Esa maldita pared

Un motivo para NO ver la televisión

Esa maldita pared.

Autor: Flako.

Editorial: Libros del K.O.

ESA-MALDITA-PARED_FINAL2_large

“Atracar bancos es un oficio honrado”, asegura el autor de este libro. Y lo argumenta de manera especialmente creíble en estos tiempos de desahucios, fondos buitre y rodrigosrato: “Nunca me he llevado dinero que fuera de otra persona. Y tengo más de diez años cotizados a la Seguridad Social. Bueno, y por si fuera poco, tengo que pagar cada mes veintiséis euros al Banco Santander como parte de la multa que me impusieron”.

Flako, que así se hace llamar el ladrón/escritor, es un artista. O al menos un super especialista. Utiliza las cloacas de Madrid para alcanzar las tripas de los bancos. Una vez allí realiza un butrón. Finalmente entra en las oficinas, retiene a los empleados, abre las cajas fuertes y se larga con la pasta por el mismo sucio camino por el que entró. Todo esto siempre que no se tuerzan las cosas: le trincaron el día en que nació su hijo, y le condenaron a dos años de cárcel tras acusarle de siete atracos. El Robin Hood de Vallecas colgó el pico, la pala y la automática y se puso a escribir este libro y a rodar un documental (Apuntes para una película de atracos). El resultado es irregular a nivel literario, puesto que se alternan los momentos emocionantes y hasta emotivos con otros demasiado obvios. Pero la intensidad es innegable: “Esa maldita pared” tiene hueco en las mejores bibliotecas negras (criminales, si usted prefiere). Y lo tiene tanto junto a la dura realidad de Edward Bunker como al lado de la desbordante imaginación de Rhodenbarr, el príncipe de los ladrones de guante blanco creado por Lawrence Block.

“No hay mejor compañero dentro de una cárcel que un etarra. Sé que esto es muy difícil de entender y explicar fuera de la cárcel, pero ahí dentro es todo distinto. Los que yo conocí eran cultos, educados y muy cariñosos conmigo.

A Txeroki lo conocí en el patio del módulo de aislamiento. “Hola, soy Garikoitz, Gari para los amigos”. Fue él quien me dejó una tarjeta de teléfono para poder llamar… Él me prestó el primer libro que leí en la cárcel: Al pie de la escalera, de Lorrie Moore, una historia sobre racismo”.

“Esa maldita pared” se lee en menos tiempo que se hace un butrón. Engancha como el dinero fácil, se saborea como la adrenalina que se genera durante el atraco, golpea el pecho como lo hace el miedo durante la huida… e invita a la sonrisa como cualquier desgracia que le suceda a un banco. Un libro que habla del lumpen macarrónico de una España marginal, pero también del poder de la familia, del milagro de las segundas oportunidades y, sobre todo, de la delgada fila de ladrillos que nos separa del corazón de esas entidades financieras que nos han robado tanto, que nos deben tanto, que deberían temblar ante la perspectiva del nacimiento de decenas de RobinHoods en cada barrio.

“Mi abuela cuenta que un día mi padre no hacía nada más que mirar por la ventana de la terraza del salón, y mi abuela le preguntaba: “Pero chico, ¿a quién esperas?”. Y mi padre le decía: Madre, métase para dentro, ahora lo sabrá; ponga el cocido a calentar que vienen unos amigos míos de Cádiz”. Y al rato apareció un amigo de mi padre que se llamaba Pepe, acompañado de Camarón. Mi padre los metió en casa y le dijo a mi abuela: “Mire, madre, este es Camarón de la Isla, el mejor cantaor de flamenco”.

Tags: ,

{ 30 comentarios ... ¡haz el tuyo! }

  1. Si se emplearan los mismos esfuerzos en rescatar inmigrantes vivos del Mediterráneo que los despojos del niño Julen, el mundo sería distinto.

    Responder

  2. Pero ya se sabe que si uno es negro, pobre y, encima, viene a recoger aceitunas y pimientos…

    Responder

  3. Al hilo de lo de ayer con el taxi, en esencia una vtc y una franquicia son lo mismo, mecanismos extractores que transforman el trabajo autonomo y las pequeñas empresas en asalariado de rango bajo. Si tu tienes una cafeteria y enfrente te abren un starbucks, vas jodido, ellos tienen economias de escala que tu no, compran mas barato, contratan mas barato, tienen todos los costes legales agrupados, tienen una imagen corporativa y te pueden freir a promociones si quieren hasta que cierres. Si un transeunte pasa y decide tomarse un cafe tendra que decidir entre cafeteria manolo que no conoce de nada y un starbucks que es una mierda, pero una mierda familiar. En la mayoria de los casos gana la franquicia.

