La ignorancia agresiva

Cervecería artesana en una ciudad castellano manchega. Diez de la noche. Pido una pinta de cerveza IPA. El camarero pone una pinta de cerveza IPA en la barra, a medio camino entre donde estoy acodado y donde lo está un chaval con su novia. “¿Es tuya? He estado a punto de cogerla, he venido con sed…”, le digo en broma. “Pues igual te había soltado una hostia”, me contesta antes de darme la espalda.

Amilanado y triste, recordé que unas horas antes había leído en El País cómo Salman Rushdie se quejaba amargamente del momento que atraviesa la sociedad occidental: “Vivimos en la cultura de la ignorancia agresiva”, dijo el autor de “Los versos satánicos”. Y siguiendo con el recurso de parasitar pensamientos ajenos, sin salir del periódico de Prisa, otra reflexión, en este caso de Stephen Hawking: “La vida primitiva es común en el universo, pero la inteligente es infrecuente. Aún no ha aparecido en la Tierra”.

El sentido del humor de Hawking me resulta cruel. Vivimos en un mundo cada vez más incómodo, con constantes brotes de violencia. Nuestra sociedad parece despreciar la pausa, la reflexión, el pensamiento. Quizá éste sea el punto en el que debe comenzar la revolución: acabar con la ignorancia agresiva, apostar por la cultura pacífica. Pensar, estudiar, leer, debatir… dejar paso a la vida inteligente.

1459097947_522274_1459097994_noticia_normal

Un motivo para NO ver la televisión

Pensamientos para mí mismo

Autor: Marco Aurelio.

Editorial: Errata Naturae.

Portada_Pensamientos_para_mí_mismo_web-350x553

Un post como el de hoy necesitaba un libro como éste. Una traducción impecable de un clásico de un emperador filósofo que pensaba que “la mejor defensa es no parecerte a ellos”. Una edición bellísima, tapa dura, excelente papel, ilustraciones portentosas, de una obra que debería ocupar un lugar privilegiado en nuestras mesillas de noche. Porque “Pensamiento para mí mismo” es el libro ideal para sorprendernos una y mil veces, para abrirlo por cualquier página y disfrutar con sus reflexiones pausadas, su sentido común y su deseo de vivir en la tranquilidad, el equilibrio y la felicidad.

“Sigue siempre el camino más corto, que es el de la naturaleza. Lo conseguirás si todas tus acciones y todas tus palabras están inspiradas únicamente por la razón. Esta línea de conducta te ahorrará muchas penas, muchas contrariedades, y evitará también que obres con ardides e hipocresía”.

Emperador del Imperio romano desde el año 161 hasta el año de su muerte en 180, Marco Aurelio Antonino Augusto era conocido como el Sabio y el Filósofo. Sin seguir un plan preconcebido, Marco Aurelio escribió día a día sus experiencias cotidianas, su visión del hombre, sus virtudes y debilidades. Reflexiones íntimas, en ocasiones críticas, siempre lúcidas, que no siempre resultan optimistas. Creía nuestro hombre que la vanidad, la corrupción o la lujuria eran nuestros enemigos, y que la virtud estaba en la sencillez, la austeridad e incluso el estoicismo.

“Antes de llevar a cabo cualquier acción, pregúntate: ¿en qué puedo serme útil? ¿No llegaré a arrepentirme? Dentro de poco, ya no existiré, todo habrá desaparecido para mí. ¿Qué puedo esperar más allá de que mi acción sea digna, inteligente, beneficiosa para la sociedad y sometida a la misma ley de la divinidad?”.

Estamos ante un libro eterno, que rezuma sabiduría atemporal. Seguimos siendo los mismos humanos frágiles, miedosos y ególatras que en tiempos de Marco Aurelio, seguimos necesitando la lucidez, la serenidad y la inteligencia de sabios como él. Una obra que no debería faltar en ninguna biblioteca.

“Ya no se trata de discutir esta tesis: ¿qué es un hombre de bien? Se trata de serlo”.

Captura de pantalla 2017-11-05 a la(s) 11.59.29

Nos roban el futuro

Ya se que no es políticamente correcto hablar de otra cosa que no sea el sainete catalán, pero lo voy a hacer porque se trata de la noticia más importante de los últimos tiempos. Y algunos grandes medios nos la están ocultando. No es nada nuevo, es la eterna trampa. Es la garantía de un futuro conservador. Es todo aquello que no deberíamos consentir…

El Gobierno reducirá en 2018, por tercer año consecutivo, la proporción de Producto Interior Bruto (PIB) que destina a Sanidad, Educación y Protección Social.

Poco más que decirle. Salvo que la corrupción no es lo peor que nos está pasando. Nos están robando el futuro.

1346770913_798465_1346770978_noticia_normal

Un motivo para NO ver la televisión

Casa de oración nº2.

Autor: Mark Richard.

Editorial: Dirty Works.

