El padecer es lo que importa

“Nacer en un palacio no es un lujo, es una responsabilidad”, dijo Cayetano Martínez de Irujo y Fitz-James Stuar a Risto Mejide en el programa de entrevistas “Al Rincón” (Antena 3). Difícil no emocionarse ante la sinceridad de las palabras del aristócrata, jinete hijo de la Duquesa de Alba al que quizá recuerden por las gilipolleces que dijo en “Salvados”, el programa de Jordi Évole: “En Andalucía la gente jóven no tiene ganas de progresar”. El V Duque de Arjona y XIV Conde de Salvatierra, Grande de España, heredero de 25.000 hectáreas de terreno por las que recibe unas subvenciones de la UE que ascienden a tres millones de euros, lo tiene clarísimo: A nadie le regalan nada”.

Cayetano-Martinez-de-Irujo-se-_54439877035_54028874188_960_639

Los programas de televisión con gentes de otras galaxias parecen fascinar  a los telespectadores españoles. Y no lo digo por Iker Jiménez, que igual te habla de un marciano que de la chica de la curva o el hombre lobo. Lo digo por las conversaciones en horario de máxima audiencia televisiva que tienen lugar en un país en crisis, con trece millones de personas en riesgo de miseria o exclusión social, alrededor de dos millones de niños viviendo por debajo del umbral de la pobreza y decenas de desahucios diarios. Las  circunstancias sociales parecen exigir a Noam Chomsky para el prime time (o al menos a Jorge Vestrynge), pero me temo que quienes triunfan son personajes con otros perfiles. Un día Bertín Osborne con sus entrevistas a la nieta de Franco o a Carlos Herrera, y al siguiente Mejide conversando con el señorito Cayetano.

Los españoles ¿somos unos pervertidos? No hablo de votar de nuevo a Rajoy, sadismo, ni siquiera de hacerlo por primera vez con Albert Rivera, masoquismo. Me refiero al extraño placer, sin duda enfermo, que podemos sentir viendo en televisión a personajes como Osborne, Cayetano, Herrera o Martínez-Bordiú. Quizá sea nuestro carácter, una anomalía claramente freudiana: “el padecer es lo que importa, no interesa que lo inflija la persona amada o una indiferente”.

Captura de pantalla 2015-11-16 a la(s) 19.14.32

P.D.

 

Un motivo para NO ver la televisión

Adiós en azul.

Autor: John D. MacDonald.

Editorial: Libros del Asteroide.

arton1520-ac5ed

Los tesoros escondidos existen. Literariamente hablando. Y ahí están las buenas editoriales para descubrirlos, desenterrarlos y llevarlos a las mejores librerías. “Adiós en azul”, editado en 1964, es una de esa gemas que permanecían ocultas en el fondo del baúl de la novela negra. Estamos ante una gran historia de corte clásico, protagonizada por un detective original que vive al margen de las necesidades sociales y tiene imán para las mujeres bellas y problemáticas. Añádale un malo de manual, altivo y sonriente, ambicioso, sin escrúpulos y muy violento. Y un puñado de piedras preciosas robadas. Ya tiene los ingredientes de este libro incombustible, una trama sólida con personajes entrañables, capaz de situarse junto a los mejores títulos del género policiaco.

“Adiós en azul” supuso el nacimiento de Travis McGee, un investigador insólito que vive en un barco amarrado en Florida, el Busted Flush. McGee se rige por códigos primitivos: nada de bancos, televisión o política. Y nada de tarifas convencionales: si recupera lo que le han robado, se queda con la mitad. “Recelo de las motivaciones emocionales. Igual que recelo de otras muchas cosas, como las tarjetas de crédito, las deducciones de la nómina, los seguros, las rentas para la jubilación, las cuentas corrientes, los cupones de ahorro, los relojes, los periódicos, las hipotecas, los sermones, los tejidos milagrosos, los desodorantes, las listas de cosas pendientes, los créditos, los partidos políticos, las bibliotecas, la televisión, las actrices, las cámaras de comercio para jóvenes empresarios, los desfiles, el progreso y la predestinación”.

