Salvación en Sand Mountain

Un motivo para No ver la televisión

Salvación en Sand Mountain.

Autor: Dennis Covington.

Editorial: Dirty Works.

Portada-salvacion

Podría parecer que en los catorce títulos que forman el catálogo de Dirty Works ya se ha contado todo lo que merece saberse sobre el Sur profundo, y sus peculiares habitantes. Nada más lejos de la realidad. Nos sorprenden con cada nuevo libro. Un nuevo enfoque de una historia increíble, personajes aún más extraños, situaciones todavía más alucinantes. Un libro sobre predicadores adictos a manosear serpientes venenosas podría parecer una broma, una vuelta de tuerca con que tratar de epatar a los lectores habituales de esta colección inverosímil. Nada más lejos de la realidad. “Salvación en Sand Mountain” es una obra maestra tanto a nivel periodístico como autobiográfico, un ejemplo perfecto de narración rotunda, de equilibrio entre información y literatura, de cómo contar una historia con las palabras justas.

“Hasta la fecha, al menos setenta y una personas han muerto por mordeduras de serpientes durante oficios religiosos en Estados Unidos, incluido el hombre que lo había empezado todo, George Went Hensley, que murió vomitando sangre en un cobertizo en el norte de Florida en 1955. Hensley habría comenzado a manipular en torno a 1910 y le habían mordido más de cuatrocientas veces antes de la mordedura definitiva. Los estudiosos le atribuyen la difusión de la manipulación de serpientes más allá del valle de Grasshopper, hasta otras partes de Tennessee, y después a Kentucky, las dos Carolinas, Virginia, Ohio e Indiana”.

Dennis Covington es periodista. Y podemos pensar que de los mejores, después de leer esta historia sorprendente que se mueve a caballo entre la religión, la antropología y la confesión personal. Todo comienza con un encargo profesional: informar sobre el juicio a un predicador acusado de matar a su mujer con ayuda de serpientes venenosas. Covington aprovecha esta circunstancia para sumergirse en ese mundo tenebroso y contar, de manera brillante, la historia de unos personajes increíbles del mundo sureño: los manipuladores de serpientes. Imaginen el desfile de individuos, la sordidez de sus vidas, lo descabellado de las ceremonias que organizan. El mundo del autor, natural de Alabama, que regresa para recordar sus raíces: “Comprendí entonces por que manipulaban serpientes. Hay poder en el acto de desaparecer: hay victoria en la pérdida del yo. Debe de estar cerca de nuestra concepción del paraíso, del tiempo que hay antes de nacer y después de morir”.

“Salvación en Sand Mountain” es mucho más que un libro sobre predicadores locos y serpientes venenosas. Es la confirmación de que el Sur tiene vida propia, de que es una tierra llena de historias por descubrir, y de que se ha convertido en un inagotable vivero de grandes escritores. Dennis Covington, uno de los mejores, firma un libro delicioso sobre los desvaríos de la fe, los paisajes de los Apalaches y las costumbres de sus habitantes, tipos que beben matarratas, bailan como zombis, practican extrañas ceremonias, se creen capaces de resucitar a los muertos y juegan con animales letales. Fascinante, imprescindible.

Tags: ,

{ 27 comentarios ... ¡haz el tuyo! }

  1. me estoy poniendo hasta el culo de poles

    yo no descanso el día del Señor

    Responder

  2. La mezcla de religión y capitalismo produce muchos psicóticos.

    Que yo sepa, el Narareno habló de amor y poco más.

    Responder

  3. Luego está el tema del LSD

    Responder

  4. hinojosas2004

    Intervengo porque estoy en contra de los monopolios…

    Responder

  5. Remo es un abusón.

    Me suena que por aquí había algún que otro aficionado al baloncesto. Para ellos, un regalazo: https://www.jotdown.es/2018/11/joe-arlauckas-jugando-en-grecia-casi-me-ponia-cachondo/. Los demás también os la podéis leer, a poco que os suene el personaje os vais a descojonar un buen rato.

