Petty

Un motivo para NO ver la televisión

Petty

Autor: Warren Zanes.

Editorial: Neo-Sounds.

Cub. Petty.indd

La inesperada muerte de Tom Petty el pasado 2 de octubre dejó un poco huérfanos a todos los amantes del rock and roll. El cantante, guitarrista y compositor de Gainesville era una leyenda, un creador de himnos rockeros, un talento en la senda de Dylan, Young o Springsteen. “Uno de los tipos más geniales que han salido del Sur desde William Faulkner”. Por eso la edición en castellano de su biografía autorizada, escrita por el también músico Warren Zanes (miembro de The Del Fuegos), se convirtió en una buena noticia. Tras leer el libro podríamos decir que la noticia es grandiosa, puesto que “Petty” es uno de los títulos que mejor refleja no solo la vida de un músico entregado a su obra, sino los entresijos del negocio discográfico, de la vida en la carretera, de los misterios de la producción y grabación y, por supuesto, de las grandezas y miserias de formar parte de una banda de rock and roll.

“Petty” crece a medida que pasan las páginas. La primera parte resulta más lenta, debido a la descripción detallada de los primeros años del protagonista, pero no menos intensa: es un chaval marginado en un lugar espantoso y dentro de una familia marcada por la violencia del padre maltratador. “Estaba acostumbrado a vivir en el infierno”, asegura. Pero entonces apareció Elvis. Y la primera guitarra. Y una música que le salvó la vida: “La primera vez que cuentas hasta cuatro y, de repente, estalla el rock and roll, es algo más grande que la vida misma”.

Petty encontró su identidad dentro de una banda. “La gente te trata de un modo diferente cuando te presentabas con una guitarra y tres tíos”, reconocía el autor de “American Girl”. Como no podía ser de otra manera, Warren Zanes presta especial atención a la relación amor-odio que mantienen los Heartbreakers, uno de los grupos más solidos y creativos en la historia reciente del rock. Y cuenta los lazos que les unen y las miserias que les separan. Las luces y sombras que acompañan a toda banda que pasa décadas en la carretera.

Zanes escribe de maravilla, tiene toda la información y sabe qué busca el lector de biografías de músicos. “Petty” está repleto de jugosos detalles sobre la forma de trabajo del cantautor de Florida, sobre las producciones de sus discos, sobre las claves del éxito del directo, sobre las grandes juergas (“Dave Stewart montaba las mejores fiestas de los ochenta. No se como lo hacía, siempre había enanos involucrados”), y también sobre los conflictos internos, las envidias y los egos, las drogas (“Cada vez que escucho el álbum Southern Accents siento el sabor de la cocaína en el paladar”) y las inseguridades, las ambiciones y las rupturas. No todo fue un camino de rosas para Tom Petty…

“Alguien había dejado todas aquellas revistas con fotografías mías encima de mi madre”, recuerda Petty. “Sobre el pecho y por todo el cuerpo. Ella estaba allí tendida, bajo aquellos recortes de revistas y periódicos. Entré y… fue de lo más extraño. Pensé: “Hasta un momento como éste, hasta esto tiene que venir alguien a corromperlo a causa de la fama, o lo que quiera que sea esto”. A una enfermera se le había ocurrido que aquello agradaría al hijo famoso de la paciente moribunda. Fue un gesto desacertado, inocente pero estúpido, que le dejó hundido. Le pidió a la enfermera que retirase todos aquellos recortes de encima de su madre y que le dejasen a solas con ella.

“Entonces empecé a comprender que no hay nadie capaz de no verse afectado por la fama”, explica Petty, “como cuando entro en algún sitio y se pone a sonar mi música, porque piensan que me va a gustar escuchar eso. Empecé a ver que aquello formaba parte de mi trabajo”.

Zanes ha dispuesto de un material excelente, la vida privada de una estrella del rock, y ha realizado un gran trabajo equilibrando de manera perfecta la parte personal con la musical. Cuenta detalles íntimos, pero jamás cruza la línea del morbo o el sensacionalismo. Tras leer “Petty” sabemos mucho más sobre la personalidad y los fantasmas del hombre que compuso “Down the Torpedos”, y lo que es aún mejor, podemos disfrutar como nunca de su música tras conocer cómo componía, cómo grababa, cómo planteaba los directos… Nunca Tom Petty sonó tan auténtico, tan real, tan emotivo, como después de leer esta deslumbrante biografía.