John D. MacDonald, escritor norteamericano capaz de conseguir en su día tanto excelentes ventas como el reconocimiento de la crítica, utiliza la ironía y la mordacidad habitual entre los grandes autores negros: “Una de las azafatas se tomó un interés especial y personal por mí. Era un poco más corpulenta de lo que suelen ser las azafatas y un poco mayor de lo habitual. Mostraba unas ostentosas cualidades para la lactancia, pero su blusa no estaba convenientemente adaptada”.

Protagonizada por un fascinante investigador alternativo, un galán con tendencia a la hidalguía y la honestidad, “Adiós en azul” es todo un descubrimiento. Afortunadamente quedan otros veinte títulos en los que McGee es la estrella. Ya los estoy esperando.

 

 

 

Tags: , , , ,

{ 59 comentarios ... ¡haz el tuyo! }

  1. Tercoempeño

    La pole es mía y yo su único profeta.

    Responder

    Tercoempeño Reply:

    ¡¡¡Vamos Meca, tu puedes!!!

    Siguiendo con lo de ayer:

    Responder

    Mecacholo Reply:

    ¡Cagüen…!

    Responder

  2. Tercoempeño

    Escuche retazos de ese grande de España y no daba crédito. Se pasó básicamente toda la entrevista justificándose y pareciendo un camarada más con una cuantas hectáreas de barbecho.

    Lo del Carlitos es una mezcla entre vanidad, narcisismo y pose estúpida que roza el ridículo y da mucha vergüenza ajena.

    En fin… mierda catódica…

    Responder

  3. [Cuelgo esto aquí también porque mientras lo escribía en el post anterior ha aparecido el nuevo.]

    A la vista de algunos de los comentarios que se han colgado desde ayer tarde, me temo que la discusión se ha corrompido totalmente. Veo que hay gente que pretende decir que justificamos los atentados cuando solo tratamos de buscarles una explicación y proponer ideas para que no se repitan, acertadas o no, pero solo ideas dentro de un debate que pretende ser respetuoso. Que yo sepa, nunca he justificado a estos asesinos y desde el principio he dicho que son los últimos culpables, pero sin embargo, hay algunos que, si no estamos de acuerdo con ellos, hasta nos ponen del lado de los terroristas, como si les aplaudiéramos, entrando incluso en la descalificación personal, en vez de responder al comentario. Me parece inaceptable y muy ofensivo, así que por mi parte, hasta aquí he llegado, no comento más sobre esto, porque me temo que se ha sobrepasado la barrera de la educación. Del troll me parece lo normal, es lo que hacía cada día hasta que dejé de leer lo que escribía (supongo que ayer también, no lo sé, como digo hace mucho que no le leo), pero no lo esperaba de otros comentaristas.

    Responder

    Mecacholo Reply:

    Una diferencia semántica obvia entre las palabras “justificar” y “explicar”. Si digo que los atentado del 11S se debieron al odio contra Occidente y EEUU no estoy justificando esos atentados, sino explicando a qué se deben. Creo que no es difícil de entender.

    Responder

    qq Reply:

    Pues ya ves, parece que hay unos cuantos a los que les cuesta un huevo.

    Responder

    lalalá Reply:

    De las posibles acepciones de la palabra “justificar” la más apropiada para lo que se está hablando, creo, sería “probar algo con razones convincentes, testigos o documentos” y para la palabra “explicar” sería “dar a conocer la causa o motivo de algo”.

    En este sentido creo que no habéis “probado” de ninguna de las maneras la tesis de que la pobreza, la marginación, la falta de oportunidades, etc. sea la causa de que unos iluminados (tanto los que se suicidan matando como los líderes, y estos últimos no suelen ser personas pobres ni sin medios, véase Bin Laden, veánse nuestro “queridos” asesinos etarras) tengan por objetivo vital y político el asesinato de personas por motivos RELIGIOSOS (que yo sepa los asesinos de París gritaban “Alá es grande” y no “Por la justicia social, la redistribución de la riqueza y un trabajo digno”), ni en ninguno de de sus videos propagandísticos se hace referencia a nada de eso, sino que están llenos, repletos, de referencias RELIGIOSAS.

