del PP

“TVE no es imparcial. Una televisión pública pagada con los impuestos de todos los ciudadanos debería ser de una objetividad y una imparcialidad meridiana…”, asegura sin ruborizarse María Dolores de Cospedal, secretaria general y número 2 del Partido Popular, en el programa de la televisión pública “Los desayunos”. Ana Pastor, la presentadora, asegura no estar de acuerdo con la afirmación de Cospedal, y le pregunta qué tipo de televisión pública quiere, cuál es su modelo: “¿La televisión madrileña? ¿La televisión valenciana?”. Cospedal se enroca en una sonrisa cínica: “Yo no sé si usted tiene la representación de todos los trabajadores, yo sí tengo la de todo mi partido político. Los informativos de TVE no son parciales”. Cospedal miente de manera premeditada y consciente. Espero que sea así, porque en caso contrario su estupidez sería descomunal: no puede ser tan lerda como para creer relamente lo que dice. Cospedal miente de manera premeditada y consciente, y lo hace de forma tan habitual que sus mentiras y medias verdades ya forman parte de su discurso, de su programa, de su vida. Si es verdad que la mentira envenena, Cospedal tiene que estar podrida por dentro. Sus declaraciones sobre la televisión pública son un insulto a la inteligencia de los telespectadores, de los votantes y de los ciudadanos, que financian la televisión pública más independiente y libre de las últimas décadas. Con estas impresentables declaraciones confirmamos lo que ya sabíamos: que a Cospedal, y por consiguiente al PP (recuerden: “represento a todo mi partido”), le gustaría una televisión pública como Telemadrid, entregada a Esperanza Aguirre. O quizá como la de los tiempos de José María Aznar, con el director de informativos Alfredo Urdaci escupiendo aquello de “Ce-ce-o-ó”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=jvydRtfEjVY

La reforma audiovisual socialista se dividió en dos partes: la televisión pública y las televisiones privadas. Como el dinero estaba en estas últimas, los autores intelectuales del cambio apostaron por una TVE desfondada pero independiente y unas privadas miserables pero rentables. En esas estamos, para desgracia de una Cospedal acostumbrada a los periodistas mamporreros y los medios de comunicación sumisos. Y de un partido que, absolutamente cegado por la soberbia y la proximidad de poder, es capaz de teatralizar sus miserias democráticas: “El Partido Popular manifiesta su indignación por el trato recibido por Cospedal en RTVE”, titulan en su web.

Fran Llorente, actual director de informativos de TVE, ha dejado clara la postura de la actual televisión pública en entrevistas recientes: “Gobierne quien gobierne, los españoles ya no tolerarán una TVE manipuladora y despilfarradora”. “Los ciudadanos solo aceptarán una televisión pública independiente”. Poco más que decir… .

Un motivo para NO ver la televisión

Social Distortion

Hace días se presentó en esta sección “Hard Times and Nursery Rhymes”, el nuevo disco de la banda de Mike Ness. Hoy vuelven a estar de actualidad por el estreno a lo grande de un nuevo y espectacular video clip basado en la canción “Machine Gun Blues”…

httpv://www.youtube.com/watch?v=otZ1SfwbE64