Motivos

Durante estas navidades se me han acumulado algunos libros que, viendo el ritmo actual de novedades y lecturas, tenían pocas posibilidades de ser comentados. Una injusticia. ¿Y si dejamos lo que teníamos previsto para hoy sobre Albert Rivera y hablamos de asuntos importantes? En este especial de Un motivo para NO ver la televisión agrupamos seis libros, todos interesantes y muy recomendables. Mejor que lo de Rivera, se lo aseguro…

Desventuras de la ciencia.

Autor: Jim Jourdane.

Editorial: Makisapa (Francia).

desventuras

El dibujante Jim Jourdane lee en Twitter las anécdotas de algunos científicos de diferentes pelajes, siempre sorprendentes, generalmente divertidas. Y comienza a ilustrarlas. Habla con ellos, e incluso viaja a sus lugares de trabajo. Editado tras un crowfunding, este libro es una auténtica maravilla. En ocasiones tronchante, siempre entretenido y sorprendente. Fundamental para niños inquietos y para adultos curiosos.

 

El muchacho silvestre.

Autor: Paolo Cognetti.

Editorial: Minúscula.

9788494675454_Elmuchachosilvestre3

Librito pequeño de contenido enorme: los grandes espacios abiertos de los Alpes italianos. El protagonista de esta historia abandona la ciudad y se instala, como un Thoreau europeo, en “una baita de madera y piedra a dos mil metros de altitud, donde los últimos bosques de coníferas ceden el paso a los pastos estivos”. Una obra luminosa y optimista sobre el mundo rural, la soledad buscada y la naturaleza salvaje.

 

Guiri pajarero suelto.

Autor: Andy Paterson.

Editorial: Tundra.

Guiri_pajarero_s_585441de4dffb

Veterano observador de aves británico, Andy Paterson ha vivido 35 años en Málaga, ha formado parte de la Sociedad Española de Ornitología, y ha viajado por medio mundo con los prismáticos al cuello. En este libro cuenta los detalles y anécdotas de más de 65 años de pasión pajarera. Momentos generalmente divertidos, con no pocos comentarios sobre multitud de especies y observaciones, que harán las delicias de los aficionado a la naturaleza en general y al birdwaching en particular.

 

Los Dalton.

Autores: Olivier Visonneau y Jesús Alonso Iglesias.

Editorial: Dib-buks.

Unknown

Un cómic con los Dalton de verdad, no los de Lucky Luke y el dibujante belga Morris (un divertido esperpento). Los Dalton de Visonneau y Alonso Iglesias son más recio, más violentos, más complejos. El resultado es un trabajo mucho más serio y maduro. Son la misma familia de bandidos desarrapados, pero en este caso en una versión que se inspira “libremente” en la auténtica historia de los famosos ladrones. Una aventura interesante que fascinará a los amantes del western y entretendrá a los seguidores del cómic de acción.

 

Fellini en Roma.

Autor: Tyto Alba.

Editorial: Astiberri.

Fellinienroma

Si usted recuerda el comentario en este mismo blog sobre “La vida”, un libro del mismo autor sobre la triste amistad entre Picasso y su amigo Carles Casagemas, solo hace falta decir que este nuevo trabajo es al menos igual de fascinante. En lugar del pintor malagueño, el personaje protagonista es el director italiano Fellini. El resto, un prodigio de sensibilidad y belleza, tanto en cuanto a guión como a dibujo. Una serie de sueños fantásticos que nos descubren Roma de la mano de Fellini. No se puede pedir más.

 

Más allá del ancho Misuri.

Autor: Bernard DeVoto.

Editorial: Valdemar.

Captura de pantalla 2018-01-14 a la(s) 19.51.36

Quizá el menos comercial de todos los títulos publicados en la serie Frontera por la editorial Valdemar. Sin duda una obra histórica apabullante que se lee con agrado y ayuda a comprender mejor el resto de libros de la colección. La realidad del salvaje oeste durante la primera mitad del siglo XIX, prestando especial atención a las tribus indias, a los tramperos y al comercio y transporte de pieles. Es historia, pero se disfruta como una apasionante novela de más de 600 páginas.