    Es curioso, cuando cientos de curas han abusado sexualmente de niños se habla de la Iglesia, de que el Papa tiene que pedir perdón, dar explicaciones y todo eso. Cuando muchos hombres asesinan a sus parejas el problema es el opresor sistema machista del patriarcado en el que todos los hombres parece que somos potenciales sospechos de algo, pero, ojo, cuando cientos de miles de fanáticos islámicos están deseando pasarnos a cuchillo por infieles entonces no, hombre, no, eso no tiene nada que ver con el Islam, ni con la religión, es que tienen carencias sociales, viven en lugares en los que no hay servicios sociales básicos, son pobres y blablablá… y eso no es “explicar” ni “justicar” nada, pero todo ello sí que queda muy cerca de “disculpar”: “dar razones o pruebas que descarguen de una culpa o delito”.

    Y, por último, me descojono de risa… El menda no hace más que aguantar insultos personales (con estruendoso silencio y aceptación por parte del respetable, todo hay que decirlo) desde que llegó a este sitio, ya hasta se me insulta en idiomas, el último venía a decir algo así como “hijo de la gran puta sucia”, eso sí, luego se mostraba afectado por insultar, ¡¡pero por ÉL, porque menoscaba su imagen!!, jajajajaaaaaa…

    Responder

    Tom Reagan Reply:

    ¿Es descabellado pensar que donde más prolifera el fanatismo religioso, hasta el punto de despreciar una “vida terrenal” llena de sufrimiento ante la promesa de una “vida espiritual” mucho más próspera y feliz, es en lugares pobres y marginados, precisamente donde esa “vida terrenal” no te proporciona ninguna satisfacción?. No hay duda de que la motivación de los atentados es, al menos por parte de los que aprietan el gatillo y se despedazan inmolándose, principalmente religiosa, pero es perfectamente asumible ese trasfondo económico-social…

    A todo esto, es precisamente ahora, con Ana Rosa, Herrera, Ferreras y demás intrépidos reporteros de turisteo y selfies por París, cuando deberíamos decretar un cierre inmediato de nuestras fronteras…

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Si dices que los atentados del 11S “se debieron al odio contra Occidente y EEUU”, estás diciendo que existe odio. El problema aquí es si para ti el odio es infundado o no.
    Si crees que es infundado, no hay problema. Si justificas que ha habido daño para que haya ese odio, en realidad estás justificando los atentados. No apoyas la acción, por supuesto, pero crees que tenían razones para hacerlo. Ahí está el problema.

    Responder

    Tom Reagan Reply:

    Prácticamente todas las acciones del ser humano, buenas, malas y peores, tienen una motivación… Creo que pensar lo contrario es darle la espalda a la realidad…

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Tienes toda la razón. Pero cada uno tenemos un termómetro que nos indica el grado del efecto que producen las acciones. Para mí, en cualquier atentado el efecto siempre me parece desproporcionado, cuando no infundado, en relación con la supuesta causa.
    Para otros, sin embargo, no les parece bien, pero piensan que la causa sí tiene fundamento.
    Sólo eso.

    Responder

    Jesuis Reply:

    “La segunda acometida te abriría el cuello. Ya no estarías respirando por la nariz sino directamente por el esófago. Hacéis unos divertidos gritos guturales. Lo he visto antes. Os retorcéis como animales, como cerdos. El tercer golpe te arrancaría la cabeza. Te la colocaría sobre la espalda”

    http://www.elmundo.es/internacional/2015/03/15/5502e97d22601d8a288b456f.html

    ¿En serio que esto tiene una explcación? Que es, ¿pobreza? ¿injusticia?

    Los cojones… todo eso les importa una mierda. Simplemente a una panda de hijos de puta alguien les ha dado un arma, punto.

    Responder

    Whelan Quarrelsome Reply:

    “Alguien” les ha “dado” un arma. Vaya, habrá sido algún desalmado que casualmente pasaba por allí…

    castilla1000 Reply:

    …y la ha utilizado él, en perfecto estado mental y físico para acribillar a inocentes. Nadie que no sean los locos que le rodean le han hecho apretar el gatillo.
    Están abducidos, lo último es pensar quién les proporciona en última instancia el arma. Si no se la proporcionan en un sitio, será en otro, lo importante para ellos es matar.