    El beneficio que antes se llevaba manolo ahora se lo lleva el sr. starbucks que no sabemos donde vive ni a que se dedica. Por ejemplo el escandalo de 2012 destapó que en 15 años en UK habian pagado 8.000 en tasas, eso lo hacian destinando todos los beneficios a pagar royalties y declarar perdidas. Eso se cambió, pero esta claro que ningún autonomo puede hacerlo.

    Con las vtc sucede lo mismo, pasas de autonomos a asalariados. Ahora, la diferencia es que los taxistas son unos pajaros de cuidado. Por ejemplo ayer salian los taxistas “asalariados” que pagaban por trabajar a taxistas con licencias, hacian jornadas de 20 horas y se podian quedar con el 35% de lo que recaudaban sin derechos a bajas o indemnizacion por despido. La unica manera que una vtc empeore eso es pegandote con el palo de la fregona si no haces un numero determinado de carreras. Eso lo han hecho impunemente (al menos los “asalariados” afirmaban haberlo denunciado a los ayuntamientos que otorgan las licencias sin que les hicieran ningun caso) y explica tambien la burbuja de las licencias. Quieren limitar las vtc?, Ok, pero vamos a meterle mano al sector del taxi a cambio, a ver que dicen.

    La realidad es que si no te da para comprarte una licencia, igual una vtc te ofrece mejores condiciones laborales que ser asalariado del poseedor de una licencia de taxi (igual no, fijo).

    Responder

    elnene Reply:

    1. Lo que haces siempre: convertir lo anecdótico en regla.
    2. El perjudicado no es solamente “Manolo”. A medio / largo plazo lo somos todos.

    Responder

    nando Reply:

    No, parto de un ejemplo concreto para describir una generalidad. Todas las franquicias funcionan de manera parecida y tienen los mismo efectos, da igual que hable de starbucks o de una franquicia de clinicas dentales. Lo que hacen es aprovechar el tamaño para quedarse con mercados fragmentados.

    Efectivamente, los afectados somos todos. Starbucks siempre pagara menos impuestos que Cafeteria Manolo. A corto plazo, puede que los empleados de una franquicia tengan mejores condiciones laborales que el empleado de Manolo, pero poco mas. Ahora, si Manolo tampoco pagase impuestos pues entonces no habria mucha diferencia.

    Responder

    Spectator Reply:

    Lo que no sería justo es que al Sr Manolo le pusieran unas reglas para vender su café y al Sr Starbucks otras, verdad?
    No se puede dejar crecer un negocio compencial en paralelo sin ajustar la legalidad.
    Triste los que ven a los taxistas como unos privilegiados, son trabajadores que defienden lo suyo con las armas que tienen, como haríamos todos.

    Responder

  4. Maestros del desastre, la elitista élite británica y su maldita incompetencia (una vez más)

    https://elpais.com/elpais/2019/01/24/opinion/1548345963_581773.html

    Responder

    nando Reply:

    Lo que sin duda tienen es capacidad para generar leyenda de las cosas más nimias. Hay muchas cosas que ofrecen como de interés turistico y cuando vas son una puta basura sobre la que han sido capaces de construir un relato atractivo, eso de siempre (la leyenda artúrica, por ejemplo), aunque tambien es cierto que tienen otras cosas que a mi me gustan y que no promocionan.

    Por ejemplo Churchill, le idolatran y era un corto de cojones, aparte de responsable directo del alargamiento innecesario (con las muertes que conlleva) de una guerra gracias a la cual construyó una reputación (antes de la guerra lo iban a correr a gorrazos).

    Respecto al brexit, bueno, era una cuestión que flotaba desde el inicio y en puridad, me parece correcto consultarla, algo que en la mayoría de los estados no se ha hecho. Fue una promesa electoral de Cameron y la cumplió (no lo hizo para contentar a tres rebotados de su partido), otra cosa es que no la preparase bien o que hubiera exceso de confianza.

    Y la cosa les estalló en las manos por lo que menciona el artículo o describe Owen Jones en The Establishment (que podemos importaria como La casta). Hay una elite gobernante (siempre la hubo) pero es que ahora no es solo la elite, periodistas, empresarios etcetcetc pertenecen a circulos cerrados que deciden por la mayoria pero que estan despegados de la realidad pero claro, a veces la realidad se rebela.

    Aqui la otra semana ya pusieron un coche bomba en derry y la gente lo miraba en plan, coño, volvemos a lo de antes (algo que yo no he conocido), pero si que en Belfast por ejemplo hay calles que se cortan por la noche y ha veces hay tension. Eso nunca ha desaparecido del todo. Puede haber vuelta al pasado?, lo dudo, en ultima instancia no interesa, pero riesgo hay.