Cubierta-Casa-de-oracion-N2

Hay vidas… y vidas. Es decir, gente que nace, sobrevive y muere… y gente que aprovecha cada minuto, que bebe y se pelea, que ama y odia, que escribe y navega, que duerme en sofás y escribe a máquina, que tiene problemas con su padre y novias que trapichean, que ama los bares y las bibliotecas, que dispara a la policía con pistolas de agua. Gente que vive varias vidas. Mark Richard es uno de estos últimos. Se trata de un viejo amigo, al que ya conocíamos gracias a “El hielo del fin del mundo”, novela que nos regaló la editorial Dirty Works hace algunos meses.

“Así que te pones a escribir cuentos sobre cosas que conoces, barcas robadas, trapicheos frustrados con drogas, asesinatos menores, meteorología inusual, cosas que has visto con tus propios ojos en el Thunderbird Lounge. Se los mandas a la revista Squire, a veces uno a la semana, y te los devuelven siempre”.

“Casa de oración Nº2” cuenta la vida de un superviviente, desahuciado por los médicos y rescatado por la literatura. Un cerebro agudo instalado en un cuerpo defectuoso. Un niño roto que crece a golpes y a golpes escribe. Entre el chico “especial” de huesos quebrados y el escritor que tropieza y se levanta una y otra vez pasan cosas, muchas cosas, la esencia de este libro intenso hasta el agotamiento. Mark Richard no se aburre: el catálogo de aventuras y personajes reunido en estas páginas hace que Jack London parezca estático, que Bukowski resulte pusilánime y que Edward Bunker invite al sueño.

“En tu último viaje al norte, el capitán y el primer oficial toman chupitos de vodka cuando se acaba la heroína que han comprado. Un tipo intenta tirarte por la borda una noche por una discusión sobre un gorro para la lluvia. La Guardia Costera entra en la embarcación a punta de pistola y nos obliga a atracar en Cape May”.

Los lugares favoritos de Richard son la biblioteca y el cine. El resultado es una vida de película, con casas encantadas, escaleras ocultas, predicadores y coros de gospel, abrigos de piel de mapache, armarios repletos de revistas Playboy… y muchos follones.

“La primera vez que te detienen es por agresión a un agente de policía. Tus padres y tu hermanita están fuera de la ciudad. Estas en Main Street y es sábado por la mañana, después tendrás que ir a la emisora. Estás de pie entre dos coches aparcados y disparas al tráfico con una pistola de agua… De pronto llega un coche de policía. Te acercas a su coche y disparas a los policías en la cara. De pronto estás en el asiento trasero de policía a una manzana de la cárcel”.

Estamos ante la biografía perfecta de un tipo imperfecto. Un chico que busca su lugar en el mundo, lejos del hielo y las baldosas mojadas, contando grandes pequeñas historias de tipos “que hacen las cosas que siempre han hecho falta pero nunca han sido capaces de hacer”. La lucha por la vida de un beautiful looser, que diría Elliot Murphy. Maravilloso.

Sostenemos

Sostiene Puigdemont que Cataluña es una república independiente. Sostiene Rajoy que su número de la suerte es el 155. Sostiene Soraya Sáenz de Santamaría que ella será quien asuma las riendas de la Generalitat. Sostiene Junqueras que las elecciones de 2019 validarán la República Catalana. Sostiene Felipe VI que…

Yo sostengo que tenemos que salir de este bucle. Y que debemos hacerlo con otros políticos. Es decir, con políticos limpios, inteligentes, dialogantes, capaces. ¿El 21 de diciembre? Podría ser, pero no será: quienes nos han traído hasta aquí seguirán al frente de la política. Sostengo que no todos, puesto que quizá Puigdemont esté ya para entonces a la sombra o en la embajada de Bélgica.

Pero sobre todo sostengo que “República” suena de maravilla con cualquier cosa que le pongas.

1453571719_067515_1453653820_noticia_normal

Un motivo para NO ver la televisión

Sostiene Pereira

Autor: Pierre–Henry Gomont.

Editorial: Astiberri.

sostienepereira

Sostiene Pereira que todo es literatura, que hay que ser fiel a las ideas y que es imprescindible tener conciencia política. El protagonista de la enorme novela de Antonio Tabucchi tiene las mismas dudas vitales, amorosas y revolucionarias en esta impresionante adaptación gráfica. El dibujante y guionista francés Pierre–Henry Gomont muestra un respeto absoluto por el escritor italiano, y mantiene en la obra que nos ocupa todo el espíritu rebelde y la crítica a los autoritarismos del emocionante texto original. El final del libro, que evidentemente no desvelaré, resulta simplemente conmovedor: “Solo sabemos que tenía el cabello de color cobrizo y que amaba la cultura”.