    Jesuis Reply:

    Con arma no me refería precisamente a un kalashnikov.

    lalalá Reply:

    Claro que las acciones de estos salvajes iluminados tiene motivaciones, las que ellos explicitan sin ningún género de duda, simplemente somos herejes e infieles y con eso, sin más, basta.

    En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso

    El Todopoderoso dijo: “Y ellos pensaron que sus fortalezas iban a defenderlos de Allah! Pero Alá les llegó desde un lugar del cual no esperaban y arrojó el terror en sus corazones para que destruyeron sus viviendas con sus propias manos y las manos de los creyentes. Así que estén advertidos con sus propios ojos”. [Al-Hashr: 2]

    En un ataque bendito para el que Allah facilitó todas las causas para el éxito, un fiel grupo de soldados del Califato (que esperemos Allah dignifique y los lleve a la victoria) lanzaron un ataque, apuntando a la capital de la prostitución y la obscenidad, el portador de la bandera de la Cruz en Europa, París. Este grupo de jóvenes creyentes, que se divorciaron del mundo y avanzaron contra su enemigo esperando ser muertos por la causa de Alá, en apoyo de su religión y de su Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él y sus aliados). Ellos atacaron a sus enemigos y lo hicieron confiados en que Allah les permitirá salir victoriosos y con sus manos infundieran terror en los corazones de cruzados en su propia tierra, en donde ocho hermanos envueltos en cinturones con explosivos y armados con rifles de asalto, atacaron diversos sitios que fueron elegidos con precisión en el corazón de la capital de Francia, incluyendo el Estadio de Francia durante el partido de fútbol entre los equipos de Francia y Alemania -ambas son naciones de la cruzada- y donde se encontraba el imbécil de Francia (Francois Hollande).

    Ellos también atacaron el Centro de Conferencias Bataclan, donde cientos de pagános se habían reunido en una fiesta del vicio y la prostitución, así como otras áreas en los distritos 10, 11 y 18 de manera coordinada. Así Paris tembló bajo sus pies, y sus calles estaban constreñdas sobre ellos, y el resultado de los ataques fue la muerte de no menos de 100 cruzados y otros más heridos. Todas las alabanza y gratitud para Aláh.

    Dios ha otorgado a nuestros hermanos su deseo y les dio lo que querían, porque ellos detonaron sus cinturones en las reuniones de los incrédulos después de quedarse sin municiones, le pedimos a Alá que los acepte entre los mártires.

    Dejamos saber que Francia y todas las naciones que andan en su camino, permanecen en la parte superior de la lista de objetivos del Estado Islámico, y que el olor de la muerte nunca dejará sus narices mientras conducen el convoy de la campaña de los cruzados, y se atrevan a maldecir a nuestro Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) y se sientan orgullosos de la lucha contra el Islam en Francia, así como golpear a los musulmanes en la tierra del califato con sus aviones, que no ayuda en absoluto en las calles de París y sus callejones podridos. Este ataque es solo el principio de la tormenta y es una advertencia para aquellos que quieran prestar atención.

    Alá es grande.

    “Pero el honor, el poder y la gloria pertenecen a Alá ya Su Mensajero (Muhammad), y para los creyentes, pero los hipócritas no saben.” [De Al-Munafiqun: 8]

    Responder

    Mecacholo Reply:

    El odio es fundado, claro. Pero no hay odio fundado que justifique tamaña salvajada. Si me escupen por la calle para humillarme, experimentaría odio fundado, pero eso no me permitiría volarle la cabeza al autor de la humillación.