    Responder

    Selito Reply:

    Sí: Fachita :mrgreen:

    Responder

    Mecacholo Reply:

    Gracias.

    Responder

  6. Aún tengo clavada la mirada del personaje (un tipo sin brazos ni piernas que declama a Shakespeare, Abraham Lincoln y el Antiguo Testamento en un carromato de teatro itinerante y ante un público tenebroso de oscuros y embarrados campamentos y poblachos) interpretado por Harry Melling en el tercer relato de La balada de Buster Scruggs, de los Coen, cuando se da cuenta de lo que se le avecina, lo que no llegaremos a ver los espectadores pero sí a saber con espeluznante certeza. Y ahí dejé la peli en reposo y a la espera de seguir con los tres episodios que quedan.
    El cantarín Buster, un forajido locuaz y redicho todo de blanco, canta y mata y cantando se va para el cielo, en el primer episodio que comienza como tantas pelis del oeste, con un gran plano general y un jinete, un punto, aproximándose en un paisaje espectacular.

    Responder

    Tercoempeño Reply:

    Tengo ganas de verla, he leído críticos hablar de ella auténticas maravillas y a otros mostrar su más absoluto desprecio. Pero leer tu crítica me va a servir para sentarme a verla una noche de éstas.

    Gracias Cucu

    Responder

    Cucumber Reply:

    Los tres primeros relatos me han gustado (más los dos primeros) y como decía, estoy por ver los tres restantes, así que la recomendación/crítica está mocha, pero sí, aún sin ser fan de los Cohen, dan para gustar. (P.D. El visionado de esta peli me lo he tomado en plan serie, y bien)

    Responder

  7. Tercoempeño

    Iba a hacer un comentario sobre estos encantadores de serpientes comehostias… pero me produce tal desánimo comprobar que la inteligencia se diluye a marchas tan forzadas que tengo la sensación de estar predicando en el desierto; sin querer rendirme o tirar la toalla, me pregunto cientos de veces si no hay nada ni nadie alrededor de estos personajes que les abra la mente más allá de las 1200 páginas que un libro tan fantasioso e imaginativo como la biblia tiene.

    Cangondios, ¡qué sin vivir!

    Responder

  8. Hoy se celebra el Día Mundial del Retrete y para la gente de por aquí amante de los espacios abiertos, un libro (que un servidor, criado en el campo, reconozco no haber leído; sin embargo la editorial es sinónimo de calidad en temas camperos, montaraces y montañeros)

    https://pbs.twimg.com/media/DsXqb9EXQAA3t99.jpg

    Responder

    Tercoempeño Reply:

    Recomendación harto escatológica. No consigo imaginar que hago mal cuando cago en el campo. Lo dice otro servidor, criado entre vacas, ovejas, gallinas, cerdos, conejos y perdices…

    Responder

    qq Reply:

    Acabáis de abrir el cajón de mierda, como dicen en la serie favorita de muchos por aquí :mrgreen: :lol: .

    Lo malo de cagar en el campo es…. tener que cagar en el campo. Postura de mierda, nunca mejor dicho, en un equilibrio inestable, con el fistro diodenal y la huevada o el parrús expuestos a quien sabe qué alimañas y malintencionados insectos, ojo avizor por si nos descubre alguien y nos pilla ojete al sol y, para colmo, teniendo que sustituir el papel por cantos rodados, hojas o vaya usted a saber qué, si no hemos tenido la precaución de llevarnos un paquete de pañuelos de papel. Todo desventajas, vamos, por mucho que haya gente (a fe mía que conozco a alguno) a quien le encanta.

    El retrete es uno de los mejores inventos de la historia de la humanidad, no solo desde el punto de vista sanitario, sino también desde el del bienestar infinito con el que a uno se le asientan las vísceras después de plantar un pino en condiciones cómodamente sentado en el único trono que merece una monarquía. Y dicho esto, me voy al baño a predicar con el ejemplo. He escrito :D .