¿Existe la cultura en un país en manos de una dictadura? En la Lisboa de 1938, con el régimen de Salazar a la vuelta de la esquina, hacen falta defensores de la literatura, de la música, de la libertad. Pereira es un periodista obeso y viudo que se consume en soledad. Al frente de la sección cultural de un diario, trata de mantenerse al margen de los problemas. Pero un buen día contrata a un joven para escribir necrológicas. Un joven bullicioso y rebelde que derrocha vida, y escribe textos incendiarios sobre escritores comprometidos. Pereira se asusta, primero, se solidariza, después, para finalmente ponerse del lado de aquellos que deciden tomar partido.

“- Aquí las cosas tampoco van mejor… La policía maltrata a la gente y no se respeta la opinión pública.

- La opinión pública. ¡La opinión pública es un truco que se han inventado esos desgraciados de los americanos! Aquí estamos en el sur. ¡Y en el sur obedecemos a quien grita más fuerte! ¡Así ha sido siempre y así seguirá siendo!

- Nosotros no somos gente del sur, tenemos sangre celta.

- Pues no se qué decirte entonces, será cuestión del clima.

- Pero yo soy periodista. No puedo hacer como si no pasara nada”.

Gomont ha realizado una bellísima adaptación del clásico de Tabucchi. Mantiene la esencia de la historia, la fuerza del personaje central y las ideas sobre compromiso y solidaridad que transmite la obra. Y le añade unas ilustraciones perfectas, que además de poner rostro y emociones a los protagonistas del libro nos invitan a conocer algunos lugares mágicos de la capital portuguesa. Una adaptación brillante, concienzuda y profundamente respetuosa del clásico de Tabucchi. Nadie debería dejar de leer ambas maravillas.

Pereira-pretend-p36-37

Viene el lobo

Todo lo que lea en el post de hoy va sobre lobos. ¿Cual es la razón? Muy sencilla. Presentarles al final del texto el libro “La guerra del lobo” (Capitan Swing). No se me ha ocurrido un modo más discreto, perdóneme, de invitarle a leer este recorrido por la vida del gran depredador ibérico que rodearlo de música y de dibujos. También lobunos, por supuesto. La reseña es gentileza, no podía ser de otra manera, de uno de los más fieles lectores del blog. Pasen y vean, escuchen y lean.

unnamed-4-1

JD McPherson acaba de lanzar un disco con un lobo en la portada. ¿El interior? No, no es lo de menos. Es un maravilloso homenaje al rock and roll auténtico, sin edulcorantes, sin truco ni cartón. Ese rock and roll que, como dice Luis, líder de los talaveranos Lobos Negros, “quita la tontería”. Los Lobos Negros castellano manchegos no tienen, que yo sepa, nuevo disco. El de JD McPherson, un músico de Oklahoma, entre Memphis y Texas, no muy lejos de Nueva Orleans, es simplemente delicioso.

El lobo es un animal mítico. Ha servido de inspiración para cuentos, canciones, películas y, por supuesto, dibujantes. Me gustan muchos de ellos, pero voy a destacar dos. El primero, Paul Jackson, une dos de mis pasiones: los animales vivos y los muertos. Es decir, los animales y sus huesos.

glitch_wolf

Y siguiendo con los lobos y sus calaveras, llega Wolf Skull Jack, una dibujante británica de enorme imaginación que no solo crea auténticas obras de arte, sino que las convierte en unas camisetas maravillosas.

6548a9ddc1558da3e811673e8c7d9599

Un motivo para No ver la televisión

La guerra del lobo.

Autor: Javier Pérez de Albéniz.

Editorial: Capitán Swing.

No faltará quien se sorprenda ante un libro de Javier Pérez de Albéniz sobre un tema como el de “La guerra del lobo”, tan alejado de la televisión, la cultura o el periodismo. Y es que la faceta menos pública del autor es la que le permite tratarlo desde una perspectiva privilegiada: la del entusiasta amante de la vida salvaje que, a la vez, se enfrenta a la problemática de una explotación ganadera familiar a merced de los ataques del mayor depredador de la península.

Es difícil tratar un tema en el que se mezclan tantas pasiones e intereses económicos, personales y políticos: ganaderos, asociaciones de cazadores,  organizaciones ecologistas y científicas, administraciones locales, autonómicas, estatales y europeas no pueden (y muchas veces no quieren) dar solución al conflicto. A pesar de ello, la investigación sobre el terreno de Albéniz a lo largo de un año le permite, por una parte, acercarnos al lobo y, por otra, aportarnos mucha información acerca de las posturas de unos y otros, sacando a la luz muchos detalles sin los que no es posible comprender realmente la situación. Un libro que acaba cautivando incluso al mayor profano en cuestiones relativas al lobo, como ocurre con esas columnas de Jotdown sobre temas que jamás pensaste que acabarías leyendo.

Juan Antonio Balado.

Pinchar para leer el primer capítulo

JavierPerezDeAlbeniz_LaGuerraDelLobo-450x702

 

P.D.