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Y por lo menos lo insultarías?? O te limitarías a ir a tu casa y reflexionar sobre por qué alguien es capaz de humillarte escupiendo?? Entonces tendríamos que preguntar por qué se comporta así, qué factores socio económicos han hecho que te escupa. ¿Y?. Pues que es un hijo de puta porque te ha escupido y le contestas. Sea pobre, rico, estudiante, parado o católico.
    Cuando ya te preguntas si te conoce y es porque tú no eres religioso y él sí. Entonces es un hijo de puta y además, fanático religioso. Y le puedes responder, o con un insulto, o con una hostia de magnitud para que no lo vuelva a hacer.
    Pero y si después te encuentras a alguien y le dices: Me han escupido por no ser religioso. Y te contesta: Es que los laicos habéis hecho mucho daño a la religión, contra el aborto, a favor de los homosexuales….Imagínate la cara de gilipollas que se te quedaría. En ese punto estamos ahora.

    Responder

    Hesplendido Reply:

    Lecciones prácticas para la vida.
    (…)

    Whelan Quarrelsome Reply:

    Fíjate que hasta uno con el ego alterado incluso llegó a desear la muerte de mis familiares y amigos sólo por haber tenido la desfachatez de hablar de las costureras marroquís. Y luego ya lo remató llamándome salafista, bolivariano, enfermo y no sé cuantas otras lindezas más. Supongo que esperar una disculpa de alguien con este nivel humano es una quimera absoluta, pero ya verás cómo no puede resistir la tentación de venir a justificarse, explicarse, decir que he malinterpretado sus palabras, etc.

    Responder

    alter-ego Reply:

    Que yo te haya deseado eso es, simplemente, mentira, falso, un embuste. Ya no das solo pena por lo patético de tus argumentos.

    Responder

  4. Supongo que lo que busca el personal es evadirse de la realidad, que es bastante jodida, y más en estos tiempos. Cuántas veces hemos oído algo como “no me dés más la tabarra con tus sermones, que ya tengo bastante con mi día a día, déjame descansar”. Para ello, nada mejor que personajes como Cayetano, que no es que se evada de la realidad, es que vive directamente fuera de ella. Traer a Chomsky u otros a que nos recuerden donde estamos es un coñazo, eso no lo vería nadie, siempre es mejor crearse un mundo paralelo que no apeste tanto, donde todo sea más muelle y llevadero. Así seguimos aguantando, seguimos tragando y nos la siguen colando. Chicos bien, moral óptima.

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Hablando de ésto, el otro día vi órbita Laika y la verdad es que lo hacen sin sermones y de manera divertida y amena. Pena que por ejemplo José Cervera, científico, no pueda tener más minutos de TV. Te aseguro que es más divertido que Bertín y Cayetano juntos.

    Responder

    qq Reply:

    Supongo que por eso Órbita Laika se emite en torno a las doce de la noche :-( .

    Otra excepción a la regla es ‘Cosmos’, que de momento sobrevive en ‘prime time’, aunque es verdad que en una cadena terciaria, que aspira a muchísma menos audiencia, y emitido de una manera complicada de ver, con un montón de capítulos seguidos, de forma que al final también acaba a las mil. Espero que, dado que esta cadenas satélite viven de reponer lo mismo una y otra vez, hagan lo mismo con ‘Cosmos’.

    Responder

  5. A todo esto, ¿alguien sabe algo de la Chata y el Selito, que andaban muy cortejadores?, ¿estaremos ante una desenfrenada pasión descodificadora? :P

    Responder

    Pepa Reply:

    Creo que Selito se sintió acosado… y salió huyendo. :D

    Responder

    Cucumber Reply:

    Buah, qué cagueta :) :)

    Responder

    Spectator Reply:

    Si queréis un consejo: no os metáis en medio
    (pero si os enteráis de algo me lo contáis)

    Responder

    Sir Charles Reply:

    No son buenos dias estos para Chata que ha tenido una perdida familiar honda y dolorosa. Me llamó ayer para decirmelo -por cierto me pillo en la bici subiendo el Infanzón-, asi que cuando vuelva por aqui le dais el pesame.
    PD No paso mucho tiempo ahora por aqui, pero todo sigue igual. Ocurre un siniestro como este ultimo y aqui estais con vuestras peleitas de egos, que si la razon la llevo yo, que no que no la llevas tu que la llevo yo y asi sucesivamente. A veces sois un poco cansinos en vuestro narcisismo ideologico. No riñais a Herrera, todos somos un poco exhibicionistas en la red, incluso el boss.
    Salud

    Responder

    Pepa Reply:

    Que alegría leerte! No has cambiado un pelo.