    Responder

    Selito Reply:

    Buff, con este artículo Hino tiene munición pa arrearnos por aquí durante años cada vez que digamos aquello de ‘en este pais…’ :)

    Responder

    hinojosas2004 Reply:

    Si te das cuenta hace tiempo que me aguanto; estoy muy orgulloso de mi por mi auto control. El budismo es mano de santo.

    Responder

    Selito Reply:

    Tanto aguantar tampoco es bueno, se acaban inflamando cosas. Siéntete libre de echar una canita al aire con este melohabeispuestoaguevo ;)

    Responder

  5. Hablar, hablar, hablar para no decir nada, bailar, bailar, hasta el amanecer ¡yeaaahhhhhh!

    Responder

    Cucumber Reply:

    Y de bonus esta versionaca

    Responder

  6. Este artículo no tiene desperdicio (de 2016):

    “De cómo el conflicto taxis-Uber explica todo, desde Trump hasta el Brexit”

    https://www.revistagq.com/noticias/politica/articulos/conflicto-taxis-uber-explica-trump-brexit/24216

    ” Para el resto de la sociedad, las derivaciones de la palabra libertad, libre mercado, libre elección de centro en educación y sanidad, liberalización de horarios o del mercado de trabajo, han implicado habitualmente una subversión del significado de la palabra: «facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos». Para tener esa facultad, es preciso poder disponer los territorios socioeconómicos para ejercerla, como dinero, seguridad, tiempo, espacios o educación, todos acaparados por la élite.

    La próxima palabra en ser abducida, la que está permitiendo la implantación de este sistema de servidumbre, es colaboración. Su definición, trabajar con otra u otras personas en la realización de una obra, no tiene nada que ver con la economía colaborativa, ni con conceptos como colaboración público-privada, puesto en circulación para evitar una palabra que perdió su encanto: privatización.”

    “La puesta en escena, los campos semanticos (coñac, torreznos y radio a toda hostia frente a té verde, muffins e iPhone), nos impiden ver el cambio socioeconómico que hay detrás: la sustitución de un modelo laboral industrial, regulado, previsible y tendente al equilibrio, por otro que se parece demasiado a la servidumbre agraria, una red centralizada que promueve precaridad, desregulación y sumisión. Sin el envoltorio tecnológico, Uber proporciona peonadas; peonadas por iPhone, pero peonadas.”

    Responder

    nando Reply:

    Te levantas un día y sientes que un ente superior, llámalo dios o llámalo el espíritu del fary te ha llamado para llevar a gente a sitios, ese es tu destino, tu propósito en la vida.

    Tienes 150.000 para pagar una licencia?, adelante, puedes hacerte taxista.

    No tienes el dinero.
    Posibilidad 1, quedas con alguien que tenga licencia y por un módico precio te deja trabajar con la suya, te deja quedarte con un tercio de lo que ingresas que como es poco te obliga ha hacer horarios esclavos y ni cotizas ni te queda despido ni nada de nada.

    Posiblidad 2. Te das de alta con una vtc y trabajas para ti, tienes un sueldo, cotizas etcetc.
    Posibilidad 3. Maldices la volutad divina y te dedicas a otra cosa.

    Pues que queréis que os diga. Que si, que la “economía colaborativa” es un eufemismo de nueva esclavitud, etcetc, en eso todo dios esta de acuerdo, no se descubre nada.

    Pero si los taxistas van a ser los cruzados… lo llevamos crudo.

    Responder

    Selito Reply:

    https://m.eldiario.es/economia/Guerra-trabaja-respecto-conductor-VTC_0_860914783.html
    Este tampoco está mal y algunos comentarios lo remachan
    “Últimamente lo único que se oye es basura hacia el taxi, igual que pasó antes con los controladores aéreos o con los profesores. En definitiva, a cualquiera al que se le ocurra levantarse para defenderse del capitalismo depredador se le hace la campaña de desprestigio a lo grande.”

    “A fin de cuentas esto no deja de ser “más de lo mismo:” ! Pobres contra pobres !
    La Administración ausente, como casi siempre, y sino, a favor del que más le complique la tranquilidad del cargo tal y como apunta en Cataluña.
    LLamativo resulta que de nuevo encontremos un conflicto que interesa a servicios esenciales y de consumo público, que por su naturaleza e imperativo legal corresponde tutelar a la Administracion”

    Responder

    remoloncete Reply:

    ¿Por qué contradices a yosoydepablototal?

    https://www.diariodeboadilla.es/380474-isabel-diaz-ayuso-aboga-por-la-libre-competencia-entre-taxi-y-vtc

    Responder

  7. Esto ya no es un chiste:

    https://www.elindependiente.com/politica/2019/01/25/sanchez-mato-rival-carmena-madrid/amp/

    Responder

    remoloncete Reply:

    No me disgusta Sánchez Mato.