    Responder

    Cucumber Reply:

    Pues muy de acuerdo con ambos ¿Y qué decir del tiempo asaz deleitoso, de los buenos ratos de inmersión en las páginas en innumerables libros, cómics…, y por lo tanto historias y mundos, sentado en ese trono propiciador cultural y del conocimiento, de la reflexión y la fuga? :D

    Responder

    elnene Reply:

    Yo, antes de tener un ‘smartphone’, nunca pasé de “Aqua, Sodium, Lauryl Glucoside, Glycerin”. :mrgreen:

    Responder

    Selito Reply:

    Este hilo sólo merece un comentario: ¡Iros a cagar a la era! :mrgreen:

    Responder

  9. Por si no fuera suficiente la insoportable publicidad invasiva (estos días estoy hasta los cojones de las ofertas del blackfriday), los partidos políticos andan enredando para poder enviarnos a la borregada propaganda electoral; para cagarse, vamos (en la era o donde y hasta en quien sea).

    https://www.eldiario.es/tecnologia/partidos-enviarte-propaganda-politica-consentimiento_0_837466634.html

    Responder

    qq Reply:

    Con el GDPR en la mano esto es claramente ilegal, si en algo insiste el reglamento es en el consentimiento previo. Me pregunto si sería legal que la normativa local (ley electoral) pasara por encima de la europea (GDPR), pero no me extrañaría que sus señorías se estuvieran limpiando el culo con esta última, a sabiendas y sin importarles porque claro, mientras el atropello se consuma, se reclama y se echa para atrás en los tribunales europeos, nos tiramos unos cuantos años con el spam electoral. Gentuza….

    Responder

    Cucumber Reply:

    Menuda gentualla, sí. Los peperos dan por roto el enjuague (digo pacto) para la renovación del CGPJ, ¡hasta que la ministra Delgado sea cesada!. Cosidó sigue sin dimitir (¿quién de los suyos filtraría el guasap?). Marchena anuncia su renuncia a su nombramiento presidencial, previamente y sin que éste se haya producido. En fin, para tirar de la cadena sin parar.

    Responder

  10. Muy buen debate electoral ayer en el Canesú … luego dicen que todos son iguales, pero pese a las poses a 3 se les vieron los costurones y que no tienen proyecto para Andalucía.

    PD: curioso lo poco que importan las elecciones andaluzas en el resto de estado a pesar de lo que conllevan.

    Responder

    qq Reply:

    Pues mira, yo creo que estas importan más que lo habitual. Mira cómo se están volcando los líderes nacionales de los partidos en la campaña. Parece que los resultados se van a mirar como un plebiscito respecto a muchas cosas (supremacía de C’s sobre el PP, liderazgo de Casado, posible adelanto electoral….).

    Por otra parte, El País comenta que Marín y Moreno se dieron estopa en el debate pero bien, para ver si engañan al personal y le convencen de que no son lo mismito y de que no van a correr a ponerse de acuerdo el día después de las elecciones. En fin, a algún sieso timarán….

    Responder

    hinojosas2004 Reply:

    No es que importen poco, es que no les dan cancha. Me atrevo a decir que los medios derechones esperan malos resultados para sus patrocinados y quieren que la herida no sea demasiado visible, así que pasan de puntillas, como quitándole importancia. Si echaran toda la carne en el asador y “alguienes“sacaran malos resultados nada más llegar al trono partidario y con lo expuestos que están por propios deméritos y malas decisiones sería una hecatombe. Una especie de infanticidio.
    Un saludo.

    Responder

  11. Io tero un móvil por el Blak Fraidai.

    Responder

  12. Pérez Reverte en la Sexta Noche:

    -- Se la pela lo que hagan con lo que queda de Franco.

    -- Es republicano pero como Felipín es buena persona -según él- prefiere dejar todo como está.

    -- Él conoce mejor que nadie que nos vamos a morir -ha estado en muchos sitios violentos-.

    -- Villarejo es demasiado cutre para ser uno de sus personajes. Los personajes de sus novelas están a otro nivel. Pueden matar pero conocen la lealtad, la fidelidad, la nobleza.

    Suena todo a un Girauta de la vida.

    Responder

{ 0 Pingbacks/Trackbacks }

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>