    Besotes.

    Responder

    Spectator Reply:

    Gracias por informar. Pese a las riñas y los egos (tienes toda la razón) también tenemos nuestro corazoncito, le daremos un beso fuerte cuando regrese.

    Responder

    Selito Reply:

    Vaa, lo lamento, le preguntaré por privado, pero supongo tardará unos dias en verlo…
    Ya seguimos la telenovela en otra ocasión… :)

    Responder

  6. Sigue cayendo basura espacial en Calasparra. No tengo claro la gramática generativa de Chomsky. Creo que estamos más cerca del mono de lo que dice Noam. Los anglosajones racionalizan demasiado y proyectan sus razonamientos en los tiernos infantes. En cualquier caso, el surgimiento del lenguaje humano es bastante indemostrable. Lo de la basura es muy grave, aunque dicen que no hay que preocuparse. En Notre Dame creo que no estuvo Hollande. Carmena tiene que aprender todavía. No me gusta hacer arqueología de la miseria, pero voy a poner El Carillon según Google Maps. Demuestra que uno puede tener la muerte más mediática en el sitio más anodino del mundo. Lo cual no deja de ser terrible. Enfrente está La pequeña camboya. Bombardeo, luego existo:

    https://www.google.es/maps/place/Carillon+Paris/@48.8717652,2.3680169,3a,75y,214.26h,90t/data=!3m6!1e1!3m4!1snlt3SWjc4-CClPs9DbDNcg!2e0!7i13312!8i6656!4m2!3m1!1s0x0:0x827eaba98bd121f8!6m1!1e1

    Responder

  7. Lo terrible del Google Maps es que es un empalme de fotos. Inicialmente no hay gente y luego, según a la flecha que le des aparece una gente u otra. Es el presagio de la tragedia, sin duda. Todo está en los algoritmos.

    Responder

    Hesplendido Reply:

    Fallos en la matrix.

    Responder

    Pitu Reply:

    Qué va, fijo que es el milenarismo ….

    Responder

  8. Hoy hay Telematón: http://www.cuartopoder.es/telematon/paris-meca-del-periodismo/7859.

    Responder

    Meca-cholo Reply:

    Se agradecen las menciones explícitas a mi persona en el Telematón, Jefe. :D

    Responder

  9. Pues yo encuentro el odio muy justificado, y veo lógico y normal que en esas circunstancias se den las condiciones para el fanatismo y el terrorismo, porque al final es un bache muy grande el que nos separa de esas sociedades y su manera de enfrentarse al enemigo es primaria y brutal.

    Digo lo mismo, este esquema lo hemos visto en los paises arabes repetido hasta la saciedad, Occidente pone a un dirigente que atiende a nuestros intereses, este tipo acaba imponiendo un regimen de terror que por supuesto nos importa tres pitos mientras nos siga comprando armas o vendiendo petroleo, se lia parda, nos hacemos los suecos, incluso le damos palmas, ole majos, pelear por la democracia contra nuestro tirano patrocinado que ya no nos hace gracia, y a partir de ahi la cosa degenera.

    Gadafi, sadam, los primos arabes del rey, todos bien recibidos, pisando nuestras alfombras rojas, mientras oprimian a su pueblo con leyes medievales y manteniendolos en la miseria… bueno, es posible que esa gente haya dicho alguna vez, coño, se supone que estos son los desarrollados, podian echarnos una mano no?.

    Este argumento ni justifica, ni valida ninguna accion violenta, simplemente digo que nuestro papel no ha sido para cubrirnos de gloria ni como para tener la conciencia tranquila

    Responder

  10. A ver, es estimulante el contraste de opiniones, incluso con mosqueos de mayor o menor intensidad, lo que sobran, me parece desde mi supina ignorancia pero enorme afán por aprender y comprender, son los enfurruñes tontos y las faltas de respeto; amos digo yo que no digo más que obviedades.