    Habrá que ver sus propuestas. Espero que no integre en su lista a Jullito Rodríguez o a alguna exnovia de PIT.

    Lo que es obvio es la total inmadurez de la izquierda para construir candidaturas sólidas y unitarias.

    Claro que la derecha, con bajar impuestos a los ricos y llevárselo crudo, lo tiene más fácil en ese sentido.

    Responder

  8. A Julen Dios le puso una bolsa de gusanitos en la mano para que fuera distraído.

    Y un pequeño agujero delante de 100 metros de profundidad.

    Unos padres algo distraídos.

    Así cualquiera.

    Responder

  9. hinojosas2004

    Mi opinión sobre el taxi y las VTC. Dejando de lado todo. Los usuarios, a los que pocos mencionáis, prefieren VTC, se van decantando ¿por qué?… no lo sé, el caso es ese. El, problema de los taxistas con las VTC es que estas últimas tienen éxito. Han optado por la sal gruesa, podrían copiar el modelo y arrasar, pero no. Yo no cojo muchos taxis pero siempre hay problemas. El servicio regulero

    Responder

    Neo Reply:

    Al VTC lo elijen por el precio.
    No pueden copiar el modelo pq no pueden competir en precio, ya que está regulado por la administración.

    Responder

    Miki Reply:

    En Madrid el VTC ya no es más barato que el taxi. Se elige porque sabes lo que se va a pagar de antemano, tardes más, tardes menos, haya atasco o te toquen todos los semáforos en rojo… con los taxis es siempre una incógnita. Aparte de esa fama (no sé si bien merecida) que tienen los taxistas de picardearte si ven que eres forastero, y enseñarte más la ciudad de lo que uno preferiría.
    Para acabar, en las VTC tampoco tienes que aguantar ni a Jimenez Losantos, ni reggeton, son bastante más considerados en ese aspecto que los taxistas.

    Responder

    nando Reply:

    Luego se habla de mis métodos inductivos. El tema del taxi no es de la economía sostenible contra la economía colaborativa, no es de justicia social contra corporaciones maléficas. El tema del taxi ni siquiera es el tema del taxi. Es el tema del taxi en Madrid y Barcelona. Esta bien acotarlo porque si quieres de verdad analizar un problema, hay que se concisos.

    El taxi no es un servicio publico (sino que me expliquen porque te cobraban suplemento por ir al aeropuerto), el autobús urbano o el metro son servicios públicos. El taxi no, te puedes pasar tu vida sin coger uno. Ni es la sanidad ni es la educación. Que habrá habido campañas, pero en valoración los maestros y los médicos puntúan bien, y los taxistas no.

    Y el problema del taxi en las ciudades grandes es simplemente el mercado negro de licencias. Punto pelota. Las mismas licencias que ellos han limitado, nunca han querido mas cuando se han ofrecido por los ayuntamientos. Y no querían mas porque no querían devaluar las que hay, porque las cosas funcionaban para ellos bien como estaban. Ahora, que nos expliquen como uno paga una licencia por 200.000 euros, hipoteca, gastos y tal si viven al filo, claro, porque no era cierto, vivían razonablemente bien (no digo que fuesen ricos ni nada parecido).

    Por supuesto las vtc deben ser reguladas, y se debe establecer un juego de competencia que los equipare, pero deben afrontar que el monopolio se ha terminado, y que eso sera bueno para el usuario, porque por ellos todo seguiría igual.

    Responder

  10. hinojosas2004

    Julen en sus dos años de vida ha sido más rentable y ha dado más ganancias que muchos en toda su vida. Ana Rosa no da abasto en contar dinero. Nadie tuvo la decencia de decir que lo más lógico es que el niño estuviese muerto por la caída o por el paso del tiempo. La esperanza vende más y sobre todo fideliza más a las audiencias, aunque esa esperanza sea irracional. Sacar a un niño muerto no es lo mismo, es poco televisivo. Ahora queda las polémicas artificiosas para rellenar, hasta que suceda otra cosa o se canse la gente, lo que primero ocurra y Julen será un recuerdo cada vez más vago. El pueblo quedará vacío y manchado para siempre y la montaña trabajada durante dos semanas como nunca antes lo fue será una fosa sin cadáver.

    Responder

    Neo Reply:

    A corto plazo seguirán con el tema lanzando hipótesis: pozo ilegal, tapón de tierra, familia…

    Esto aún no ha terminado

    Responder

{ 0 Pingbacks/Trackbacks }

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>