No mentirás

Podría decirle que no hemos tenido Descodificador durante estas navidades por culpa de la falta de previsión del Gobierno con la nevada, pero le estaría mintiendo. ¿Le importa mucho que le mienta? No estoy muy seguro, la verdad. Nos mienten constantemente y les seguimos creyendo. O al menos votando. Así que imagino que aunque yo le mienta como un bellaco usted seguiría leyéndome, ¿no es así? No quisiera ser menos que María Dolores de Cospedal..

Una de las cosas que más me ha sorprendido estos días ha sido una frase de la Ministra de Defensa: “La injerencia y la desinformación son un nuevo campo de batalla”. ¿Un nuevo campo de batalla? Habló doña Finiquito, la política que ha dicho cosas tan surrealistas como “una indemnización en diferido en forma simulación de lo que hubiese sido en diferido”. Podríamos decir que la injerencia y la desinformación son un campo de batalla desde que la política es política, pero no tenemos necesidad de retroceder tanto en el tiempo. La injerencia y la desinformación son la base de un partido que quiere controlar las redes sociales, que financia medios de comunicación afines que de otra manera estarían muertos, que destruye pruebas judiciales, que ha hecho de la corrupción (la mentira sistemática) su forma de vida.

Estas navidades no hemos tenido Descodificador por la nevada, y la negligencia del Gobierno a la hora de tomar medidas. Bueno, y también porque he pasado unos días tomando caipiriñas en unas islas tropicales. Todo vale, ¿verdad?

Felipe VI preside hoy la Pascua Militar con la presencia del Rey Juan Carlos

Un motivo para NO ver la televisión

Morir en California.

Autor: Newton Thornburg.

Editorial: Sajalín.

portada_morirencalifornia_wg6wvqe

Los que ya conocíamos al escritor norteamericano Newton Thornburg gracias a “Cutter y Bone”, grandiosa novela comentada en su día en este blog, esperábamos nuevas traducciones de sus clásicos. La llegada de “Morir en California” no decepciona en absoluto: sigue mostrando a un escritor en estado de gracia capaz de mantenerte atrapado durante 380 páginas con una historia magníficamente construida, perfecta en su desarrollo y tremenda en un final que por supuesto no desvelaré. Es decir, que si te gustó “Cutter y Bone” adorarás este “Morir en California”. Un master en novela policíaca.

“Ahora, viendo al viejo conducir el taxi a través de esa noche de diciembre, Hook pensó que en estos tiempos de cataclismos, las cosas en el fondo no habían cambiado tanto, ni siquiera en veinticinco años. Los chicanos, como los negros, seguían sirviendo al hombre blanco, solo que ahora los blancos habían aprendido a sentirse culpables en esa relación de servidumbre”.

Un granjero de Illinois pierde a su hijo de dieciocho años poco después de la muerte de su mujer. Lejos del hogar, en California, el chico se suicidó. O eso dicen. Hook, un hombre apegado a la tierra con profundas convicciones morales, no lo cree y comienza a investigar en un ambiente que no es el suyo. Como en las grandes novelas negras, en “Morir en California” hay mucho más que la historia de una venganza, de un padre que trata de recuperar la memoria de su hijo, de una persecución implacable en busca de la verdad. En estas páginas encontraremos la maldad y la bondad, dos de los motores que mueven a los seres humanos. Y por supuesto todo aquello que nos hace parecer diferentes siendo si no iguales, al menos parecidos: el rencor, la violencia, la fe, la memoria, el odio, la esperanza…

“Y después se había instalado la rabia, un toro negro de rabia que no había dejado de embestirlo en toda la tarde: rabia porque habían estado a punto de matarlo por una broma, rabia porque no podía hacer casi nada al respecto, y, por último, rabia porque no era capaz de entender lo que había ocurrido, porque no tenía ni la más remota idea de cuál era la psicología de todo aquello, por qué habían hecho lo que habían hecho”.

“Morir en California” tiene todos los elementos de las mejores novelas policíacas. Elementos que han sido manejados con enorme solvencia por un escritor que, cuando habla del interior de las personas, de aquello que les hace reaccionar, sabe de qué habla. Y sabe cómo contarlo. Un libro que demuestra la grandeza de un género absolutamente inagotable.

¡Feliz Navidad!