    Interesantes las respuestas de este poeta sirio exiliado en París

    “Ningún régimen árabe es democrático, en nuestra historia no conocemos la democracia. No hay derechos humanos, las mujeres se encuentran encarceladas dentro de la ley coránica, la Sharia. Aunque es verdad que en Túnez se han producido algunos progresos, las mujeres no existen ni tienen su destino en sus manos. Todos los regímenes árabes son la misma cosa: tiranías. Y lo que es más sorprendente todavía: es que sus opositores están hechos de la misma madera. Representan la otra cara de la misma moneda. Porque la mayoría de los opositores no tienen ningún proyecto para romper con la religión, con las tradiciones, el confesionalismo. (…/…)
    No puede haber una revolución árabe sin una separación total y radical entre la religión y la cultura, la sociedad y la política.

    http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/16/actualidad/1447689787_047850.html

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Culpa de Occidente, sin duda.

    Responder

    Whelan Quarrelsome Reply:

    Qué va, Occidente actúa siempre con sus valores por delante…

    http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article76741

    Responder

    castilla1000 Reply:

    Hombre, si dieran más datos se agradecería. Me recuerda a ésto:

    Responder

    Whelan Quarrelsome Reply:

    La verdad que sería muy interesante poder ver un listado con todos los nombres y apellidos de los compradores y vendedores, pero también entiendo que la embajadora de la UE en Irak querrá seguir estando viva durante los próximos meses.
    Divertido el vídeo.

    Responder

    Hesplendido Reply:

    Lorito de repetición.

    Responder

  11. Los musulmanes no se solidarizan con ellos mismos:

    httpv://www.abc.es/internacional/20150909/abci-porque-golfo-sirios-201509081250.html

    El capitalismo es un infierno, pero todos quieren venir a vivir en él.

    Responder

  12. El monumento 11M abandonado:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/11/16/madrid/1447703379_372858.html

    Lo mismo pasará con todos los muertos, las guerras y los viajes a la luna. Todo será olvidado. Aunque en un país bananero se olvida antes que en otros.

    Responder

    Leg Reply:

    Culpa de Carmena, sin duda. Dicho esto, es un monumento horrible, yo lo tiraba y hacía otro más a la altura de la tragedia. Ya no se hacen monumentos como antes. Te vas a Waterloo y luego ves esto y se te cae el alma al suelo, como el plastico que recubre al mamotreto.

    Responder

    Cucumber Reply:

    Desde fuera, o sea, por donde pasan coches y gente, donde más se ve, parece una especie de claraboya industrial con un condón gigante dentro, por dentro da una sensación de artificialidad con tanto material plástico, algo horrendo, que, en efecto habría que cambiar.

    El de la estación de El Pozo, me parece más adecuado.

    Responder

  13. ¿Que esto no tiene que ver con la religión? Un sujeto te decapita en cumplimiento de lo ordenado por un código escrito para nómadas del siglo VII, que anima a la ejecución de los infieles y la guerra santa contra ellos, y en el momento de alzar la espada grita que su dios es grande. ¿No tiene que ver con la religión de verdad? ¿Tampoco que se lapide a las adúlteras y se corte la mano a los ladrones? ¿O que la apostasía se castigue con la muerte? En ese caso, tampoco tendría nada que ver con la religión que a Giordano Bruno lo quemaran vivo en el Campo dei Fiori, y le atravesaran la boca y la lengua con dos agujas en forma de cruz, para evitar que siguiera denunciando a sus verdugos, ni menos aún que unos ultraortodoxos judíos lanzaran un cóctel molotov por la ventana de una familia palestina, ni que el Papa Pío XII determinara, por primera vez desde la Edad Media, que el levantamiento militar del general Franco era una Cruzada, o que en una mezquita de Beirut una bomba detonada por fanáticos sunníes matara a cuarenta musulmanes chiítas. Etcétera.

    Y por mucho que parezca lo contrario, tampoco se podría relacionar con la religión el empeño de Martin Luther King por dedicar su vida y hasta sacrificarla a la lucha por la igualdad de negros y blancos en Estados Unidos, o el empeño contrario de sus enemigos blancos, convencidos de que la Biblia exige aquello mismo contra lo que se rebela el reverendo King. En un caso y en otro la justificación está en las escrituras sagradas. La incómoda verdad es que cuando una persona cree conocer la voluntad del Ser Supremo, las consecuencias son impredecibles: le pueden llevar a la generosidad o al asesinato, a entregar su vida por una causa justa o sacrificar las vidas de otros en nombre de algún oscuro pasaje de un texto escrito sobre un pergamino o un papiro hace muchos siglos.

    Hay muchas causas, claro que sí. Hay en ciertas personas una curiosa tendencia a diluir la responsabilidad concreta de los verdugos en una vaga culpa general. Todo eso lo hemos visto antes, y más cerca todavía. En todo esto interviene mucho lo que Dickens llamaba filantropía telescópica: sentir tanta pena por el sufrimiento de los que están muy lejos que no se tiene tiempo de fijarse en los que padecen al lado. También están las lecciones de valentía de los que ejercen el heroísmo desde el sofá de su casa y especulan gratis sobre la cobardía de las víctimas. Pero la identidad precisa de los culpables y el castigo que han de imponerles las leyes de una sociedad democrática ha de ser tan claramente establecida como la identidad de las víctimas y el respeto sagrado que se merecen.

    Y además habrá que seguir defendiendo y mejorando los límites que la legalidad democrática establece como garantías contra el potencial explosivo, contra las peores posibilidades de las religiones, lo mismo las literales que las disfrazadas de ideologías salvadoras: la separación radical entre religión y estado, la protección tajante del pluralismo y de los derechos individuales, entre ellos la libertad de expresión y la igualdad ante la ley, que no puede ser disminuida ni limitada en virtud de ningún precepto religioso, de ninguna presunta singularidad cultural -y me refiero específicamente a los derechos de las mujeres y de las minorías sexuales.
    Una gran parte de todo esto lo hemos aprendido, precisamente, de Francia. Ahora más que nunca pienso en todo lo que le debo: como ciudadano, como lector, como escritor, como aficionado a los placeres terrenales de la vida, los que cultivaban pacíficamente los hombres y mujeres que fueron asesinados el viernes por la noche, los placeres que despiertan el odio de todos los fanáticos, intoxicados de siniestra pureza, los celebradores del Viva la muerte.

    Vive la France.

    (Antonio Múñoz Molina, 17.11.2015)

    Responder

    Hesplendido Reply:

    Dickens telescópico mis huevos.
    Como las derechas españolas:

    -Hay mucha gente que pasa hambre en España
    -No hay muchos, y serán vagos

    -Hay que ayudar a los refugiados
    -Pero hombre, con la de gente que pasa hambre en España…

    Responder

    nando Reply:

    Hombre, no, la religion no tiene culpa de nada, hay seis millones de musulmanes en Francia, si hubiera algo pernicioso per se en el Islam Francia debería estar en guerra civil desde tiempos, idem en Alemania, seria como decir que todos los vascos eran terroristas, cuando no era así, había unos señores que mataban y encima manchaban al resto de vascos haciéndose acreedores y portadores de la esencia vasca.

    Los culpables son estos tipos, con nombres y apellidos, que matan bajo el manto de la religión. Repito esto, yo hubiera ido cuando empezaron a provocar con una fuerza internacional, no ahora, intervención que se une a las tantas fantasmas como en los balcanes donde perdimos una oportunidad de oro para hacer valer nuestros valores y darle un sentido a nuestros ejercitos.

    Lo curioso, o irónico del tema, que muchos de los que cargan contra el islam, luego son cofrades de la virgen de la piedra, o no ven mal que en españa haya un cura en cada celebración incluso muchas oficiales, que los políticos de los rancios y de los en teoría menos rancios se vayan con el calzón cagao a hacerse fotos con el papa y todo eso, y si vamos a los EEUU ya no hablamos, en fin, que reclamamos para ellos una laicidad que nosotros, mas desarrollados, tampoco tenemos, y es que olvidamos que hace una décadas no se movía ni dios en españa sin que la iglesia lo supiera.

    Y bola extra de regalo: http://www.elmundo.es/internacional/2014/01/28/52e79a88268e3e66258b4570.html

    Responder

{ 0 Pingbacks/Trackbacks }

Responder a remolone Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>